·Nombre del foro: The Exile
·Administradora: _Sara
·Diseño: Gaia
·Ubicación: Niamh, Irlanda
·Estado: Abierto
·Creado en: Octubre, 2010
Últimos temas
» 2x08 -- Presumed Guilty
por Bolly Mar Nov 14, 2017 7:12 pm

» Everybody wants to rule the world ♫
por Calamity Grace Miér Oct 18, 2017 11:00 pm

» Caroline Dhavernas // Rachel Tyler
por _Sara Mar Ago 15, 2017 4:51 pm

» Hello there!
por Bolly Mar Ago 15, 2017 3:12 pm

» Pues hola de nuevo!!
por Heka Mar Jun 27, 2017 12:55 am


2x05 -- Big Brother is watching you

Página 16 de 19. Precedente  1 ... 9 ... 15, 16, 17, 18, 19  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Dom Sep 15, 2013 1:55 pm



Larry Briggs
ft. Jill


Bueno, pues aquí estamos, en esta islita irlandesa. Cuando me informaron mis jefes de que o hacía las maletas o me despedían, no me lo pensé ni dos veces. No puedo quedarme sin trabajo con la edad que tengo, sería un suicidio, y aunque el sueldo es mucho menor, por lo menos algo cobro con lo que poder comer. Comer es importante.

Además, casi que me alegro del cambio. Le tengo que ver algo positivo a todo esto, porque si no uno acaba deprimiéndose, y deprimirse es muy malo. Por lo menos ahora tengo la oportunidad de empezar algo nuevo, en un sitio nuevo, con gente nueva… Y siendo sinceros, me parece que me han enviado al mejor sitio posible.

Es la sucursal de la empresa más “cutre” de la rama extranjera. Es decir, la más pequeña y la menos rentable. Pero a mí eso me da igual. Me han enviado a una isla encantadora, pequeñita, muy bonita, a la que se llega en ferry, y el acento de la gente es realmente gracioso. Mi nueva casa es muy pequeñita, casi el doble de pequeña que la que tenía en Boston, pero mucho más acogedora, realmente.

Odiaba Boston con toda mi alma. Crecí en un pueblecito muy chiquitito de Michigan, llamado Otter Lake, en el que todo el mundo se conocía, podías ir andando a cualquier lado, y reinaba mucha paz. En Boston todo era un caos de edificios, coches, ruidos, luces estridentes, gente desconocida… Por eso cuando me dijeron que mi destino era una isla remota irlandesa, tan pequeña que la podrías cruzar de punta a punta andando, acepté inmediatamente, y con una sonrisa en los labios. Mis jefes se quedaron un poco sorprendidos de que me hubiera sentado tan bien el cambio, sobre todo por el significante recorte de sueldo, pero el sueldo me da más bien un poco igual. Mientras me valga para vivir, tampoco necesito grandes lujos. Para mí es más importante el entorno, y tengo la sensación de que Niamh va a ser mi entorno ideal. Llevo sólo un par de días aquí, así que todavía no conozco gran cosa, pero ya sólo lo que he visto, me encanta. Tiene una ciudad que cuenta con un poco de todo: hoteles, restaurantes, un cine, (¡hasta tienen un par de Starbucks!), pero las afueras son lo que realmente me gusta. Todo verde, rodeado de rocas, el mar rompiendo olas, el olor a sal… Seré un romántico empedernido, pero este lugar me parece de cuento.

Como hace un mes que tramitaron mi traslado, ya tenía casa y todo cuando llegué, así que no tuve que alojarme en ningún hotel. La casita es pequeñita, pero encantadora. Necesita un par de reformas, eso sí, pero nada que una capa de pintura no pueda arreglar. Y tengo jardín y todo… Vale que está hecho un asco y lleno de malas hierbas y parece que hace un siglo que no lo han cuidado, pero si me pongo a ello, puedo lograr un jardincito bastante curioso.

