·Nombre del foro: The Exile
·Administradora: _Sara
·Diseño: Gaia
·Ubicación: Niamh, Irlanda
·Estado: Abierto
·Creado en: Octubre, 2010
Últimos temas
» Everybody wants to rule the world ♫
por Calamity Grace Ayer a las 11:00 pm

» 2x08 -- Presumed Guilty
por _Sara Ayer a las 1:17 am

» Caroline Dhavernas // Rachel Tyler
por _Sara Mar Ago 15, 2017 4:51 pm

» Hello there!
por Bolly Mar Ago 15, 2017 3:12 pm

» Pues hola de nuevo!!
por Heka Mar Jun 27, 2017 12:55 am


2x05 -- Big Brother is watching you

Página 3 de 19. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 11 ... 19  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Vie Ene 25, 2013 2:12 am



Eve Fitzpatrick || Ft. Ethan || Voy
Zoe Echolls || Ft. Flynn || Voy
Sky Mason || Ft. Emma || Voy
Bass Grier || Ft. Barrie || Done
Charlotte Lyngham || Ft. Jonah || Done
Isabelle Benedict || Ft. Simon || Voy
Finley Thomas || Ft. Penny || Waiting
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Heka el Vie Ene 25, 2013 8:17 pm

Hope Stiles
ft Lucas




Se que se ha dado cuenta. De lo del sujetador o más bien la ausencia del mismo. Por la forma en que me mira de repente, como si fuese su regalo de cumpleaños. Y lo peor es que me encanta. Estará pensando que lo he hecho adrede pero me da igual. Es evidente que le ha gustado el detalle -no evidente, evidente, o al menos eso no puedo notarlo desde esta posición- y yo me concentro en lo que sea menos en su mirada porque si no voy a acabar poniéndome malísima, que me conozco ya el efecto de este hombre en mi.

Me comenta que le extraña que no este más ofendida con el. "No soy nada rencorosa. Tendrías que hacerme algo mucho peor que hacerme esperar nueve días para que me enfade contigo y aún así se me olvidaría al día siguiente." Sonrío. No se porque le cuento esto. ¿En que cita se supone que de dan los datos relevantes del carácter de una persona? Prácticamente le he dicho que haga conmigo lo que quiera porque soy una lerda, pero bueno...

Me explica que ha estado muy liado con el trabajo porque le han ascendido. He evitado muy bien decirme a que se dedica así que no puedo evitar pensar que, como yo, intenta que la gente no se entere. No se que será, pero por lo de los jefes exigentes se me ocurre ya de entrada que o la mafia o el gobierno. Y no se que es peor, la verdad, pero consigo un amago de sonrisa. La verdad es que me da igual a lo que se dedique. No me voy a casar con él. "Felicidades por el ascenso. Entonces supongo que puedes permitirte invitarme, hoy?"
Hablo medio en broma -solo medio, que seguro que cobra más que yo y le gusta más su trabajo- y porque estaba segura de que lo iba a hacer de todas maneras, porque la verdad es que no me gusta eso de que un hombre me mantenga. Puede resultar irónico siendo lo que soy, pero una cosa son los clientes y otra... Lo que sea esto.

La manera en la que me da a entender que es en mí en quien está interesado tiene varios efectos en mí. Para empezar no puedo evitar una sonrisa de quinceañera bastante estúpida y evidente. Por otro lado el solo sonido de su voz prácticamente susurrando tan cerca de mi me provoca sensaciones de todo menos inocentes. Aparto la mirada porque si se la sostengo un poco más con esos ojos tan azules que tiene, no voy a poder contenerme y voy a acabar besándole. Y no queremos eso. Bueno, si queremos. Yo quiero y podría jurar que él también quiere pero no considero que sea el momento ni el lugar para empezar en ese plan que nos conozco.

Me pregunta que tal me va. ¿Y que tal me va? ¿Qué le cuento? Si él ha evitado hablar de su trabajo, yo con más ganas aún. Si no puedo decirle ni lo que he hecho esta mañana... Sonrío sin más. "No me puedo quejar..." Joder que no... Podría pasarme el resto de mi vida quejándome y no iría más allá de la semana pasada. "Nada interesante desde el lunes pasado..." Ahora soy yo quien le mira con intención mientras me humedezco los labios. Estoy a un tris de besarle. De hecho me he acercado más a él con ese propósito. Que le den al almuerzo, prefiero pasar un rato como el del otro día.

Sin embargo la camarera elige ese momento para traernos los platos. Podría jurar que estaba esperando detrás de la puerta para venir en el momento más inoportuno, la muy zorra. Me planta el plato delante con desgana y yo le sonrío como la chica educada que soy. "Muchas gracias." Por dentro me estoy acordando de su nación completa por romper el momento, pero en fin.

El olor de la comida me recuerdo que no pruebo bocado desde ayer al mediodía -después del cliente de anoche, comer era lo último que quería hacer- y me viene todo el apetito de repente. Pruebo el pescado y la verdad es que no está mal. No es como el que hacía mi abuela que en paz descanse que era increíble pero está bueno. No tiene mucho que envidiar al tradicional londinense. "Está bueno. Sorprendentemente bueno."

Comemos durante un rato acompañado por un silencio cómodo, aun demasiado juntos, rozándo la tela de nuestros vaqueros por debajo de la mesa y podría jurar, con alguna que otra mirada de reojo a mi escote que hace que se me escape una sonrisa de vez en cuando.
avatar
Heka

Mensajes : 1124
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Vie Ene 25, 2013 9:51 pm

Jeremy Fowler (con Rebecca)

Estos dos reclaman un AU medieval.

Hoy hace un buen día. Al menos, para lo que hemos visto desde que llegamos aquí. No miento cuando digo que entre el clima y la salud de Rebecca, me he planteado más de una vez marcharnos de aquí e irnos a otro sitio. No volver a Londres, claro, pero buscar otro lugar. Un pueblo tranquilo en el sur de Francia o algo así. O en Italia o España, estoy seguro de que a Rebecca le gustaría. Niamh me conviene, pero he de reconocer que tampoco nos ha traído muchas alegrías que digamos.

He salido al jardín porque llevaba una semana encerrado en casa. Llevábamos, mejor dicho. Cuando volvimos del hostal el día del huracán, Rebecca empezó a sentirse mal y aunque no ha llegado la sangre al río, me ha tenido bastante preocupado. Sé que está más recuperada que antes y que esto no tendría las mismas consecuencias que habría tenido hace un año, cuando la conocí, pero no puedo evitar preocuparme. No me consentiría perderla ahora que por fin la tengo a mi lado. Y al fin y al cabo, es mi deber como marido cuidar de ella. He hecho lo mejor que he podido y al final todo ha salido bien. Sigue en la cama, pero le ha bajado la fiebre y parece haber recuperado fuerzas. Creo que después de estos días, puedo sentirme aliviado.

Pero hace frío fuera y toca volver adentro. O al final el que cogerá una gripe seré yo y no tengo tiempo para esas cosas. Aparte de cuidar de ella, tengo un par de trabajos pendientes. Estoy pasando los días pendiente de Rebecca y las noches pendiente del portátil. Menos mal que nunca he necesitado dormir mucho. Me tomaré un café y subiré a ver cómo están las cosas, y si sigue bien y tranquila ya tendré tiempo para mí.

Subo la escalera hasta su habitación (no sin antes pasar por el baño para lavarme las manos; no quiero traer nada de fuera) y llamo dos veces antes de abrir. La veo, incluso en la penumbra, removerse y toser, así que supongo que está despierta. Es casi mediodía, pero ya que le habían recomendado reposo he decidido dejarla descansar todo lo que quisiera. Incluso en estos días les he dicho al servicio que no vengan. Me basto solo, tener gente de sobra le provocaría un dolor de cabeza a ella, teniendo en cuenta que me lo provoca hasta a mí, y mientras menos gérmenes entren del exterior... mejor.

Me dirijo a la ventana y corro las cortinas. Creo que le gustará ver que hace sol. -Una sorpresa, por una vez- le anuncio, y voy a sentarme a su lado. Tiene mucho mejor aspecto, aunque el desayuno está intacto en la mesilla. Cuando se lo he subido aún estaba durmiendo, pero lo dejé por si lo quería. Me da las gracias por el té y dice que lo beberá si se lo calientan.- Te subiré uno nuevo, lo he dejado antes pero estabas dormida.

Me pregunta qué hora es y voy a responderle cuando de repente siento su mano sobre la mía. Esos gestos todavía me sorprenden. Hace poco mantenía toda la distancia posible, no sé cómo tomármelo. Ni siquiera puedo deducir si es sincero. Tampoco soy capaz de entender esos arrebatos de espontaneidad que tiene, la risa, las palabras. No los entiendo, pero supongo que en cierto modo los envidio.

-Sí, he estado en el jardín, aprovechando que hoy no cae el diluvio. Pero en realidad estoy helado porque me he lavado las manos antes de entrar y no hay forma de que el agua caliente suba hasta el baño de arriba.- Su sonrisa me perturba, me pone nervioso, y suelto su mano para frotarme las dos entre sí-. Tendré que hacer que vengan a echarle un vistazo.

Me yergo lo más que puedo, sentado en la cama, y la miro. -Tienes buena cara, ¿cómo te encuentras hoy?- alargo la mano para tocarle la mejilla y tomarle la temperatura pero me quedo a medio camino-. Creo que nada que toque va a ser fiable tal como tengo las manos. Tendré que confiar en tu opinión o buscar el termómetro.

Le he sonreído, sin darme cuenta. No sé qué me pasa. Desde que nos acercamos, estoy muy nervioso en su presencia. Dios, necesito dormir más.

Me giro hacia la mesilla de noche en busca del termómetro para hacer algo. Voy a ponérselo ya, pero al final me echo atrás y se lo doy a ella. -Si tengo pruebas de que está mejor y te abrigas bien, podemos salir a dar una vuelta al jardín. Creo que un poco de sol te vendrá bien. Luego pediré algo para comer. Te daré el té de todas formas, pero a esta ahora ya casi que viene mejor el almuerzo.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2496
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Vie Ene 25, 2013 10:29 pm

Jack Norrington (con Virginia, wake up call)

El timbre. El maldito timbre de la puerta. Y ahora quién demonios es.

Alcanzo el reloj de la mesita de noche y casi me da un mal cuando veo que es la una y media. Con las persianas bajadas ni me he dado cuenta de que se había hecho de día. No tiene nada de raro que me despierte a esta hora, que conste. Últimamente tardo muchísimo en dormirme, y ayer en concreto me harté de dar vueltas en la cama, cogí mi pack de Billy Wilder y me dije que para estar con los ojos abiertos, mejor tenerlos fijos en algo interesante. Me tragué El apartamento entera, y como en el fondo es una película un poco deprimente, cambié de tercio. Empecé Irma la Dulce, pero entonces me acordé de Hope (con lo que me sentí fatal, porque dejando a un lado su oficio es una chica maravillosa y nos lo pasamos genial cuando quedamos, al menos yo) y la quité y acabé poniendo Con faldas y a lo loco, porque Marilyn nunca falla a la hora de quitarle las penas a un hombre. Serían como las cinco y pico cuando finalmente me fui a dormir, y he estado fuera de combate hasta ahora. Hasta ahora, porque ha sonado el timbre.

