·Nombre del foro: The Exile
·Administradora: _Sara
·Diseño: Gaia
·Ubicación: Niamh, Irlanda
·Estado: Abierto
·Creado en: Octubre, 2010
Últimos temas
» 2x08 -- Presumed Guilty
por Buffy Hoy a las 12:13 pm

» Caroline Dhavernas // Rachel Tyler
por _Sara Mar Ago 15, 2017 4:51 pm

» Hello there!
por Bolly Mar Ago 15, 2017 3:12 pm

» Pues hola de nuevo!!
por Heka Mar Jun 27, 2017 12:55 am

» White Flag
por Buffy Vie Jun 16, 2017 10:24 am


2x06 -- Yes we can

Página 4 de 15. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Vie Mar 14, 2014 12:29 am

Logan Roth (con Ainara)

Ainara intenta pintarme mi situación con entusiasmo, pero la verdad es que no me hace falta. Aunque no sea exactamente como lo había planeado sigue siendo lo que quería, y supongo que no puedo quejarme. Además, aquí hay más oportunidades de hacer algo que cuente de verdad, de suponer una diferencia. Que sé que es una tontería, que sólo son cosas que uno se dice cuando empieza, pero sí que quiero suponer una diferencia. Quiero hacer las cosas bien y creo que aquí será más fácil. Así que sí, estoy contento, y me alegro de que ella lo vea como una oportunidad y no como un fracaso. Claro que no puede verlo como un fracaso si no sabe la verdad.

Y espero que nunca lo sepa.

Pero bueno, no manchemos el momento con pensamientos sobre lo que puede o no puede pasar. Ella se alegra por mí y yo me alegro de verla a ella, y a continuación me cuenta que ella ha venido a poner un negocio de costura aquí. Me parece genial, igual un sitio un poco atípico, pero uno nunca sabe dónde va a acabar. Estoy a punto de felicitarla y desearle suerte cuando me cuenta que Alexander la dejó y que su madre no ha querido acogerla. Me quedo congelado. La dejó él. El muy capullo tuvo la desfachatez de dejarla. Y ella no lo vio a tiempo para marcharse.

Me dice que está bien y que ahora que estoy tampoco es tan malo y me rompe más que si se hubiera echado a llorar. Durante aquella época en Londres pensé por un momento que cada uno era todo lo que el otro tenía, y ahora esto. Ahora, en cierto modo, lo somos. Y me siento mal por alegrarme, desde el punto de vista de que antes Alexander estaba entre nosotros pero ya no.

Es lo último que debería pensar en realidad. Ella no estará como para pasar página aún, y yo no debería estar queriendo llenar ese hueco tan pronto. Con haberla vuelto a ver y ser su amigo debería bastarme. Al menos de momento.

-Lo siento- acabo por decirle.

Ella me mira. Sabe que miento, que lo de Alexander no lo siento, que está mejor lejos. Aunque tampoco miento del todo. Sí que lo siento por ella.

-Quiero decir, siento que lo hayas pasado mal y seguro que lo que te diga no va a consolarte, pero en parte pienso que quizá esto acabara siendo lo mejor para ti. Es duro, pero saldrás adelante. Por lo que yo recuerdo, y aunque suene a tópico, estarás mejor sin él.

Cuando he soltado toda la parrafada me doy cuenta de que me he metido en donde no me llamaban y me siento incómodo. Para qué habré dicho nada. Me acabo mi café y le sonrío. Dios, no sé si he sido inoportuno o si simplemente la he hecho pensar, o... -Creo que debería irme- le digo.- Tengo que volver al trabajo, pero espero verte algún día, si te apetece. Puedo darte mi número.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Vie Mar 14, 2014 1:02 am

Jack Norrington (con Ginny)

Que no es por la cafetera. Bueno, eso esperaba, estaba ironizando. Quería decir que no había nada por lo que ponerse dramático, ninguna razón para querer irse... al menos, no desde mi punto de vista. Quizá desde el suyo sí. Al fin y al cabo, sólo vino a Niamh de pasada, y como no tengo pintas de volver con ella, se habrá cansado de esperar. De hecho, ya ha tenido bastante paciencia y es raro que no se haya ido antes.

Lo curioso es que nada más lejos de quedarme tranquilo con la idea de que se vaya me siento fatal, porque igual le da la sensación de que la estoy echando y no estoy echándola. Es Ginny, y si bien su presencia en Niamh al principio me fastidió, es muy cómodo vivir con ella. Y no sólo cómodo en plan bien alimentado (que también, eso lo voy a echar mucho de menos) sino que con ella es todo tan... natural. No sé. Pese a que esté con Hope y estemos en la mejor etapa de la relación, sentarme frente a la tele con Ginny y hablar de nada es uno de los mejores momentos del día. Nunca me había dado cuenta de lo acostumbrado que estoy a ella, de lo sencillo que es pasar el rato a su lado, a pesar de todo.

Pero se va. Está decidida a irse, y yo no tengo ninguna buena razón para retenerla, así que tengo que asentir y bajar la cabeza. Me siento fatal. Me gustaría saber qué decir para mejorarlo, pero no lo sé.

Me quedo en silencio el tiempo suficiente como para que Ginny me dé por perdido (me había hecho una pregunta, me había preguntado si me parece bien que se vaya, pero claro, ¿qué responde uno a eso?) y diga que va a salvar a Hope de Patrick. No, no dice Hope. Dice "a mi novia". Acabo de caer en que quizá le molesta tener a Hope en casa. Al fin y al cabo es una desconocida. Y encima ahora Patrick, con quien siempre se ha odiado. No, si yo a veces tengo unas ideas... y lo peor es que no caigo hasta que es demasiado tarde.

Alargo el brazo cuando ella pasa por mi lado de camino a la puerta y la cojo por la muñeca. -Espera, Ginny.

Espera, ¿para qué? Buena pregunta. No sé de qué vamos a hablar, sólo quiero una oportunidad de explicarme, o algo así.

-Sé que esto no ha ido como planeabas- comienzo-. Y que aparte de haberse alargado la situación no es como lo planeabas... así que lo siento. Eso y todo en lo que haya podido molestarte estas semanas. Sé que puedo llegar a ser muy insoportable y que haces muchas cosas por mí que no te agradezco.- Me detengo y me humedezco los labios. Ahora viene el "pero".- Pero no voy a volver.

No la dejo hablar. Más que nada porque preveo que igual es bronca, es temprano y paso. -No puedo con esa vida, Ginny, no estoy hecho para ello y lo sabes. Y estamos en el siglo XXI y uno debería poder elegir- Es así, a ver. Todo el mundo más o menos puede decidir lo que hacer con su vida y no, yo tengo que ser duque por cojones y nadie me ha preguntado si quiero o no. Debería entenderlo.- No obstante, como sé que huí de una manera, digamos, poco ortodoxa, estoy dispuesto a acompañarte a Cornualles, cerrar todos los asuntos pendientes de mi padre allí, y después volver. ¿Te parece un trato justo?
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Vie Mar 21, 2014 12:21 am



Vera Elster
(ft William)

Nunca había visto a Will así, creo que es la primera vez en su vida en que está que ni él mismo sabe qué hacer o qué determinación tomar.

Y eso, vamos a ser honestos, me da un poco de miedo. Porque él siempre ha sido de los que ha mandado todo a la mierda por los principios que él ha querido defender. Pero claro, eso es fácil hacerlo cuando no tienes a alguien a quien quieres y un hijo en camino. Se siente perdido, puedo notarlo en la forma en que ha dado dos simples caladas al cigarro para luego estamparlo contra el suelo tal cual lo ha encendido.  Craso error, porque creo que se ha quedado sin más en la cajetilla. Así estará. Reconozco que una parte de mí quiere darle un abrazo y decirle que todo va a ir bien. O algo así.

Evita mirarme a la cara, supongo que porque está recordando algo porque está realmente distraído.  Entonces me habla de Walleran, de un encontronazo que tuvo con Charlotte (Y no precisamente en el buen sentido, supongo, como fue en el caso de este otro chico que trabaja para ellos…¿North? Algo así) y que le soltó una perorata estúpida camuflada de frase popular para acojonarla un poco. Me quedo pensando cuando me lo dice mientras doy otro bocado más a mi comida o lo intento.  Vaya. Lo de Walleran debo reconocer que me ha dejado un poco descolocada. No imaginaba que hubiera tenido el valor de volver, honestamente.

Así que Walleran está circulando otra vez por aquí. Quizás eso pueda servirnos como algo bueno en lugar de lo contrario.  Quizás a él sea más fácil llegar, y se pueda hablar con él. Y yo estoy dispuesta a cualquier cosa con tal de resolver este asunto de una vez. Supongo que William debe estar adivinando que no conocía esta información en absoluto, si lo hubiera hecho ya podría haber empezado por alguna parte, en lugar de haber estado dándome de golpes contra una pared. En fin.

-Puede que eso no sea tan malo.

Es lo primero que me sale por la boca y Will está obviamente alucinando pepinillos. Quiero decir, por supuesto que es malo. Siempre es malo que estos capullos estén jodiendo la marrana de la forma que sea. Y hablar con Charlotte supongo que fue una forma nada sutil de decirle que sigue ahí y que sabe perfectamente lo que le pasa. Y sí él sabe su secreto, eso quiere decir que estamos en la mierda. Porque es muy fácil que si lo sabe uno, dentro del corrillo que deben ser los juzgados eso se corra como la pólvora.

Empiezo a entender su punto de vista y entiendo que no le guste. Pero tengo que buscar la forma de darle aunque sea un poco de tranquilidad. Es lo que me toca, no sólo como abogada si no como colega. Si dejo que se ralle en lugar de ofrecerle posibles soluciones…No es ese el motivo por el que estamos aquí, ¿verdad? Suspiro, doy un sorbo rápido a mi café y lo dejo a un lado.

De repente como que se me ha quitado el apetito a mí también.

-Quiero decir, que si ha vuelto a la escena es por algo. Lo único que me estoy preguntando es por qué se acercó a Charlotte. Que pudo ser por el mero hecho de molestarla o por algo más.

Vale. No le estoy ayudando, porque creo que ha pasado a estar tan pálido como el papel.  Genial. Intento arreglar las cosas y como siempre acabo poniéndolas peor. No tengo remedio, pero de verdad que mi única intención siempre es ayudar y más a un amigo en apuros.  Sacudo un poco la cabeza, como intentando decirle que ignore lo último que he dicho, porque obviamente no le está ayudando a pensar con claridad y a mí tampoco.

Aunque sí que es cierto. El muy indeseable con esa frase tenía razón. Y quizás, también, estaba advirtiéndola. Como el que te avisa de que se acerca un temporal. A lo mejor el muy hijo de puta iba con buenas intenciones.

O algo más descabellado, quizás. Me quedo pensativa un momento, centrando mi mirada casi en el mismo punto donde Will la ha tenido centrada hace unos minutos.

-No sé si lo habéis pensado – digo, lentamente, para que lo vaya asumiendo – Pero, ¿y si ese tío lo que quiere es diálogo con vosotros?  Piénsalo. No se acercaría a amenazar a Charlotte si no fuera porque ya tiene algo en mente.

Y no es que la idea me guste, precisamente. Quiero añadir. Pero al menos, con eso, tendríamos un sitio por el que empezar. Más o menos.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Vie Mar 21, 2014 12:56 am

Layla Lennox (con Lucas)

Lucas tiene razón, la duda ofende. ¿Cómo iba él a no ir preparado para eventualidades como esta? La verdad es que miro todo este asunto desde fuera y no me lo creo. Si me lo hubieran dicho hace una semana, o hace siquiera unas horas, me habría echado a reír. Pero sin embargo está pasando. Está pasando aquí, de hecho, en el despacho. Y hasta estamos preparados para todo. Vamos, es que es increíble.

Pero curiosamente, es cierto.

Y termina de volverse cierto en el momento en que Lucas posa un dedo en mis labios para hacerme callar. Se acabaron las palabras. Ha llegado el momento de los hechos.