En fin… Hoy es mi primer día de trabajo. En realidad es exactamente el mismo trabajo que tenía en Boston, pero yo lo considero como mi primer día, y estoy bastante ilusionado. Mi trabajo es lo más anodino del planeta, de hecho. Soy vendedor de seguros, aunque de una compañía muy afianzada y líder en su terreno, pero eso no quita que sea un trabajo bastante aburrido. Pero el entorno hace mucho, y este entorno me ha devuelto la ilusión por trabajar. Si mis jefes me vieran ahora… Ellos se pensaban que me estaban haciendo la putada más grande del mundo enviándome aquí, cuando en realidad me han alegrado la existencia. Debería llamarles para agradecérselo o algo. Hay que ser agradecidos en esta vida.

Cojo el maletín, y lo primero que hago antes de salir de casa es mirar la ficha de la persona que tengo que visitar. Se llama Jill Seaver, y tiene una pastelería. Mmm pasteles… No está mal para mi primer día. Lo mismo hasta me animo y le compro unos cuantos. Por lo visto su marido contrató un seguro con la compañía pero anuló una cláusula, y la persona de aquí encargada de su contrato la lió, y le comprometió con una cláusula que él no había contratado. El caso es que tiene varias pólizas sin pagar, pero no logramos contactar con él, así que voy a hablar con su mujer, a ver qué sabe de él. Es su ex-mujer en realidad, pero digo yo que algo sabrá…

No tengo coche aquí, pero tampoco lo he creído necesario, porque me gusta mucho andar, y me quiero aprender bien este sitio, así que prefiero ir a pie, dando un paseo, que es más sano. Además, no me gustaría dañar esta zona con la toxicidad del tubo de escape, que está todo verde y precioso.

Me voy quedando con todo lo que veo mientras camino. Todo lo que hay alrededor, lo absorbo como una esponja, a ver si recuerdo bien dónde está cada cosa. Me pierdo un par de veces de camino a la pastelería, porque realmente no sé por dónde está. Tengo un mapa de las calles en la mano, pero nunca he sido especialmente bueno leyendo mapas, así que finalmente le he preguntado a una señora muy simpática que pasaba por aquí. Cuando he mencionado la pastelería, la ha reconocido al instante, y me ha dicho que los pasteles de Jill son los mejores de todo Niamh. Bueno, en ese caso habrá que probarlos… Me indica muy amablemente la señora por dónde se encuentra la pastelería y, tras agradecerle su ayuda, voy en busca de Jill, la pastelera.

Por fin encuentro la pastelería, que es encantadora, pequeñita, y con los escaparates llenos de unas tartas que tienen tan buena pinta que se me hace la boca agua. Hay un perrito muy pequeño en la puerta, que me pregunto si será de la dueña o de alguien que ha entrado a comprar. Es tan mono que no me puedo resistir, y le cojo en brazos, tras lo cual comienza a rechupetearme la nariz como un loco.

Entonces oigo que la puerta se abre, y una voz me pregunta que si quiero algo. Dejo al perrito en el suelo, correteando alrededor de mí, y me giro para encontrarme a una mujer algo más joven que yo y de muy buen ver, mirándome como si me estuviera fulminando con la mirada.

avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Dom Sep 15, 2013 2:12 pm

Situemos porque debo con tanta gente que ya me estoy volviendo a angustiar.



• Bass Grier || Ft. Barrie || Voy
• Eve Fitzpatrick || Ft. Ethan || Voy
• Nadia Sykes || Ft. XXX || Próximamente
• Larry Briggs || Ft. Jill|| Done
• Zoe Echolls || Ft. Flynn || Voy
• Jake Lewis || Ft. Drew || Voy
• Natalie Reed || Ft. Owen|| Wait
• Charlotte Lyngham || Ft. Jonah || Wait
• Sky Mason || Ft. Emma || Wait
• Melissa Keane || Ft. Adrian || Wait
• Isabelle Benedict || Ft. Simon || Voy
• Nora Elliott || Ft. Micah|| Voy
• Aaron Blackburn || Ft. Bridget || Voy
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Arwen el Dom Sep 15, 2013 4:47 pm

Lake Woods
con Hunter, descompuesta y con maletas



Mi madre y yo siempre habíamos sido como un equipo. Desde que se fue mi padre de casa, siempre habíamos estado la una para la otra. Hasta hoy.