Me levanto. Creo que hoy no me toca que me repartan nada ni nada así que no tengo ni la menor idea de quién puede ser. De hecho, estoy casi por no abrir, las cosas como son. No sé cómo tengo la idea milagrosa de ir, pero la tengo, y menos mal, porque cuando abro la puerta a quien me encuentro es a Virginia.

Ay, Dios. Que habíamos quedado. Ya sabía yo que anoche había pensado "bueno, con cinco o seis horas de sueño voy que me mato" por alguna razón. A ver, ella sigue aquí y yo le he abierto y relativamente no hemos quedado tan mal. Pero me hacía ilusión recordar las cosas y quedar bien y ni una vez puedo. En fin. Supongo que eso refuerza la impresión de no valer para el protocolo de la que estuve hablando con ella hace unos días.

Me pregunta si se me ha olvidado. Dedico un segundo a meditar si le digo la verdad o no. -No, claro que no. Oye, lo siento, no he... pasado una buena noche y creo que he perdido un poco la noción del tiempo.- Me aparto de la puerta-. Pasa.

Cierro tras ella y la acompañado al salón cagándome en todo interiormente. Necesito café y necesito ducharme y quitarme esta camiseta de The Clash de cuando The Clash eran número uno en las listas de éxito aproximadamente. Ahora mismo debe de estar pensando que no se me puede dejar solo y lista para decírselo a mi madre en cuanto salga de aquí. No está saliendo bien. Definitivamente no está saliendo bien.

Le señalo el sofá y yo me quedo en el umbral del salón. -Siéntate, estás en tu casa. Yo estoy contigo en un momento, ¿quieres algo? ¿Café, té, una copa de vino?- Agua del grifo, yo qué sé. Cualquier cosa que la mantenga entretenida mientras vuelvo decente y lúcido para tener una conversación seria-. Tal vez deberíamos comer, luego... pedimos algo, o bajamos al centro. Como quieras.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2496
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Cristi el Sáb Ene 26, 2013 1:25 am

Charles Davis
ft. Claire




Dice que tiene hambre. No es la única. “Sí, vamos ya que yo también me estoy muriendo, y eso que los donuts que nos ha traído el imbécil del becario esta mañana hartaban lo suyo”. La gracia es que me sorprende que Claire tenga hambre, parece mentira todo lo que es capaz de comer. Me tengo que aguantar la risa tras su último comentario, aunque me permito alzar una ceja y devolverle la sonrisa con malicia. Si hay algo por lo que me llevo tan bien con Claire es, porque entre otras cosas, es capaz de soltar esas perlitas por la boca adrede, y ese humor pocas tías lo tienen. “Mañana le sueltas eso mismo al becario cuando vuelvas a pedirle el desayuno, verás que cara se le queda al animalito. Y si te parece, vamos a un restaurante chino esta vez. Me apetece.”

El teléfono vuelve a sonar mientras se está poniendo el abrigo, pero Claire me dice sin ningún remordimiento que no va a contestar. Muy bien que hace, la gente puede llegar a ser muy tocapelotas. Y para muestra ya estamos Claire y yo. Aunque nosotros a pesar de que seamos un poco cabroncetes tenemos más gracia, las cosas como son. “¿Despedirte? No lo creo. Ya puedes echar abajo el edificio, que si luego le pones ojitos al jefe no te despide. Seguro. Los hombres somos así de simples. Algunos más que otros, claro.” Esto último prefiero decirlo en un tono de voz no demasiado alto, a ver si ahora al que echan a la calle es a mí. Y no creo que mi jefe cambie de opinión si soy yo quien le pone ojitos.

Estamos llegando al ascensor cuando una chica que parece un tapón de alberca, bastante entrada en carnes, desvía la mirada al suelo cuando nos ve y sale prácticamente corriendo. Me encanta que la gente tenga esa reacción al vernos. Joder, que mamón puedo llegar a ser, ¿no? Meh. “Pues no sé… Algo le haríamos en su tiempo”. Entramos en el ascensor y veo acercarse al becario con prisas y cara de angustia. Seguro que se está meando o va tarde a algún lado. En lugar de evitar que las puertas se cierren yo mismo pulso el botón para darle con ellas en las narices. Que se joda y espere. O que use las escaleras, que no le vendría mal perder un poco de peso, dicho sea de paso.

Mientras bajamos el hilillo musical suena. “Ya hay que ser hortera para poner música en el ascensor. A ver si se jubila este tío ya, y yo de paso asciendo”. El ascensor se para en la segunda planta y entra un señor de unos cincuenta años con un peluquín. Ya está ciego si se piensa que no se le nota. Miro de reojo a Claire e intercambio una mirada cómplice con ella. Creo que ha pillado lo que se me acaba de pasar por la mente.

Cuando el ascensor llega a la planta baja y abre las puertas, me apresuro a salir, chocándome con el hombre de delante y haciendo que se le desvaríe el peluquín de sitio. Me giro y lo miro aguantándome la risa, fingiendo apuro. A ver si ahora me río en su cara, es un jefazo y acabo despedido. “Lo siento muchísimo, señor, es que llevo prisa”. No sé cómo me estoy aguantando las ganas de reír ahora mismo, porque con Claire detrás descojonándose en silencio es complicado. Una vez salimos a la calle es cuando por fin me puedo reír a gusto. “Un poco más y me río en su cara. Bueno, vamos rapidito que luego el restaurante se llena y tardan la vida en atendernos”. Aunque igual si Claire le pone ojitos al camarero también nos sirven los primeros y todo.

Como el restaurante está a cinco minutos, vamos dando un paseo. Un paseo un poco rápido la verdad, porque además de lo mencionado anteriormente, Claire tiene hambre y sé que con eso no se puede bromear cuando se trata de ella. “Por cierto, ¿qué tal llevas lo de los ascensos que se avecinan? ¿Estás haciendo méritos con el jefazo?”.


avatar
Cristi

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 05/01/2013
Edad : 25
Localización : Mi casa, ío.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Cristi el Sáb Ene 26, 2013 2:09 am



Jonathan Marshall ft. Charlotte || Voy
Charles Davis ft. Claire || Waiting
Angelique Dubois ft. Barry || Waiting
avatar
Cristi

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 05/01/2013
Edad : 25
Localización : Mi casa, ío.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Calamity Grace el Sáb Ene 26, 2013 2:41 pm



Barrie Kessel
Ft. Kyle (Bass)


El corazón me está latiendo a mil por hora. Tengo que reconocer que no soy tan fuerte como pensaba, y hasta con la más mínima de las coincidencias me da un vuelco el corazón, pensando que me han encontrado.

Me quedo estática, mirando al extraño que me observa con mucha atención. Supongo que pensará que soy una estúpida atontada y que no sé ni donde tengo la cabeza. Y, ciertamente lo parece, porque creo que lleva un rato haciéndome la misma pregunta y yo en babia… Me está preguntando si me encuentro bien.

“Sí, gracias. Es que no esperaba encontrarme a nadie aquí” Trago saliva e intento sonreír. Estoy sonando como una estúpida, “No esperaba encontrarme a nadie aquí…” Por Dios, si estamos en un hotel, si algo hay por aquí, es gente. El hombre me mira curioso, parece que no se lo cree demasiado, porque se ofrece a llevarme a recepción. Creo que piensa que se me ha olvidado tomarme la medicación o algo parecido…

“No, gracias… Nuevamente. La verdad es que estaba buscando alguna máquina expendedora, o algo para comer” Estoy intentando justificar mi atontamiento, pero creo que los tontos balbuceos que estoy soltando no ayudan precisamente… “Pero… Pero creo que voy a salir a la calle, porque este hotel no tiene de nada” señalo hacia los lados y me encojo de hombros. No sé por qué, pero estoy deseando salir de aquí. El pasillo es muy estrecho y el hombre es tan grande que ocupa casi todo el espacio. La verdad, es que parece un armario, tan alto y corpulento. Y, me apuesto el cuello, a que todo lo que hay debajo de la chaqueta es puro músculo.

Me dice que él también quiere salir a comer algo, y se presenta. Se llama Kyle y es australiano. Bueno, supongo que no debería de tener miedo de un australiano, no creo que alguien que vive a tantos kilómetros de Boston esté intentando matarme. O, al menos, eso espero. Kyle me dice que acaba de llegar y que no conoce la isla. Me pregunta si le acompaño a algún sitio a comer, y mi pánico irracional vuelve con más fuerza. Posibles escenarios pasan por mi mente con una celeridad que me corta la respiración. ¿Y sí quiere hacerme algo? ¿O, y si simplemente quiere comer? A mi ego le gustaría pensar que probablemente le he gustado y quiera conocerme… Pero mi parte aterrorizada está convencida de que él es el asesino de Maude…

Me quedo pensando unos segundos, y noto como el hombre se empieza a impacientar. Es un leve cambio en su postura lo que le delata, ya que su expresión es tan hermética que no puedo descifrar lo que realmente está pensando. Mi cerebro dice a gritos que no confíe en él, que es un extraño y que podría pasarme cualquier cosa. Pero algo dentro de mí, me impulsa a aceptar su petición. Noto un cosquilleo de nerviosismo en el estómago, no sé si hago bien, pero le digo sí asintiendo con la cabeza.

“Claro. No llevo mucho tiempo en la isla, pero conozco un par de pubs donde sirven una comida excelente” Kyle parece aliviado, y mi imaginación se dispara. ¿Y si realmente le he gustado? Agacho la cabeza y ahogo una risita nerviosa. Él se gira y me lanza una mirada curiosa. Genial, si había alguna duda de que pensara que tomo algún tipo de medicación, acabo de confirmárselo.

Caminamos hacia los ascensores y le pido que me espere un segundo. Tengo que comprobar que Fred no haya hecho alguna de las suyas. Cuando llegamos a la puerta de mi habitación, Kyle se queda fuera esperando, mientras yo paso a toda prisa. Me ocupo de que el perro tenga suficiente agua y comida, mientras busco por todos lados un abrigo que no esté lleno de pelos de perro. Por fin encuentro lo que buscaba y corro hacia la puerta para salir. Voy a agarrar el pomo, pero no me puedo reprimir, y vuelvo sobre mis pasos y me miro en el espejo de la cómoda para arreglarme el pelo y ponerme un poco de brillo en los labios.

