·Nombre del foro: The Exile
·Administradora: _Sara
·Diseño: Gaia
·Ubicación: Niamh, Irlanda
·Estado: Abierto
·Creado en: Octubre, 2010
Últimos temas
» 2x08 -- Presumed Guilty
por Buffy Hoy a las 10:13 pm

» Caroline Dhavernas // Rachel Tyler
por _Sara Miér Ago 16, 2017 2:51 am

» Hello there!
por Bolly Miér Ago 16, 2017 1:12 am

» Pues hola de nuevo!!
por Heka Mar Jun 27, 2017 10:55 am

» White Flag
por Buffy Vie Jun 16, 2017 8:24 pm


2x06 -- Yes we can

Página 13 de 15. Precedente  1 ... 8 ... 12, 13, 14, 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Lun Nov 24, 2014 8:49 am



Charlotte Day || Con: Will || En: casa - VOY
Lucas North || Con: Layla || En: casa - VOY
Vera Elster || Con: Harry  || En: casa - WAIT
Ainara Campbell || Con: Logan || En: pub -VOY
Elise Arnette || Con: Leo || En: bar - WAIT
Graham Shore || Con: Melissa || En: restaurant - WAIT
Héctor Nevada || Con: la rubia || En: nightclub - WAIT
Laura Braden || Con: Slatan || En: bar - VOY
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 15/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Buffy el Lun Nov 24, 2014 9:13 am

Will Brennan
ft. Maureen Miller



Maureen lo entiende. No sé porqué, pero pensaba que no lo haría (ah, sí, porque nadie en esta puñetera isla lo ha entendido, por eso iba a un poco rollo pesimista) pero me alegra que no sea como mi familia. O bien Aimée era una loca o yo era un vago o se nos rompió el amor porque somos tontos. Nadie excepto Maureen ha dicho nada sobre que se nos haya derrumbado algo que hemos construido muy difícilmente y eso jode. Jode que estés ahí, partiéndote el alma para que luego sea todo una puta mierda, nadie lo entiende. Así que me alegro de que ella lo haga y acepte venir a ayudarme con mi futura casa. - Tienes razón, al menos con lo que me he ahorrado en los abogados me podré emborrachar - O montar un bar, pero ambos sabemos que acabaría en la bodega bebiendo y sería contraproducente -.

Al parecer mi hermana y ella van a salir a tomar una copa y me propone acompañarlas. - No te ofendas, pero parece una noche de chicas y... - Me giro la bragueta - Creo que todavía soy hombre. Ahora cuando vaya al baño, te lo confirmo - Aunque sea una burrada (podría ser, peor, podría haberme mirado dentro de los pantalones aquí mismo) al menos la hace sonreír. Sí que me apetece ir con ella fuera de aquí, pero Sally. Sally y sus cosas de ser Sally y sobre todo, que tres son multitud y o ella acaba de carabina o yo acabo de tercera embrujada - Vale, hagamos una cosa, realmente no voy a poder permanecer aquí mucho tiempo seguido sin, ya sabes, cometer un asesinato o varios - De pequeño intenté deshacerme de mis hermanos abandonándolos en algún sitio de dónde pensaba que no sabrían volver, pero mi madre siempre me pillaba y me daba una colleja que picaba una semana entera-.

- Voy a decirle a Sally que podríais retrasar vuestra salida aunque sólo sea una hora - Le propongo. Las soluciones a medias no son lo mío pero ya estoy en la gran ciudad, he vuelto a casa, a una casa que desde que tengo uso de razón ha sido muy salomónica (?) - Podéis quedar en la puerta del bar y yo te acompaño cuando terminemos de... ¿Andar? - Estoy acostumbrado a las caras raras de Aimée cuando le decía de andar, porque siempre respondía "estos tacones NO son para andar" y yo "pues coño, no te los pongas en los pies" - Así puedo seguir hablando con la única persona aquí presente aparte de mi madre que tiene dos dedos de frente... - Igual mi padre. Aunque a veces se pelea con mis hermanos y hacen piques de ver quien lanza un balón máslejos y es como "ugh, papaaaa..." - Y luego podéis tener vuestra noche de chicas y hablar de lo bonico y majo que soy-.
avatar
Buffy

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 09/09/2014
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Jue Nov 27, 2014 8:18 am

Leo Sturtevant (con Elise)

No sé si a esta mujer la echarán por hacer uso personal de las existencias, aunque supongo que no lo tendrán contado al mililitro y de cualquier forma no voy a ser yo quien se chive. No tiene que agradecerme nada, o sea... es mi trabajo y en todo caso tendría que ser yo quien le agradeciera a ella, pero bueno, supongo que ahora somos algo así como amigos y esto es lo que hacen los amigos. Nunca he tenido una amiga que trabajase en un bar antes. O siendo estricto, no he tenido muchas amigas, con A, en general. Es complicado ser amigo de una chica, sobre todo cuando te parece guapa, y más aún cuando entre todas tus escasas amigas con A ninguna lo ha sido después de que te la tires. Así que tienes que elegir entre lo que tienes y tirártela, y cuando tienes muchas ganas de hacer lo segundo créeme, es una decisión difícil.

Pero no sé qué hago pensando en tirármela cuando sólo me acaba de regalar una copa. Bueno, y unos cuantos cafés desde que la conozco, ok, pero de cualquier forma no es prueba suficiente de que aceptaría. Igual tiene novio y todo. Nunca le he visto, ni recogiéndola ni nada, así que si es el caso es un novio un poco gilipollas, pero bueno, hay gente para todo. Que tenga novio es meh, pero que tenga uno y encima sea imbécil sería doble meh. En fin.

Me da tiempo a pensar en todas esas chorradas entre que ella se pone el chupito y me dice de brindar por los días de mierda. No creo que los días de mierda se lo merezcan, pero bueno, que le jodan al mundo. Choco mi vaso con el de ella y cruzamos una sonrisa antes de beber y que el whisky que me ha puesto no me mate tanto como antes ahora que ya estoy preparado.

-Creo que el día de mierda se está arreglando un poco- le digo. O sea, no. Esto no va a hacer que tenga más pasta de la que tenía hace un rato o que al poli capullo le salga una piedra en el riñón, pero al menos me ayudará a sentirme menos mierda al respecto.- Creo que voy a coger costumbre de venir aquí cuando acabe el día. Bueno, no es algo que no hiciera antes pero... tú me entiendes.- No sé qué estoy diciendo, la verdad, sólo quiero decirle que me ha mejorado la noche... y podría decirle eso, simplemente, sin decir chorradas, pero entonces no sería yo. Menos mal que ella no piensa que soy imbécil, aunque podría.

Me acabo la copa y dejo el vaso sobre la barra, después tomo aire y la miro.

-Estaba pensando... ¿cuándo libras?- le pregunto.- Porque estaría bien tomarnos algo juntos que no fuera a costa de tu jefe. O sea, siempre es mejor que sea a costa de tu jefe- JA JA JA, Leo. Le sonrío un poco para que note que era coña, aunque en parte es tristemente cierto. Como de aquí a mañana no mejore la cosa no voy a tener un duro con el que invitarla-. Pero esto es tu trabajo y debe de ser un poco coñazo. Quiero decir, supongo que te apetecerá salir a alguna parte alguna vez... y eso.

En serio que no sé cómo he llegado a este punto ni por qué le estoy contando todo esto, de verdad. No sé en qué momento he decidido que pedirle salir es una buena idea y en parte me estoy desinflando pero en parte mantengo la esperanza porque me gustaría que saliéramos, pero por otra parte no me gustaría que me dijera que no, y la única forma de evitar completamente un no es no decírselo, pero ya es tarde.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Jue Nov 27, 2014 8:44 am

Sarah Price (con Héctor)

Este idiota me ha puesto la mano en la rodilla con todas sus confianzas, y lo peor de todo es que debería quitársela y cortarle el rollo, pero no quiero.

Y no quiero porque dentro de todas sus maneras de sobrado sabe cómo tocar a una mujer. Incluso en esa invasión de mi intimidad que yo no he pedido sabe lo que quiero y sabe cómo dejarme con ganas de plantearme qué tal se le daría si subiera la mano más hacia arriba... y después lo hace. Dios, que le jodan. Odio que se haya salido con la suya. Pero el problema es que si se lo niego me quedaré con las ganas yo y he tenido un día de mierda. Pensaba que mi recompensa sería darle a este tío con la puerta en las narices y me estoy dando cuenta de que no. Igual mi recompensa es hacer justo lo que hacen ellos. Ver algo que me gusta y tomarlo. Y él, a pesar de todo, me gusta. Y eso es justo lo que quiero.

Contengo una sonrisa cuando escucho el tono que le sale al pedirme la copa. No sé quién está siendo más rápido de los dos. Al menos lo está mostrando más. Esta ronda la gano yo.

Cruzo las piernas, obligando a su mano a bajar un poco hacia la rodilla o no llegamos a ningún lado, y asiento con la cabeza en un gesto de agradecimiento cuando la camarera me trae la copa. Bebo un poco de vino y me inclino hacia él. -Aparte de intentar irte calentito a la cama esta noche, ¿qué te trae por Niamh?- le pregunto, entonces. Estoy a punto de echarme a reír, por efecto del vino y de su mano y de las ganas que veo que tiene de seguir subiendo. Y eso que todavía no se ha dado cuenta del espectáculo que le estoy mostrando al inclinarme hacia delante con una camisa de escote. O sí, pero está consiguiendo ser estoico. Esto es un pulso y no sé si me encanta o lo odio, sólo sé que lo voy a ganar yo.

-Porque estoy segura de que no llevas mucho tiempo aquí. Te habría visto antes, tengo que reconocer que no eres fácil de olvidar-. No sé si se lo tomará como un halago, seguramente, no hay más que verlo. Y yo que no tenía ganas de ponérselo fácil. Deberíamos dejar a un lado las frases hechas.- Eres distinto. No hay muchos como tú por aquí.

Y entonces me acerco un poco más a él, mordiéndome el labio inferior, en dirección a su oído. Estoy pasándomelo de puta madre, lo tengo que reconocer. Al final este encuentro inesperado que me daba toda la pereza del mundo va a acabar mereciendo la pena.

-No sé si seré la primera, la segunda o la tercera con la que lo intentas esta noche...- le susurro entonces. La distancia justa para no rozarle, para no darle demasiado ni demasiado poco. Lo suficiente para dejarle esperando más. Es justo, es lo que él está intentando hacer conmigo. Los dos hemos caído en la trampa y no sé si nos arrepentiremos mañana, pero eso... ¿qué importará mañana? Probablemente esta sea la única vez que lo vea. No pienso dejarle un número de teléfono ni nada que se le parezca. No pienso verme enredada en nada parecido a una relación en mucho tiempo.