Entreabro la boca para besar la yema de su dedo, hasta que lo retira y lo sustituye por su boca recorriendo mi mandíbula. Después baja hasta el cuello. Esto es una completa locura, pero no quiero que pare. En el fondo, pocas veces en mi vida me he sentido tan segura de algo. Una parte de mí piensa que debería decirle que lo dejemos correr, pero no es fácil.

No puedo pedirle que deje de juguetear con mis botones cuando mis manos están deslizándose por su pecho. Cuando estoy sentada sobre su escritorio y conteniendo la tentación de enlazar mis piernas en torno a sus muslos. Espero que la puerta esté bien cerrada.

Introduzco las manos por debajo de su camisa mientras me escapo un poco de su boca para reclamar mi turno, cuello arriba, hacia el lóbulo de su oreja. Paso los brazos en torno a su cuello para acomodarme mejor (al menos de momento, después, ya pensaremos en cómo apañamos el resto) y le beso en los labios, apasionadamente pero con calma. No es que tengamos precisamente todo el tiempo del mundo, pero es la primera vez. Nadie puede culparme por querer disfrutarlo.

La mano de Lucas sigue desabrochando botones. Sus dedos empiezan a rozar la piel bajo mi camisa y eso termina de hacer que me separe para respirar.

Le miro a los ojos un instante y no puedo contener la tentación de apartar la mano y acariciarle el rostro. Sé que es como romper el momento de pasión pero no he podido evitarlo. Quiero tocarle y sentir que es real y mirarle a los ojos. Lo he hecho muchas veces, pero ahora de otro modo.

Le sonrío y estoy a punto de lanzarme de nuevo a sus labios (la definitiva) cuando oigo un ruido y me sobresalto. Estamos tan en silencio, tan concentrados en nosotros mismos, que casi se nos había olvidado que había vida más allá de este despacho.

Por un segundo pienso en que alguien nos pille y me entra la risa floja, como mínimo. Dios, ¿qué estamos haciendo?

Pero Lucas está ahí, su mano distraída tocándome, sus ojos mirándome como preguntando qué pasa, y apenas consigo articular una frase. -¿No te ha parecido oír...?- No, creo que no. Puede que sean imaginaciones mías. O que alguien se haya acercado a dejar un documento pero ni siquiera haya pensado en abrir.

-No importa- acabo por decirle. Tengo que desconectar o no vamos a llegar a ningún lado. Y para ello, me hundo de nuevo en su boca.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Vie Mar 21, 2014 11:19 am

Patrick Latimer-Cook (con Hope)

Esta debe de ser una de las situaciones más extrañas con las que me he encontrado en la vida. Estar sentado en casa de Jack, con una tía vestida sólo con una camisa suya, mientras él está en su mundo y ella me habla de que ha oído cosas sobre mí.

En realidad sí he estado en estas antes. Hemos compartido casa durante unos añitos. No habré desayunado yo con ligues suyos semidesnudas, y no habrá flirteado más de una conmigo estando en ello. Tampoco muchas, porque Jack no es ni de lejos tan conquistador como nos quiere hacer creer, pero ya ha pasado antes. Supongo que simplemente han pasado muchos años y he perdido práctica. Qué cosas.

Cuando dice que ha oído hablar de mí, retomando el hilo, parece como si dejara una frase a medias. Enarco las cejas como si la animase a continuar, pero ella no lo hace. A saber qué le habrá contado el capullo este de mí. O mejor aún, qué le habrá contado Virginia. Me descojono solo de pensarlo, aunque por otra parte, me da que Virginia y esta como que no hablan mucho. Corazonadas que tengo.

La chica es cabezona, y no sigue, al contrario. Cambia de tema y me pide fuego. Hace años que no fumo más que ocasionalmente pero nunca viene mal tener un mechero a mano. Lo saco del bolsillo de la chaqueta y se lo tiendo. -De nada- le digo, antes de que me dé las gracias, y me recuesto en el sillón.- Dios, lo que se subía el primero de la mañana, ¿eh? Vas a hacer que me den ganas de uno.

No se lo pido, de todas formas. Me apetece más ver cómo se lo fuma ella, las cosas como son. Hay algo muy erótico en esta tía. No sé cómo lo hace Jack ni de dónde las saca, desde luego, pero el muy cabrón tiene suerte.

Y aparte de tener suerte, no aparece, el muy capullo. No sé qué estará haciendo, si Virginia le estará comiendo la cabeza sobre que me eche o Dios sabe qué... pero en realidad, tampoco sé si quiero saberlo. No es que tenga mucho tiempo para pensarlo porque además Hope parece que tiene horror vacui y no me deja ni quedarme callado un rato, mirando para la cocina. Me pregunta a qué he venido, yo se lo explico y entonces es su turno de ponerme bien Niamh. O relativamente bien, al menos. Empieza diciendo que le cuesta acostumbrarse y acaba soltando una parrafada contra los políticos. Jack, en su empanamiento habitual, no le habrá contado que soy yo, así que tengo que morderme los labios para no echarme a reír... y ella se da cuenta.

-Está bien saber que no voy a tener tu voto. Así al menos no me hago falsas ilusiones- le digo, todo serio, y cuando ella se queda alucinada acabo por no aguantar más y echarme a reír.- No, tranquila, no vengo como candidato, aunque sí que soy político. Pero descuida que soy el primero en reconocer que somos la peor calaña.- Me encanta esto, en realidad. Sé que no debería, pero ponerla en este pequeño apuro ha sido lo más gracioso que me ha pasado en semanas.- De momento me quedaré lo que duren las elecciones, como supervisor, después... ya veremos.

Me planteo contarle por encima que igual me quedo indefinidamente pero luego decido que mejor no. Supongo que ella sabe que nadie viene aquí del todo por voluntad propia. Tendría que darle explicaciones y la verdad es que ahora mismo paso.

Así que me limito a acabar mi café y volver mi atención a ella.- ¿Y tú? ¿Eres de aquí, has venido hace poco, a qué te dedicas? Jamás lo habría imaginado pero a Jack se le da genial guardar secretos.- Señalo entonces la puerta con un movimiento de cabeza.-Por cierto, ¿es normal que estos dos desaparezcan así o debo ir avisando a alguien?
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Vie Mar 21, 2014 11:47 am

Ashling Jones (con James)

James es tan mono. O sea, es tan buen tipo queriendo descubrir los chanchullos de la isla y sacar tiempo para mí aún así entre todas las cosas que hace... piensa demasiado en mí, creo, y aunque eso no es malo ni de lejos (es probablemente el primer tío con el que salgo que piensa en mí, aunque sea un poquito) hace que me sienta mal porque igual lo único que quiere es irse y aquí estoy yo, sin dejar que lo haga. Tal vez no debería decírselo nunca. Salir de Niamh me da miedo, por supuesto, pero supongo que me acostumbraría, como a todo, y no pasaría nada. Y si él quiere hacer eso, entonces, ¿quién soy yo para impedírselo?

Pero lo dicho, no puedo evitar que me asuste un poco irme y cambiar y todas esas cosas. Aunque suene un poco raro, Niamh es el único sitio donde me he sentido segura de verdad. Ya me conozco lo que hay y sé por dónde debo y no debo ir. No sé, a lo mejor soy tonta por no querer hacerlo ni siquiera por él, pero...

No sé ni si voy a poder tomarme el desayuno, y mira que las tortitas son mi debilidad. Ojalá este fuera un desayuno normal, sin tener que hablar de cosas trascendentes, y pudiera disfrutar simplemente de estar con él y de las tortitas y...

Espera, ¿qué ha dicho?

Levanto la cabeza como un resorte. ¿Lo sabe? ¿Tan listo es o tanto se me nota? Creo que incluso me he quedado un poco con la mandíbula colgando, así que cierro la boca y le dejo que se explique. Parece que también le está costando trabajo. Qué fuerte me parece todo.

Y lo que me dice es que sólo fue una idea y que espera no tener que hacerlo o al menos no mañana. Sé que intenta consolarme, que él quiere irse de todos modos y no puedo culparlo porque él llegó aquí de casualidad y estoy segura de que echa cosas de menos de fuera. No sé, amigos, Starbucks que aquí no hay, yo qué sé. Él tenía otra vida a la que a pesar de lo que pasara quiere volver, y es normal, y yo no tengo ninguna, básicamente porque a la que tenía no quiero volver ni de coña. Toda la vida que tengo es la que tengo ahora y si me la quitan no sé qué voy a saber hacer.

Bebo un poco de té antes de empezar a hiperventilar y fuerzo una sonrisa para él. -Lo sé, lo sé, es... seguro que son sólo paranoias mías, pero a veces pienso que justo empezaba a acostumbrarme a esto, ¿vale? Quiero decir a la vida sin hacer... cosas raras, ya sabes.- Drogas y todo eso. Es listo, no voy a tener que decirlo en voz alta y menos mal.- Y te encuentro a ti y ahora todo va bien y no puedo evitar pensar que eso cambie si nos vamos. No es que desconfíe de ti ni nada, por supuesto que no, es sólo...- No sé. Me encojo de hombros. No desconfío de él, claro que no, sé que no me dejaría. En realidad no sé a qué tengo miedo. Probablemente sea irracional.

-Si tienes que irte, o si lo haces, yo me iré detrás, eso está claro- le digo.- Preferiría que no tuviéramos que hacerlo, pero si hay que hacerlo, entonces no voy a quedarme aquí.- Y todo el lío para esto. Me doy cuenta de la que he liado y suspiro.- ¿Ves? Lo siento. Ni siquiera tendría que haber dicho nada...
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Vie Mar 21, 2014 1:48 pm



Ainara Campbell
(ft Logan)

No sé cómo hemos acabado hablando de Alexander y mi situación, pero aquí estamos.  Era de lo último que quería hablar, pero las cosas han surgido así porque parece que no soy capaz de estarme calladita.  Es cierto, me dejó por más que me pese y por más que debiera haberlo hecho yo de entrada.  Y eso él debe saberlo, porque estuvo conmigo durante lo peor de mi relación con él. Cuántas veces no le habré calentado la cabeza con el tema hasta la saciedad…pero nunca me ha dicho que no a escucharme o prestar un hombro sobre el que llorar.

Dice simplemente que lo siente, y yo me quedo sorprendida porque no debería. No debería sentir que un capullo de esa clase haya desaparecido de mi vida, y sé que en realidad tampoco lo hace. Estoy por decirle que no importa, que yo quería que desapareciera de mi vida tanto como él lo hacía en realidad.  No querrá admitirlo, imagino, pero lo que dice a continuación me lo confirma. Dice que estoy mejor sin él, y no puedo contradecirle a ese respecto. Lo estoy, y lo estaré, aunque todavía esté en esa especie de fase de desengancharme de todo lo que él supuso para mí. Es como quien deja de fumar o el café, los primeros días siempre serán los más duros pero a todo se acaba haciendo uno. Y algo me dice que teniéndole aquí conmigo, todo va a ser mucho más fácil.

-No te preocupes – le respondo – Si en realidad tienes razón.  Después de todo, puede que esto sea lo mejor que haya podido hacer. A veces las personas necesitamos un cambio de aires.

Aunque me hubiera encantado volver a Madrid en lugar de tener que venirme a este sitio que no conozco de absolutamente nada, tener un poco de apoyo familiar y todas esas cosas. De mi padre hace ya que no sé absolutamente nada, y tampoco tuve el valor de ponerme en contacto con él otra vez. Me he imaginado nuestro encuentro de miles de formas y tengo una imagen mental en mi cabeza que lo mismo el día que ocurra de verdad se rompe, y eso me da un poco de miedo. A lo mejor no quiere saber nada de su hija, o yo que sé. Si no se ha molestado en estar en contacto durante todos estos años debe ser por algo. Por Dios, si la última vez que le vi no llegaba a los 18…Han pasado más de diez años. Qué me dice que quiera saber algo de mí ahora.