“Parece que tienes quince años, Barrie…”

Como cada vez que voy a salir, Fred se pone en guardia. No le gusta que lo deje sólo y suele armar un escándalo terrible, ladrando sin parar. No puedo dejarlo sólo en la habitación y que alguien lo descubra… le cojo en brazos y salgo de la habitación. Kyle sigue esperándome apoyado en la pared de enfrente y cruzado de brazos. Cuando me ve, se pone derecho y camina hacia mí. Fred se revuelve en mis brazos llamando la atención de Kyle.

“Espero que no te moleste, pero no le puedo dejar sólo ahí dentro” Kyle se encoje de hombros, creo que no le hace mucha gracia. Siento la necesidad de explicarme. “Es que no sé si dejan tener mascotas aquí dentro, y no me quiero arriesgar…” El australiano interrumpe mis explicaciones, parece que no le importa lo más mínimo. Me encojo de hombros y caminamos hacia el ascensor mientras escondo a Fred en mi abrigo.

Espero no haberme equivocado…

avatar
Calamity Grace

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 09/12/2012
Edad : 39
Localización : Batangas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Sáb Ene 26, 2013 9:39 pm



Zoe Echolls
ft Flynn


Podría levantarme y pegar al imbécil este una patada en las pelotas, si no estuviera tan estupefacta. No me puedo creer que nada más llegar ya me haya creado una “reputación”.

Y me jode especialmente porque no soy así, y estos idiotas no me conocen en absoluto. Yo en Tucson tenía un novio formal, no me iba tirando a todo lo que veía. Nunca lo hice. Sólo he estado con un chico en toda mi vida, y ese ha sido Tom. Comencé a salir con él antes incluso de cumplir los 16 años, y antes de eso lo único que había tenido con otros chicos habían sido los típicos besitos inocentes de preadolescente. Y ahora estos mierdas, sin conocerme de nada, se atreven a juzgarme por algo que no he hecho y a llamarme algo que no soy.

Y esa es otra. Yo soy una zorra por acostarme con Flynn, pero él es un héroe porque “se ha tirado a la nueva”. No le culpo a Flynn, por supuesto. Él no tiene la culpa de que la gente no reciba suficiente oxígeno al cerebro en este instituto, pero estoy a punto de romperle una silla al imbécil de Scott en la cabeza. Total, para lo que la usa normalmente no será una gran pérdida.

Yo creo que Flynn se está dando cuenta de mi furia homicida, porque se levanta de la silla y da un golpe en la mesa. El golpe ha sido tan fuerte que me he sobresaltado, y todos en el comedor se han girado al unísono para mirarnos. Miro a Flynn entre furiosa y aterrorizada, porque lo cierto es que, por muy enfadada que esté, por dentro estoy a punto de echarme a llorar. Me gusta pasar desapercibida, y esto es demasiado para mí. Cuando conocí a Flynn y nos hicimos amigos, sabía que la gente acabaría hablando de mí, porque él es el chico más popular del instituto. Pero de ahí a hablar de mí como lo están haciendo… Joder, mi vida ya es lo suficientemente asquerosa como para que encima me hagan esto.

Flynn se acerca a mí, dándole un golpe en el hombro a Scott al pasar. Sin decirme nada, me coge de la mano y me saca del comedor, ante las miradas de asombro de todo el mundo. Por un lado me alivia salir de allí, pero por otro, lo que ha hecho Flynn no ha sido sino “confirmar” lo que todos están pensando. Oigo risas y comentarios a mi espalda, y sé que mañana esto va a ser un hervidero de bromas y pullas a mi costa.

Sin embargo, si ellos conocieran a Flynn como lo conozco yo, sabrían que lo de tomarme de la mano es un simple gesto de amistad, y nada más. Desde el día del huracán, es algo que ha tomado por costumbre. Al principio no sabía interpretar el gesto, pero ahora sí lo sé. Me ha tomado de la mano muchas veces desde entonces, y lo cierto es que yo le he dejado que lo haga. Para mí tomarme de las manos con otra persona es un gesto muy personal, muy… íntimo. No es algo que haces con alguien que sea sólo un buen amigo. Pero a él le he dejado porque… bueno, porque me gusta que lo haga. Porque me gusta él. No debería estar engañándome de esta forma a estas alturas, porque él lo hace porque es así y a mí sólo me va a acarrear un disgusto. Pero prefiero pensar en ello más adelante, no ahora.

Cuando salimos del comedor, él me toma las dos manos. Cuando lo hace, lo que estaba pensando hace unos momentos vuelve, y con más intensidad aún. Me gustaría muchísimo saber si sabe lo que estos gestos me provocan. A lo mejor no lo sabe y por eso lo hace. Alzo la cara para mirarle, y él me pregunta si quiero salir de allí. Joder, claro que quiero. Es lo único que quiero en estos momentos, salir de allí. Contigo, a ser posible. Asiento con la cabeza, incapaz de hablar en estos momentos, y salimos de allí a toda prisa, procurando que no nos vea nadie, lo que nos resulta muy fácil, ya que está todo el mundo en el comedor.

Fuera hace frío, pero no demasiado. Incluso sale el sol a veces. Vamos, nada que ver con el día que nos conocimos… Sacudo la cabeza, tratando de no pensar en ello. Recordarlo no me va a hacer ningún bien. “Bueno, y… ¿a dónde vamos?”. Él se encoge de hombros, y echa a andar calle arriba, lo cual lo tomo como un “no sé, andemos y ya está”. Me pongo a su altura, y comenzamos a caminar los dos, lentamente.

Durante los primeros minutos, ninguno dice nada. No es un silencio incómodo, sino un silencio placentero. Sin embargo, en algún momento tendremos que tratar el tema que nos concierne. Le toco ligeramente el brazo, y él se gira para mirarme. “Siento lo que ha pasado ahí dentro”. Agacho la cabeza, porque no quiero que vea mi expresión. Ah, si por lo menos el rumor de esos imbéciles fuera cierto y tuviera fundamento, me importaría tres pimientos y medio lo que dijeran de mí. Yo estaría feliz y punto. Pero Flynn sólo es mi amigo. Es lo único que quiere ser. “No he hecho más que llegar y ya te he creado problemas… Lo siento, Flynn”. Esta vez alzo la cabeza, y le miro de frente.
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Dom Ene 27, 2013 12:00 am



Isabelle Benedict
ft Simon


El chico de la tienda me pregunta si mi hermano es uno de los que acaba de echar. “¡Por supuesto que no! Mi hermano está en el colegio, donde tiene que estar”. Y que no me entere yo de lo contrario… Entonces él me pregunta si es su cumpleaños o algo. “Sí, es su cumpleaños. Últimamente lo único que le gustan son los cómics y los videojuegos, así que…”.

Me pregunta que quién es mi hermano y después se llama friki a sí mismo mientras alza el puño en lo alto. Normalmente esta clase de chicos me parecen muy raros, pero este por alguna razón me hace mucha gracia. No sé si es por su cara o por su voz, pero me entra la risa. “Se llama Jimmy. Suele pasarse por aquí todos los sábados con mi otro hermano, Will”. El chico me dice que sabe quién es, y que no sabía que tuviera una hermana. “Ya, es que es la primera vez que vengo” le respondo.

Entonces el chico, muy amable él, me empieza a relatar una serie de mangas o animes o como quiera que se llame eso, porque me dice que a Jimmy le gusta uno pero que Will no le deja empezar otro, y no sé qué de leer sólo un manga en su vida. Ha debido de notar la cara de panoli que se me ha quedado, porque me dice que es como si me hablara en chino. “Mmm no, de hecho el chino se entiende mejor. Esto ha sido directamente un idioma extraterrestre”. Intentaba ser una broma, pero tengo la gracia en el culo y acabo por bajar la cabeza, avergonzada.

Me enseña una estantería llena de cómics mientras me habla de ellos, pero sinceramente, no tengo ni idea de lo que me está hablando. Como me ve más perdida que un abstemio en el festival de la cerveza, me indica también otras cosas que podrían gustarle a mi hermano. Camisetas y figuritas de Los Vengadores. He visto la película, y lo cierto es que me encantó, así que me encamino hacia la estantería donde está el merchandising de la peli y me pongo a ojear lo que hay allí.

El muñequito de Ojo de Halcón es una pasada. Me quedo mirándolo un buen rato, porque es el Vengador favorito de Jimmy, pero… ¡qué precio! No, no puedo pagarlo ni de coña. “Me encantaría llevarme algo de esto, pero… No puedo permitírmelo”. Me cago en todo… ¡El muñecajo sería perfecto para Jimmy! Me giro al dependiente, que me está mirando expectante, a ver si me decido o no sobre qué comprarle. “Lo siento, soy una pesada, ya lo sé. Seguramente todos los que vienen aquí tienen muy claro lo que quieren comprar…”. Él hace un gesto con la mano como para restar importancia, pero la verdad es que me da mucha vergüenza. “Es que estoy fuera de mi ambiente, como podrás observar. No tengo ni la más mínima idea de qué es todo esto” digo, señalando las estanterías llenas de cómics y mangas.

Si hay algo que odio en esta vida, es que parezca que no tengo ni idea de algo. Aunque sea verdad. Me giro hacia el dependiente, que a estas alturas debe de estar hasta los cojones de mí (y con razón). “Mira, vamos a hacer una cosa… Como tú tienes pinta de saber bastante mejor que yo los gustos de mi hermano, que ya es triste, me voy a llevar lo que sea que tú me recomiendes. Me fío de ti”.

Él va todo resuelto a la estantería de los cómics y me da el primer tomo del que me había recomendado antes. Me asegura que a Jimmy le gustará. “Eso espero… Porque si no, vendré personalmente a rendir cuentas contigo”, le digo amenazadoramente en plan de coña. Al menos, espero que haya sonado en plan de coña, que no quiero asustar al pobre chaval, que ha sido todo majo conmigo.

Él, con el cómic en la mano, me guía hasta la caja registradora, y me lo cobra. Menos mal que no es demasiado caro, porque no llevaba demasiado dinero encima… En ese momento aparece en la tienda un hombre, alto y delgado, y se encamina hacia donde estamos nosotros. El dependiente le llama “jefe”, así que este debe ser el dueño de la tienda. Le dice al chico que se puede ir, que su turno ha terminado. Y le llama Simon. Él le responde que en cuanto termine de cobrarme el cómic se va, y el jefe se mete dentro de la trastienda.

Simon, ¿eh?”. Él me mira y me responde que así se llama. “Yo soy Izzy. Encantada. Y… muchas gracias por el cómic”.

Le guiño un ojo y salgo de la tienda, mientras me pongo el abrigo. Al final no se me ha dado mal la compra.


Última edición por Zoe el Dom Ene 27, 2013 4:55 pm, editado 1 vez
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Heka el Dom Ene 27, 2013 3:44 am

Gwen Rosenberg
ft Oliver




Ultimamente tengo un poco de gafe...