Aunque mirándolo por otro lado, él tampoco parece de los que quieran eso. Como todos, en realidad. En fin.

Aparto ese pensamiento porque sólo va a estropearme lo que estoy a punto de hacer, y termino la frase: -... pero te digo una cosa, Héctor. Vas a tener que esforzarse.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Vie Nov 28, 2014 8:55 am



Héctor Nevada
ft Sarah AKA la rubia.

No sé si esa cara que ha puesto cuando le he pedido lo suyo puede interpretarse como que se lo está pasando bien o no. Desde luego parece estar regodeándose en el hecho de que no haya tenido que tocarme siquiera para estar tan cachondo como realmente empiezo a estarlo.

Y esta debe ser la primera vez. Que me pase así, por descontado. Es nuevo, y está muy bien, todo lo que tú quieras. Pero si pretendo que echemos un polvo en condiciones voy a necesitar pensar en muchas listas de la compra a este paso.

Parece leerme el pensamiento porque cuando más motivado parezco estar ella cruza las piernas.  Las malditas piernas que hasta hace un momento tenía un poco abiertas para recibir mi mano. Tristemente, me obliga a desandar el camino, pero yo la mano no la aparto.

Es curioso porque normalmente con las mujeres sé lo que quieren rápido, van al grano, no me vienen con juegos ni polladas varias. Aunque esto lo he empezado yo, siendo justos. Únicamente no esperaba que ella fuera a seguírmelo en sentido alguno.

Porque no contenta con eso me está ofreciendo una panorámica de sus tetas (firmes y muy bien sujetadas por un sostén que tiene pinta de ser, también, muy fino. Para no variar.) y me cuesta la vida no tragar saliva o tirármela aquí mismo, sólo consigo que mi mano insista en acariciar su rodilla. Ni siquiera escucho  lo que está diciendo o apenas, pero eso sí, miro su boca. Finalmente llego a la conclusión de que me está preguntando qué hago aquí.

-Negocios – digo, finalmente, mintiendo a medias, mientras intento dar con la curva de la parte de atrás de su rodilla – Asuntos pendientes. Tú no pareces de aquí. Demasiado refinada.

Cuando dice que no soy fácil de olvidar una sonrisa se empieza a formar en la comisura de mis labios. Así que quiere jugar, y no solo eso, quiere ganar y tenerme de rodillas mientras me pisotea con uno de esos altísimos tacones.

Debo admitir que está usando una técnica cojonuda y que si se trata de pisotear si es ella tampoco me importaría. Me termino el whisky de un trago. Me hace falta.

Se acerca. Una mano está estratégicamente situada en el respaldo de nuestro asiento mientras la otra sostiene su copa de vino. Se está mordiendo el labio inferior, cosa que me distrae enormemente de cualquier otra cosa que esté pasando en este club lleno de gringuitos. No sé si quiere frustrarme más o que le coma la boca, supongo que lo averiguaré pronto. Su voz en mi oído, tan grave, lenta y calmada, dicho como si me estuviera dictando la puta guía telefónica, tampoco ayuda.

En realidad, la primera ha sido ella y porque yo lo he querido – vale, obviemos el 'entretenimiento' antes de pisar tierra – después de quitarme a una señorita de encima. Me quiere tomar el pelo. Está bien. Yo también puedo jugar. Más cuando me dice en toda mi cara que tendré que esforzarme. Qué poquito sabe.

Mi mano libre deja el vaso que estaba sosteniendo y un dedo casi distraídamente quiere empezar a trazar la línea de su clavícula.

-No es la primera vez que me dicen eso de que dejo marca. ¿Y a ti? ¿Te han dicho algo del efecto que tienes?

Un halago, no tan gratuito como cierto. Honestamente, no sé cómo la he encontrado sola. Claramente porque ella misma quería. Sin pensarlo estoy más cerca de su boca de lo que posiblemente pensado (sí deseado) y mi mano sostiene su mentón mientras la otra lucha por colarse bajo su falda. La observo. Joder. Qué putos ojos tiene.  Chasqueo la lengua ante su gesto de 'en realidad no.'

-Deberían. Intentaré esforzarme todo lo que pueda...

Ahora soy yo el que acerca mi boca a su oído.

-O lo que me dejes tú, reina. Esta noche estoy a tu disposición.

Estoy pensando en esos reservados y en que esto nos está sobrando. Y por sobrar, hasta la ropa.

Va a ser genial ver su cara cuando me aparte de ella para convencer a uno de esos tipos que ronda por ahí.

Qué putada. Me va a tomar dos minutos más que si fuera una tía y lo quiero ya.

Al menos tengo claro que mi reina del hielo es una gran, gran mentirosa. Y que le encanta la fiesta.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 15/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Calamity Grace el Mar Dic 02, 2014 3:25 am

Grace Kensington
ft. Chris y Sam


On de super (Sorry por la epilepsia)

No me gusta nada venir al supermercado. Supongo que mi concepto de ir de compras es algo del siglo pasado porque a ver quién prefiere recorrerse diez tiendas pequeñas para comprar todo lo que se necesita, en vez de recorrerte solo una planta de un supermercado enorme como este... Vale, reconozco que tengo algo de ansiedad al venir a estos sitios, tanto pasillo me marea y la mitad de las veces no sé por donde andan las cosas. Una de las tantas preciadas cosas que heredé de mi madre, su profunda capacidad de orientación...

¿Dónde narices está el pasillo de las verduras? Me muerdo el labio levantando la cabeza para leer los carteles. Información muy útil si lo que estás buscando son lácteos y zumos porque la zona de verduras y vegetales no parece tener indicación ninguna. En fin... suelto un suspiro cansado. Tampoco sería justo protestar cuando soy yo la que parece un despiste con patas, y tampoco sería justo porque llevo todo el día con la cabeza en otro sitio.

Mejor dicho, en otra persona.

Sujeto bien la cesta con el brazo y saco el papelito de la lista de la compra. Aún me falta media lista y ya quiero salir corriendo de aquí, meterme en la cama y darle vueltas a por qué me siento así cada vez que el nombre de Chris me asalta la cabeza. Me repito que es por Sam, que el niño es mi principal preocupación y que lo del padre es solo un daño colat... Ya lo estoy volviendo a hacer. Otra vez pensando en las musarañas en vez de buscar las malditas acelgas.

“Se acabó, céntrate Grace y busca las puñeteras acelgas. No más Chris por hoy.”

Nunca he sido muy dada a pensar en el destino y en eso de que las casualidades tienen un sentido, pero acabo de cambiar mi forma de pensar en un segundo porque el destino existe, y tiene un particular interés en torturarme un poquito. Aunque no me quejo, porque a pesar del vuelco que me pega el estómago...

“Hola, no esperaba encontraros por aquí.” Intento no sonreír, de verdad que lo intento pero no puedo evitarlo cuando veo como Sammy tiene toda la intención de venir a abrazarme. Me tiembla un poco el labio cuando miro directamente a Chris a los ojos. Dios, espero que no lo note. “Oye ¿Y quién me dice a mí que no sois vosotros los que me estáis siguiendo?” Sé que está bromeando, sé que lo de ir juntos a los sitios es solo una pequeña broma que ha dicho para hacer la gracia pero a mí, a pesar de que estoy sonriendo, no me lo parece. Porque me gusta tanto la idea que estoy tentada de decirle que sí, que acepto. “Sí, he estado muy ocupada. Esta mañana me he encontrado con un amigo y hemos estado juntos todo el tiempo. Ya sabes...” Nos echamos los dos a reír, hasta que Sam tira de la manga de su padre un poco aburrido de las conversaciones tontas de los adultos.

Entonces me doy cuenta de lo que estamos haciendo, bueno o eso espero que sea. No se me dan nada bien estas cosas, mi historial afectivo puede dar fe de ello, pero creo que Chris está ¿flirteando? No... no puede ser. Es imposible que Chris quiera flirtear conmigo, es amable porque soy la profesora de su hijo y si estoy empezando a hacerme ilusiones con él... bueno, eso es solo culpa mía.

“Oh, no te preocupes, no me estáis entreteniendo.” Se me pasa una locura por la cabeza pero me quedo callada sin atreverme a decírselo. Su actitud ha cambiado de golpe, como si tuviera prisa por irse. No puedo evitar sentir una punzada de decepción pero, bueno, tampoco era algo que no esperara ¿no? “Claro... sí, ya nos veremos. Yo también me alegro de haberos visto.”

Sam no parece contento, tira de la chaqueta de su padre con alguna intención que parece que Chris conoce, pero ignora. Admito que tengo debilidad por este niño, y sé que esto solo me va a traer problemas porque no puedo sacarme a su padre de la cabeza... y está claro que no es recíproco. Pero Sam quiere quedarse, lo sé y yo soy lo suficientemente adulta como para saber llevarlo. La locura vuelve a mi mente pero ¿Por qué no?

“Chris... Sé que ha sido día de colegio y que Sam tiene que acostarse pronto pero... bueno, yo no tengo tampoco nada para cenar, si os apetece que cenemos juntos...” Los ojitos de Sam me miran ilusionados mientras repite “porfa, porfa, porfa” a su padre. Pero veo a Chris dudar, no tenía que haberlo propuesto. “Entiendo que no tengas ganas, otro día podemos ir a comer juntos ¿Te apetece Sam?”

El niño agacha la cabeza y asiente haciéndome reprimir una sonrisa. Si la intuición no me falla, Sam está utilizando todo un despliegue de chantaje emocional con Chris, y tiene toda la pinta de que está ganando la batalla. No debería alegrarme por eso, no debería sentir mariposas en el estómago pero... ahí están. Y ahí está el asentimiento dudoso de Chris que hace que revoloteen aún más rápido.

“¿Seguro que no es un problema? Siento haberte puesto en esta situación...” Niega con la cabeza y me dice que está de acuerdo. Sam se agarra de su mano con una sonrisa de oreja a oreja y con su otra mano a la mía. “Bueno, pues entonces os prepararé una cena que os vais a chupar los dedos. Pero antes ¿Sabéis dónde están las dichosas acelgas?”

Los dos se echan a reír y Sam grita que él lo sabe antes de salir corriendo disparado hacia el pasillo de la derecha. Veo a Chris poner los ojos en blanco y hacerme un gesto para que le siga, no sé si es buena idea o no pero... pero voy a prepararles la cena.

avatar
Calamity Grace

Mensajes : 221
Fecha de inscripción : 10/12/2012
Edad : 39
Localización : Batangas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Zaida el Miér Dic 03, 2014 10:45 am

Drew Regan
ft. Trixie, Jake, Trev.




Como lo suponía, no necesito decirle que es de Jake de quien estoy enamorado. Quizás porque es bastante obvio o quizás porque Trixie me conoce demasiado bien. Y espero que sea lo segundo, porque lo último que me apetece es agobiar mas aún a Jake con comentarios en el instituto tipo '¿Drew y Jake estarán juntos?' o 'Se nota que hay algo' o peor '¿Pero Jake es gay?'