Entonces pasa algo muy raro. No sé si es por algo que he dicho o yo que sé, pero se termina su café a toda prisa  y dice que tiene que irse. Así, sin más. Pensaba que nuestro encuentro mañanero iba a durar un poco más, pero supongo que si se marcha es porque realmente tiene cosas mejores que hacer. Aun así sigue sabiéndome un poco mal porque igual he dicho algo que le ha molestado.  De repente me siento como si hubiera roto la magia del reencuentro, pero el trabajo es el trabajo.

-El deber llama, ¿no?

Me ofrece su número de teléfono, al menos, y la posibilidad de vernos otro día. Eso quiere decir que no la he cagado tanto como pensaba que lo había hecho.  Yo asiento y saco una libretita de mi bolso para anotarle el mío. Que sigue siendo el mismo de siempre, pero supongo que con el paso del tiempo ya hasta se le habrá olvidado. Lo anoto y se lo extiendo. Todavía no he tenido tiempo de hacerme unas tarjetas decentes, pero todo cuando toque. Además, estoy pensando en cambiarme el número de teléfono por lo que pueda pasar. Alexander era de esos  posesivos y capaz es de que se le ocurra una locura. Para cuando la piense, me gustaría que no pudiera localizarme a ser posible. No tengo ningún tipo de interés en que lo haga.  Cuesta, pero si no corto yo de raíz él no lo hará, paso de meterme en otro bucle como el último. De verdad. Alguien tiene que dar ese paso y voy a ser yo.

-Mi número sigue siendo el mismo, pero por si acaso lo has perdido o cualquier cosa – sonrío – Aquí lo tienes. Aunque tengo pensado cambiarlo, pero te mantendré informada.

Supongo que él se imagina por qué lo quiero cambiar, a juzgar por la cara que pone. Y está en lo cierto, no me voy a molestar en ocultárselo. A él se le ha dado muy bien eso de investigar, me conoce más que de sobra, así que… Él me ofrece el suyo y me lo guardo bien para guardarlo en la memoria del teléfono en cuanto llegue a casa.  Bueno, al metro cuadrado que tengo por casa. Él se levanta y yo también lo hago. Insisto en pagar nuestras cosas pero él se adelanta de todos modos.  Es muy caballero Inglés, y eso es algo que siempre me ha encantado de él.

-Bueno. Pues nos vemos pronto, ¿verdad? Mucha suerte en tu primer día.  Y gracias por la invitación.

Apoyo una mano en su antebrazo y de nuevo me acerco a su mejilla – es muy alto y por más tacones que me ponga siempre tengo que hacer que se agache. Altura estándar española, qué le vamos a hacer – dejando un beso. Le veo alejarse y vuelvo a sentarme para terminar el desayuno sola. Vuelvo a abrir mi bolso, encontrándome la pitillera que siempre llevo conmigo y que no he usado en unos cuantos días.  Saco uno y lo enciendo, a tomar por saco mi propósito de año nuevo.

Y de repente, tengo unas ganas enormes de llorar. Pero me contengo, pasándome un pañuelo por los lagrimales evitando que salgan.


Última edición por Bolly el Dom Abr 06, 2014 11:23 pm, editado 1 vez
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Vie Mar 21, 2014 7:34 pm



Lucas North
(ft Layla)

Creo, y podría jurar que no me equivoco, que Layla no está muy acostumbrada a hacer estas cosas.

Que no se me malinterprete, hablo de hacer estas cosas en sitios públicos. No importa, algo me ha dicho siempre que es una persona que guarda sus relaciones de puertas para adentro. Yo, desde luego, prefiero una cama a una incómoda mesa de escritorio pero uno tiene sus fantasías y que se vean cumplidas (con mucho, porque me he imaginado los besos de Layla pero una cosa es imaginarlos y otra sentirlos) creo que es lo mejor que se le puede pedir a cualquiera.

Además, no se puede decir que no sepa lo que hace porque  en cuanto tiene oportunidad besa mi cuello hasta localizar el lóbulo de mi oreja. Como siga así no voy a ser capaz de ir con calma mucho más tiempo.  Y sé que probablemente me esté odiando mucho por esto ahora mismo, pero no puedo evitar querer deshacerme de todas esas capas de ropa que lleva que no hacen más que estorbarme. Ella también hace lo propio, colando sus manos bajo mi camisa.  Es cuando rozo un poco su vientre el momento en que noto contraerse un poco sus músculos y deja de besarme, en gran parte porque es necesario. Pero vuelve a tomar mi cara. Nunca me habían mirado de la forma en que ella lo está haciendo, desde luego. Es…extraño, porque no será porque  no haya estado con mujeres aquí o allí a excepción de mi tiempo de forzosa abstinencia…pero en mi vida me había sentido de esta forma cuando alguna de ellas me ha mirado. No es erótico, ni deseo ni…es algo diferente y algo mucho más profundo que eso tan superficial. Va más allá, creo, del hecho físico.  Aunque estoy deseando corroborar ese lado de Lennox, por supuesto. Quién no querría, la cuestión es que siempre se ha hecho la difícil de conseguir y eso para algunos hombres puede significar que se es una estrecha pero para mí siempre ha significado un reto.

Y no me ha ido mal, ¿no? Quien la sigue la consigue, o algo así. Las fáciles de conseguir son, a veces, un aburrimiento. No hay que hacer esfuerzo alguno.

Cuando estoy por retomar su boca y presionarla más contra mi cuerpo ella parece que escucha algo y creo que yo también. Puede ser cualquier cosa, desde que a alguien se le ha caído algo ahí fuera o alguien ha pillado la indirecta de que no quiero que se me moleste y me han pasado algún informe bajo la puerta. A ella le entra la risa, porque realmente esto se parece más a dos colegiales escapándose entre horas del instituto para enrollarse que otra cosa.  No puedo evitar que se me contagie, un poco,  pero aunque me encanta que me bese lento y tomándose todo el tiempo del mundo es una desgracia que no tengamos todo el día. No aquí, al menos. Logan llegará en cualquier momento y nosotros estamos a punto de hacerlo en mi despacho…

Y me pregunta si lo he escuchado.

-Creo que sí, pero la puerta está cerrada – contesto en un susurro, pensando por un momento que aquí se ha acabado nuestra diversión, al menos en las próximas horas.

Porque espero que no crea que va a librarse luego.

Aun así y para mi sorpresa, dice que no importa  y vuelve a atacar mi boca. No puedo evitar dejarme llevar, atraerla aún más hacia mí y seguir buscando su cuello o intentando dejar al descubierto su hombro.

Mis manos bajan hasta sus vaqueros y aflojo la cremallera viendo que ella tiene la absoluta intención de hacer lo propio con los míos – bien que hace, empiezan a entrarme las prisas y eso no es bueno – hasta que dos de mis dedos logran traspasar un poco la barrera de su ropa interior. La noto abrazarse más a mí y el gemido más maravilloso sale de su garganta.

Hasta que…

Nudillos. No, no pueden ser malditos nudillos en la puerta.  La beso una vez más y dejo apoyar mi frente contra la suya.

-Mierda – es apenas perceptible, entre otras cosas porque estoy casi sin aliento, pero la situación tiene toda la gracia. Es una regresión a los diecisiete años total – Dime que eso no ha sido la puerta.

Ella se muerde el labio, sonríe un poco y asiente.

Estamos muy jodidos ahora mismo. Quien quiera que sea se va a llevar la carga de mi ira por haberme interrumpido el puto polvo. No el puto polvo, el polvo con Layla. Que son dos cosas totalmente distintas.

Me cago en todo.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Lun Mar 24, 2014 12:14 am

George Montmorency (con Mandy)

Si es que me lo veía venir. Sabía que hoy no iba a acabar bien. Este viaje, en sí, no iba a acabar bien, porque yo tendría que haberla dejado en manos de alguien y largarme o haber cerrado la puta boca y aceptar el puesto en la pescadería de mi padre si quería quedarme a su lado. Pero no, por mis cojones teníamos que venir a Londres y tenía que armar esta o no me quedaba tranquilo. Incluso sabiendo objetivamente que iba a ir mal.

Bueno, no lo sabía, lo intuía. Y era una intuición que quería mantener callada pero como podéis ver, no ha colado.

Así que cuando nos despedimos y Mandy me dice que salgamos YA no puedo hacer otra cosa que bajar la cabeza y seguirla. Es decir, puedo, por supuesto, montarle una escena haciéndome el ofendido y preguntándole a qué viene esto, pero sería tener mucha cara. Más de la que he tenido hasta ahora, que ya sobra. Quizá si le digo la verdad y le cuento lo mal que llevo sintiéndome semanas por toda esta historia me perdone. Lo que siento por ella está muy lejos de lo que me llevó a conocerla. Es más, ni siquiera es el caso. Sólo me acerqué porque me gustaba cómo bailaba, eso era todo. Si ella no hubiera sido tan maravillosa cantando hubiéramos tenido una relación totalmente normal, al margen de todas las chorradas que he hecho hasta ahora con mi vida.

Por qué, universo. Querías hacérmelo pagar, no. Pues ya lo has hecho. Estarás contento.

Salimos al pasillo y Mandy empieza a dar paseos de un lado a otro pidiéndome explicaciones. Me meto las manos en los bolsillos. No sé qué hacer con el cuerpo. Es culpa mía por no haber calculado nunca esta parte del plan, aunque imagino que con ella también se saldría de los supuestos habituales.

-Es un conocido- empiezo.- Nos hemos visto aquí en otras ocasiones, bueno, exactamente aquí no, en otras audiciones. Ya sabes que hace tiempo que me dedico a esto...- por un momento pienso en seguir con normalidad y rezar por que cuele, pero entonces recuerdo que he decidido jugar la carta de la verdad. Igual con eso todavía estoy a tiempo.

Trago saliva. Bajo la cabeza. -Lo siento.

No es la mejor manera de empezar, por supuesto. Ya la predispongo a que le dé un ataque y ni siquiera he dicho nada todavía. Dios, por qué seré tan idiota. Por qué llevaré tantos años siéndolo. -Amanda, lo primero que quiero que sepas... es que nunca has sido como las demás, ¿vale? Esa misma primera noche que te conocí ya lo supe, y creo que simplemente me pasé un tiempo negándolo porque todo sería más fácil si... si no lo eras.

No la dejo que hable. O lo suelto del tirón o no lo suelto y creo que a estas alturas, la segunda opción ya no es posible. -Hace años que me he dedicado a, digamos, representar a gente como tú, pero con menos talento. Gente que sabía que no llegarían a ninguna parte, y aún así...- Dejo escapar una sonrisa, que no me conviene. Es una sonrisa desencajada, en realidad.- Era fácil, ¿sabes? Demasiado fácil. La gente siempre cree lo que quiere creer.

Ahora mismo no me atrevo a mirarla a los ojos. No sé si quiero ver lo que voy a encontrarme allí. -Tuve problemas y por eso volví a Niamh. Mandy, en ningún momento me acerqué a ti con la intención de que fueras la siguiente. Lo pensé, pero a medida que iba conociéndote empezó a estar muy lejos de ser una farsa. Hace tiempo que quiero dejarlo, que me he prometido que lo dejaría por ti. Esto no tiene nada que ver con lo que hubo en ese momento, ¿entiendes?
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Lun Mar 24, 2014 11:26 am





Charlotte Day || Con: Will || En: xxx - LATER PLS.
James Grentham || Con: Ash ||  En: cafetería  - VOY
Lucas North || Con: Layla || En: despacho  - ESPERO
Debra Morgan || Con: Cate  || En: xxx - TALKS
Vera Elster || Con: Will  || En: cafetería - ESPERO
Amanda Woodward ||  Con: George || En: LDN, BB - VOY
Travis Morgan || Con: John  || En: xxx  - TALKS
Laura Collins ||  Con: Nick  || En: xxx  - TALKS
Ainara Campbell || Con: Logan || En: cafetería -HIATUS FTM.


Última edición por Bolly el Dom Abr 06, 2014 11:24 pm, editado 1 vez
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Calamity Grace el Miér Mar 26, 2014 10:29 pm

Grace Kensington
ft Chris.