Ese chico tan, tan guapo que aparecía de vez en cuando por el orfanato ha desaparecido completamente. No se si será porque no le gusto, porque le he asustado, porque ha resuelto lo que tenía que hacer y ya no tenía nada más que hacer allí -lo cual podría englobar cualquiera de las dos opciones anteriores también, la verdad- o porque en realidad era un fugitivo buscado. No lo se, pero no le he vuelto a ver. Es una pena. Me gustaba. Era monísimo...

Para colmo mi padre ha empeorado. Le han cambiado la medicación y los efectos secundarios de esta nueva le están destrozando. A él y a mi, que soy quien se encarga de cuidarle. Pero que le vamos a hacer. Para eso estoy. Pero aun a riesgo de quedar mal o algo, empiezo a plantearme contratar a una enfermera. Más que nada porque trabajo con material peligroso y delicado y como pase otra semanita más como la que pasé la semana pasada voy a volverme loca. Y estamos a miércoles y no ha cambiado nada. En un par de días tenemos cita con el médico otra vez y espero que la cosa mejore porque si no, va a darme algo.

A esto se suma que a mi mejor amiga la han despedido del trabajo y que se ha enfadado conmigo porque le he dicho que ni puedo acogerla en mi casa -la de mi padre- ni puedo irme a su piso a pagar el alquiler yo mientras ella encuentra otra cosa. Se que se le pasará porque ha sido un berrinche infantil, pero aun así me ha dolido. ¿Cómo pretendía que dejase solo a mi padre precisamente ahora? Tengo que admitir que he sacado la idea de la enfermera de una sugerencia suya, lo cual hace que me sienta el doble de mal...

Para colmo, los niños están revoltosos hoy. Vaya un día llevo en clase.

Dos trastos han acabado a golpes. Uno le ha dicho a otro algo acerca de su padre que no se a ciencia cierta que ha sido porque es algo que cambia a cada versión que me cuentan, pero por lo visto es ofensivo y el crío en cuestión a empezado a golpes. Mira que adoro a los chiquillos pero a veces me ponen tan de los nervios que no parezco ni yo. He acabado llamando a los correspondientes padres de los niños para hablar con ellos durante el recreo. No me gusta hacerlo a la salida porque luego se llena esto de cotillas y las madres suelen tomarle manía a los niños que salen un pelín problemáticos o que simplemente tienen un mal día. Ya los tachan de violentos y los miran como si el pobre niño fuera a matar a sus hijos o algo, así que prefiero ser discreta. Si luego el resto de padres se entera que no sea por mi.

Aparece la madre de Jimmy, el niño agredido, totalmente indignada y me echa la bronca por no haber tenido cuidado. Solo han sido dos bofetadas y la única marca que tiene es de un arañazo pero aún así la madre se porta como si el pobre crío, que mantiene la cabeza gacha todo el rato y juraría que está llorando, lo hubiese intentado asesinar. Justo esto es lo que quiero evitar que pase delante del resto de madres, ¿ves? Aunque esta tiene pinta de ser de las que lo cuentan luego, así que...

Afortunadamente, he citado al tutor de Sam, el otro chico, media hora más tarde. Lo mismo habría acabado mal la cosa si hubiese oído a esta señora... Me siento en el banco del pasillo con el niño a mi lado, que sigue cabizbajo y lloroso, pobrecito. Empiezo a pensar que a pesar de ser el agresor, la verdadera víctima de esta pelea es él. Además me han dicho que ha sido Jimmy quien ha empezado la pelea diciendo algo sobre el padre de Sam. Me agacho frente a él y le sujeto la carita, alzándola para que me mire. "Cuéntame despacito y sin llorar que ha pasado."

Resulta que Jimmy le ha dicho a Sam que solo es un huerfano al que van a volver a abandonar porque el viejo que lo cuidaba a muerto. Solo que con una elección de palabras menos elegantes y algo impropias para un niño de siete años. Le acaricio el pelo y le sonrío intentando animarle. Si llego a saber esto antes le habría cantado las cuarenta a la señora que ha puesto al pobre Sam de delincuente para arriba, angelito. "No llores, Sam. Nadie va a abandonarte." Y si lo hacen estoy por adoptarle yo misma, que narices, que Sam es un chiquillo adorable.

Veo venir a un chico con cara de despistado. "¿Es tu nuevo tutor quien se acerca?" Sam mira y asiente con cara de resignación. O lo le gusta mucho o me lo parece a mi... Aunque cuanto más se acerca más tengo el presentimiento de que a mi si me va a gustar. Cuando le tengo delante, compruebo que mi presentimiento era correcto. Es muy mono. No tan guapo como Chris, pero no está mal. Le tiendo la mano y sonrío. "Soy Gwen, la profesora de Sam. Me temo que hoy hemos tenido un pequeño conflicto en clase. Sam se ha metido en una pelea, pero ha sido la culpa del otro niño."

Sam levanta la cabecita y me mira. Le guiño un ojo. Ya ha tenido bastante el pobre crío como para que su tutor le regañe también.

avatar
Heka

Mensajes : 1124
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Dom Ene 27, 2013 4:09 pm



Lucas North
(Con Hope)

Esto empieza a ponerse peor que la última vez. Mucho peor.

Y no lo digo únicamente por el pequeño detalle de que no se haya puesto sujetador...sino porque esto, como de costumbre, se nos empieza a ir de las manos. Más que la otra vez, si cabe. Porque cuanto más la miro, más estoy pensando que deberíamos dejar la comida para otro momento y directamente aprovechar este rato para otra cosa más placentera. Aunque comer sea un placer – al menos para mí, aprecio muchísimo la comida aunque sea un desastre para alimentarme por mí mismo – pero no es el que estoy buscando teniendo a Hope cerca. Es lo que tiene la novedad de los ligues, supongo, pero de verdad que me es prácticamente imposible centrarme en otra cosa teniéndola cerca. Me deja caer que ahora que me han ascendido, podré permitirme invitarla. Sí, bueno, la verdad es que no me puedo quejar de mi salario. De cualquier forma, pensaba invitarla, porque bueno, son la clase de cosas que se hacen, ¿no? Al menos eso me enseñó mi padre, que en paz descanse.

-Gracias – contesto – Faltaría más, espero que me dejes invitarte.

Es cuando me explica que no ha habido novedad desde el Lunes pasado (tampoco es que quiera concretarme, lo cual quiere decir que estamos igual respecto a nuestros trabajos...no sé si eso es bueno o malo pero no estamos teniendo nada serio, así que no es algo en lo que deba pensar por el momento) y se humedece los labios – con lo que debe saber que me pierde ese gesto – y la noto con intención de acercarse a mí, pero somos interrumpidos, una vez más, por la camarera del diablo que parece tener el puñetero don de la oportunidad para todo. Lanzo un suspiro más bien resignado cuando pone el plato delante mía y se me queda mirando con un pestañeo la mar de coqueto pero que a mí francamente me importa poco porque Hope me iba a besar y por culpa de ella no lo ha hecho. Esta me la cobro. Por interrumpirnos y por ponerse pesada y borde con mi acompañante.

Comemos tranquilamente, o tanto como puedo, porque tenerla tan cerca sólo me da ganas de poder tocarla y centrarme menos en el pescado, las patatas y la salsa, que están buenos pero me privan del tiempo que quiero tener con ella. Me gustaría poder llegar a tiempo al trabajo, pero cero que ya he trabajado mucho estos días. Es un...paréntesis. Eso es. Así que por una vez me lo puedo tomar con calma. De repente todo se vuelve muy formal y aquí estamos, charlando sobre lo bueno que está nuestro almuerzo. Sonrío cuando ella comenta que está rico.

-Sí, no hay comparación a los de Londres, claro – sonrío, casi con nostalgia – Estuve allí. Hace mucho tiempo – Hago una pausa en lo que mojo una patata en su salsa, tampoco es que me apetezca mucho recordar mi tiempo allí – ¿Te gustaría volver algún día?

Por un momento, no sé si he preguntado precisamente lo que no debía o qué...pero tengo esa estúpida necesidad de querer saber cosas de ella, de conocerla, que no sé de dónde me viene.
avatar
Bolly

Mensajes : 1112
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Dom Ene 27, 2013 4:45 pm



Laura Collins
(Con Nick)

La redacción últimamente ha sido una puñetera locura. Se escucha de todo y a cada cosa peor así que estamos que no sabemos dónde acudir, como quien dice. Mi compañero James también está bastante desquiciado con el tema, y no se le puede culpar. Creo que las cosas en el ámbito personal tampoco le van muy bien, al menos esa es la sensación que me da, siempre parece preocupado por algo. Pobrecillo, me parece una persona de lo más adorable y simpática.

De cualquier modo, le hice una promesa a Nick y pienso cumplirla. Desde que comimos en aquel Chino empapados de agua y muertos de risa por el par de inútiles que estamos hechos, nuestra relación se ha vuelto más cercana, algo diferente. Me alegra muchísimo, la verdad, porque él me sigue gustando. Mucho. A veces intento no pensar en ello y pienso que es una locura planteárselo siquiera porque bueno, somos compañeros y además no termino de tener claro si él me ve de la misma forma o no. Me encantaría tener la seguridad de que es así, pero por el momento lo único que tengo son nuestros pequeños momentos, como este, y las pequeñas señales que nos enviamos mutuamente y que no hacemos nada por remediar.

¿He dicho ya que somos unos inútiles emocionales? Al menos yo. Pero claro, si me estoy tomando tantas molestias y yendo tan despacio será porque en realidad me importa mucho más de lo que pensaba, no como otras veces en las que simplemente he buscado divertirme un buen rato. Entonces llego a la conclusión de que estoy realmente jodida. Estupendo, Laura.

El sol hoy ha decidido honrarnos con su presencia, lo cual es hasta sorprendente para tratarse de Niamh y su tiempo de mierda, pero lo agradezco mientras siento cómo la arena cubre mis pies y el sol baña mi cara. Tengo los ojos cerrados, y diría que de no ser porque Nick me saluda aquí seguiría en esta especie de trance.

- Hey - contesto, con una sonrisa - Huyendo del infierno que es la redacción, ¿tú cómo lo llevas?

Doy unas palmaditas en el suelo para que se siente a mi lado. Ahora que lo pienso, no me he molestado ni en hacer unos tristes sandwiches, menos mal que hay un sitio cerca donde creo que podemos comer bien.
avatar
Bolly

Mensajes : 1112
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Cristi el Dom Ene 27, 2013 8:28 pm

Jonathan Marshall
ft. Charlotte



Cierro la puerta una vez la remilgadilla pasa dentro, dejo la maleta junto a las escaleras y le hago una señal para que ella deje las suyas ahí. Ya las subiré luego. Me da un poco de cosa no haberle ayudado con otra maleta más al menos, pero es que con alguna mano tengo que sujetarme la toalla, digo yo. A mí me da un poco igual, es por ella. Porque si se me cae la toalla yo creo que directamente echa a correr por el monte. En taconazos si me apuras. Esta gente pija se escandaliza por todo.