Trixie intenta animarme diciendo que es la familia de Jake la que necesita terapia y no yo. No estoy para bromas. De echo no estoy para nada ahora mismo, pero Trixie me entiende. Se que aunque le cueste reconocerlo, a ella le ocurre lo mismo, y puedo notarlo por el amargo de su voz al darme esos consejos. La quiero.

“Puede que sea cierto, pero eso no quita que sea una familia horrible para Jake. Y se que está feo pensar eso, pero es cierto. Jake es demasiado maravilloso y perfecto como para no contar con una familia comprensiva y que le quiera. Lo mismo yo tuve demasiada suerte, y no puedo esperar que todo el mundo sea como yo, pero...” Paro de hablar porque tengo un nudo en la garganta.

Trixie me coge de la mano y me promete que todo irá bien. Aunque se que no puede prometerme eso le aprecio el gesto. ¿He dicho ya que la quiero? Entonces Trixie hace un gesto feo con la boca, como siempre hace cada vez que ve a Trev. Miro hacia atrás y veo a Jake mirando a Trev con cara de disculpa. Toda esta escena sería divertida si Jake estuviera fuera del armario, si folláramos todas las noches, y si yo no fuera tan dramático. Pero todo a su tiempo. Al menos espero que lo primero cambie. Y lo segundo.

Trixie se levanta tan de repente que casi doy un grito, y se acerca a ¿Trev? No se que acaba de pasar pero están susurrándose el uno al otro, y no voy a ser yo quien cuestione su relación. Son unos raros. Miro a Jake que está ahí de pie mirándoles sin hacer nada, y le hago un gesto con la mano para que se siente en mi. Osea, conmigo. Creo que estoy sonriéndole como un idiota, pero es que hoy lleva el pelo sin nada y recién lavado, y una vez me dijo que su champú era de nata y puede ser que lo estoy oliendo desde aquí y estoy divagando como siempre.

“Hey” hemos dicho lo mismo a la vez y todo es súper gracioso. Nos reímos también a la vez, porque soy así de retasado cerca de Jake. Antes de que pueda decirle nada, empieza a disculparse por lo que ha pasado esta mañana con el gilip... con su hermano. “No pasa nada... estoy acostumbrado a esa clase de reacción.” No, no estoy acostumbrado pero es lo que hay. “¿Y tu estás bien?” ¿Y por qué no iba a estarlo? ¿Porque yo no lo estoy? Debería de dejar de ser tan egocéntrico. Igual Jake está contento y yo estoy a punto de amargarle la tarde con mi animo inexistente.

Pero me sorprende oír que no, que no está bien en absoluto. El corazón casi se me para del susto. “¿Ha pasado algo, te ha hecho algo tu hermano o tus padres?” Le agarro de la cara para mirar si tiene alguna herida, pero su cara está tan perfecta como siempre. De manera automática le cojo la mano y le acaricio los nudillos en busca de algún rasguño. “Jake, si le has pegado a Skylar por mi culpa...” Me dice que no, pero que no ha sido por falta de ganas. “No tienes que pelearte por tu hermano por mi.” Si lo haces hazlo por ti mismo.

Eso ultimo no lo digo en voz alta, aunque no se como he podido contenerme. Miro a Trev y Trixie que siguen en la barra hablando e intento no pensar en como me sentiría si estuviera en la situación de Jake. Trixie me hace un gesto como preguntándome si todo va bien, y le digo que si con la cabeza y les hago un gesto con la mano para que se acerquen.
avatar
Zaida

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 01/11/2010
Edad : 28
Localización : Niamh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Calamity Grace el Sáb Dic 06, 2014 12:59 am

Fabiana Lucas
ft. Dylan



Americano.

De todos los tíos, de todas las nacionalidades, de todos los puñeteros países angloparlantes, tiene que ser americano. Por supuesto, esa es mi suerte. Pero debería habérmelo imaginado, ya sé cual es mi sitio aquí y desde luego, no es acompañada de ningún machito que se hace el héroe salvando a una damisela en apuros.

Primero, porque creo que estoy bastante lejos de ser una damisela, solo tengo que mirarme en el espejo, y segundo... porque es un hombre. Y ya sé de sobra lo que motiva a un tío a hacer este tipo de cosas. Si además le sumamos que es Americano... La combinación perfecta. Dios, tenía que ser Americano.

Me recrimino a mi misma el haber sido tan tonta de fijarme en su sonrisa, porque por un momento he creído que era sincera. Un momento de debilidad que me tengo que recordar constantemente que no me puedo permitir. Ni quiero hacerlo. Hace años que elegí cual iba a ser mi estilo de vida y las sonrisas bonitas de americanos guapos no entran en la ecuación.

Resoplo y me doy la vuelta para echar a andar y largarme de aquí. Cuanto antes ponga tierra de por medio, antes me olvidaré de todo el incidente y antes podré volver a este estúpido trabajo con, al menos, un poquito de dignidad. Supongo que el idiota de mi jefe prefiere que me largue a casa así que ni me molesto en recoger las cosas. Llevo todo lo que necesito en mi bolsillo del pantalón, ya pasaré mañana cuando las aguas estén más calmadas.

Y no haya americanos a la vista.

Camino rápido pero el americano me sigue corriendo para ponerse a mi altura. Intento ignorarle, no sé que más quiere, se lo he agradecido ¿no? Pero tiene toda la pinta de que no va a dejar las cosas así, camina aún más rápido y se pone delante de mí para obligarme a parar y que lo mire directamente. Me cruzo de brazos al verle alzar las manos en señal de paz.

“¿Quién te ha dicho que me has ofendido?” Alzo las cejas mirándole con la barbilla levantada. Todo esto son bravuconerías, lo sé, pero en el mundo del que vengo o eres lista y borde o acaban pisándote y aprovechándose de ti. El americano no tiene pinta de querer hacer ninguna de las dos cosas pero, aún así, no me voy a quedar para comprobarlo. “No tiene nada que ver con lo del servicio, y estoy de acuerdo en que esos payasos no tenían que haber salido de la granja de cerdos en la que crecieron.” Sonrío de medio lado, vale el americano no parece ser igual que el resto de gilipollas que conozco pero sigue siendo americano. Sobre todo porque la frase que sigue después, lleva incluidas las palabras “Te invito a cenar” “No.”

Me mira con sorpresa, supongo que no se esperaba un “no” tan rotundo pero, oye, no me gusta andarme por las ramas. Me le quedo mirando con cara de cansancio, no tengo por qué excusarme pero después de que el hombre se haya tomado la molestia de ayudarme, bueno tampoco voy a morir por hacerlo ¿no?

“Mira, no te lo tomes como algo personal. No me gusta compartir espacio vital con nadie ¿vale? Sin ser de manera romántica y mucho menos siéndolo, así que si quieres que te diga un par de sitios a los que puedes ir a cenar, bien, si no... suerte.” Le dejo prácticamente con la palabra en la boca y echo a andar de nuevo. Realmente me he pensado por un segundo aceptar su oferta y acompañarle a cenar... debo de estar pillando un virus o algo. Y él debe de ser el americano más insistente del mundo porque se pone otra vez a mi altura y me invita a cenar con él, otra vez. “Creía que había quedado claro que no voy a ir contigo.”

Tengo que hacer verdaderos esfuerzos por no sonreír porque juro que nunca me he encontrado con un tío que sea tan insistentemente mono. Y la palabra “mono” para referirme a un tío viniendo de mí, es mucho decir. Me toca pararme y respirar hondo porque estoy a punto de mandar al traste mis principios y todo mi maldito libro de normas y... decirle que sí.

“¿Una cena? Tú invitas.” Asiente con una sonrisa que prefiero ignorar deliveradamente. “Y dos cosas más.” Me le quedo mirando hasta que hace un gesto con la mano para que continúe. Normalmente los tíos salen corriendo cuando llego a este punto pero él se queda quieto, esperando a que termine la frase. “La primera, nada de flirteo y la segunda... soy Fabiana. Encantada.”

avatar
Calamity Grace

Mensajes : 221
Fecha de inscripción : 10/12/2012
Edad : 39
Localización : Batangas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Dom Dic 07, 2014 9:10 am

Malcolm Drake (con Meredith)

Sí, todo ha sido un malentendido, que es la explicación más lógica. Aunque bueno, en mi mente ya se estaban formando toda clase de explicaciones para lo otro y si me llega a dar dos minutos más le encuentro una lógica también al hecho de que quiera. Que entre nosotros sólo ha sido un hiatus, por ejemplo. O que ahora es el mejor momento para intentarlo de nuevo... yo qué sé, sólo que no es así. Sin embargo, ella me aclara que sólo ha sido una broma y supongo que lo mejor es que los dos nos lo creamos, aunque no sea tan fácil tomárselo así. No sé, a veces las cosas que se escapan sin querer son las que deseamos de verdad. Y yo no sé si lo quiero, o no, ahora mismo no tengo claro lo que quiero. Han pasado muchas cosas en pocos meses y prefiero ir viviendo las cosas según vengan, dejarlas estar. Aún así, si he hecho a Mer sentir mal, entonces yo me he sentido peor.

La veo que intenta hacer bromas y pasar página y no voy a ser yo el idiota que insista en darle vueltas a lo que no procede (cosa que hago más de lo que debería últimamente) así que le sigo el juego y cuando cambia de tema y dice que Alva no ha llamado, le sigo el rollo. Tengo que decir que me encanta que esté tan pendiente de ella y que le salga tan natural. Pobre Alva, dos como yo ahora. Entonces se ríe y su sonrisa se me contagia de repente. Se está acordando de esta mañana. Me llevo las manos a la cara. -Dios, no me lo recuerdes- qué incómodo todo, de verdad. No estoy acostumbrado a que Alva... pero menos con su madre. Que debería ser menos raro pero es más. Me acabo riendo yo también.- Necesito un cerrojo. O enseñar a Alva a no dar sorpresas...

Me interrumpo porque Mer ha empezado a hablar, a contar una anécdota familiar. Una vez que su padre nos pilló y cómo fue la conversación cuando les contó que esperábamos a Alva. Una buena muestra de cómo con todo el miedo que pasamos, te puedes reír de las cosas tiempo después. -No me acordaba de eso para nada. Qué cosas.- respondo, con su mano cogida y sacudiendo la cabeza para mí mismo, y luego añado, medio en broma: -No pudieron tomárselo muy mal si pensaron en las abejas.- Espero a ver cómo Meredith sonríe y alargo la mano libre para recogerle un mechón de pelo tras la oreja-. Menos mal que con Alva la época de esas charlas ya pasó y ella es una chica responsable. O eso espero...- teniéndola lejos... prefiero no pensar.