La verdad es que cuando conseguí este trabajo me imaginaba que sería completamente diferente. Y no me refiero a la parte de los niños porque, sin duda, esa es la única parte buena en todo este repentino y nada meditado cambio de aires que he decidido hacer. Pero suponía que al ser una isla minúscula y yo tener el curriculum que tengo, me mirarían de distinta forma y no que me limitarían mis clases y las actividades extraescolares como si fuera un periodo de prueba.

Así que ahora me veo, no sólo sin alumnos en todo el día, sino con una disposición de la dirección para que me quede cruzada de brazos el resto de la jornada. Increíblemente divertido, lo veo venir. Aún así eso no es una excusa lo suficientemente convincente para justificar lo que acabo de decir...

Cuando dejo salir las palabras por mi boca es cuando me doy cuenta realmente como han sonado. O por lo menos con la intención que han debido de sonar, porque parece que le estuviera coqueteando para que se quedara un rato más por aquí. Y sinceramente... me encantaría pero siendo realistas, seguro que tiene mejores cosas que hacer que quedarse a hacerme compañía.

“¿De verdad?” Creo que la sonrisa me ha salido más rápido de lo que dictan las normas de flirteo. O  al menos si hacemos caso a esos artículos tan experimentadamente científicos de los magazines de moda. Además, tampoco es que mi tono agudo y algo sobreexcitado  haya ayudado precisamente a que Chris no se de cuenta de que me muero de ganas por pasar más tiempo con él, porque a pesar de lo que pensaba, Chris me acaba de invitar a almorzar. “Pues me parece que has tenido una idea magnífica. Sólo déjame que comunique en dirección que salgo y nos vamos. No tardo.”

De pronto las negras perspectivas de mi día acaban de mejorar sin proponérmelo, y empiezo a notar el cosquilleo que me recorre el cuerpo cada vez que estoy a solas con Chris. Es una tontería, lo sé, y no debería dejarme llevar por las locas fantasías que me asaltan últimamente pillándome a traición, como ahora. Porque en mi mente ese “hambriento” ha sonado demasiado sugerente para referirse a una simple comida.

Palabra clave “mi mente”.

Intentando hacer caso omiso de mi propia y traidora imaginación, entro en el edificio caminando todo lo deprisa que puedo. Supongo que no hay ninguna urgencia pero tampoco quiero retener a Chris más tiempo del necesario, ya he abusado bastante de su hospitalidad desde que nos conocimos.

La sala de profesores pilla de camino hacia el despacho del director, así que primero hago una breve parada para coger mi chaqueta y mi bolso. La sala no está vacía, bendita casualidad, así que evitar cruzarme con profesores deja de ser una opción y no me queda más remedio que enfrentarme a las miradas reprobadoras de dos de las más irritantes y cotillas personas que he tenido el placer de conocer desde que trabajo aquí. Las preguntas salen como cañones de sus bocas, como si fuera a contarles quién es el hombre que me está esperando en la puerta... ya, y un cuerno.

Por suerte con el director la cosa es mucho más fácil, de hecho siempre es todo mucho más fácil. No le interesa lo más mínimo que decida salir del recinto siempre y cuando esté aquí para recibir a los niños a su vuelta. ¿En serio? Me admira la profesionalidad de este señor, pero no voy a ser yo quién se queje en estos momentos.

Asintiendo a todas sus peticiones, me pongo la chaqueta y camino hacia la salida. Las clases están ya empezadas así que caminar por los pasillos completamente vacíos es un completo lujo y tardo un suspiro en reunirme con Chris. Bueno... tardo un suspiro en quedarme parada en la puerta admirando la silueta de Chris.

Está apoyado en la barandilla, mirando al frente sin darse cuenta de que ya estoy aquí. Con una expresión tan seria y pensativa que me dan ganas de acercarme y abrazarlo. Daría cualquier cosa por saber que está pensando...

“¿Qué?” Pego un respingo, el segundo estando con él en lo que llevamos de mañana. Me ha sorprendido mirándole desde la puerta como una tonta. “Sí, ya tengo todo.” Levanto los brazos mostrándole el bolso y mi pañuelo, intentado distraer su atención hacia ellos y que no repare en que me he vuelto a poner roja hasta la raíz del pelo. “Y tengo todo el tiempo del mundo libre hasta la hora de regreso de los niños, así que a partir de ahora soy toda tuya. “ Carraspeo incómoda, no quería decir eso. “¿Tienes alguna preferencia?”


avatar
Calamity Grace

Mensajes : 221
Fecha de inscripción : 09/12/2012
Edad : 39
Localización : Batangas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Sáb Mar 29, 2014 12:14 am

John Walleran (con Sara)

Me parece muy curioso que esta mujer vaya diciéndome que confíe en ella cuando lo primero que está haciendo ella es incumplir su propia regla. Que no se lo reprocho, pero deberíamos aceptar ambos que ninguno vamos a confiar en el otro, que esto es un pulso y que hasta que nos demostremos con hechos que esta colaboración va a alguna parte no vamos a bajar la guardia. Por lo menos yo, y no me importa admitirlo. Puede tenerme cogido por los huevos si quiere, así que al menos que me conceda eso.

Pero luego cambia de registro y eso me parece mucho mejor, porque lo que dice es que de no querer colaborar no estaría aquí. Pues claro, guapa, seguiría a unos cuantos cientos de kilómetros de Niamh, pero supongo que la echo de menos. Soy un sentimental después de todo, parece. Y aún no he encontrado nada que se compare al fish and chips de aquí ni a los polvos de Wells. Son las cosas que te hacen ir a un sitio y repetir.

Le sonrío cuando ella me sonríe y la sigo con la mirada cuando pasa por detrás de mí para ir a beber agua. Tiene un buen culo. Creo que parecía más delgada en las fotos de la tele, así que o ella también es aficionada al fish and chips o el toyboy ha pegado un braguetazo. Si es lo último, me descojono vivo, aunque tendría sentido. Está buscando un sustituto, y lo más gracioso es que sea justo a mí a quien haya elegido. Bueno, yo mantenía a esta gente a raya hasta que vinieron ellos a meter los dedos en la tarta. Algo tendrá el agua cuando la bendicen.

-Bueno, que quiero colaborar está claro. Otra cuestión es que quiera colaborar, o no, en según qué términos.- No soy idiota. No me vale que quiera ponerme de peón sólo por volver aquí. A Niamh la quiero, pero hasta cierto punto.

Por fin se abre un poquito y me cuenta que su plan es infiltrar a un idiota en las elecciones para poder controlarlo, y obviamente, hacer que gane. Suena a chanchullo total, pero bueno, los habitantes de aquí no tienen la menor idea de democracia y estoy seguro de que se lo tragarán salga quien salga. Es una buena idea, claro. Tampoco es que me esperase nada distinto. Es lo bueno de tener poder. Haces lo que te dé y nadie se opone, o si se opone, te lo comes. Y aquí parece que eso se lo toman muy en serio e institucionalmente, sin cortedad alguna.

Entonces ella suelta la frase definitiva, y yo me echo hacia atrás en el asiento. El candidato adecuado, dice. -Espero que no estéis pensando en mí, porque ni de coña. No quiero chapas con mi cara. Yo funciono mejor en segundo plano- Es decir, que ni lo piensen. Además, de mí nadie se lo va a creer. Que una cosa es hacer lo que nos dé la gana, y la otra es ya actuar con más descaro de la cuenta.

-No sé si podríamos usar a alguien local para ese papel. Sinclair acabó desencantado y no me traga, además, así que no creo que aceptase si supiera que yo estoy dentro. Es demasiado íntegro, lo cual no quita que sea idiota, pero se dejaría manejar por otros, no por nosotros.- Enumero. Lo más triste de todo es que todos esos demagogos que había en la isla se han cagado la pata abajo con el nuevo régimen y se han apartado del camino, lo cual nos resta posibilidades.- Tengo entendido que el tipo ese que trabajaba con Crawley estaba interesado en presentarse. El de los parques y jardines, Harold no sé qué. O ya, directamente optar por alguien de fuera.

Me encojo de hombros. Yo qué sé. Esto de la política nunca ha sido lo mío. -Siempre puedes poner a tu novio. De manejarle a él seguro que tienes experiencia.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Sáb Mar 29, 2014 12:53 am

William Archer (con Vera)

Lo primero que dice Vera ya me deja roto del todo. Que puede que lo de Walleran no sea algo tan malo. Vamos, al menos creo que ha dicho eso, es lo único que puedo leer entre líneas, por muy inverosímil que me parezca.

La miro con una cara de despiste que sé que tengo sin vérmela siquiera, porque no sé de qué está hablando. Mejor dicho, prefiero no pensar en qué está hablando, porque las implicaciones me suenan fatal, y lo que me dice a continuación lo termina de arreglar. Que se acercó a Charlotte por algo más que para joder. No, si el que tengo que joderme aquí soy yo. Como se le pase una idea por la cabeza a Walleran, de verdad que mando a Charlotte de cabeza de vuelta a Londres. Como si huyo yo, a pesar de las órdenes de Schulze. Me da igual, esto tiene un límite. Y me va a joder muchísimo ser yo quien abandone, pero hay cosas a las que no puedo arriesgarme. Ya no. La propia Vera me lo ha dicho.

Aunque mejor pensado, la idea sería buscar a Walleran, cargármelo y huir. Le tengo ganas desde hace demasiado tiempo y no ha hecho otra cosa que putearme. En el fondo, le haría a la isla un último favor.

Vera intenta arreglarlo, aunque no sé si lo dice para tranquilizarme o porque lo cree de verdad. Durante los primeros segundos, estoy demasiado ocupado sufriendo un ataque de pánico para tomar conciencia de lo que quiere decirme realmente, pero luego me parece entender que está hablando de que quiere hacer un pacto con nosotros... y se me escapa una carcajada.

La cara de Vera es un poema. No le ha hecho gracia. Lo peor de todo es que a mí tampoco.

-¿Por qué querría dialogar con nosotros? Sabe que no voy a ponerme de su lado, y si me amenaza, menos todavía-. Es que pensemos con la cabeza. Si quieres ir de buenas con alguien no empieces acojonándoles y dando por culo porque lo que vas a conseguir es el efecto contrario. Claro que Walleran, pese a todo, nunca ha sido tan listo.

Bajo la vista hacia la mesa, después, la miro a ella. -Escucha- comienzo.- Walleran ya intentó echarme de mi puesto una vez. No se me ocurre ninguna razón para que vaya a retractarse ahora, o mejor dicho, para que vaya a creer que yo vaya a aceptar. Así que lo único que se me ocurre es que quiera putearnos, y en ese caso, no voy a dejar que lo haga.

Me paso las manos por la cara. Esto es un infierno. No quiero que se salgan con la suya, enfrentarme y arriesgarme, como ella misma ha dicho. Pero tal como están las cosas, hay una voz en mi cabeza que está empezando a gritarme que probablemente, sorpresa, no tenga otra opción.

-Lo único que me consuela es que ahora mismo él está tan buscado como yo. No podrá hacer demasiado.

Aunque, ahora que pienso, precisamente sea eso lo que haga que quizá haya una posibilidad de que quiera algo de nosotros. Unir fuerzas contra el régimen. Pues sí, por mucho que me joda... va listo.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Gaia el Mar Abr 01, 2014 12:31 pm

Maggie Reed
ft.
Michael (& Justin)



Si no fuera porque puedo permitírmelo le haría caso a Michael y no saldría de mi consulta para ir a tomar un café con ellos, pero el caso es que no he desayunado y llevo desde que he entrado intentando hacer un hueco para pasarme por la cafetería. No es mi descanso y tampoco tengo sustituto pero no voy a decírselo porque no quiero aguantar su mirada de culpabilidad. Prometo que no voy a alargarme mucho, Michael, y luego no tomaré mi descanso de media mañana, lo juro.

De todos modos no podría decirle que no. Ni a él ni a Justin. Solo verle correr por el pasillo de camino a la cafetería ya me da ganas de decir que me encuentro mal e irme a casa con ellos. Si alguien se enterara me diría que no es normal, como si yo no lo supiera. Esa manera de influir en mi ánimo... y no hablo de Justin, hablo de Michael. Hace nada estaba quejándome del horrible lunes que me quedaba por delante y ahora parece mucho más llevadero. Sospecho que me pasa, siempre lo he sospechado, solo que prefiero no saberlo.

