·Nombre del foro: The Exile
·Administradora: _Sara
·Diseño: Gaia
·Ubicación: Niamh, Irlanda
·Estado: Abierto
·Creado en: Octubre, 2010
Últimos temas
» 2x08 -- Presumed Guilty
por Buffy Hoy a las 12:13 pm

» Caroline Dhavernas // Rachel Tyler
por _Sara Mar Ago 15, 2017 4:51 pm

» Hello there!
por Bolly Mar Ago 15, 2017 3:12 pm

» Pues hola de nuevo!!
por Heka Mar Jun 27, 2017 12:55 am

» White Flag
por Buffy Vie Jun 16, 2017 10:24 am


Iwan Rheon // Bram Taylor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Iwan Rheon // Bram Taylor

Mensaje  _Sara el Jue Ene 26, 2017 1:35 am



Nombre: Abraham "Bram" Taylor

Edad: 28

Razón por la que está en la isla: Llegó hace años y aquí sigue.

Ocupación: Miembro de una banda / matón a sueldo

Personalidad: Silencioso, hosco y poco sociable. Bram suele ir a su rollo, hacer lo que crea conveniente y no guarda lealtades a menos que crea que la orden es correcta. Es desconfiado (básicamente porque la mayoría de la gente con la que se ha topado hasta ahora no le ha dado motivos para confiar en el género humano) y nunca se ata a nada, le es fácil dejarlo todo atrás y empezar de nuevo. Prefiere los libros y los animales a las personas.

Biografía: Bram se quedó huérfano de padre siendo muy pequeño, por culpa de un atentado del IRA en la ciudad de Irlanda del Norte en la que vivían por entonces. Su madre entró en una depresión y él se crió con su abuela durante un par de años, hasta que su madre se recuperó, volvió a casarse y se lo llevó a casa con ella y su nuevo marido. La familia, religiosa y tradicional, estaba convencida de que eso era justo lo que ella tenía que hacer (¿adónde iba criando a un niño sin un padre?), así que no tardó en bendecir la unión e ignorar todas las protestas de Bram, que bueno, al fin y al cabo sólo era un crío, y por supuesto, no sabía lo que le convenía.

Pero resulta que sí que lo sabía, porque Bram fue el único capaz de detectar las señales del maltrato que sufrirían su madre y él en cuanto estuvieran solos tras la puerta de su nueva casa. Su padrastro los llevaba a ambos con mano de hierro. Su madre solía bandearlo, volverse sumisa y evitar cualquier conducta que le enfadase, pero eso no evitaba los desprecios, los golpes y que se creyera con derecho de consumar el matrimonio quisiera ella o no. Bram empezó a recibir palizas por cuestiones nimias. Por haberse manchado con la comida, llegar un poco tarde del colegio o reírse cuando su padrastro lo consideraba inapropiado. Sin embargo, al contrario que su madre,  pronto entendió que iba a cobrar igual hiciera las cosas bien o mal, así que empezó a rebelarse. La liaba por el puro gusto de cabrear a su padrastro y tener una excusa para enfrentarlo. Un día, después de una noche especialmente mala, Bram se armó de valor, se hizo con un martillo de la caja de herramientas y si no lo mató fue porque su madre se puso en medio.

La agresión le llevó de cabeza al reformatorio, donde un par de evaluaciones psicológicas le sacaron un trauma y un problema grave de afectividad y control de la ira. Bram pasó por distintas terapias, aislamientos y regímenes penitenciarios varios, pero la condena no sirvió para mucho más que para fingir que había pagado su deuda con la sociedad. No se arrepentía lo más mínimo ni le agradecía nada al sistema, que si acaso sí, le había alejado de aquel cabrón, pero nadie le había escuchado cuando intentaba justificarse. Salió con dieciocho años y se montó en el primer barco que salía del puerto de Belfast. Resultó ser un ferry a Niamh, un sitio complicado, pero en que sin embargo, un chico como él no tardaba en encajar.

Se ganó la vida de estibador de puerto, de seguridad en un almacén, luego en un local, donde a base de su efectividad y contundencia para deshacerse de borrachos e histéricos llamó la atención un grupo de chicos, liderado por un tal Darius, con el que no comulgaba en absoluto (nunca ha tenido el menor interés por la bronca gratuita o las drogas) pero que ofrecía la protección de un grupo, cosa que necesitaba al estar ganándose enemigos, y que además estaban dispuestos a repartir beneficios de sus incursiones. No es que a Bram le entusiasmase el trabajo de matón, pero menos era nada, y total, a la espera de que un día salga algo mejor, es poco más que lo único que sabe que se le da bien.

Ahora vive con el grupo en una casa ocupada. No se droga, apenas bebe y se mantiene alejado de movidas. Hace su trabajo cuando tiene que hacerlo y va ahorrando para largarse. Igual un día consigue tener una vida normal, pero no tiene prisa y es paciente. Lleva muchos años deseándola, puede esperar un poco más.

Imagen: Iwan Rheon

Llevado por: _Sara
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.