Hay un segundo de silencio y entonces ella dice que paguemos, que quiere que nos vayamos a casa. Yo también. En poco minutos tenemos la cuenta lista y pagada y estamos en la calle. Hace una noche bonita, a su manera. El buen tiempo se está acercando y el aire huele a mar. Eso o estoy de buen humor.

Vamos andando despacio alejándonos del restaurante, sin hablar demasiado, hasta que lo salto. -Otra vez, gracias.- Veo que está a punto de replicarme y niego con la cabeza.- No sólo por esta noche y por el regalo, gracias por volver a buscarme. A buscarnos. Y perdona si a veces no soy tan... no sé, si te parece que no estoy contento con lo que tengo y con lo que está por venir, porque lo estoy. Mucho.

Me paro para cogerla por los hombros y darle un beso suave en los labios, como cuando éramos críos y dábamos estos mismos paseos de vuelta a casa. Después me separo y la miro enarcando una ceja.

-¿Qué te apetece hacer ahora? ¿Vamos a casa y nos tomamos un té con Alva o la llamamos y vamos a la tuya? Y antes de que me taches de mal padre, ella seguirá aquí por la mañana y nosotros tenemos un asunto pendiente de resolver.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Dom Dic 07, 2014 10:59 am

Robert Bruce (con Lena)

Por un momento, cuando le he pasado el tenedor, me he cagado un poco, porque he pensado que igual no era buena idea y era capaz de clavármelo en el ojo o en la mano o en los huevos por debajo de la mesa, pero cuando la he visto empezar a comer he perdido todo el miedo porque no tiene pinta de que se le ocurra hacer nada más que eso, comer. A juzgar por cómo se ha metido la salchicha sin masticar casi no debe de haber comido en una semana y caliente menos. Me imaginaba que estaba necesitada, ¿pero tanto? Empiezo a temerme que haya estado metida en un búnker durante meses y haya salido como loca a mitad de la carretera y todo. Eso sí, mala hostia no le ha faltado antes precisamente. Que viéndole la cara de cachorrillo que tiene ahora nadie lo diría, pero joder. Me he encontrado especímenes raros de sobra en mi vida, pero esta les gana a todos.

Al principio sólo come y no dice nada y a mí me empieza a poner de los nervios. Pero finalmente, entre bocado y bocado y como quien me dijera que mañana llueve, me suelta que el tío de antes es uno de los matones de Katya Steklova, que ella huyó y que la buscan para matarla o para cobrar la deuda. Me quedo con la taza de té a medio camino de la boca. Hay que joderse. Pero bien jodido.

La verdad es que tiene sentido. Que esta fuera una de las putillas de Katya y ahora de repente se haya escapado y se esté buscando la vida. Bastante mal, por lo que veo, pero bueno. Aún así, no me lo puedo creer. Hasta donde yo sé, nadie le ha hecho la cobra a Steklova hasta ahora y ha vivido para contarlo. Que no es que esta tenga muchas papeletas de durar demasiado, o que las tuviera, pero me parece increíble que lo haya conseguido por unos días, siquiera. Muchos, a juzgar por el hambre que tiene. Las putas de Steklova estarán jodidas por todos los agujeros posibles y drogadas, pero no las deja sin comer.

La chica me medio sonríe y me da las gracias, pero yo tengo la cabeza a mil por hora. -De nada-, le digo, medio ausente, y luego me quedo mirándola un rato, con el ceño fruncido.- ¿Entonces trabajabas para ella? ¿En serio?- Estoy por preguntarle qué pasó pero la historia de estas tías siempre es la misma, no me apetece un rollo lacrimógeno y ella parece de las que tampoco. Ahorrémonoslo los dos.- ¿Hace mucho que te escapaste?

Dejo que me vaya contestando mientras la escucho y le robo distraídamente una tira de bacon del plato. La curiosidad me da hambre. Eso, o lo que me quita el puto nudo en el estómago con el que me acuesto y me levanto todos los días es un poquito de luz al final del túnel. La posibilidad de dar el palo laboral de mi vida y que todos los que me mandaron a la mierda tengan que acabar metiéndose la cabeza por el culo.

Me lamo la grasa del bacon de los dedos (no hay servilleta) y reflexiono un momento. Después, me inclino hacia ella en tono confidencial.

-No te preocupes- le digo, entonces.- Sé que no hemos empezado con buen pie, pero sigo siendo poli y puedo protegerte, si me dejas y no haces ninguna gilipollez. Y de camino puedes echarme una mano para que ni tú ni ninguna de tus compañeras vuelva a pasar por el infierno del que tú has huido.

Coño si el destino da vueltas. Casi me mato pero resulta que ha sido para ponerme en camino a recuperar mi vida. No me río porque me estoy haciendo el serio, pero joder, gracias.

-Estoy dispuesto a ayudarte si tú me ayudas. Quid pro quo o como se diga eso- le digo.- ¿Te parece un buen trato...? ¿Cómo habías dicho que te llamabas?
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Mar Dic 09, 2014 10:25 am



Lucas North
ft Layla

Hay momentos que sencillamente no te planteas hasta que están pasando. La verdad es que tiene su gracia, con ninguna chica me ha dado por meterme en la bañera, menos en una que huele a un montón de cosas agradables que no logro identificar pero huelen de maravilla.  

Por otro lado, y a riesgo de de quitarle todo lo romántico de golpe al momento, es simpática la forma en la que los dos nos estamos haciendo al tamaño de esta bañera. Ninguno de los dos somos bajitos precisamente, así que durante unos segundos todo son brazos y piernas y colocarse hasta que finalmente nuestros cuerpos logran encajar a la perfección.

Aunque la verdad es que el tono sugerente con el que ha comentado lo de hacerme sitio me lleva  más bien a un rato atrás cuando todavía estaban enredados nuestros cuerpos.

Dice que esto es mejor que apoyar la espalda en la bañera. Yo no soy de darme baños (obviamente), pero a ella si puedo visualizarla: ojos entrecerrados, cubierta de la espuma producida por el oloroso jabón  y una copa en una mano, quizás un buen libro en la otra, tras un día largo. Que para nuestra desgracia, suelen ser casi todos.

El vino huele genial, parece de los buenos y eso que ella no se proclama muy experta en elección de vinos pero es cálido, sabroso y te da el punto justo de chispa. Aunque en mi caso, tengo tendencia a resacas épicas por vino tinto.

Tiene pocas ganas de que acaba esta noche. Yo también, aunque espero que no se esté refiriendo a que no voy a verla más veces porque tengo toda la intención de hacerlo. Voy a responder a su comentario, pensando si acaso se estaba planteando que desayunáramos juntos o que me marchara.  

Ella no parece ser de esas que no esperan verte cuando han sucumbido al cansancio después del sexo. O que directamente te despachan después de haber quedado satisfechas. Ya has hecho tu labor, si eso nos veremos otro día.

Entonces, sin que y diga nada, ella es quien pregunta si voy a quedarme.Me pregunto si hemos seguido el mismo proceso mental. Creo que sí. Sonrío, aparto su pelo para que el cuello quede libre y después de dar otro sorbo a mi copa lo beso.

-No tenía intención de irme, no. Aunque si quieres me voy, ¿mmm?

Lo que recibo por toda respuesta es una discreta patada a mi pantorrilla, pero sé que ella también está bromeando.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 15/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Miér Dic 10, 2014 8:58 am

Martin Dimsdale (con Laura)

No sé si esto es más gracioso o más perturbador. Por un lado que Laura esté tan nerviosa es divertidísimo pero al mismo tiempo, también es un wtf importante. No termino de entender por qué actúa así. Si la cosa es que le gusto, podría hacer como una persona normal y hablarlo, o por lo menos, no evitarme. No sé, no entiendo por qué se ha puesto así de golpe. Igual está cabreada por algo que he hecho. Si le gusto y se ha enterado de que estoy tonteando con otra, por ejemplo, o algo así. Que vaya chorrada, en ese caso, pero bueno. En definitiva, quiero saber lo que pasa. Estoy confuso. Y todo esto me da risa floja, a la vez. Debe de ser la falta de sueño.

Me dice que no le pasa nada, muy falsamente, y yo me apoyo en la puerta a esperar a ver cómo termina el discurso. Después dice que está nerviosa. Y no sé lo que está buscando pero no creo que sea una bolsa de basura, a menos que vaya a ponérmela en la cabeza para matarme, así que está disimulando. Enarco una ceja. -Entonces mejor que un café tendría que haberte traído una tila- comento. Después chasqueo la lengua, no puedo ya con esto.- ¿Quieres dejar eso? ¿Qué estás buscando, te ayudo?

Voy a descojonarme aquí mismo, pero más que nada por lo bizarro de la situación, porque una parte de mí está empezando a mosquearse. Ella estará bipolar, pasando del jijijaja de antes a esto, pero me lo está pegando y eso ya no me gusta. Dejo escapar un suspiro y entonces ella me dice que por favor que la deje salir, que no queda desinfectante. Pero no me aparto de la puerta.

-No. No te voy a dejar salir hasta que me cuentes qué te pasa conmigo- le digo, serio. No estoy tan serio, en realidad, pero voy en serio. Si es que eso tiene sentido.- Estábamos de buen rollo y de repente te has puesto rara y teniendo en cuenta que nos vemos todos los días, dejar asuntos sin resolver no me parece una buena idea. Y no me digas que nada porque oye, desde el cariño, mientes fatal.

Me cruzo de brazos y me reacomodo en la puerta. -¿Y bien? No seas rajada, anda. Se supone que somos amigos, ¿no? Y que tenemos confianza y todo eso...

Lo somos. No sé hasta qué punto ella lo piensa, pero yo la considero mi amiga. Y la verdad, está muy guapa así, atacada y un poco roja. O sea, que si me dijera que le gusto no diría que no. Nunca lo había considerado porque la veía demasiado buenecita para mi gusto, pero a veces hasta uno mismo se sorprende de las cosas que desea.

Debo dejar de hacer presión en la puerta cuando me pongo a pensar en eso y me despisto. Y lo sé porque un segundo más tarde alguien empuja la puerta con fuerza y yo no tengo equilibrio suficiente como para evitar que me empuje. El problema es que yo empujo a Laura y acabamos los dos en el suelo. Y que cuando abren la puerta ella está sentada contra la estantería y yo encima de ella en una posición muy poco digna con el culo de frente a la puerta. Todo lo bastante poco digno en general como para que la enfermera que ha abierto suelte una risita y vuelva a cerrar.