En la cafetería los dejo hacer. Michael pide los cafés y decide la mesa y Justin va a por las muffins que le he prometido. Sacudo la cabeza y le doy un puñetazo cariñoso en el brazo a Michael cuando me dice que estoy guapa (por qué hace eso, señor) y, aunque lo intento, me pongo colorada. Nos reímos y algo dentro de mí se muere un poco.  Qué sencillo resulta todo a veces, tanto, que podría imaginarnos así en cualquier sitio. Si Julia no fuera mi hermana y no fuera a verse raro desde fuera...

Sis.

La palabra que rompe el hechizo y me devuelve a la realidad de un solo golpe, como si acabara de salir de una sesión de hipnosis. Sis. Sister. Un maldito jarro de agua fría que me obliga a serenarme. Sacudo la cabeza volviendo a la conversación repitiéndome de nuevo que debería dejar de pensar en tonterías. Te llama sister, me digo, eres como una hermana para él, asúmelo de una vez.

Le doy un sorbo al café intentando pasar la incomodidad y alzo las cejas cuando me pregunta si quiero cenar en su casa. Normalmente sería un plan de fin de semana y normalmente aceptaría pero sé como funciona esto. Justin se irá a una hora razonable a la cama y Michael y yo nos quedaremos hasta las mil y una charlando y mañana tengo turno de mañana. - Yo... - y también sueño acumulado por haber hecho eso mismo esta noche -. Mañana tengo turno de mañana.

Si Justin no pusiera ojitos sería mucho más fácil negarse. Si no los pusieran los dos, todavía mas.

-No hagais eso – les advierto cuando empiezan a poner cara triste - No. No puedo. Trabajo por la mañana. ¡Scotty! No hagáis pucheros, no... - Mierda. - Esta bien. Vale.

Justin se tira a mis brazos y yo lo abrazo para mantenerlo sentado en mi regazo mientras Michael se ríe. Muy divertido. Chantajistas.

-Algún día no tendréis este poder sobre mí y tia Maggie podrá imponerse, ya veréis.

Le paso el pedazo de muffin que todavía me queda a Justin ( y eso que estaba enfermo y sin hambre) y le doy otro sorbo al café con cuidado.

-¿Entonces que vas a hacer de cenar? Puedo ir antes si quieres y Justin y yo podemos hacer de pinches – le hago cosquillas en el costado y él se revuelve. Ah, no haberte sentado encima de mí, amiguito -. ¿Que te parece?  A las... ¿siete?
avatar
Gaia

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 19/09/2011
Edad : 31
Localización : By the Docks

Ver perfil de usuario http://brookshousingestate.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Mar Abr 01, 2014 11:32 pm

Layla Lennox ft. Logan Roth (con Lucas)

Bueno, parece que esta es la definitiva. He decidido no pensar. Abandonarme a esto es la mejor idea y lo que más quiero hacer ahora mismo, y ya me he negado demasiadas veces en mi vida algo que quería por un montón de tonterías. Me he dejado llevar, he sido sincera y ha funcionado. Es lo que queríamos los dos, y por muy inesperado que sea, que lo es, estoy dispuesta a disfrutarlo.

Cierro los ojos y me concentro sólo en el camino que recorren sus dedos, en su boca, en la mía. En apretar las piernas más fuerte en torno a su cintura e ir introduciendo, poco a poco, las manos por debajo de su ropa. De perdidos al río. Ya me arrepentiré otro día si tal, aunque no tengo la menor intención de hacerlo.

Entonces suenan dos golpes. Por un momento creo que somos nosotros, que le hemos dado a la mesa sin querer, pero Lucas se separa, me pide que le diga que no ha sido la puerta, y ojalá pudiera decírselo, pero me temo que no es el caso.

Esperamos un segundo, aún aferrados el uno al otro, y la llamada vuelve a sonar. Le lanzo una sonrisa (por no llorar) y él se vuelve, con toda la mala leche del mundo, a ver qué es lo que pasa. Me bajo de la mesa de un salto y me doy prisa en arreglarme la ropa y el pelo. No es que yo no esté decepcionada, es... Dios, qué don de la oportunidad. Para una vez que me decido a hacer estas locuras...

Le remeto a Lucas el faldón de la camisa por detrás disimuladamente mientras abre la puerta. Entonces, un chico rubio aparece al otro lado, con aspecto evidentemente nervioso. Y desde luego, ver la cara de Lucas de ahora me da que no va a hacerle ningún bien.

-Hola- saludo. No sé por qué, pero tengo la sensación de que no soy especialmente bienvenido. Me han abierto un poco tensos y el hecho de que estuviera cerrada... espero no haber interrumpido nada importante, que sería un buen modo de empezar el día, la semana, o a más apretar, el propio trabajo.- Quizá llego un poco tarde y no me esperaban, ha sido culpa de la cola del café.

Sonrío, para relajar el ambiente, y luego le tiendo la mano a él. Es un tipo bastante alto, que a su manera, impone. Y por mucho que no me vaya ese rollo, entiendo qué es lo que las becarias cuchicheaban antes sobre él.

-Usted será el señor North, imagino. Logan Roth. Tenía que incorporarme hoy, encantado.

Me siento un poco más cómodo cuando a pesar de todo (y aunque aún parece un poco desconcertado) me estrecha la mano. Es entonces cuando veo a la mujer que está dentro del despacho. Me sonríe desde una cierta distancia y yo hago lo mismo. De repente, estoy nervioso. Deseando volver a la cafetería y esperar con Ainara, que parecía necesitar alguien a su lado. Y yo quizá habría hecho bien en llegar unos minutos más tarde.

Porque a ver, no soy tonto. Primero había pensado que se trataba de una reunión normal pero luego los he visto, y la puerta cerrada, y todo eso... y uno no puede evitar pensar cosas que no debería pensar recién llegado al trabajo.


El chico nos está observando con demasiada atención y a saber qué se le está pasando por la cabeza. Por si acaso, no le dejo mucho tiempo para que le dé vueltas y voy yo a saludarle. -Así que eres el nuevo. Soy Layla, bienvenido a Niamh y bienvenido a los juzgados. Esperamos que estés aquí lo mejor posible.- Él responde a mi saludo, un tanto tímido, y yo decido que ya he hecho mi parte y mejor paso a un segundo plano.- Os dejo a lo vuestro. Yo estaré fuera, por si necesitáis cualquier cosa.

El chico asienta y se gira. Por encima de su hombro, miro a Lucas, sacudo la cabeza entre divertida y decepcionada y le digo, sólo con el movimiento de los labios, que nos veremos luego.[/b]
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Miér Abr 02, 2014 12:00 am



James Grentham
(ft Ash)

Me encantaría poder tranquilizar a Ash, pero la cuestión es que por más opciones que pienso cada cual me parece peor.

Y soy escritor, cojones, debería o se supone que tengo mucha imaginación. Se ve que para la ficción sí, para darle vida a mis personajes por supuesto, pero cuando se trata de mi vida es otro rollo completamente distinto. Me frustra.

La cuestión es que daría lo que fuera, cualquier cosa, por quitarle toda esa presión que tiene encima, que en parte le he puesto yo. Obviamente, me siento un poco responsable. Pero, como todo, podemos solucionarlo de una forma razonable. Más o menos. Tampoco es que los del gobierno me estén pisando los huevos (por el momento); no hace falta hacer saltar las alarmas, a pesar de que yo ya haya dado muchas cosas por hecho. Cosas que, por otra parte, pueden ocurrir perfectamente conociendo el percal que se está cociendo pero...A veces siento que me agobio yo solo, agobio a los demás y así me va.

Venga. Voy a intentar ser positivo, por una puta vez. Ash parece sorprendida de que haya adivinado con tanta facilidad lo que le pasaba. Cariño, eres como un libro abierto para mí. Llevamos un tiempo bastante razonable saliendo, creo que llegados a este punto uno ya lo sabe todo del otro. O casi.

Está asustada. La entiendo, la verdad. Está asustada y con toda la razón del mundo. Porque tal como están las cosas en este sitio de mierda hay que rezar porque el día de mañana sea igual que el de ayer, pero de todos modos. No es hora de entrar en pánico, si no de vivir el día a día lo mejor que se pueda y con todo lo que tenemos. Que, y ya es mucho, es el uno al otro.

-Sh – la interrumpo – Escucha. No era mi intención asustarte, ¿de acuerdo? Sé que todo esto suena a locura para ti. Y créeme, para mí más todavía que estoy medio metido en todo este sin sentido. - Si ella supiera...

Me muerdo un poco el labio, dándole un sorbo a mi café como si me acabara de dar cuenta de que lo tenía delante de mis narices. Dios, necesitamos las tortitas. ¿Dónde demonios están las tortitas?

-Sea lo que sea – continúo – Vamos a encontrar una solución. Lo máximo que pueden hacer es intentar callarme y yo voy a intentar ser mucho más rápido que ellos para cuando se les ocurra esa genial idea, que espero que sea dentro de mucho tiempo. Ash – añado – Yo también quiero esto. Quiero poder hacer mi trabajo tranquilo, sin tener que estar pensando en que estén observando de cerca lo que hago o, a saber – Humedezco mis labios y vuelvo a tomar su mano, porque sé que le hace falta que yo la ayude a sentirse segura – Y sobretodo quiero poder tener una vida normal contigo. Por el momento lo estamos logrando, aunque no sepamos qué va a pasar mañana. ¿Mmm?

Una de mis manos dejan una caricia suave sobre su mejilla.

- Ahora no tenemos que hacer nada, así que respira – sonrío – Por favor. Oh. Y..

Me vuelvo. Por fin.

-Aquí está nuestro desayuno. Justo a tiempo.

Soy lo peor aligerando el ambiente, pero tenía que intentarlo.


Última edición por Bolly el Miér Abr 02, 2014 2:18 am, editado 1 vez
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Heka el Miér Abr 02, 2014 1:43 am

Gwen Rosenberg
ft Oliver




Debo ser la única profesora del colegio a la que le gusta llevar a los niños de excursión, pero la verdad es que me encanta. Claro que también soy de las pocas profesoras que hacen esto por vocación y no porque era una carrera fácil... A mi me encanta ver las caritas de alegría que ponen. Oírles reír y gritar durante el camino en bus y todo eso. A las demás, el bullicio de los críos les da dolor de cabeza.

Además esta excursión tiene algo positivo. Oliver viene como padre voluntario.

Lo mismo me hago ilusiones, pero creo que le gusto. Se acerca a hablar conmigo cada vez que viene a recoger a Sam y aquella noche en la que coincidimos y acabamos en el cine juntos lo pasamos bastante bien. Sin embargo no llega a atreverse a pedirme una cita ni nada, así que empiezo a pensar que lo mismo no le gusto tanto como pienso. O que no le gusto a secas. Tal vez simplemente es simpático conmigo porque es así de adorable y ya está. No lo se.

De todas formas, hoy he decidido que voy a pedirle una cita.

No suelo hacer estas cosas y en teoría no es lo convencional pero los tiempos cambian y ahora es igual de adecuado que una chica pida una cita a un chico que al revés, ¿no? Pues ya está. Además tengo pensado hacerlo en plan casual. Así si me dice que no, no será incómodo. Ahora bien... ¿Y si me sale demasiado casual y no se da cuenta de que hablo en términos románticos?

Empiezo a ponerme nerviosa.

Me apoyo en el bus escolar mientras esperamos a que lleguen todos los niños. Oliver y Sam aun no han llegado pero supongo que están al caer. Yo y Oliver nos sentaremos juntos en la parte de delante en el autobús y había pensado que era el mejor momento para preguntarle lo que le quiero preguntar. Que luego cuando haya treinta niños sueltos por los acantilados no me parece buen momento para andar distraída en tonterías sentimentales.