Ella también tiene hambre, perfecto. Además creo que mi madre ha hecho suficiente comida para los dos. Tendré que controlar un poco mi ansia, pero bueno. “No es nada, para eso estamos…“. Se me ha vuelto a olvidar el nombre. Estoy fatal. Ah, sí, ya me acuerdo. “… Charlotte”. Por un momento pienso en subir y ponerme algo más de ropa, pero enseguida descarto la posibilidad, porque tengo demasiada hambre. Además, es divertido ver la cara con la que me mira. Y no creo que si me visto me siga mirando igual.

Vamos a la cocina y vuelvo a calentar la pasta en el microondas – me imagino que ya estará fría -. Una vez suena el pitidito saco la fiambrera y la dejo en la mesa. Luego le siguen los platos, los vasos y los cubiertos. Me siento justo en frente de Charlotte y sirvo los macarrones en dos platos. Intento que ambos tengan una cantidad similar, aunque intuyo que me voy a quedar con hambre. No es que el plato sea pequeño, para nada, es que yo trago mucho. En serio. La gente a veces se asusta porque soy capaz de tirarme todo el día comiendo. Voy a llevarme el tenedor a la boca cuando noto la mirada de Charlotte sobre mí. ¿Ahora qué le pasa? Ah, que no se cree todavía que me vaya a poner a comer en toalla. Pobrecilla, como se nota que no me conoce aún. Con el hambre que tengo no voy a perder más tiempo en cambiarme de ropa. “Sí, estoy muy a gusto así. Deberías probarlo un día. Además, no sé qué tiene de raro o especial. Limpio estoy”. Me encojo de hombros y sigo a lo mío con los macarrones.

Vuelve a hablarme, esta vez para preguntarme el nombre. ¡Hala! Es verdad que todavía no le he dicho como me llamo. Son las ganas de comer, que me ciegan y ni escucho lo que me dicen. “Cierto. Lo siento, es que cuando tengo hambre no funciono bien. Soy Jonathan, pero puedes decirme Jonah”. Veo que me mira raro. “Sí, ya sé que Jonah es un nombre distinto al de Jonathan, pero como es más corto, siempre me han llamado así. A ti te voy a llamar Charlie, ¿vale?”. No creo que de momento le haga mucha gracia que le llame remilgadilla. Quizá con el tiempo se lo pueda encasquetar de mote cariñoso, pero aún es pronto. “Charlotte es bonito y eso, pero un poco pijo, así que Charlie mejor. Queda más campestre y creo que la idea de que hayas venido aquí es esa, ¿no?”. Me parece que el hecho de que haya utilizado el término “pijo” no le ha hecho mucha gracia. Joder, es que suena a pijo. No sé si es porque es la primera Charlotte que conozco y ha resultado ser una remilgada. Aunque creo que nos acabaremos llevando bien, no se ve mala chica después de todo.

Me sirvo un poco de agua en el vaso y bebo. Entonces, no sé muy bien a cuento de qué me acuerdo de los taconazos que lleva puestos. “Puedes descalzarte si quieres. No sé cómo has sido capaz de subir toda la cuesta entaconada. Yo una vez cuando era pequeño probé a ponerme los de mi madre y cuando fui a dar un paso adelante me torcí el tobillo. Total, que me gané un esguince y estar en cama dos semanas sin poder mover el pie”. Sonrío divertido ante la cara que se le ha quedado tras mi comentario. Me pregunta que si estoy de broma. De broma estoy siempre, pero un mentiroso no soy. O al menos en este momento no estoy diciendo ninguna mentira. “Tenía curiosidad, qué quieres que te diga, Charlie.”

Apuro el plato de macarrones y lo dejo en el fregadero. Charlotte todavía no ha terminado, así que no puedo sacar el postre. Es tarta de queso casera. A mi madre le sale riquísima. Y ahora que hablo de queso… Me levanto de nuevo y saco un trozo de queso de cabra de la nevera. “¿Te apetece un poco de queso? Lo hacemos nosotros”. Me contesta muy educadamente que no, que con los macarrones tiene bastante. “Vale, pero si te apetece probarlo, ahora o más tarde, dímelo”. Corto un poco y lo muerdo. Diosito, que bueno que está. “Mmmm…”. Cierro los ojos y lo saboreo. No sé muy bien que cara debo estar poniendo, pero cuando los abro y miro a Charlotte otra vez, me la encuentro flipando en colores. “Si lo probases, me entenderías”.


avatar
Cristi

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 05/01/2013
Edad : 25
Localización : Mi casa, ío.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Beckett el Lun Ene 28, 2013 12:41 am



Nick Ford
Ft. Laura

-No me extraña que la redacción sea un infierno. Con los rumores que hay en la calle debéis de estar echando humo y sin saber dónde acudir – es que vamos, como para ir a preguntarle al equipo de la nazi, terminarías en el fondo del mar con suerte. No sé si será cierto o no lo que dicen, pero eso de que estén cogiendo a gente e interrogándola de forma poco legal da bastante miedo.

Cuando me pregunta por mí me encojo de hombros – en casa me aburro bastante. Además tampoco me cunde mucho porque allí me distraigo con el ruido de una mosca – es lo típico de tengo tiempo y puedo hacerlo cuando quiera… que sí un café, que si la tele, que si no sé qué… al final no hago nada, cosa que no pasaría si los ordenadores del trabajo no fuesen una mierda y pudiese probar los nuevos programas allí. También es cierto que si en la redacción me distraigo con ella en casa más todavía, ya que me paso la mitad del tiempo pensando en qué estará haciendo, menuda tontería, como si tuviera alguna oportunidad.

Claro que cuando me mira tal y como me está mirando ahora consigo dudar de todo. Me olvido del tiempo mirando sus preciosos ojos azules y al final termino bajando la mirada porque siento como si pudiesen ver a través de mí y eso… eso creo que me da miedo, porque no quiero perderla como amiga si no siente lo mismo que yo.

Dios, es que soy malísimo para estas cosas. Tanto que si mi vida dependiese de ello moriría irremediablemente. Seguramente solo hayan pasado unos segundos y no una eternidad (de la buena) como a mí me ha parecido – Menos mal que hace buen tiempo – sino aquí estaríamos jodidos – dan ganas de tumbarse en la arena a tomar el sol – no voy a tumbarme pero me echo hacia atrás para apoyarme en mis brazos y mi mano se encuentra con la suya.

Si mis reflejos estuviesen despiertos seguramente hubiesen funcionado y me hubiese retirado, pero no me he movido ni ella tampoco, solo sé que mi corazón se ha disparado (menos mal que está sano). Al final me atrevo a acariciar suavemente su mano y a cogerla… nuestras miradas se vuelven a cruzar.

Debería preguntarle qué es esto, probablemente tendría que hacerlo, salir de dudas pero… no puedo, no me sale y tengo la sensación de que me voy a morir - ¿por qué la playa? – oh, como me gustaría pegarme… creo que he cerrado los ojos, por favor tierra trágame ahora, que luego es tarde.
avatar
Beckett

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 19/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Calamity Grace el Lun Ene 28, 2013 4:42 pm



Oliver O'Cleary
Ft. Gwen


Mi vida ha dado un vuelco radical en unas semanas, pero no la cambiaría por nada del mundo…

Hace una semana era un simple periodista que trabajaba en un periodicucho de tres al cuarto en Nueva York. Intentaba sobrevivir en un pequeño apartamento y salía de juerga con mis amigos cada fin de semana. Y ahora… ahora he heredado una casona enorme en el centro de una remota isla y a un niño. Sí, lo más fuerte de todo… he heredado a un niño.

Hace unos días recibí la llamada de un abogado de una isla irlandesa. A pesar de que yo soy americano, mis padres son nativos de aquí, de Irlanda. Aunque he crecido escuchando a mis padres hablar de sus raíces, desconocía por completo que tenía un tío segundo en Niamh. (Y no un pariente cualquiera, no, porque el tío Augustus era un hombre rico, muy rico). El caso es que el abogado se puso en contacto conmigo para darme la noticia del fallecimiento de mi tío, y que yo, al ser el único varón mayor de edad descendiente suyo, soy el heredero de todos sus bienes…

Vaya. No supe que responderle.

Después de unos momentos intentando hacerme a la idea, llamé a mis padres y me explicaron toda la historia. El pobre tío Augustus, blah, blah, blah… sin descendencia, blah, blah, blah… Y lo único que supe después es que estaba volando hacia Niamh para tramitar el traspaso de las propiedades y los bienes del “pobre” tío.

Nada más llegar a la isla, me voy derecho a reunirme con el abogado. Tardo bastante en encontrar el jodido despacho, porque está en una callejuela, dentro de una plaza minúscula y rodeado de tiendas. Tras veinte minutos dando vueltas y otros diez más curioseando dentro de una tienda de comics (Que estaba justo de paso, y me atraía a ella como la fuerza gravitacional del campo tractor de la Estrella de la Muerte) doy con el maldito despacho. Subo y el abogado me recibe con los brazos abiertos, se ve que mi tío era un hombre importante. Después de un efusivo saludo, me empuja literalmente hacia una de las sillas que ocupaban el centro de su oficina y hace que siente de golpe en ella.

Como todo abogado, es tremendamente aburrido. Toda su cháchara técnica y su terminología burocrática no me dice nada de nada. Yo sólo soy un simple periodista que cubre noticias tan interesantes como: “Elvis ha sido visto en Marte” o “Cocodrilos en las alcantarillas, mito o realidad”. Pero un dato hace que el buen hombre recupere toda mi atención, mi tío me ha dejado en herencia además de todo su dinero (tanto que de sólo pensarlo me dan mareos repentinos), a un niño.

Y es que hasta entonces, no me había fijado en la pequeña personita que estaba sentada con la cabeza gacha en una silla junto a la ventana. El abogado le llama y, el pequeñajo camina hacia nosotros tímido y lloroso. Me apuesto el cuello a que debo de tener la misma pinta que Han Solo atrapado en carbonita, porque no puedo mover ni un músculo de la cara. ¿Qué voy a hacer yo con un niño? Si casi no puedo cuidar de mí…

La verdad es que las cosas no han sido nada fáciles con el pequeño. No sé quien se siente más perdido, él o yo. Cuando llegamos a la casa de mi tío, el pequeñajo se va corriendo a su habitación. Supongo que no debe ser fácil para un niño tan pequeño sufrir la pérdida, no sólo de sus padres, sino la de su tutor también. Y ahora llego yo, que tengo la misma habilidad de tratar con niños que de construir un sable laser…

La casa es demasiado grande para dos personas solas, y un poco intimidatoria, la verdad. Acostumbrado a mi cuchitril, esto parece la Casa Blanca. Recorro todas las habitaciones hasta llegar al salón, donde veo una enorme chimenea. Creo que la casa no tiene calefacción, así que supongo que debería empezar a aprender cómo se enciende el trasto este. Después de varios minutos y una completa desesperación, reniego de encenderla. Si yo en mi pisito me calentaba con un calefactor enano…

Al poco rato veo que el pequeñajo, Sam, baja las escaleras tímidamente y se acerca a mí en silencio. Y me da un tímido abrazo mientras rompe a llorar… Y ahí, ya me tiene ganado.