Miro a Laura. Los dos estamos con la misma cara de alucinados, sin reparar siquiera en que nos hemos caído y podríamos habernos abierto la cabeza. -Mierda- digo, para mí mismo, y añado:- Lo siento.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Miér Dic 10, 2014 10:31 am

Melissa Todd (con Graham)

Quiero irme. De verdad, quiero salir de este estúpido juego en el que me ha metido y volver a casa sin mirar atrás. Tengo mucho allí que me importa más que lo que él pueda decirme, sea lo que sea. Una vida, para empezar. Gente que me quiere. Aquí sólo tengo una historia confusa del pasado que, pese a todo, ¿qué va a cambiar para mí? Probablemente nada. Descubra lo que descubra, fuera quien fuera mi padre o el lío en que estuviese metido, ¿qué supone eso ahora? Nada. No puedo cambiarlo. Ni pienso dejar que me cambie a mí.

Así que cuando me dice que sabe que voy a quedarme porque sé lo bastante como para no poder echarme atrás quiero dar media vuelta y decirle que no tiene ni idea. Que no me conoce, que no sabe nada de mí y que decirme eso sólo hará que quiera largarme más. Lo cual es cierto, en parte. Pero también es cierto que tiene razón.

He hecho este viaje por algo. Quiero descubrir qué pasó, qué es lo que quiere de mí. Escucharé su propuesta y me iré.

Tomo aire, le sostengo la mirada y vuelvo a sentarme. Me siento estúpida. Ojalá hubiera sabido mantener la promesa, no me gusta darle la razón. Y sin embargo, aquí estoy.

Sé que no puedo llevar el control y que por eso puede hacer lo que quiera conmigo, pero al menos voy a ponérselo difícil. Quiero saber, sí, pero no voy a dejar que me lleve por donde le dé la gana. He hecho un viaje muy largo por lo que sea que quiere de mí, me lo merezco.

Aunque quizá sea justamente esa la cuestión.

Me acomodo en la silla intentando parecer relajada, segura. Espero ser buena actriz. -¿Qué interés tiene en que no me vaya?- dejo caer, entonces.- Porque no tendría por qué importarle, ¿no? Han pasado muchos años y si esto es tan desinteresado como pretende, si no quiero lo que me ofrece, ¿por qué no puedo dejarlo y ya está?

Me llevo la mano a la cara. En realidad estoy cansada y nerviosa, no creo que pueda mantener la fachada mucho tiempo. Lo peor es que él lo sepa. Que lo espere. Quizá sea exactamente eso, que lo espera. Bien, entonces voy a ser directa y sorprenderle.

-No sé por qué estoy aquí- confieso.- Y es cierto, no quiero irme sin saberlo. No quiero que todo este viaje haya sido en vano. Estoy dispuesta a quedarme el tiempo que sea necesario, a profundizar, pero al menos necesito saber por dónde empezar. Si no no podré hacer nada. Y nos guste o no, saber por dónde empezar no es algo que dependa de mí.

Me humedezco los labios y lo suelto.

-Deme algo, Graham. Algo que me convenza, y entonces me quedaré.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Dom Dic 14, 2014 2:56 am



Laura Braden
ft Slatan

Slatan es alguien mucho más interesante de lo que pensaba cuando nos hemos conocido hace un rato. Ha perdido a su familia en un jodido bombardeo. Eso no tiene que ser plato de gusto para nadie. Ahora entiendo un poco mejor que haya ido a parar aquí. Normalmente lo hacen todos los que acaban aquí y vienen de fuera.  

Detrás de cada persona hay una historia que contar y con todas yo creo que se podrían escribir varios libros. Pero la de él se lleva la palma.

-Lo siento – Es lo único que me atrevo a decir así a media voz. No se pueden decir otras cosas en esta situación.

Entiendo que no encontrara otra opción salvo venir aquí. Aunque esto sea la mierda que es, pero incluso se prefiere. Yo tengo ratos de aprecio hacia esta isla perdida de la mano de Dios. El roce hace el cariño o algo.

Tiene el humor para bromear con lo de los dedos gordos y eso es para admirarlo. Y la verdad es que tiene unas manos preciosas.

Laura qué haces. Acabas de conocerle. Tanto que he perdido que casi no escucho cuando me pregunta que si yo he salido. Más quisiera yo.

-No – le digo, medio riéndome – Mi familia me necesita aquí. Pero me encantaría. Ya sabes, perderme por miles de sitios y todo eso.

No me recomienda Rusia. Yo tampoco es que me lo haya planteado como destino turístico. Aunque puede que sí. Por el vodka. Que ahora entiendo por qué lo beben tanto. El frío lo tienen que soportar de alguna manera.

-Me parece que no – le doy otro sorbo a mi cerveza – No aguanto la lluvia de aquí, voy a aguantar los grados que alcancéis en tu tierra – paro un momento – Sin ofender. Esto debe ser calor para ti.

Entonces se me ocurre algo. Es una puta locura, pero será la cerveza.

-¿Cuánto tiempo piensas quedarte? Podría enseñarte la isla. Tiene sitios bonitos y todo.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 15/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Buffy el Mar Dic 16, 2014 9:50 am

Slatan Sheraov
ft. Laura Braden


Off total pero ¿y lo que me he podido reír? xDDDD Que tonto es

Le gustaría viajar por miles de sitios. Intentaré que no la pille la bomba, lo intentaré de verdad. Se merece una oportunidad de ser feliz, es joven y tiene sueños que todavía no ha cumplido, no hay nada culpable en eso. Aunque Rusia no es un destino, ella dice que no aguanta la lluvia ni el frío. Y de repente, me dice que cuanto tiempo pienso quedarme. - No lo tengo... muy claro, todavía - Es lo único que se me ocurre, pero no sé si me ha oído porque automáticamente después sugiere que podría enseñarme la isla, que tiene sitios bonitos. - Oh, eh... - Igual es una buena idea. Igual encuentro un sitio donde estallar la bomba, un sitio lejos de esta chica tan inocente y tan... Bueno, que me desvío - ¡Sí, claro! - Respondo y me quedo parado. Esta mierda de lenguaje hace que me falten la mitad de los detalles a la hora de hablar con las personas que no saben ruso - ¿Querías... te referías a ahora o a... otro día?-.

Al parecer se refería a quedar otro día (entonces sí que la había entendido bien) - Claro, claro... Perdona, es que había entendido... - Me río en plan "¡Mira qué cabeza la mía!" - Lo había confundido con ir ahora y no sabía qué hacer - Y mira por donde esto también le parece buena idea, ir ahora a un sitio y otro día a otro. Vaya, bueno guay. He dejado una bomba defectuosa (bien escondida) en el cuarto de baño y yo me voy a largar. Estupendamente - Sí, es... También es una buena idea. Siempre que sea caminando, será gratis y lo gratis es salud. O algo así... - Bueno, queda ridículo pero también queda un poco mono porque parece que me haya liado con el idioma y no que sea un gilipollas tonto del culo - Vamos donde quieras pero me guías tú, yo solo conozco el sitio donde duermo-.

Eso ha sonado mal incluso para mí. - Quiero decir... Es un motel cercano - No duermo en una estación de autobuses ni nada parecido. Podría porque para lo que me queda en el convento me cago dentro pero no es el caso - No está mal del todo y tampoco es muy caro pero he tenido que limpiar la ducha a conciencia y comprar sábanas propias-.
avatar
Buffy

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 09/09/2014
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Miér Dic 17, 2014 9:01 am

Jack Norrington (Con Ginny)

Aparte de Manuel, dice que no hay novedades. Como si Manuel no fuera una novedad en sí. No soy un iluso que piensa que cuando vuelva a casa todo va a estar como siempre, pero el jardinero era una parte importante. Quizá porque se llevaba bien con mi padre. Quizá porque se lleva demasiado bien con ella. Quizá esto va de eso, de sembrarme un extraño gusanillo por volver, de despertarme la curiosidad por lo que hay allí. Lo segundo lo consigue. Lo primero me temo que aún no. Voy a volver por ella, y por aclarar las cosas, pero que haya novedades o que no las haya sólo hace que siga prefiriendo Niamh y lo que tengo aquí. Sea lo que sea.

Sonrío cuando dice lo de mi madre histérica y aún más cuando se disculpa. -Quedará entre nosotros.- Creo que nunca antes Ginny ha dicho nada sobre mi madre. Perfectamente estoica al respecto. Debe de ser el vino, o que está muy harta de esta misión que devolverme a casa y esa se la encomendó ella.- No, ya en serio, no te preocupes. Conozco a mi madre, y sé perfectamente cómo estarán las cosas. ¿Por qué crees que estoy retrasando el momento de volver?- Dejo que mi sonrisa se ensanche. Es broma. En parte.- Tienes que hablarme de tu padre, por cierto. ¿Cómo está? Aunque bueno, ya le veré dentro de poco...

Hablamos un poco sobre él y luego comemos sin decir mucho más, excepto las alabanzas de Ginny al salmón. Bueno, al menos ya hay dos cosas de Niamh que le gustan. Los acantilados y el pescado. No creo que tengan mucho más, tampoco. Los paraísos fiscales y cosas así.

Me pregunta al final si me ha gustado la cena que ha elegido. Pongo los ojos en blanco. -Que me hagas esas preguntas a estas alturas...- está guapa. Nunca la había visto un poco pasada de alcohol. Me gusta esta Ginny. Bueno, me gusta siempre, pero esta parte de ella también. No le viene mal relajarse un poco de vez en cuando.- Lo importante es que te haya gustado a ti. Que haya estado a la altura de tus expectativas y todo eso.- Y aparentemente, lo ha estado.

Nos acabamos la tarta y el vino y entonces dice algo que me deja descolocado. Para empezar, porque ni de coña. Ni que a mi madre le guste Hope, ni que vaya a darle nietos. Lo segundo no lo sabe, evidentemente. Lo primero, me cuesta creer que lo piense de verdad.

-No lo sé, la verdad. Tampoco es que esté pensando en una presentación oficial a corto plazo. No es así como funcionamos- no es que sepa muy bien cómo funcionamos, supongo que simplemente estamos viendo las cosas tal como nos vienen. Lo vamos viviendo y ya está. Hope no parece de las que se quedan para siempre. Espero que porque ella es así y no porque yo no estoy haciéndolo bien para que se quede. Y no sé por qué pienso esto ahora mismo. Ni siquiera lo había pensado nunca.- No quiero meterme ahora en compromisos. Sé que es horrible decirlo, pero es así. Vine aquí justamente por eso. Por despejarme un poco de todo, por un tiempo. Después... ya veremos.