Justo cuando estoy planteándome si es mejor preguntarle a la ida o a la vuelta, aparecen. Y no puedo evitar sonreírles cuando se me acercan y Oliver me pregunta si llegan tarde. "No, no que va. Aun faltan cinco minutos para la hora de salir y creo que aún quedan por llegar un par de niños." Está muy mono y casi me tengo que morder la lengua por no preguntarle ya lo que quiero preguntar.

No es el momento, Gwen.

Justo después de que lleguen ellos, llegan los niños que faltan y les hago subir a todos en el bus mientras paso lista y Oliver les cuenta. Luego nos subimos nosotros -yo en el pasillo por si me tengo que levantar porque algún crío se maree o algo- y arrancamos.

"Oye, Oliver..." Apenas llevamos cinco minutos de camino y sigue sin ser el momento, lo se. "Estaba pensando... ¿Te apetecería que saliesemos a tomar algo alguna vez? A solas quiero decir."

Creo que Oliver está flipando y no se si para bien o para mal...
avatar
Heka

Mensajes : 1112
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Miér Abr 02, 2014 1:42 pm



Lucas North
(ft Layla and Logan, luego Logan.)

Ni puta gracia. Ni puta gracia tiene esto.

Y eso que sabía que más tarde o más temprano iba a ocurrir, porque era inevitable.  Pero sigue jodiendo, de cualquier forma y se mire por donde se mire. Que uno no se ha currado todos estos años para esto, hombre.

Desgracidamente para mí, es ella la que se baja inmediatamente de la mesa  (con lo bien que estábamos, oye) y se molesta en ponerme bien la camisa que para ser sinceros ni siquiera me había dado cuenta de que con el arrebato me la había dejado completamente descolocada.

Pero vamos a dejarlo en un continuará, por más que nos hayan interrumpido. Claro, que al volverme con una mirada que asesinaría a cualquiera que la recibiera y ver quién está detrás de la puerta me dan ganas de ser un poco menos evidente porque bueno, el chaval tampoco es que tenga culpa de nada en realidad.  Saluda y se disculpa porque había una cola enorme para los cafés. Me dan ganas de decirle que no lo suficiente, por lo visto, porque podríamos haber necesitado unos minutos más, pero veo que se dirige hacia mí y extiende la mano.

Señor Lucas North. Eso tiene muchísima gracia. Se ve que me estoy haciendo mayor, o será que al verle a él, tan rubio y con la edad que tendría yo más o menos cuando empecé a meterme en todo este tema, me está dando nostalgia.  No tanta el hecho de acordarme del jodido Viktor, pero bueno.

Me quedo mirando un momento su mano extendida antes de estrecharla, todavía aterrizando un poco del momento anterior. Tratándome de usted y todo. Qué cosas. La estrecho, finalmente, y sonrío débilmente. Si me hubiera pillado trabajando tranquilamente lo mismo le habría recibido de otra forma, pero no ha sido el caso, así que esta es una de las situaciones más incómodas en las que me he visto metido. Definitivamente. Joder.

-Puedes tutearme, y llamarme Lucas. Qué hay. Bienvenido.

En estos momentos no se me ocurre nada mejor que hacer. Y es entonces cuando Layla sale de su segundo plano, con su sonrisa y la melena todavía peinada de cualquier manera con sus manos. Creo que eso le ha dado la pista definitiva a nuestro amigo, quien de repente casi se ha puesto del color de un tomate.  Pero ella actúa con toda la naturalidad posible, sin dejarle oportunidad de formarse ninguna conclusión. Esa es mi chica. Aunque el pobre parece que no sabe dónde meterse y que está deseando que le trague la tierra. Ella enseguida aligera la situación, aunque el precio a pagar sea dejarnos a los dos y ella marchándose. Me dice con el movimiento de los labios que nos vemos luego. Y yo medio sonrío ligeramente en respuesta.

Sí, rubia. Nos vamos a ver luego. Cuenta con ello de verdad. Que esto no se va a quedar así. Una vez cierra la puerta tras ella y el encanto queda oficialmente roto, vuelvo mi atención hacia él. Vuelvo en mí, señalándole uno de los asientos que tengo frente a mí mesa. Yo, vuelvo a donde originalmente debería haber estado desde hace un rato ya. Pero las cosas han surgido como han surgido.

-Así que dime, Logan...¿prefieres hablarme un poco de ti o te hago un pequeño tour por los juzgados? No es gran cosa, pero para que te vayas haciendo a una idea de lo que vas a hacer aquí todos los días y de cómo funciona esto. Además, de que para la mayoría de las cosas tratarás conmigo. Tu expediente es muy bueno, desde luego.

Es un poco raro hacer con él lo que una vez hicieron conmigo cuando estaba recién llegado y era un pajarito diez kilos o más bajo mi peso. Observándolo todo con una fascinación que hoy en día encuentro divertida.  Pero se siente bien. De algún modo. Le sonrío, para que olvide un poco también lo que acaba de ver.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Heka el Sáb Abr 05, 2014 12:51 am

Meredith Drake
ft Mal y Alva



carica de circunstancias ftw XD

Si es que no se como no hemos caído en que Alva se presentaría cuando normalmente tiene estos detalles. Supongo que una parte de mí pensaba que si Alva iba a pasarse por aquí, me llamaría. Algo así como una cómplice de la sorpresa. Al final la sorpresa se la ha llevado ella, pobrecita.

Mal intenta pasar el momento como puede y manda a Alva abajo. Quería hacer desayuno con tortitas. Pero que monada. Ahora me siento mal. Bueno, ya me sentía mal, pero ahora peor. Me quedo de pie en mitad de la habitación mientras Mal y Alva hablan sin atreverme a decir nada. De todas formas, no es que ellos se estén dirigiendo precisamente a mi... De hecho Alva se va sin mirarme a la cara. ¿Estará enfadada conmigo o es que simplemente le da vergüenza mirar a su madre cuando va vestida solo a medias y con la ropa de su padre?

Espero que sea lo segundo.

Por la cara que pone, parece estar pasándolo tan mal como yo o peor. Al fin y al cabo es a el a quien ha venido a ver... "Lo siento." Es lo único que se me ocurre decir. "Es culpa mía... Debí haberla avisado..." Claro que... ¿De qué la íbamos a avisar exactamente si aun no nos hemos atrevido a decirle que estamos juntos? Supongo que en realidad lo que deberíamos de haber hecho es justamente eso. Contárselo. No dar lugar a que nos pillara tal y como lo ha hecho. Con el culo al aire literalmente aunque suene a cachondeo.

Hablando de lo cual...

Voy a mi parte del armario -porque ya tengo una. Pequeñita pero me hace ilusión- y busco algo que ponerme. El típico vestido para estar en casa. Aquí es lo único que tengo. Prendas cómodas para estar por aquí, algo de ropa interior, un cepillo para el pelo y el de los dientes... Lo suficiente. De todas formas, Alva ha dicho que iba a hacer tortitas aquí, así que supongo que no vamos a salir, así que valdrá. "Voy a bajar a la cocina. A ver si Alva necesita ayuda." Y a ver si soy capaz de hablar con ella sin morirme de vergüenza.

Me la encuentro liada con los cacharros de la cocina y me siento frente a ella con una sonrisa tímida. "Hija, ¿podemos hablar?" Me mira y suspiro. "Siento que nos hayas pillado a tu padre y a mi en esa situación." Intenta quitarle importancia y parece que lo último que quiere es hablar del tema, pero me parece necesario aclarar las cosas. "No, escucha. Deberíamos habértelo contado antes. Tu padre y yo volvemos a estar juntos. No ha sido cosa de una vez. Es... Parece que esta vez va en serio. Tal vez es demasiado pronto saber como de en serio y no tenemos un buen historial, pero parece que esta vez es diferente."

Cojo la cafetera y pongo una taza para cada una sólo por hacer algo. Ni siquiera me apetece tomar café. "Di algo, Alva... ¿Te parece... bien?"
avatar
Heka

Mensajes : 1112
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Sáb Abr 05, 2014 11:21 pm



Amanda Woodward
(ft George)

Gilipollas.

Maldito gilipollas. Y más gilipollas que soy yo por creerme ni una puta palabra de lo que George me tenga que decir. O me haya dicho, la verdad.

Esto es lo peor. Lo peor que podría pasarme. Y le escucho hablar, pero es como si todo sonara increíblemente vacío. Ahora mismo, nada tiene significado alguno. Me siento como si no fuera capaz de sentir nada salvo rabia. Muchísima rabia. Porque jamás, en mi vida, me imaginé que este día iba a llegar. Empezaba a sospecharlo – al menos una parte de mí lo hacía – desde el momento en que hemos puesto pie en Londres. Había algo en su actitud, estos días, que me lo estaba diciendo a gritos. Yo había decidido ignorar las obvias señales porque me engañaba a mí misma pensando que todo eso no podía ser verdad. Porque George es – era – la persona más maravillosa que ha entrado en mi vida en mucho tiempo. No podía ser un hipócrita de mierda, no podía estar diciéndome una sarta de mentiras. No podía haberme estado engañando todo este tiempo porque sencillamente creía que se preocupaba por mí, que quería crearme una futura posible carrera. O que había algo especial entre nosotros, joder. Era imposible que me hiciera eso simplemente.

A veces me dan ganas de darme de hostias contra la pared por caer una y otra vez en las mismas. Juro que cada tío con el que he estado no han sido más que tóxicos para mí. Veo que este caso no es muy diferente. Le tengo delante explicándose, pero las palabras que están saliendo por su boca me resbalan. Por completo. Estoy harta a tantos niveles, que lo único que quiero hacer es salir de aquí, mandar esta audición o lo que coño sea a tomar por culo de una vez.

Que lo siente. Dice que lo siente, el muy cretino. Dejando aparte el hecho de que yo sea especial o que jamás se acercara a  mí con esa intención o toda esa mierda que no suena más que a eso, a putas excusas baratas. Me acerco a él y con  mis dos manos sobre su pecho le empujo ligeramente hacia atrás. Porque me sale así. No lo he calculado, en ningún momento. Estoy demasiado frustrada.

-Una mierda, George. ¿Todo lo que estás diciendo? Es una jodida mierda. Eso es lo que es.

Aunque bueno, por la forma en la que lo dice sí, parece sincero. ¿Pero acaso no parecía sincero todo lo demás? Aquello de ser su ángel blah blah blah blah. No. Ya está, he tenido suficiente. No voy a volver a caer en lo mismo. Aunque sé que probablemente tan pronto como diga esto acabaré por no cumplirlo. Pero tengo el firme propósito de no hacerlo.

Encima tiene los cojones de preguntarme que si no lo entiendo. Que no tengo nada que ver, dice. Como si eso fuera una opción ahora mismo. Dios. Suspiro, negando con la cabeza. Intento evitarlo, aunque lo que me muero por hacer ahora mismo es cruzarle la cara. Le miro, trago con dificultad luchando con todas mis fuerzas hasta que lo hago. Y lo a gusto que me he quedado no lo sabe nadie.

-¿Sabes? En algo tienes razón. La gente cree lo que quiere creer. Y yo ahora mismo, no te creo. Ni una palabra.

Odiaría que me viera llorando o algo así, hacerle ver que todo esto me está afectando de alguna manera es lo que menos quiero hacer. Y aún así tiene suerte de que le haya montado el numerito en plena calle en lugar de delante de todo el mundo.

-Búscate a otra idiota. Pero conmigo no cuentes más.

Y no lo pienso más. Obligo a mis pies a que salgan corriendo de ese sitio de mierda. Pienso ir al hotel lo antes posible a recoger mis cosas. Me voy de aquí.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Miér Abr 09, 2014 12:40 am

Ashling Jones (con James)

On conceptual en plan "this is awkward"

Sé que James tiene la mejor intención. Que sólo quiere que las cosas vayan bien y que no me va a hacer irme si no quiero, ¿pero y si las cosas pasan aunque él no quiera? Que obviamente pasan. Soy una experta en eso, de hecho. En que si algo puede salir mal, salga mal. Así que sé que no depende de él. Y dado que no depende de él, no puede asegurármelo. Igual tenemos que irnos aunque no queramos. Es complicado. Y yo le quiero, y quiero creerle, pero sé que no puede.