De esto ya ha pasado una semana, y aunque Sam todavía está en proceso de adaptación las cosas no van tan bien como debieran, yo estoy más que feliz de poder ocuparme de él. Al día siguiente llamé al abogado y le dije que todos los bienes de mi tío los pusiera en una cuenta a nombre de Sam, (después de todo, él es el legítimo heredero) y mientras yo, cuidaré de él hasta que sea mayor de edad y decida que quiere hacer con lo que le pertenece.

Acabo de salir de la redacción de uno de los periódicos de Niamh, La Voz. Me han contratado como freelance para entregar artículos tres veces por semana. No es mucho, pero me dará para ir tirando. Justo en ese momento, me suena el teléfono avisándome de no sé qué problema en el cole de Sam. Nada mas colgar, salgo corriendo.

Cuando llego al colegio, me choco con una señora con cara de malas pulgas. Le pregunto por la clase de Sam, y me indica un pasillo a mi derecha. Cómo la profesora de Sam sea así de seca, no me extraña nada que el niño esté tan retraído… Giro hacia el pasillo y veo a Sam al final, junto a un banco. Una mujer joven le está abrazando y consolando. Una mujer muy guapa… veo que Sam asiente con la cabeza, supongo que la mujer le habrá hecho alguna pregunta. Me acerco a ellos sin quitarle la vista de encima, si de lejos he pensado que era guapa, de cerca tengo que decir que es absolutamente preciosa. Me tiende la mano y sonríe, y yo comienzo a temblar.

Me dice que se llama Gwen y que es la profesora de Sam. Que ha habido un pequeño contratiempo por culpa de otro niño, y le guiña disimuladamente el ojo. “Encantado, soy… esto….” La mujer me mira curiosa y sonríe ampliamente poniéndome aun más nervioso “Oliver, me llamo Oliver. Encantado” La estrecho la mano un poquito más enérgicamente de lo que debiera “Eso ya lo había dicho”

Me sudan las manos, me late demasiado rápido el corazón y estoy balbuceando… Oliver, estás jodido.

avatar
Calamity Grace

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 09/12/2012
Edad : 39
Localización : Batangas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Lun Ene 28, 2013 10:24 pm



Sky Mason
ft Emma


Tengo tanta hambre que yo creo que mis tripas podrían comenzar a devorarse a sí mismas en dos segundos.

He tenido una mañana de bastante locura. Para empezar, me he tenido que levantar una hora antes para terminar de corregir los ensayos que no me había dado tiempo a terminar el día anterior. Y por una vez no ha sido porque me haya ido de fiesta, sino porque me los han entregado todos los alumnos el último día y tenía como 30 ensayos que leer y corregir. Anoche me quedé hasta las dos de la mañana, pero al final resultó imposible terminarlos todos y ahora mismo estoy hecha unos zorros.

Mi escritorio está incluso peor que yo, cubierto de papeles, bolis, carpetas, y todo al retortero. Durante una milésima de segundo pienso en ordenarlo un poco, pero lo descarto en seguida. Tengo demasiada hambre. Así que lo único que hago es agarrar mi bolso y salir pitando del despacho.

Mi intención es comer en una cafetería que hay al lado de la universidad donde ponen una comida absolutamente riquísima. Ese es el lugar predilecto por los profesores para comer. Algunos, los más intrépidos, se quedan a comer en la cafetería de la universidad, pero a mí estar rodeada de estudiantes hasta en mi hora libre me agobia, así que prefiero salir de allí.

Nada más cruzar por la puerta me topo con Greg, el profesor adjunto de historia. Ay dios, este plasta otra vez no… Intento salir corriendo de allí, pero me para, y me saluda. “Hola… Hola, Greg”. Este tío es lo más baboso y lo más pesado que he visto en mi vida. Lleva intentando que le de bola desde que llegué a la universidad, y mira que le he dejado claro unas cuantas veces que no voy a salir con él, pero el pobre o es tonto, o no lo pilla. A lo mejor he sido demasiado sutil… No quiero ser borde del todo porque no deja de ser un compañero de trabajo, y como empiece a hablar mal de mí por ahí, la hemos liado, que yo soy la nueva y seguramente todo el mundo se pondría de su parte.

La verdad es que es joven, y bastante guapo. Y se piensa que, sólo por eso, yo ya debería haber aceptado casarme con él o algo… Greg comienza a preguntarme chorradas, del tipo “¿Qué tal las clases? ¿Y los alumnos? ¿Ya te has acomodado bien?” y yo lo único en lo que puedo pensar es en decirle “¡Déjame en paz, cacho plasta, que tengo hambre!”. Al final se lo acabo diciendo, pero con muy buenos modales. “Me pillas saliendo a comer, que se me ha hecho tarde y tengo bastante hambre”. ¡Para que habré dicho nada! Ahora Greg se ha pensado que lo que he dicho era una invitación abierta a que comiera conmigo. Me pide que coma con él, y yo le miro sin saber qué decir. “Ah… Bueno, es que… Ya he quedado para comer con alguien”. Él me dice que es una pena, pero que ya nos veremos en la cafetería de todos modos. ¡Mierda! ¿Va a comer en la cafetería? Ahora sí que necesito quedar con alguien para comer… “Sí, claro, allí nos veremos”.

A la cafetería realmente se llega andando, pero yo voy corriendo al aparcamiento y cojo el coche. Si necesito a alguien con quién comer, ese alguien sólo puede ser Emma. Cuando llego a la tienda, entro y me la encuentro preparando para cerrar. “¡Emma!”. Ella me sonríe, nos damos dos besos. Me pregunta que qué hago allí a esas horas. “Estaba pensando en si te venías conmigo a comer”. A ella le encanta la idea, así que espero a que termine de cerrar, y nos vamos juntas.

Mientras conduzco de vuelta a la universidad, le explico la situación. “No te habría arrastrado de esta forma si hubiera podido, pero es que ¿recuerdas el plasta de Greg? Me ha abordado cuando salía para comer con él, y le he dicho que ya había quedado para comer, y claro, si me presento allí sola…”. Emma se ríe y me dice que no me preocupe. Si es que esta mujer es lo mejor, ya no sé ni la cantidad de favores que la debo…

Cuando llegamos a la cafetería y Greg me ve aparecer con Emma, se le queda una cara de panoli tan graciosa que me dan ganas de hacerle una foto con el móvil. “Mira, el cara lelo de la mesa de la esquina es Greg”. Emma y yo reímos al mismo tiempo, y él mira hacia su interesante plato de espinacas. Si pensabas que iba a acercarme y presentarte a Emma vas listo, majo.

¿Ves la clase de cosas que tengo que soportar?” le digo a Emma mientras nos sentamos a la mesa. “Como se acerque, le voy a mandar a la mierda”.
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Mar Ene 29, 2013 12:24 am



Eve Fitzpatrick
ft Ethan


Vaya un coñazo de semana. Las cosas en la empresa no es que estén para tirar cohetes ahora mismo, sinceramente, aunque los jefes se empeñan en hacer como que todo es color de rosa y no pasa nada. Pero lo cierto es que no me puedo quejar, porque aunque las finanzas estén reguleras, a mí no me falta el trabajo. Si acaso, más bien diría que me sobra trabajo.

La verdad es que estoy hasta arriba y a punto de colapsar. Y encima hay una empresa bastante jodona que no para de pedir reformas y actualizaciones en una de sus bases de datos. Como si tuviera tiempo (y ganas) de pasarme por allí cada vez que quieren cambiar la fuente de la letra del programa de Times New Roman a Verdana… Dios, que lerdos son.

Llego tan cansada a casa por las noches que ni he salido últimamente de fiesta. Aunque parte de la culpa también la tiene el hecho de que ya prácticamente no me queden amigos en Niamh… Porque todos han sido lo suficientemente inteligentes como para largarse de aquí e irse a lugares más entretenidos. Ay que joderse.

También es verdad que estoy de especial mala leche desde aquella noche en el karaoke. No esperaba que el chico me fuera a llamar al día siguiente, pero ¡9 días! Nada, a ese no le intereso ni un poquito. Es una pena, porque estaba buenísimo, y el beso fue alucinante… Aunque, para ser sinceros, no me lo correspondió, lo que debería haberme dado ya una pista. Vamos, que seguro que nada más entrar al coche, bajó la ventanilla y tiró la servilleta donde apunté mi número. Esa es la suerte que tengo yo.

Estuve pensando en pasarme por el karaoke los días siguientes a aquella noche, pero pasé del tema. Si él no me llama, no voy a ser yo la que parezca una desesperada intentando buscarle, ¿no? Además, estoy harta de los tíos. No es que me vaya a volver monja de repente y me dé al celibato, pero sí que es posible que deje pasar un tiempo antes de pillarme por alguien de nuevo.

Porque lo que me da miedo realmente es eso, pillarme. Aquí en Niamh dudaba muchísimo que me fuera a pasar, sinceramente… Pero Ethan me dejó una impresión bastante fuerte. Me resultó extraño encontrarme a alguien tan guapo en un sitio tan cutre. Y no me refiero al karaoke, sino directamente a la isla. Aunque claro, podría haber sido el típico guapo cachitas tonto… Pero no tengo ni siquiera esa suerte. El chico era divertido, y listo. Por lo menos, más listo que su amigo.

Pero mejor dejo de pensar en ello, porque mira, ya no tiene arreglo. Además, dudo que le vuelva a ver incluso aunque vaya al karaoke, porque tenía pinta de que era la primera y la última vez que iba. No se le ve un tío muy de karaoke. Y ahora ya sí que sí dejo de pensar en ello.

En lugar de en Ethan, me concentro en que es la hora de la comida y por lo menos puedo dejar de mirar el ordenador aunque sea durante hora y media, que ya se me mezclan los html en batiburrillo. No es que tenga mucha hambre, pero con tal de salir de aquí soy capaz de comerme una vaca.

Antes de que se levante el resto ya estoy yo de pie y con el abrigo puesto. Que piensen lo que quieran, yo me largo. No sé ni siquiera dónde voy a comer aún, así que cuando salgo no sé si coger el coche o no, porque hay un par de sitios cerca para los que no necesito el coche. ¿Dónde puñetas me voy a comer? No me da tiempo de sopesar mis opciones, porque justo en ese momento me suena el móvil. Cuando lo descuelgo, menos mal que no hay nadie alrededor porque mi cara de gilipollas debe ser para una foto.

