·Nombre del foro: The Exile
·Administradora: _Sara
·Diseño: Gaia
·Ubicación: Niamh, Irlanda
·Estado: Abierto
·Creado en: Octubre, 2010
Últimos temas
» 2x08 -- Presumed Guilty
por Gaia Dom Nov 26, 2017 7:07 pm

» Everybody wants to rule the world ♫
por Calamity Grace Miér Oct 18, 2017 11:00 pm

» Caroline Dhavernas // Rachel Tyler
por _Sara Mar Ago 15, 2017 4:51 pm

» Hello there!
por Bolly Mar Ago 15, 2017 3:12 pm

» Pues hola de nuevo!!
por Heka Mar Jun 27, 2017 12:55 am


Ashley Greene // Lena Romanova

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ashley Greene // Lena Romanova

Mensaje  _Sara el Lun Jun 30, 2014 2:32 pm



Nombre: Lena Romanova

Edad: 25 años

Razón por la que está en la isla: emigracion forzada desde Rusia.

Ocupación: Okupa / Prostituta ocasional

Personalidad:  Lena es antisistema. Introvertida, asocial y con una gran dificultad para relacionarse con las personas y hacer amigos. Ha pasado la mayor parte de su vida sola y se ha terminado acostumbrando a ello. La vida le ha demostrado que lo mejor es no fiarse de las personas y odia cualquier tipo de contacto humano innecesario (así como la vida humana en general). Es solitaria, hostil y sobre todo, en una isla como Niamh, pretende mantener un perfil bajo.

A pesar de parecer frágil, sabe defenderse sola y tiene más fuerza de la que podría parecer a simple vista.  También es un poco suicida si la provocan o si la situación lo requiere. Cuando no tienes nada, te da igual perderlo todo. Cualquiera te diría que Lena es inutil para cualquier otro que no sea ella pero no le gusta deber nada a la gente así que prefiere no dar ayuda ni tampoco recibirla (o pedirla).

Biografía:  Cuando naces bajo los últimos coletazos de la URSS y tus padres te abandonan a sus suerte en un orfanato de Moscú porque no tienen suficiente para mantenerse a ti y a ellos mismos deberías hacerte a la idea de que no has nacido en la parte privilegiada del mundo y que tu vida no va a ser fácil.

Lena lo aprendió desde pequeña. No desde que nació, porque nadie es consciente de aprender esas cosas cuando nace, pero criada por un grupo de monjas ortodoxas y obligada casi a sobrevivir en un orfanato donde la ley de la jungla es la que manda (al menos cuando las cuidadoras apartan la vista) aprendes a sacar las uñas y luchar incluso a mordiscos si hace falta por lo poco que es tuyo.

Lena no era la más fuerte, ni la más alta y seguramente tampoco la más lista pero era paciente. Sabía esperar el momento indicado para devolver los golpes, para su venganza, y quizás por eso los niños empezaron a temerla, puede que incluso algunas de las monjas. Pocas veces se la veía acompañada por alguien y, al final, Lena se acostumbró a ser la niña solitaria.

A los 16 la soltaron en las calles de Moscú con un trabajo de mala muerte y con pocas posibilidades de salir de la pobreza en la que siempre había vivido. En la antigua URSS habría sido una vida más o menos decente, como cualquier otro ruso bajo ese sistema totalitario, pero las cosas habían cambiado, y mucho, desde la caída del muro de Berlín.

Lena no quería vivir en una ratonera con 15 jóvenes más y tampoco quería trabajar en una fábrica explotada por el gobierno. Ella quería ropa bonita, joyas, viajar... la gran vida capitalista.

Conoció a uno de los hombres de Katya Steklova en un bar de copas del centro de la ciudad. Ya sabéis como funciona esto. Primero se ganó su confianza, luego le prometió una vida maravillosa fuera de Rusia, le aseguró que con su cara podría ganarse la vida como modelo y que la vida en Niamh sería mucho mejor que la que tenía ahora. Quizás Lena pecó de inocente o quizás, lo único que quería, era salir de aquella fría y solitaria cuidad.

En Niamh, Lena se arrepintió de haber abandonado Rusia. En la isla no le esperaba otra cosa más que un prostíbulo y palizas continuas si se negaba a hacer el trabajo para el que había sido llevada hasta allí. Después de varias marcas y cicatrices que la acompañarían en resto de su vida, empezó a colaborar, al menos hasta que el reinado de Walleran llegó a su fin y encontró la oportunidad que estaba esperando de escapar de esa vida.

Desde entonces ha estado vagando por las calles intentando mantener un perfil bajo porque sabe que la buscan. Nadie escapa de una mafia sin consecuencias, ¿no?

Nuevo aspecto (un tatuaje de una rama de sakura en la espalda para ocultar sus cicatrices y piercings nuevos), nueva “casa” (si a una fábrica abandonada en los muelles puede llamársele así) y buscando que llevarse a la boca por medio de la mendicidad como otro perroflauta cualquiera. ¿La prostitución? Sólo si el hambre o el frío aprietan más de la cuenta.

Imagen: Ashley Greene

Llevado por: Gaia
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 30
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.