En el fondo es muy tierno que esté nervioso y todo intentando convencerme de que todo irá bien. Sé que puede encontrar una solución. Es decir, entiendo todos sus puntos de vista pero tampoco es que eso me deje más tranquila. No sé, todo parecía ir tan bien... y odio que por la política o por lo que sea esto todo haya cambiado. Igual James tiene razón. Igual lo mejor sería alejarnos de esta isla y pasar de todo y empezar de nuevo, en otra parte, con nuestros nombres de verdad. Puede que eso sea lo que tenemos que hacer y yo no esté más que reteniéndole aquí. Dios, eso sería horrible.

Las tortitas interrumpen el monólogo de James y con ellas nos quedamos callados, comiendo, por un rato. Están buenísimas, como siempre, pero tengo un nudo en la garganta. A quién se le ocurre quedar para hablar de estas cosas desayunando. Vaya desperdicio.

La cosa es que entre bocado y bocado miro a James y veo lo incómodo que está y me culpo un poco. Ya tiene bastantes problemas como para que yo le añada más. No es justo para él, después de todo lo que ha hecho por mí. Después de todo lo que está dispuesto a hacer.

Dejo el tenedor, bebo un poco de té, respiro hondo y le miro a los ojos.

-¿Sabes? Si quieres que nos vayamos, si crees que es lo mejor... entonces estoy completamente dispuesta a irme contigo.- Además, que sí, que ya lo he decidido y que no hay vuelta de hoja. Es la persona a la que más he querido en años, la que me protege, la que me mantiene bien. No voy a hacer el tonto por una estúpida isla que ni quisiera me quería aquí, para empezar.- Perdona porque me haya puesto nerviosa antes, los cambios no... no son lo mío, creo. Sobre todo cuando las cosas van bien.- Me aparto un mechón de pelo de la cara. Estaba nerviosa antes y lo estoy ahora, pero estoy decidida, al menos. Es mejor que como estaba hace un rato.- Pero tienes razón, y todo lo que pides es completamente normal y además es bueno para ambos, así que si es lo que quieres, si es lo que piensas que debes... que debemos hacer, entonces, vámonos.

Le sonrío. Tengo el corazón a mil por hora, pero me da igual. Esto es amor, ¿no? Y me refiero tanto a las palpitaciones como a estar dispuesta a hacer cualquier cosa por él.

Le observo un rato. Un rato que parece larguísimo, hasta que al final ya no puedo más y le digo: -Bueno... di algo.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Miér Abr 09, 2014 1:42 am

Logan Roth (con Lucas)

Llamadme enfermo, pero estoy seguro de que he interrumpido algo aquí entre el jefe y esta chica. No sé, es la manera en que se mueven, en que se miran... no se me ha escapado cómo lleva ella el pelo o que la ropa está un poco descolocada. Soy buen observador, supongo que por eso me metí a esto, o lo soy precisamente porque me metí a esto. No importa, en realidad. Lo único que puedo decir es que me da la sensación de que en esto no me equivoco y la verdad, me siento hasta un poco mal de haberles interrumpido. No me habría hecho daño quedarme con Ainara otro rato y les habría dejado en paz...

Pero prefiero no pensar en eso en realidad. Es mi primer día de trabajo y pensar eso de tu jefe es raro no, lo siguiente.

Así que cambio de registro y hago como que no me he dado cuenta del momentazo, sentándome donde North... no, Lucas, me ha dicho que le llame Lucas, me indica. Todo aquí es más pequeño y más personal de lo que era en Londres (el MI-5 son palabras mayores) pero no puedo decir que me desagrade. Me siento cómodo, a pesar de todo, y no me intimida. Aunque eso también puede ser porque tengo más confianza en mí mismo que cuando llegué allí. Sé que soy capaz de hacer cosas, lo demostré en su momento aunque no sirviera para nada a la larga. Supongo que eso también cuenta.

Espero sus instrucciones y me da a elegir entre hablarle de mí o que me dé una vuelta para enseñármelo todo. Me dice que la mayoría de las veces trabajaremos juntos y encima halaga mi expediente. Contengo una sonrisa, pero ganas de sonreír no me faltan. A todo el mundo le gusta que le digan cosas buenas, y a mí no es que me hayan dicho demasiadas y en torno a mi trabajo, menos.

-Gracias- le digo.- He trabajado duro, e invertido mi esfuerzo en muchas cosas, aunque a veces no salieran bien. Si algo puedo asegurar es que no pienso decepcionaros trabajando aquí.- Le he tuteado, bueno, creo que él me ha dado permiso... espero que esté bien. Lo dicho, aquí todo parece más relajado. Y yo encantado, que conste.

Tomo aire. Me ha dicho que hable de mí, y la verdad, tampoco es que sepa muy bien qué decir. -Acerca de mí, bueno... soy de Londres, y siempre he querido trabajar en esto, desde que era un crío. Quizá influido por las películas, no sé- digo, divertido. ¿Demasiado divertido, quizá? Estamos bien. Logan, relájate o la vas a liar más al final.- Por supuesto que una vez estás dentro no es como en las películas, pero el trabajo no me ha defraudado. Tengo vocación y me alegro muchísimo de que esta oportunidad me haya permitido ejercerla.

Bueno, creo que al final me ha salido redondo. Ni tan mal. Para estar un poco nervioso, no ha sido un fracaso absoluto. Teniendo en cuenta que muy probablemente le he chafado su "cita" de esta mañana, más me valía quedar bien.

-Ahora, si quieres enseñarme esto y cómo va a ser la rutina de trabajo, yo encantado. Me gustaría hacerme lo antes posible.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Dayna el Jue Abr 10, 2014 3:09 pm



Jake Lewis
ft. Trev y Drew


Me tiembla un poco el cuerpo. Es la primera vez que hago algo así y estoy nervioso. Muy nervioso. Aunque también tremendamente excitado. Mi cuerpo me grita que siga adelante, y sinceramente, ahora mismo no estoy en condiciones de oponer resistencia. No cuando tengo delante a Drew, pegado a mi cuerpo, rodeándome, pasándome su lengua por mi cuello, susurrándome cuánto quiere follarme. Sus manos me recorren el pecho, desnudo, y bajan hacia la hebilla de mis pantalones, que de repente me parecen el elemento más innecesario del mundo. Necesito quitármelos. No, necesito que él me los quite. Pero los pantalones ya no están, y en su lugar me encuentro aprisionado por un bañador, que se me pega y me agobia. Y hay agua, agua por todas partes. Estamos en la piscina a la que fuimos la noche que nos conocimos, y Drew está completamente empapado, con el pelo mojado pegado a la cabeza, con una expresión traviesa en la cara mientras se acerca y me tira de la goma del bañador para quitármelo. Avanzo todo lo que puedo hacia él hasta quedar pegado a su cuerpo, y me doy cuenta de que él no lleva bañador. Mi mano baja instintivamente hacia su culo, ese culo que he querido agarrar desde el primer momento en que le conocí, y lo abarco con mi mano, apretándolo, consiguiendo sacar un suspiro de la boca de Drew, que dura lo que tarda él en pegar sus labios a los míos e introducir su lengua en mi boca…

Y suena el despertador.

Me despierto con el mayor sobresalto de mi vida. No es la primera vez que sueño con Drew, de hecho he soñado con él prácticamente todos los días desde que le conozco. Pero es que este sueño ha sido TAN real… Tanto, que la tienda de campaña que he formado con la sábana me impide ver el escritorio al otro lado de la habitación. Joder, espero que no entre nadie ahora mismo.

Por una parte estoy aún demasiado excitado por el sueño, pero por otra estoy terriblemente decepcionado, porque no ha sido real. Joder, daría lo que fuera porque se hiciera real. Es una necesidad física ya, como bien prueba la impresionante erección que tengo en estos momentos, y de que me tendré que encargar si no quiero bajar a desayunar pareciendo un depravado. Decido que la ducha es el mejor sitio para ello, así que tardo cuatro segundos en quitarme toda la ropa y meterme dentro. Entre el calentón que llevo y que sigo visualizando a Drew mojado en el sueño, no tardo mucho en acabar, sinceramente. Esto me preocupa un poco, porque Drew tiene ese efecto en mí, y lo último que quiero cuando por fin consiga perder la virginidad (esperemos que con él) sea que me etiquete como eyaculador precoz.

En fin, mejor saco todo esto de mi mente, porque bajar a desayunar delante de mi familia con estas cosas en la cabeza es algo incómodo. Cuando bajo, mi hermano ya se ha ido, y eso para mí es un alivio porque no importa el momento del día que sea, él se las apaña para ponerme de mala leche. Pero después del sueño que he tenido poco me va a poder poner de mala leche hoy. Me tengo que obligar a centrarme en lo que estoy haciendo, pero es imposible. Mi mente vuelve a Drew, a su sonrisa, a su torso, a su lengua… Mi madre me grita que qué narices me pasa cuando me unto la mantequilla en el dedo en vez de en la tostada. “Lo siento, estoy un poco distraído hoy”. Bueno, el eufemismo del siglo.

Me como la tostada a toda prisa y me termino el café de un trago, aunque esta mañana me lo he preparado descafeinado, porque lo que menos me hace falta en estos momentos es más excitación. No me despido de mis padres, ni ellos miran siquiera en mi dirección cuando agarro la mochila y salgo por la puerta. El instituto no queda lejos de mi casa (en Niamh realmente nada queda lejos de ningún sitio) y en diez minutos a paso rápido ya estoy en la puerta. Sin embargo durante todo el camino no puedo evitar pensar en lo mismo. ¿Qué haré cuando me encuentre con Drew?

Ha pasado un mes desde que nos conocimos, y él es tan simpático, tan alegre, tan… (la baba, Lewis) en fin, tan todo, que ha congeniado perfectamente con el grupo. Se junta ahora bastante con Trev, Jim, Darren y conmigo, aunque es conmigo con quien más habla y con quien mejor se lleva. Ninguno de los otros ha comentado nada acerca que de Drew sea gay, es más, lo ven con toda la naturalidad del mundo, cosa que me alivia, en caso de que algún día se descubriera lo mío… Porque con él al lado, mi secreto peligra. Lo sé. La forma en que le miro, cómo le hablo, incluso cómo le rozo… Hasta un mono se daría cuenta. Los chicos no me han mencionado nada pero no me extrañaría que se olieran algo.

“¡Eh, Trev!”. Le hago señas a Trev, que se gira en cuanto me oye. Estaba apoyado en la puerta del insti, con la mirada perdida y cara de pena. Bueno, la mirada no la tenía perdida, la tenía donde siempre: enfocada hacia Trish, su antigua amiga. Se piensa que no nos damos cuenta, pero cada vez que está ella, sus ojos van derechos. ¿Seré yo tan obvio como Trev? ¿O incluso más? Joder, ¿y si ya lo sabe todo el mundo? Pero no, me lo habrían dicho… ¿no?

Trev me da una palmada en el hombro, que es como siempre me saluda, y me pregunta si he venido corriendo. “¿Corriendo? No, ¿por qué?”. Por lo visto estoy colorado como un tomate. Qué bien, justo ahí, que no se note… Cuando estoy tratando de tranquilizarme y pensar en cosas normales, noto que alguien me pellizca el costado, justo en una zona donde tengo muchas cosquillas. Doy un salto involuntario, a la vez que me giro, y me encuentro frente a frente con la cara de Drew, sonriéndome.

Voy a necesitar otra ducha.

“Ehhh…. Hola”. Qué elocuencia. Drew suelta una risita y yo me quedo embobado mirándole la boca. Por más que lo intento, no puedo evitar acordarme del sueño y de todo lo que vi y sentí, pero es lo peor que puedo hacer en estos momentos, con él delante, así que me muerdo el labio tan fuerte que me hago daño. Me giro para hablar con Trev y así no tener que mirar a Drew, pero Trev ha desaparecido. “¿Eh? ¿Dónde está Trev?” le pregunto a Drew, mirando hacia todas partes. Me contesta que se ha ido hace un par de minutos, después de decir que tenía trigonometría y que tenía que salir pitando. Y yo no me he enterado de nada de eso porque estaba mirándole la boca a Drew. Qué sutil soy.