Es Ethan. Sí, ese chico en el que había decidido no pensar hacía apenas dos minutos. Ese que pensaba que había tirado mi número porque no me ha llamado en 9 días. Ese mismo. “Hola” respondo, más confusa que en toda mi vida. “Bien, bien… No esperaba una llamada tuya”.

Tras unos minutos de confusa conversación en la que seguro que he quedado como una completa idiota, me invita a comer con él en un restaurante chino. Acepto la invitación antes incluso de pararme a pensar qué coño estoy haciendo, y apunto la dirección del restaurante.

Parece que, después de todo, tendré que coger el coche.
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Zaida el Mar Ene 29, 2013 1:12 am

Barry Sanders
ft. La Señora




No veo que le haga mucha gracia que esté aquí, pero la verdad es que no me importa. Tengo que parar la construcción de este edificio como sea, y me da igual lo que me cueste. Es mi trabajo y es lo que hay, yo no tengo la culpa. Claro que ella tampoco.

No creo que se huela lo que le tengo que decir, porque sino no sería tan amable conmigo. La mitad de la gente me manda a la mierda y la otra mitad suele acabar pegándome un puñetazo en la cara en cuanto les explico el problema que hay. Esta señora no parece muy agresiva, así que ya veremos.

“Como no. Tengo hambre” ¿Me ha invitado a comer, o tengo que pagar yo?

“Claro que he traído coche, esto está en el limbo” Me rio, aunque a ella no parece que le haga mucha gracia que diga que su edificio está construido en un lugar donde los muertos están atrapados de por vida. “Está allí” Le señalo y empezamos a caminar hacia él.

Cuando le abro la puerta del coche, entra dándome las gracias. Al menos es una señora educada. Quizás no me dé muchos problemas. Cuando arranco el coche, sigo conduciendo carretera arriba, ya que no he visto ningún sitio donde comer en todo el camino al venir aquí. Me pregunta donde vamos a comer y me encojo de hombros “No lo sé, tu sabes algún sitio por aquí? Porque no he visto ningún restaurante por aquí” Ella niega y yo sigo conduciendo.

La cosa es que la mujer es guapa por lo que he logrado captar de reojo. Se ve mayor. Mayor que yo al menos, no se que edad tendrá, siempre he sido malísimo para eso, así que a todo el mundo que no es más joven que yo le trato de usted y con respeto. Tiro los edificios de la gente, pero con respeto.

Llevamos unos quince minutos conduciendo y por aquí no solo no se ve un simple restaurante de carretera, sino que no se ve un alma por las calles. Y es solo media tarde. De repente se oye una pequeña explosión debajo del coche y se me va el volante.

¿Que cojones...?

Logro enderezar el coche y freno. El capó empieza a echar humo muy feo. Lo primero que pienso es que la rueda se ha ido a la mierda, pero que menos mal que tengo una de repuesto. Lo segundo, es que menos mal que no hay un alma, porque si no hubiésemos armado un buen accidente. Y lo tercero que hago es mirar a Angelique. “Vale. Que no cunda el pánico” Lo que no le digo es que no tengo ni idea de coches, pero que el humo negro no es muy buena señal. “Espera aquí” Salgo del coche y abro el capo y me trago todo el humo y me aparto tosiendo. Joder que mierda de día me espera.

Veo que Angelique no me hace caso y sale del coche. “Mejor voy a empezar cambiando la rueda” Que esto si sé. Creo que por la cara que pone, no cree que tenga ninguna idea de mecánica, y no puedo reprocharle nada porque es cierto. Aunque como un hombre que soy no voy a reconocerlo en voz alta. Los hombres sabemos de estas cosas. Nacemos sabiendo de estas cosas. Es genético. O debería serlo.

Me quito la camisa y me quedo simplemente con la blanca de interior. Saco la rueda y el gato del maletero del coche y me pongo manos a la obra. No es difícil. Aunque lo recordaba más fácil. Los tornillos están muy apretados, y agradezco las horas y horas corriendo y las tardes en el gimnasio. Cuando por fin los logro quitar, tengo las manos llenas de grasa. Genial. Me limpio en la camiseta. Total, luego me la quitaré, me pondré solo la camisa y ya está. Cuando logro meter la rueda, noto que esta mujer está muy callada.
avatar
Zaida

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 31/10/2010
Edad : 28
Localización : Niamh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Heka el Mar Ene 29, 2013 2:48 am

Hope Stiles
ft Lucas



Lo mismo puse este gif en algún update anterior, pero es que está tan mona...

Sonrío por la mirada matadora que Lucas dedica a la camarera. No matadora en plan hacerte perder las bragas, sino de las que te perdonan la vida. Parece que no le ha hecho mucha gracia eso de que nos interrumpan a él tampoco, que mono es. Las perspectivas sobre como va a acabar este almuerzo están mejorando por momentos. No sabía como iba a acabar, la verdad. No es que me sorprenda esta electricidad entre nosotros después de la otra noche pero hasta hace unas horas no tenía ninguna intención de volver a verle y menos de volver a tirármelo.

Y ahora no puedo pensar en otra cosa, joder, y la culpa la tiene él por ser tan guapo.

Me cuenta que estuvo en Londres y centro mi atención en el en lugar de en el pescado. "¿Ah sí? ¿Te gustó?" Seguramente le gustara. Londres es una ciudad maravillosa cuando solo eres un turista. O si tienes mucha pasta. Si vives en un barrio de mierda como vivía yo, es casi preferible Niamh que es más o menos igual de cutre pero muchísimo más barato. "¿Volver?" La verdad es que no me lo había planteado nunca. No es que me lleve precisamente bien con mis padres. De hecho, me llevo fatal con ellos así que prefiero fingir que no existen para no tener que llamarles ni en fiestas porque total, cada vez que hablamos es para discutir. No les parece bien ni una sola decisión de las que he tomado en mi vida y vale, se que meterme a puta no se algo por lo que aplaudirme precisamente pero si he acabado aquí y así en parte es por culpa de ellos. No voy a negar mi responsabilidad de mis actos, pero lo que es, es. "No, no me lo he planteado nunca. Si surgiera, pues por qué no, pero no entra en mis planes moverme de aquí."

Vale, no se como me lo he montado, pero estoy flirteando con él otra vez.

Me pongo el pelo detrás de la oreja y vuelvo a centrarme en comer. Su brazo se roza con el mío mientras el también lo hace y doy gracias a dios por llevar dos capas de ropa hoy. Juraría que los ojos se le van de ves en cuando a mi escote. Como si hubiese mucho que ver de todas formas. En mi opinión tengo otros puntos más vistosos que mis tetas, la verdad, así que si le ponen es que debo gustarle bastante, algo que en cierto modo me intimida un poco. Espero que ese bastante no se convierta en demasiado... Lo peor es que se perfectamente como solucionar eso, pero no pienso hacerlo.

Levantarme, irme y pedirle que no vuelva a llamarme es lo último que quiero hacer ahora mismo. Soy más fan de levantarme, irme con él a su casa y pedirle que me quite la ropa a mordiscos.

Aun no me he terminado el pescado pero ya no tengo hambre.

"Supongo que mi pendiente estará en tu casa, ¿no? ¿Te parece bien si pedimos la cuenta y vamos a buscarlo?" Espero que haya entendido lo que realmente quiero que pase cuando lleguemos allí. No va a ser precisamente recoger lo que olvidé, darle la mano -aun estoy en shock ¿la mano, Lucas? ¿En serio?- y volver a casa.
avatar
Heka

Mensajes : 1124
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Mar Ene 29, 2013 3:36 pm



Eve Fitzpatrick || Ft. Ethan || Done
Zoe Echolls || Ft. Flynn || Waiting
Sky Mason || Ft. Emma || Done
Bass Grier || Ft. Barrie || Voy
Charlotte Lyngham || Ft. Jonah || Voy
Isabelle Benedict || Ft. Simon || Waiting
Finley Thomas || Ft. Penny || Waiting
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Zaida el Miér Ene 30, 2013 12:35 am

Flynn Watson
ft. Zoe




Cuando Zoe asiente, recorremos el pasillo vigilando que nadie nos vaya a pillar. Fuera no hay nadie, así que podemos escabullirnos fácilmente.

Zoe me pregunta donde vamos, y yo me encojo de hombros porque realmente no se donde vamos a ir. No tenía nada de esto planeado. De todas formas no es que la reacción de estos idiotas que tenemos como compañeros de instituto me haya pillado por sorpresa. Siempre han sido así de gilipollas. Pensando en todo esto, he andado demasiado dejando a Zoe atrás sin darme cuenta. Me paro para esperarla y la veo aligerar el paso y se me dibuja una sonrisa en la cara. De esas de idiota a las que ya tanto la debo tener acostumbrada. Yo también me he acostumbrado a ella.

De repente me dice que lo siente y me sorprende. Noto por su mirada baja que le pasa algo más, porque es evidente que no tiene nada que ver con los rumores en el instituto. Ella es más fuerte que esto. ¿Crear problemas? Me vuelve a decir lo siento y me paro. “¿Pero por qué te disculpas tanto conmigo?” Cuando nos miramos noto con más claridad esa mirada extraña. “¿Que pasa Zoe? Y no me digas que nada porque te lo noto. ”

Una brisa fría llega hasta nosotros y me meto la mano que tengo libre en el bolsillo de la sudadera mientras espero su respuesta. Y haría lo mismo con la otra si no fuera porque sin querer estoy agarrando la de Zoe. Miro hacia abajo y le acaricio la mano con los pulgares. Me acuerdo de repente del día en el que nos conocimos, y de como no nos soltábamos de las manos en ningún momento.

Zoe no me ha contestado y yo no quiero insistirle. “¿Sabes? Ya se donde vamos a ir. Quizás haga mucho más frio que aquí y tenemos que ir a pie. Vamos” Le tiro de la mano cuando echo a andar y ella cede. “Te va a encantar. Está al final de unos arboles que se ven desde la puerta de mi casa. Descubrí el lugar una vez cuando me escapé de casa una noche que necesitaba despejarme la cabeza” Fue en la época que pasó lo del incendio. Aún no se lo he contado a Zoe, aunque se que lo haré algún día.

Lo que si le tengo que contar es otra cosa.

Estamos cruzando los árboles cuando de repente llegamos al final del camino de tierra. El enorme barranco hace que haga frio, como suponía, pero la vista a la playa es espectacular. Nos ponemos lo más cerca posible y nos quedamos unos segundos admirando la vista. Ella mirando al frente y yo mirándola a ella. El pelo se le alborota aunque ella intenta apartárselo de la boca.

Está preciosa.