Hago girar la copa entre mis dedos y luego levanto la cabeza y la miro, con una sonrisa a medias. Estoy un poco melancólico, de repente. Los dos, creo. -Puede que haya un día que tenga realmente claro lo que quiero. Ya ha tardado mucho, pero supongo que tendrá que llegar, en algún momento.- Me interrumpo y me paso las manos por la cara. No quiero pensar en esas cosas.- Creo que hemos bebido demasiado. ¿Nos vamos? Me imagino ya las caras de Hope y Patrick cuando nos vean llegar...
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Miér Dic 17, 2014 10:02 am

Harry Elster (con Vera)

Me he dado cuenta de que no es sólo lo último que Vera ha hecho lo que me ha puesto así. Es el conjunto. No han dejado de pasar cosas desde que llegamos a Niamh. No he dejado de estar en tensión por ella, por nosotros, durante todo este tiempo. He vivido en sitios y he conocido historias que empezaron así, y lo siento, pero si bien no podemos irnos (vinimos y lo acepté, en parte hasta puedo encontrarle el encanto a este sitio, y sobre todo, no me voy a marchar sin Vera ni obligar a que ella lo haga contra su voluntad) al menos me gustaría que mantuviésemos un perfil lo más bajo posible. Como si no nos tuvieran el ojo echado, de todos modos, pero no quiero que demos excusas para que se pongan en nuestra contra. Sólo pido eso. Y eso es justo a lo que ella quiere tirarse de cabeza.

Y si estoy así no es por afán controlador ni porque piense que no sabe lo que hace. Lo estoy porque me muero de miedo ante la idea de que le pase algo. Me importa su trabajo, me importa Archer, pero ella me importa más. Y aunque quiero apoyarla, cuando la veo ponerse en riesgo así, simplemente no puedo. Ojalá pudiera, pero no.

Me frustra a partes iguales eso, el querer hacer algo y no poder, el querer calmarme y dejarla hacer y que sea imposible, como el mismo hecho de que lo haga. Y darme cuenta me frustra aún más. Es un círculo vicioso. Sea lo que sea, es demasiado tarde, me temo, para echarme atrás.

Vera me dice que me entiende, pero que es injusto, lo que se traduce en un "no puedo dejarlo estar". Y me dice que sabrá parar y que confíe en ella, y sinceramente, no quiero escucharla. No quiero porque sé lo que parece y sé que ella tiene razón, y no quiero atender a razones. Quiero que lo deje. Pasar página. Eso es todo.

Entonces dice que me necesita a su lado, y ahí ya me rompe del todo. Dejo de dar cortos paseos por la habitación y me detengo a mirarla a los ojos.

-Sea lo que sea, Vera, siempre voy a estar a tu lado- sentencio, con una voz que me sale más ronca de lo que esperaba-. Pero no me pidas que esté de acuerdo. No me pidas que me parezca bien que te metas en la boca del lobo porque lo siento, pero no puedo.

Es una rendición esto, o casi. No voy a dejarla tirada. Eso es imposible. Pero también es imposible que ponga buena cara cuando temo que ella sea la siguiente.

-No se trata de que no confíe en ti o piense que no sabes parar ni nada por el estilo. Es de ellos de quienes no me fío. Y sé que suena a excusa barata pero no lo es.- Una sonrisa triste me tironea de la comisura del labio e intento contenerla.- Sé cómo eres. Sé lo importante que es para ti la justicia y hacer lo correcto. Pero nunca nos habíamos encontrado algo así. A veces, por mucho que lo intentes, por muy injusto que sea, es difícil que ganes. Y no quiero que tengas que aprenderlo por las malas.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Miér Dic 17, 2014 12:02 pm


Charlotte Day
ft Will

Puedo quejarme mucho de William a veces, no entenderle ni a él ni sus motivaciones, pero en ocasiones como esta recuerdo por qué estoy con él. Por qué pienso que le quiero aunque no se lo haya dicho. No con las palabras exactas al menos. Soy horrible para eso, siempre lo he sido. No por no estar segura, supongo que por lo que implica decirlo o el temor a que la persona salga corriendo nada más escucharlo.  Y odiaría que él lo hiciera, y no sólo por el bebé que nos une. Simplemente, él es casi lo único que tengo en esta Isla. Quiero conservarlo, tanto tiempo como pueda ser, de todos modos, que siempre se espera que sea bastante.  

Quién me iba a decir a mí esto, pero ya ha pasado el tiempo suficiente como para que me lo admita. Me importa, mucho.

Siento como si me hubiera quitado un peso enorme de encima.

Está también que él se ha puesto a bromear conmigo, a usar esa media sonrisa socarrona que tanto me ha gustado desde el primer momento en el que le vi. Pero será un secreto, aunque imagino que siempre lo ha sabido, a pesar de todo. Y con todo me refiero a llevarnos a matar al principio.

No puedo evitar sonreír cuando se disculpa. Es lo que quería, tan sencillo como esas dos palabras. Y que las diga él, significa mucho más que si las dijera otro. Sé lo orgulloso que es, todo lo que le cuesta admitir que sí, él también puede estar en un error.  Así que esto vale el doble.

-Idiota – murmuro, pero sabe que no lo estoy diciendo en plan mal. Es mi forma de decirle, más o menos, que le quiero, pero sin  decirlo – No te preocupes. Hemos salido de muchas cosas. Esta es otra piedra en el camino. Y lo de las hormonas se irá pasando – concluyo, para aligerar.

La verdad es que en gran parte tiene razón. Debería aprovecharme de la situación y simplemente relajarme. No sé cuánto me va a durar. Supongo que hasta que reciba más noticias de Vera. Que por otro lado ella tiene también un marido al que  no debe haberle hecho nada de gracia todo este asunto. Aún así le permito ceder. Sonrío, dejo – lamentablemente – que se levante cuando ofrece helado. Ha debido leerme la mente o realmente he llegado a ese nivel de transparencia con él.

-Hay una tarrina casi entera en el congelador – añado – De chocolate con trozos. Puedes ponerte un poco antes de que me arrepienta.

Le veo asomar un amago de sonrisa antes de meterse en la cocina. Me acuerdo de esas veces cuando le daba por llamarme bollito, todo lo que ha llovido y joder.

Quiero pensar que vamos a poder con lo que nos venga. Más nos vale, porque ahora no va a depender solo de nosotros.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 15/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Sáb Dic 20, 2014 10:23 am

Patrick Latimer-Cook (con Hope)

Que iba a algunas fiestas antes. Ay, quién te hubiera conocido entonces. A cada cosa que dice me intriga más qué era de ella antes de conocer a Jack. No habla mucho de su pasado. Tampoco es que le haya preguntado, la verdad, prácticamente acabamos de conocernos y no suelo hablar de esas cosas con gente que he visto por primera vez hace unas horas. No soy de esa clase de persona. Y tampoco es que me importase mucho, hasta ahora.

Pero eso, ahora me importa. Me intriga. Y también me intriga lo rápido que se ha levantado "a propósito de". Qué raro es todo esto. No sé si descojonarme o asustarme.

Vuelve con una bolsa de maría y suelto una carcajada. No sé de dónde ha sacado Jack a esta chica, en serio, ni qué pretende, pero es la noche más surrealista que he tenido en mucho tiempo, y he tenido unas cuantas. Me dice que tiene que ser nuestro secreto y que, en otras palabras, es la solución que le ha encontrado al tema de la juerga. Sacudo la cabeza. Anda que no tiene peligro esta. -No voy a decírselo a nadie. Jack igual querría compartir...- lo digo, medio en broma y medio en serio. Lo cierto es que Jack siempre ha sido de lo más cagado e inútil para el tema de las drogas, el pobre. Mejor dejarlo como está.- Eres una caja de sorpresa, Hope, ¿eh?

Tiene un par de canutos ya liados y enciende uno. Da un par de caladas y se sienta limpiamente pasando sus piernas por encima de las mías. O debe de haberle hecho efecto muy rápido o yo estoy flipando con sólo respirar el humo. Es que esto es tan... no sé, es todo tan raro. La novia de mi mejor amigo se está fumando un canuto a medias conmigo y prácticamente sentada encima de mí. Pero qué coño.

Lo peor es que me hace sentir un capullo porque me dan ganas de seguirle el juego. Dios, Jack no tiene ni idea de lo que tiene delante... y seguro que, tristemente, en más sentidos que el de simplemente no conocerla.

Cojo el porro cuando me lo ofrece y doy una calada, sin dejar de mirarla. Espero que esto no sea una cámara oculta porque no estoy haciendo nada de lo que se supone que debería hacer un buen amigo. Al menos tampoco estoy haciendo nada de lo que debería hacer un mal amigo, tampoco.

Me pregunta si esta es mi idea de una fiesta y añade que siente que no pueda elegir entre las chicas. Esto es mi idea de un desastre, más bien. O una espiral de desastre, mejor dicho. -Bueno, no tengo queja de la compañía- respondo. Estoy un poco pillado y ni siquiera la maría me está relajando. Es que esto es coña. En serio.- Nunca había pensado que iba a acabar esta noche así, aunque más vale que si queremos que sea un secreto lo dejemos todo en su sitio para cuando vuelvan.- Hope me mira pero como si lo hiciese a través de mí, sin escucharme, y lo siguiente que sé es qué me besa.

Tengo que dar gracias a que estoy bien sentado en el sofá o me habría caído de la impresión. Sabe a cerveza y a hierba y lo cierto es que besa muy bien. Demasiado bien para que haga un papel activo en apartarla, aunque puede que la maría también tenga parte de culpa de eso. La miro atónito cuando se separa y entonces vuelve a besarme otra vez.

Esta vez es más largo y puede que responda un poco. Sólo un poco. Lo justo hasta que me doy cuenta de qué estoy haciendo y echo atrás la cabeza antes de que alcance mi boca por tercera vez. -Hope- le digo.- Esto no es buena idea.

Pocas palabras me han dolido más de pronunciar en esta vida que esas. ¿Sabéis eso de que algo es tan malo que es bueno? Pues eso. Odio tener que ser el sensato. Nunca lo he sido.

Aprovecho su parálisis para quitarle el canuto y apagarlo contra el cenicero. Luego lo tiraré o lo enterraré debajo de cemento o algo así. -Creo que no estábamos preparados para afrontar tanta fiesta sin hacer tonterías.- me río entre dientes, aunque en realidad tengo ganas de llorar. Hace demasiado que no fumo nada de esto, se ve-. Sabes, eres la novia de Jack y yo su amigo, y... - Y yo voy a vivir aquí y ella también. Por qué.- Dejémoslo así, ¿vale? Antes de hacer algo de lo que nos arrepintamos mañana.

Le empujo las piernas suavemente para que me deje levantarme y voy a abrir la ventana. Asomo la cabeza y respiro un poco de aire fresco. Mejor así. Creo.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Sáb Dic 20, 2014 10:43 am

Maureen Miller (con Will)

Will dice que lo mío con Sally es noche de chicas y se mira la bragueta para comprobar si encaja o no. Qué payaso es. Supongo que si hace esas cosas no puede estar muy mal (o al menos sabe disimularlo bien) y no necesita nuestra caridad, que supongo que es lo que él piensa que es la invitación: caridad. Pero no estaría aquí fuera hablando con él si no me cayera bien. Creo que a estas alturas de vida ya me conoce lo bastante para saberlo.