“Oh… Bueno, nosotros también deberíamos entrar, nos van a poner una amonestación por llegar tarde…” comienzo a decir, pero Drew no se mueve del sitio. De hecho, sigue teniendo esa sonrisa traviesa… Esa que se parece demasiado a la que tenía en mi sueño. Me dice que por qué ir a clase, que hace demasiado buen día para desperdiciarlo en las aulas. Le miro de forma perspicaz, porque la idea de saltarme las clases e irme por ahí con Drew, los dos solos, es demasiado tentadora, pero… “Nos vamos a meter en un lío”. Él me mira y ensancha la sonrisa, y se acerca un poco más a mí, tanto que puedo oler su colonia. Mis sentidos se nublan. “Por otro lado, ¿quién necesita aprender las yuxtaposiciones?”.

Ay Drew, me vas a matar.

avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Vie Abr 11, 2014 12:01 am



Lucas North
(ft Logan)

El chaval no es tonto, y seguramente se ha olido todo lo que ha pasado porque la cara que tiene es de intentar disimular. Pero no voy a culparle, en absoluto. De hecho, si me hubiera caído peor seguramente me estaría tomando mucho peor el hecho de que nos hayan dejado a medias.

Pero la verdad es que es simpático, tiene gracia aunque esté algo nervioso y eso ha hecho que tenga menos ganas de torturarle por así decirlo. Que no es que tuviera pensado hacerlo, por descontado, pero si me tocaba alguien que no me cayera en gracia demasiado después de la interrupción a lo mejor me habría salido un poco la vena cabrona...

Lo justo, eso sí.

Es muy educado, desde luego, y da la sensación de no estar acostumbrado a esto de que un superior te permita que le tutees. Personalmente, no tengo ninguna necesidad de escuchar eso de Señor North mucho más tiempo, porque lo que pretendo es hacerle sentir más cómodo y no lo contrario. Además, que esto es Niamh...no es Londres, ni Nueva York o París.  A lo mejor en la capital es diferente – seguro que lo es – pero aquí hacemos las cosas de otra forma. Y espero que se vaya acostumbrando...porque a mí me costó por más que me gustara.  Aún así parece muy dispuesto a empezar y eso es todo lo que importa. De hecho, es curioso cómo por cada palabra que cruzamos me recuerda cada vez más a mí. Al menos en ciertos aspectos.

-Estoy seguro de ello – le confirmo mientras sigo leyendo lo que viene a ser su CV – MI5. Impresionante.

La verdad es que ahí no entra cualquiera. Quiero decir, tienes que tener un perfil lo suficientemente bueno para entrar así que esa fue una de las principales razones que me llevaron a creer en que esta persona era perfecta para el puesto. Al menos, ya estaba familiarizado con lo que suponía.  De hecho, no sé hasta qué punto trabajar para el MI5 presiona pero si ha superado eso – aunque haya sido temporalmente – superará esto sin problema.

Me comenta que es de Londres – de ahí el pulidísimo acentazo – y que básicamente lo ha llevado siempre en las venas. Me lo imagino fantaseando con las películas de Bond como todo hijo de vecino, o al menos los que nos hemos acabado metiendo en esto creyendo que iba a ser igual – chica bond incluida – y al final nos hemos dado una hostia épica. Al menos yo. Aunque no en todo, en eso estamos de acuerdo. Sonrío cuando me comenta lo que le une a este trabajo, sus sueños de niño, porque es dulce que haya tenido este tipo de trabajo en un pedestal cuando la cruda realidad es que muchos días lo odias.  Vuelves a casa con ganas de encerrarte y no querer salir en una semana mínimo. O lo contrario, sales a correrte una buena juerga a ver qué pasa.  Admito que lo de las juergas va mermando lentamente pero no de forma menos preocupante.

-Todos quisiéramos que  fuera como  Bond, ¿no? - comento, ligero, para que no se sienta tan tenso él tampoco – Esto es algo distinto, pero estoy seguro de que le cogerás el ritmo enseguida – Me levanto – Entonces, si estás dispuesto. Te enseñaré un poco esto.

Él asiente. Está contento, y envidio mucho esa vitalidad y ganas que se tienen cuando acabas de llegar. Quieres absorber todo el conocimiento que puedas, vas a comerte el mundo y estás dispuesto. Con un poco de suerte, a Logan no le pasará lo que a mí. Que por querer comerme el mundo me di con la primera en la frente.

Abro la puerta, dejando que él pase antes de adelantarme para irle indicando el camino. Las becarias, todas repartidas haciendo sus cosas, parecen tener los ojos fijos en nosotros y están todas con la misma risita contagiosa. Para mí no es nada nuevo, estoy más o menos hecho a tenerlas parloteando por aquí. Yo no me corto y al ver que una de ellas está claramente hablando sobre nosotros, la saludo con la mano.  No falla y es la única forma de que vuelvan a lo suyo. Algunas se mueren de vergüenza por haberse dejado tan en evidencia, como es el caso de esta chica. Logan me mira como si tampoco le pillara de nuevas pero ya lo hubiera vivido antes. Supongo que la percha que tiene el amigo tampoco les habrá disgustado. Que aunque nunca me haya fijado en estas cosas en los que a hombres concierne...lo podría entender.

Le voy dirigiendo hacia donde está todo el meollo y el papeleo. Layla está en su mesa. Nos mira y podría decirse que casi se le escapa una sonrisa. A mí también, pero en su lugar desvío la mirada aclarándome la garganta. Vamos a centrarnos en lo que nos ocupa en lugar de estar con la mente en antes de que viniera la nueva adquisición. La gente está a lo suyo pero observa haciéndose los que están ocupados.

-Bien – le digo – Esto es inevitable y tendrás que hacerlo – le comento – Los primeros días lo de archivar expedientes y revisarlos va a ser obligatorio.  No te preocupes, te prometo que la cosa mejora. Pero son trámites que hay que hacer.

Por desgracia, pienso. Que todavía me acuerdo de las horas que me tuve que tragar ahí. Él está observando todo con mucha curiosidad, pero no parece decepcionado, si no más bien diría distraído con toda la actividad que hay

- Sí. Últimamente esto no para. Pronto te explicaré por qué – Nos acercamos hasta  la máquina de ese agua sucia al que llaman café – Y te aconsejo que no bebas nada que salga de aquí, por favor. Supongo que ya conocerás la cafetería de al lado. No la olvides.

Al menos le he hecho reír un poco , a pesar de que el consejo es bastante sincero. A veces no queda más remedio pero ese café da bastante pena.

-Pues ahora vamos a la parte más interesante. Siempre hay que guardarse lo mejor para el final, ¿no?

Tengo toda la sensación de que este chico me va a acabar cayendo muy bien.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Dayna el Dom Abr 13, 2014 10:54 pm

Larry Briggs
ft Jill




Vaya mesecito he tenido. En esta isla dominan muy bien la técnica de dar con la puerta en las narices, porque ya me ha pasado varias veces en lo que llevo de mes, y eso que procuro ser todo lo amable que puedo… Tenía algunos compañeros de trabajo antes que se comportaban fatal ante los clientes, pero yo voy siempre intentando que no haya problemas ni malos rollos, y aún así parezco la peste. Todo el mundo me evita. Que yo lo entiendo en realidad. ¿Quién quiere tener en su casa a un vendedor de seguros? Ni yo me abriría la puerta. Debería haber escogido otra carrera, pero pocas opciones tengo ya.

Hoy me toca visitar de nuevo a la señora Seaver. Ella fue la primera persona a la que visité en Niamh, y cómo no, también me mando a la mierda, nada sutilmente. La di un mes de plazo para volver a reclamar los pagos del seguro, aunque me gané una buena bronca de la central, porque se supone que no debería hacer ese tipo de cosas. Pero, ¿qué otra cosa iba a hacer? Esa mujer estaba deseando perderme de vista, y parecía muy estresada, me dio cosa exigirle nada. Tampoco es que hubiera podido, porque era de armas tomar…

Casi me da un poco de miedo volver, pero hoy cumple el mes que le di de plazo y necesito hablar con ella a ver cómo va a ir la cosa. Le pedí que contactara con su ex marido, ya que nosotros no hemos conseguido ubicarle, y espero de verdad que lo haya hecho, porque no puedo darle más plazo. He salido temprano de casa, porque quiero aprovechar todo el tiempo que esté fuera. En este mes que he pasado en la isla he llegado a conocérmela bastante bien, ya que voy a todas partes andando, y he descubierto que me gusta muchísimo. Cuando me relegaron aquí lo sentí como un castigo más que otra cosa, pero ahora hasta me alegro de que lo hayan hecho. Total, en Detroit las cosas no es que le fueran mucho mejor.

Por fin llego a la pastelería de la señora Seaver. Es un local encantador, pequeñito pero muy vistoso. Estoy inspeccionando el escaparate cuando aparece la señora Seaver, corriendo, ocupada en rebuscar algo en su bolso y sin prestarme ninguna atención. Cuando se da cuenta de que estoy aquí plantado, farfulla atropelladamente algo sobre que los hornos están apagados y que “niños”. No he entendido gran cosa de lo que ha dicho, pero está claro que no me ha reconocido, porque la vez anterior no fue tan amable. No obstante, cuando abre la puerta, entro tras ella.

Se mete en la trastienda sin parar de hablar, e intento hacerme oír por encima de ella para comentarle quién soy y por qué me encuentro aquí, pero no hay manera porque la mujer sigue quejándose del tráfico y de no sé qué más. Incluso me llega a ofrecer un café, antes de levantar la vista y mirare bien por primera vez desde que ha llegado. Y ahora sí que me reconoce. No le ha sentado muy bien.

“Sí, soy yo otra vez, señora Seaver…”. Ya se está preparando para echarme a los perros, lo veo venir, así que la corto antes de que eso ocurra. “Déjeme solo preguntarle si ha tenido éxito localizando a su ex marido”. Ella resopla, y me dice que no, que no ha conseguido contactar con él. “Bueno, su póliza venció hace tres meses, y con el incumplimiento de pago…”. Antes de que pueda seguir, me dice (más bien me grita) que ella no piensa pagar nada. Me mira como si quisiera matarme, y una vez más pienso en lo injusto que es mi trabajo. ¡Si yo soy majo! Si hubiera conocido a esta mujer en otras circunstancias y no por este asunto, estoy seguro de que le habría caído bien.

“Verá, mi empresa… En fin, básicamente me están machacando para que la haga pagar. No les importa quién pague, el caso es que pague alguien”. Por su cara noto que no le está sentando muy bien. Me grita una serie de cosas que, en resumidas cuentas, vienen a significar “que le jodan”. Suelto el aire, porque no sé cómo salir de este atolladero. Por un lado, la empresa quiere que obligue a esta mujer a pagar el dinero del seguro, pero por otro, ella no tendría por qué pagar algo que contrató su ex marido.

“Está bien, está bien, déjeme decirle algo. Yo no soy mi empresa. Y sé que usted no contrató nada y por lo tanto no tiene nada que pagar. Por eso le pedí que hablara con su ex marido. Si él hubiera aparecido, esto podría haberse solucionado, pero al no ser así…”. No sé qué hacer. El protocolo dicta que si no se paga la póliza, su nombre entre en una lista de morosos e incluso podría iniciarse una querella contra ella. Pero, ¿cómo le voy a hacer eso a esta mujer? Es demasiado injusto…

“Le diré lo que voy a hacer. Usted me va a decir que sí, que ha logrado hablar con su ex marido. Yo voy a escribir en el informe que hemos contactado con él y que se ha negado a pagar. En todo caso, será su nombre el que aparezca en la lista de morosos y no el suyo, señora Seaver”.

Se me puede caer el pelo por esto, pero, ¿acaso no es lo que haría una buena persona? Le pongo mi sonrisa más amable a la mujer, que me mira completamente desconcertada, y espero su respuesta.

avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 15. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.