“¿A que te referías antes con lo de crearme problemas? Espero que no lo digas porque creas que me molestan esos rumores sobre tu y yo.” Me mira y abre la boca para contestarme. “No, espera déjame hablar porque necesito decírtelo de una vez.” Nos estamos mirando a los ojos y de repente no siento miedo al rechazo. Lo tengo claro.

“Zoe, no quiero seguir siendo solo tu amigo. No mas tiempo del que ya he pasado siéndolo. Creo que no he podido ser más evidente, sobretodo estos últimos días. El mismo día que nos conocimos... bueno, fue una experiencia muy intensa para los dos, pero desde ese día supe que no eras una persona corriente. Quiero estar contigo. Mas tiempo que el que pasamos tomando el almuerzo en la mesa del comedor que casi destrozamos con tu idea de abrir las ventanas” Me rio recordando ese momento en particular. “Y por favor dí algo en cuanto acabe de hablar porque si no pareceré idiota.”
avatar
Zaida

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 31/10/2010
Edad : 28
Localización : Niamh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Jue Ene 31, 2013 1:22 am



Lucas North
(Con Hope)
*adelanto con él porque puedo y porque es el cumple de mi hamija jessy y quiero que mi hamija tenga update del niño de sus ojos.*

Me pregunta por Londres. Que si lo pasé bien...bueno, no puede decirse que fuera un viaje estrictamente de placer, la verdad. Pero tuvo su aquel, quitando el hecho de que mi viajecito fue el origen de que acabara donde acabé....pero digamos que vamos a omitir ese detalle. ¿No? Por el bien de los dos, más que nada. Porque si lo digo ella querrá saber cosas y si sabe cosas probablemente no me querrá volver a ver. ¿O le dará igual? No la veo de ese tipo de chica tampoco. Y no sé por qué me estoy preguntando nada, si seguramente para lo que nos veamos sea para lo mismo para lo que nos hemos estado viendo últimamente....

O sea, reunirnos aquí y luego tener sexo.

-Sí, por supuesto. Es una ciudad maravillosa – sonrío – Aunque si has venido de allí hasta aquí imaginaba que no sería por placer precisamente.

Tampoco quiero meterme en que ella me cuente su vida si yo tampoco es que le haya dado muchos detalles de la mía salvo que soy de una familia muy conocida en Niamh y tampoco sé las conclusiones que habrá sacado de eso. Igual se cree que soy un mafioso rollo Al Capone o algo. Pero mi trabajo es un pelín más complicado que eso, realmente. En realidad, ojalá se tratara simplemente de eso...lo peor es que dentro de todo lo disfruto.

Conforme seguimos comiendo, yo intento que el hecho de que no lleve sujetador ni el escote de su camisa me distraigan, pero lo hace. Está bien, cualquier tío con menos de dos dedos de frente diría que no entiende por qué me pone Hope, la compararía con una tabla de planchar y toda esa mierda superficial. Personalmente, y no pretendo sonar pedante ni egocéntrico pero es cierto, por mi vida han pasado...algunas mujeres, de muchos tipos, todas tenían algo. Más explosivas, menos explosivas, pero cuando llega la hora de la verdad si quieres verte más veces con alguien no buscas esas cosas. Buscas que te guste. Ella me gusta, de hecho bastante para lo que soy yo. Me encanta su cuerpo tal y como es. Quienes piensen tales gilipolleces, es que no la han visto en mi cama desnuda.

Y me estoy desviando del tema y todavía nos queda algo de filete de pescado y patatas...pero ella parece leerme el pensamiento. Me pregunta si el pendiente está en mi casa, habla de pedir la cuenta...

Directa al grano. Como viene siendo costumbre. Termino de tragar lo que me quedaba de pescado y me aclaro la garganta.

- Perdona. Lo de llamarte no lo había planeado y no lo llevo encima – Hago una pausa – Supongo que no te importará subir.

No, parece que no, a juzgar por la forma en la que me está mirando diría que absolutamente no. Le hago un gesto a la camarera que viene a retirar los platos. Nos ofrece postre, pero tengo la sensación de que de eso vamos a ir servidos.
avatar
Bolly

Mensajes : 1112
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Heka el Sáb Feb 02, 2013 2:12 am

Laura Hart
ft at work and then Patrick




Últimamente todo está demasiado tranquilo por aquí. Joe está hasta simpático -con unos más que con otros, la verdad, porque a Patrick le sigue teniendo enfilado mientras que con Deb es todo amabilidad- y todo está en calma. Además, las cosas han cambiado muchísimo entre Patrick y yo durante esta última semana. No se si decir que estamos juntos o si no es correcto pero la noche del huracán fue perfecta. Casi demasiado para ser verdad, pero lo era. Claro que tras hacer el amor caí en cuenta de que había velas encendidas en el salón y salí corriendo a apagarlas. Y a recoger un poco porque si no no iba a poder dormir. Podría jurar que Patrick se reía pero cuando volví a la habitación me soltó un piropo de los suyos y acabamos volviendo a lo mismo. Lo que viene siendo a la cama.

Estos días nos hemos estado viendo en el trabajo y de vez en cuando fuera de él. Y todo esto está muy bien si no fuera porque yo al menos no sirvo para este tipo de relación. A mi me gusta saber donde estoy en todo momento. Eso de ser compañeros con derecho a roce no va conmigo, por mucho que me guste eso de rozar, no se si me explico.

Esta mañana está especialmente parada. No ha habido avisos y estamos todos más que tranquilos trabajando cuando Connor sale de sus despacho para preguntarme por Deb. Me encojo de hombros. "La vi hace un rato, pero ahora no se donde estará..." Es la verdad. No se si habrá ido a por café o al baño o yo que se, pero no la veo. Y Joe va y se enfada conmigo. Parpadeo un par de veces antes de mirar a Patrick por un segundo y volver a lo mío. Esta mañana me he levantado con la determinación de decirle algo a Patrick, preguntarle hacia donde está yendo esto y todo eso. Claro que para eso lo primero que tengo que hacer es acercarme a él y preguntarle si quiere comer conmigo. No es muy difícil. Somos compañeros de escritorio y estamos ¿a cuanto? ¿Medio metro de distancia? Y aun así me parece una tarea complicadísima.

Cuando por fin me levanto para acercarme a su mesa, aparece William completamente cabreada y se acerca a la mesa de Charlotte. A partir de aquí ya no se que está pasando hay gritos y prácticamente todo el mundo está de pie así que este es mi momento. Aprovecho el momento de jaleo para acercarme a Patrick. "Oye, vamos a comer. Todo esto no es asunto nuestro y si no vamos ahora luego va a ser peor." Lo se, Patrick, lo se. En realidad he elegido el mejor momento para preguntarte esto pero es que si no luego no le echo valor... Entiéndeme.
avatar
Heka

Mensajes : 1124
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Sáb Feb 02, 2013 5:06 pm



Penny Cooper
(Con Finley)

Por fin se ha pirado el huracán de mierda o lo que coño fuera que ha hecho que aquí no se haya visto el sol en un mes por lo menos. Aunque, ¿cuándo se ve el sol en Niamh? En días raros como este en los que hasta hace un poco de calor y todo. A ver si va a ser cierto que el mundo se va a acabar y estamos haciendo el gilipollas...

Por lo pronto, hoy no me tengo que encargar de la tienda hasta la tarde, es hora de comer y tengo hambre. Normalmente no me parece en absoluto fascinante irme a dar vueltas por Niamh un día laborable porque siempre te encuentras con lo mismo y tengo a esta Isla ya muy vista pero ya que he oído por ahí que hay una tienda de cómics y discos o no sé qué historias, habrá que echarle un vistazo. Más por matar el tiempo hasta que me de el aburrimiento y me vaya a comer. No sé si a casa o iré a darle un rato la lata a Les. Posiblemente lo segundo, la sola idea de volver y encontrarme con mis padres me resulta tan fascinante que la descarto por completo.

Cuando entro la verdad es que me esperaba de todo menos lo que encuentro. El sitio no está mal y si yo fuera una amante de los cómics o algo así – que no lo lo soy – me emocionaría y todo. Pero a mi me tira más la música de todas formas. El chico que estaba atendiendo antes a una chavala morena me saluda con la cabeza y yo le correspondo mientras voy a mi puñetera bola, perdiéndome entre los vinilos, CDS...la verdad es que últimamente ya nadie compra discos, primero porque están muy caros y segundo porque desde que se inventó internet todo el mundo puede tener un disco a los pocos días de que haya salido y por la puta cara además. Pero supongo que al menos con los geeks se harán de oro. Y aquí, de esos no faltan, puedo asegurarlo.

Sale quien debe ser el encargado a juzgar por su comportamiento. Por alguna razón todo esto me recuerda a cuando tenía a ese desastre de chaval que me ayudaba con el stock en la tienda. Nunca más se supo de él después de un tiempo de tira y afloja absurdo. Supongo que lo enviarían a otro lado, porque ahora tengo al de antes, que no sé si es peor. No, es definitivamente peor. En fin. Me mira con la típica cara que te suelen poner en una tienda cuando te ven mirando y mirando y mirando y que no compras nada. Pues si pretende que compre algo va listo. Yo he venido a cotillear...la música que me gusta ya suelo tenerla en mi ipod. Aunque claro, si me recomienda algo a lo mejor me dejo convencer. Todo es según tenga el día, que en la escala de ser sociable, está ahora mismo en un -150. El chico se acerca y yo intento sonreír lo más educadamente que puedo o algo, mientras pienso en la forma de decir que gracias, pero no, gracias.


-Hola – digo – Lleváis aquí poco tiempo, ¿verdad?


Él asiente. Parece callado, y algo tímido. Lo cual me sorprende...sólo le he preguntado que si son nuevos aquí.

-Me llamo Penny. Estaba mirando algo de música.


Última edición por Bolly el Sáb Feb 02, 2013 5:11 pm, editado 2 veces
avatar
Bolly

Mensajes : 1112
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Sáb Feb 02, 2013 5:10 pm




Charlotte Day// Con: William// En: comisaría - WAIT
James Grentham// Con: Ash// En: ? - ¿Vas? ¿Voy?
Patrick Hawke// Con: Lau// En: comisaría- VOY
Lucas North// Con: Hope// En: Restaurante - WAIT
Debra Morgan// Con: Joe// En: comisaría - VOY
Vera Elster// Con: Harry// En: Dublin- VOY
Amanda Woodward// Con: Simon// En: casa -VOY
Travis Morgan// Con: ?// En: ? - ¿Vas? ¿Voy?
Laura Collins// Con: Nick // En: playita- VOY
Robert Thompson//Con: Layla//En: juzgados - VOY
Penny Cooper//Con: Finley//En: tienda de cómics - WAIT
avatar
Bolly

Mensajes : 1112
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 19. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 11 ... 19  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.