O quizá sea él quien no quiere venir, que puedo entenderlo. Para oírnos cotillear de gente de la isla a la que ya casi no recuerda o lo que sea, igual prefiere quedarse en casa. Yo creo que no le vendría mal salir, pero supongo que no soy quién para tomar esa decisión por él. Estoy a punto de decirle que como quiera, pero se ve que el propósito de no venir le ha durado cinco minutos y dice que retrase la salida con Sally una hora y que demos una vuelta juntos. Para hablar con la única persona normal aparte de su madre. -Vaya, gracias. Por lo de los dedos de frente y todo eso- le digo. Supongo que quiere desahogarse. Aunque tampoco hace mala noche para andar, si es lo que quiere. Y no me vendría mal a mí tampoco que estoy echando culo.

-Está bien, espérame aquí- me levanto, cojo nuestros platos, entro en la casa y se los doy a Sally disculpándome. Básicamente le digo la verdad. Que Will necesita despejarse un poco y que sin ofensas, necesita a alguien de fuera. Sally, que creo que lleva emparejándome con Will como toda la vida, se queda contentísima con el resultado, me da las chaquetas de los dos y me dice que le dé un toque cuando acabemos. Sea la hora que sea, para quedar o para no. Espero que nunca le cuente la verdad a él.

Me pongo mi chaqueta, me retoco el pelo ante el espejo de la entrada (¿por qué? No lo sé) y vuelvo a salir. Le tiendo a Will su abrigo. -Arreglado con Sally, a cambio de que te pongas esto y no cojas frío.- Me encojo de hombros cuando me mira raro.-Una gripe debe de extenderse de manera alarmante en una casa con tanta gente.

No sé si me ha creído, pero hace como que sí y eso me vale. Bajamos las escaleras del porche y salimos a la calle. No hay mucho lío en la parte residencial, prácticamente podemos andar por medio de la carretera sin que nos atropellen, así que lo hago. Soy rebelde por una noche, o algo así.

-¿Adónde quieres ir?- le pregunto mientras caminamos.- ¿Damos una vuelta por el puerto? Es algo menos chungo que antes. También podemos ir a la playa y empezar a emborracharnos antes. O emborracharnos en la playa, con una botella comprada en cualquier sitio- es broma, claro. Aunque no niego que un poco de alcohol le vendría bien. Beber no es la solución pero tus problemas te importan una mierda mientras lo haces, etcétera, etcétera.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  _Sara el Dom Dic 21, 2014 11:11 am

Sarah Price (con Héctor)

Así que negocios. Ninguno bueno, seguro, pero me da igual. No es como si fuera a casarme con él, probablemente ni a verlo nunca más. Y he de reconocer, a mi pesar, que este ha sido el rollo que me ha ido siempre, por muy poco que me convenga. No lo puedo evitar. Dame a un buen tío y me aburriré de él a las dos semanas. Creo que esa es la explicación a que me vaya como me va, pero supongo que es algo que tampoco puedo elegir.

En fin. Al menos incluso con los chicos malos sé parar a tiempo, y supongo que eso es lo que cuenta. Esta vez no será distinto, y no me voy a privar de una buena noche por lo que pueda ocurrirme en el futuro. Para estar amargada dos días, mejor estarlo sólo uno.

Ignoro su comentario sobre que tampoco soy de aquí (no tengo por qué darle más datos) y me concentro en lo que dice después. Que yo también dejo huella. A su extraño modo, de galantería chulesca, es un piropo. Siempre viene bien que te digan uno, especialmente si es sincero. Y él lo parece. Le gusto, y me da igual en qué sentido, ahora mismo. No quiero otra cosa aparte de que me desee. De que eso me de la posibilidad de llevar un poco las riendas y ser quien marque el ritmo. Es una cuestión de autoestima, sobre todo.

Me habría gustado decirle que sí, que muy a menudo no me han olvidado, pero no es cierto, y me traiciono a mí misma. Además, este tío es muy intuitivo. Se le nota, y le odio por eso. Pero le odio más por intentar ser quien lo arregle y sobre todo, porque hace que le crea. Pero esa es otra clase de odio.

-Sí, deberían. Pero la mayoría de los hombres no sabéis lo que tenéis delante... ¿a menos que tú seas la excepción?- le sonrío.

Puede que lo sea. O que al menos sea fingirlo muy bien. Cualquier otro que hubiera visto que se lo pongo difícil se habría rajado ya. A este parece que le gustan los retos. Y sabes qué, sienta muy bien que alguien quiera esforzarse por ti. Aunque sea por amor propio o Dios sabe qué. Aquí ninguno está pensando en romanticismos, eso ya lo sé. El egoísmo puede ser bello, a veces.

Su voz cerca de mi oído hace que se me remueva algo muy dentro y muy abajo. Que está a mi disposición esta noche. Bien.

-Ten cuidado con lo que deseas, Héctor, porque puede que se cumpla.- le miro a los ojos y luego me levanto y voy a la barra. Pido una botella de vino y acceso a uno de los reservados. Es lo que quiere y lo que yo quiero. No me voy a hacer más la remolona o puede que estallemos. Los dos, no sé cuál de los dos antes. Y tampoco necesito que sea un hombre el que dé ese paso por mí.

Cojo la botella y paso por al lado de la mesa, dirigiéndole una mirada mientras me interno en el fondo del local. No tardo en oír sus pasos siguiéndome, en notarle detrás de mí. Cuando llegamos al sitio que me han indicado, me apoyo en la puerta y le enarco las cejas. Pues aquí estamos. Ahora a ver si sabes tanto como prometes.

No dejo que me bese aún, cuando se acerca a mí. Siento su cuerpo contra el mío, casi aprisionándome contra el dintel, pero retrocedo un paso y entro en la sala. Hay una mesa, un sofá pegado a la pared que parece cómodo, y el ambiente es acogedor en general. Tampoco es que me importe, a la hora de la verdad lo que cuenta es él y lo que sea capaz de hacer, pero supongo que tener algo blando no nos vendrá mal para la espalda. También espero que tenga preservativos porque no quiero sustos ni tener que salir hasta la máquina del baño.

Me siento y cruzo las piernas, dejando caer los tacones y pasando un brazo por encima del respaldo del sofá. Invitándole a mi lado, al sitio libre.

-Bueno- le digo.- Ahora estamos solos y más cómodos. Sorpréndeme.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2484
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Lun Dic 22, 2014 12:33 am



Héctor Nevada
ft Sarah AKA rubia.

Me está usando como quiere, me estoy dejando y no sé cómo sentirme al respecto. ¿Qué voy a hacer? Si pretendo tirármela va a ser cuando a ella le de la puta gana. Y está siendo muy clara al respecto.

Lo que uno tiene que aguantar. Ni siquiera sé el motivo de no haberme hartado ya, dejándola en este mismo sofá con ganas de fiesta y teniendo que buscársela solita. Porque me ponen los retos y ella, en resumen. Lo peor es que eso también actuaría en mi contra. Mientras yo empiezo a estar un poquito cansado de esperar – por no decir desesperado por estar a solas con ella – , ella actúa como si tuviéramos toda la noche, sin parecer mínimamente afectada. Es lo que tienen las mujeres, especialmente Sarah, Saben disimular las cosas extremadamente bien.

La odio. Pero por otro lado qué hombre no se dejaría pasar por todos los infiernos del mundo para estar con algo así. Me siento como  el perro que espera su galletita por ser un buen chico y la posterior caricia de consolación. Lo peor es que me da absolutamente igual. Incluso con mi orgullo.

Carajo. Este no soy yo ni de coña. Pero me digo que valdrá la pena. Y si la señorita se deja, lo hará. Todo está en que me deje hacer, pero no parece de dejarse cortejar. Ni de tradiciones regidas por los hombres. La que no tolera que le abran la puerta ni cosas así – no es que yo sea precisamente un caballero. Una mujer protectora de sus derechos como tal.

De puta madre. Menos mal que esto no va a pasar de hoy. No es que yo quiera,ella parece que tampoco tiene intención de volverme a ver. Bien. Me parece justo. Entonces habrá que aprovechar lo mejor de cada minuto. Pienso hacer que no se arrepienta. No sé si de volver a pedirme otra cita, porque no la veo de esas, pero sin duda me parecería cojonudo ver eso. Además, si es verdad su desengaño, dudo que quiera algo más que sexo desinteresado.

Yo tampoco.

Dice que la mayoría de hombres no sabemos qué tenemos delante, a no ser que sea yo la excepción. Pues eso que se lo diga al gilipollas que la ha dejado, pero lo que es yo sé muy bien apreciar lo que tengo delante y hacer sentir a la persona como se merece. Vale, a lo mejor no durante años porque soy alérgico a las relaciones largas y nunca he tenido nada demasiado serio – dedicándome a lo que me dedico tampoco da para más – pero una cosa no quita la otra.

-Puedo serlo – respondo con simpleza a su frase, mientras sigo mirándola.

Ha ignorado por completo mi intento de continuar la conversación. No sé si porque está igual de impaciente que yo o sencillamente no le da la gana.  Al menos no ignora nuestro interés común. O eso creo. Tampoco es que vaya a necesitar saber de dónde es, qué ha estudiado o dónde trabaja, para el caso lo que me hace falta es tenerla a ella y eso se cumple por el momento. De ella empiezo a esperarme cualquier cosa. Incluso que me deje con un calentón de cojones y se marche. Tal como ha amenazado hacer rato atrás.

Pero dice que tenga cuidado con lo que deseo porque puede cumplirse. Medio sonrío, dispuesto a levantarme para poder encontrar un sitio al que podamos llevarnos la conversación, pero ella se me adelanta. Para variar. Se levanta, dejándome temporalmente y soy yo el que lo lamenta ahora.

No me deja pasar ni una. Otro nivel más del juegguecito. Si cree que yo no puedo jugar ni simular que no estoy para nada excitado se equivoca mucho. Si juegas conmigo, espera que yo lo haga peor y el doble.

Aunque, bueno, mis pantalones acabarán mandando toda esta coartada a la mierda. Ya lo hacen, me temo.

La veo pasar delante de mí con una botella de vino. Con mucho disimulo, me hace un gesto para que vaya con ella. Me doy unos segundos antes de seguirla. Ella está apoyada contra la puerta, una mano sujetando la botella, y preciosa. Voy a cogerla de la cintura para besarla pero parece que tampoco quiere.

Joder. Contengo el suspiro que quiere salir de mí y cierro los ojos un momento antes de entrar.

A tu manera, Sarah. OK.

Me quedo quieto delante de ella, observando todos sus movimientos. La sala está muy bien, yo necesito mucho menos para lo que vamos a hacer pero la comodidad extra es un plus. Me he tirado a tías en callejones de mierda. ¿Esto? Es jodidamente V.I.P. Cuando se quita los zapatos no puedo evitar sonreír un poco. Sus pies son pequeñitos, como lo es ella sin sus altísimos tacones, y debe ser alguien bastante flexible lo cual no está ayudando a que conserve la calma.

Palmea el hueco que hay al lado de ella, y parece que tengo el permiso concedido para acercarme. Quiere que la sorprenda, y sigue retándome cuando lo dice. Está bien.

Me tomo mi tiempo en acercarme y finalmente me siento, como el perro obediente que quiere que sea. Pero va siendo hora de tomar un poco el mando, así que ignoro su comentario tal como ella ignoró el mío antes. Pretendo acercarme despacio a su boca. Quiero que sea un beso tan lento que me suplique arrancar esa ropa que lleva puesta. Así que empiezo muy despacio, apenas un roce. Sabe a vino y gloria. Me traiciono a mí mismo, porque no tardo en estrecharla contra mi cuerpo y mi lengua quiere abrir sus labios. Me pierdo en ella, acaricio por encima de su camisa y se desabrocha uno de los botones. El pequeño gemido que sale de su garganta lo considero un pequeño triunfo, tanto como ella debe estar considerando mi escasa resistencia a su boca.

Cuando menos lo pienso ella  ya está encima de mí, mi boca está perdida en su mandíbula y la zona sensible de su cuello, camino de su glorioso escote. La presiono aún más contra mí y una de mis manos va bajo su falda. Me mira desde su posición. Sus labios víctima del beso que nos acabamos de dar. La veo queriendo mi boca otra vez, pero me echo hacia atrás (un poquito de venganza, cariño.) Voy dejando un redero de besos hasta abrir su camisa del todo y empiezo a jugar con sus pechos. La miro a los ojos al sentirla arquearse contra mí cuando siente mis manos en sus pechos. Los cubre perfectamente. Empiezo a jugar con uno de sus pezones.

-¿Piensas exigir más de mí para empezar? - Lo susurro, con una media sonrisa impresa en mis labios, antes de volver a perderme en su cuerpo.

Estoy deseando averiguarlo, y espero que por mi bien arranque estos vaqueros.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 15/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Bolly el Vie Dic 26, 2014 11:24 am



Elise Arnette
ft Leo

Que alguien me diga que lo mejor de su día es venir a este antro me hace sonreír. Y si es Leo, no sé por qué, mucho mejor. Bueno, sí, él me gusta. Ya está. Me gusta un huevo. Apenas nos conocemos aún pero paso demasiadas horas en este sitio de mierda y él es lo más decente y, sobretodo, menos capullo o aprovechado de mierda que he encontrado por aquí.

No he tenido tiempo, ahora que lo pienso, de preocuparme por estas cosas. Quiero decir, por lo de tener novio y todo eso.  Si no calculo mal desde que pasó todo lo que pasó, o sea desde el accidente de mi hermana, todo se fue a la mierda. En absolutamente todos los sentidos. Me he dado alguna que otra alegría, obviamente, pero tristemente nada que pasara de las paredes de este bar o las de mi apartamento durante una noche. Algunos días una va más colocada de la cuenta y es lo que tiene.

No quiere decir que esté mirando a Leo de la misma forma.

Que sí, pero no. Es súper complicado, creo que el whisky se me ha subido a la cabeza y lo que me ha dado el amigo me parece que sólo ayudará a coronarlo. En otras circunstancias me daría un poco igual, pero con él es otra cosa.  No quiero comprometerme, pero tampoco cagar lo que tenemos.

Lo sé, la historia de siempre. Y debe ser la primera vez en demasiado tiempo que me pongo a pensar en ello la verdad.

Pero no voy a hacer conjeturas que lo mismo ni le gusto. A saber si sólo me estoy inventando cosas. Sonrío cuando dice que el día se está arreglando.

-Pues brindemos por eso también. Ya sabes que eres bienvenido cuando quieras

Se hace un poco el silencio. Le veo indeciso, es de esos momentos en los que querría saber en qué está pensando. No sé si acaso piensa que está siendo ridículo o no lo suficiente para mí, pero se equivoca y bastante.

Todo lo que quiere es quedar. Espera, espera, espera. ¿Me está pidiendo una cita? Bueno, no tiene  por qué ser una cita en realidad. Solo ha preguntado por tomarnos algo. Fuera de aquí. Es gracioso que mencione al hijo de puta de mi jefe que se merece todo el alcohol que pueda robarle y más. Me termino mi copa y me sirvo otro poco.

-El Domingo – Me mira como si de verdad se creyera que yo le fuera a decir que no me apetece – Y porque me he empeñado que si no ni eso – sonrío – Eso estaría muy bien. Vernos fuera de aquí, digo. Con suerte no soy tan aburrida.

Me devuelve la sonrisa, descartando – o eso parece – lo último que he dicho.

-¿Y ahora por qué podemos brindar?

La gente ya casi se está yendo, así que de  perdidos al río.
avatar
Bolly

Mensajes : 1110
Fecha de inscripción : 15/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Buffy el Vie Dic 26, 2014 11:36 pm

Will Brennan
ft. Maureen Miller



Me hago viejo, porque ya hasta me cuesta levantarme del porche cuando Maureen se va. Y eso que uno "de los pequeños" de la casa, no quiero saber cómo estarán los viejunos. No hace ni treinta segundos que me he puesto de pie cuando Maureen reaparece con mi abrigo, de parte de mi hermana. - No lo hace por la gripe. Es que tiene un complejo de madre que no se aguanta con él, tú la conoces mejor que nadie - Me la imagino siendo una madre terrible, en el sentido de que siempre estará pegada a su futuro hijo en plan "no corras, abrigate, no toques eso del suelo" -. Bajamos las escaleras, salimos a la calle y Maureen se pone a andar por medio de la calle. Me la quedo mirando y me río. - Vale. En Nueva York eso no lo podrías hacer. Qué demonios - Me pongo a su lado y miro atrás sólo una vez - Si viene un coche moriremos - Le anuncio - Pero que sepas que me alegro de haberte conocido, así nos evitamos despedidas agonizantes-.

Me pregunta a mí por dónde ir, si al puerto, la playa a emborracharnos... - Elige tú. En serio, no me importa. Ahora mismo me siento un poco fuera de lugar en este sitio - Soy como un borracho. Miro a mi alrededor, seguro de que mi casa está por aquí, pero sin llegar a reconocer del todo el sitio - ¿Te puedo hacer una pregunta... que igual es personal? - Le pregunto. Supongo que sí, que luego ya verá ella si la quiere contestar. La verdad es que no es tan personal, no le voy a preguntar si lleva bragas (en mi mente lleva un tanga rojo) pero igual es personal por otro sentido - ¿Porqué te quedaste en Niamh? - Le pregunto - Quiero decir... Si de pequeño me hubiesen preguntado quien pensaba que saldría corriendo de aquí para hacer fama y fortuna fuera de esta isla, habría dicho que tú - En mi casa Maureen era... Vamos, una reina. Muy mona, siempre muy educada, muy dulce (al menos delante de mis padres) muy ordenada, muy inteligente... -.

Yo por el contrario era el "Will, cállate". Más que nada porque siempre iba molestando a todo el mundo con mis frases. - Por otro lado y repito, no te ofendas, no te imagino madre de cinco niños y dedicándote en cuerpo y alma a arreglar la casa-.
avatar
Buffy

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 09/09/2014
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Heka el Sáb Dic 27, 2014 12:34 pm

Tess Norton
ft Noah




Me halaga que me confunda con un médico pero le saco rápidamente del error, por muy bonito que sea imaginar por un rato que soy médico de verdad. Cuando se da cuenta de que sólo soy una enfermera en prácticas, me espero que me eche o algo, pero no lo hace. Lo que hace es pedirme ayuda para llevarle a la sala de exámenes aunque acabe siendo él quien me ayuda a mi a llevar la camilla.

Poniéndose a mi lado para empujarla.

No se como no se desequilibra la camilla por el camino porque claramente tiene más fuerza que yo. Supongo que está acostumbrado a hacer estas cosas sin liarla y no como yo. Imagino que en unos días seré capaz de hacer malabarismos con camillas pero por ahora, acepto la ayuda del médico y susurro un "Gracias" que no creo ni que escuche. Claro que cuando me sigue dando conversación, no me queda otra que responder en voz audible. "No está mal. Voy bien." Es un poco respuesta de cortesía, ya lo se, pero no voy a darle quejas a un médico que no conozco y que no se si le va a dar por ir a decirle a alguien que me voy quejando o algo. Que lo mismo es tan majo como parece y le juzgo mal pero no se... Mejor quedo bien.

Le sonrío cuando termino de hablar y le ayudo a meter al enfermo en la consulta. Iba a irme, como se supone que tengo que hacer, pero el doctor me empieza a dar información y a pedirme que anote las pruebas necesarias para el paciente. Estoy flipando un poco pero hago lo que me pide porque no se si es costumbre de este doctor o si es costumbre del hospital o que. De todas formas, yo estoy encantada de la vida de ser útil. Cuando terminamos y me dispongo a llevar al paciente a que le hagan el análisis, el médico añade su nombre, pero que no le llame doctor Wright. "¿Noah entonces?" Él asiente y yo sonrío. Me gusta su nombre. Es dulce y elegante. "Está bien." Cojo la camilla y me llevo al paciente.

Caigo a medio camino.

Me vuelvo y entro de nuevo a la consulta del médico. "Yo me llamo Tess." Le sonrío y salgo de la consulta empujando la camilla tal y como me he fijado que lo ha hecho él. La verdad es que se desliza con mayor facilidad si pongo las manos en los extremos de la camilla que en el centro. Gracias, Noah.

Le dejo en la puerta del practicante con la intención de esperarle y llevarle yo a la resonancia y con suerte de vuelta a la consulta de Noah, pero la jefa se me acerca con cara de mala leche y me pregunto que habré hecho. Lo primero que se me ocurre es que Noah sea su novio. Lo que me dice sin embargo es que por que estoy sin hacer nada y me manda a limpiar las palanganas que utiliza la gente para vomitar y que se apilan en un lado del baño. No sabía yo que esto tuviese que hacerlo yo, pero supongo que alguien tiene que hacerlo. Y que yo soy tan buena como otra para la tarea.

Me pongo los guantes y respiro hondo antes de ponerme con el trabajo. Supongo que ya volveré a ver a Noah. No tenía por que ser hoy. Es sólo que me he sentido mucho más útil en dos minutos que desde que empecé mis estudios. Suspiro. Ya tendré tiempo de demostrar que valgo.


Última edición por Heka el Dom Dic 28, 2014 11:46 am, editado 2 veces
avatar
Heka

Mensajes : 1112
Fecha de inscripción : 28/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x06 -- Yes we can

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 13 de 15. Precedente  1 ... 8 ... 12, 13, 14, 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.