Me quedo abrazada a Hunter durante unos segundos, mientras sigo llorando a mares y noto su mano acariciándome el pelo. Pero por mucho "there, there" sé que este trago me va a costar hacerlo pasar. Me separo de su hombro y me noto toda la cara empapada. Hunter pasa las yemas de sus dedos por mis párpados inferiores y yo cierro los ojos para dejarme hacer.

Veo que coge mis maletas y me pide que tire para la habitación. Al llegar, me siento en la cama y me quedo mirando la pared. Sé que el tiempo pasa, pero no soy consciente de que en algún lugar de esta casa estén las manecillas de un reloj moviéndose cual segundero y minutero en el tempo que les pertoca. Noto que se me sienta al lado y me giro para verle.

Me abrazo a él y coloco mi cabeza en su hombro y él me aprieta contra su pecho mientras me pide que le explique lo que ha pasado. - Hacía días que ya estábamos mal.. - empiezo - entre ayer por la noche y esta mañana se ha terminado de complicar todo. - tomo aire y sigo - La situación con Paul es insostenible, él se pasea por la casa como si fuera la suya y... - trago saliva. Hay cosas que ha hecho Paul que no puedo explicarle a Hunter. A parte, ahora las diría cabreada y las magnificaría y él lo malinterpretaría todo y... - mi madre ha escogido. Y ha escogido a Paul. Me parece bien. Yo también he escogido. - le miro y esbozo una ligera sonrisa - pero tranquilo. Mi padre va a pasarme dinero y pienso buscar un trabajo... no soy de las que se acopla. Esto sólo va a ser provisional, hasta que consiga que mi padre me coja el teléfono y movilizar un poco la situación...

Me separo de él y me pongo en pie. - Puedo hacer algo para comer. Va, sí, cocino algo. ¿Qué te apetece? - me arremango las mangas de mi camiseta y empiezo a caminar hasta la cocina - ¿qué tienes en la nevera?
avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Arwen el Dom Sep 15, 2013 5:04 pm

~ SITUEISHONS!!

Y sí, dejo también los links, para no volver a perder los posts >_<UUUU



Pongo a los que no tengo en uso rite nao en HIATUS y los voy sacando cuando apañe las tramas ;D. Whistles are (very) welcome (very much)

• Jane Gallagher - HIATUS BTM!
• Richard Fritz - biografiándose / HIATUS BTM
• Rory Williams - HIATUS BTM
• Dave Kitsch - HIATUS
• Sophia O'Neal - HIATUS BTM Me dices algo BB! :'D
• Erin Richards - con David / debo 2 [X]
• Olivia Dunham - con Michael / voy!! (debería ir, sí XD) *vergüenza*
• Harold Scott - HIATUS
• April Simmons - HIATUS
• Vince DeLarge - con Irene / waits
• Rebecca Hudson - con Jeremy / WAITS
• Lake Woods - con Hunter / WAITING BEIBE
• Ray Carling - con Mr. Sexy / me toca 1 [X]
avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Lun Sep 16, 2013 12:26 am

William Archer (con Charlotte)

Sé que a Charlotte ya no le vale que le diga que todo irá bien, que no le basta con mi palabra. Y la entiendo, pero no tengo otra cosa que darle. Soy el primero que a medida que pasa el rato se va haciendo consciente de que la ha cagado, sí, lo admito, pero la opción correcta, se mire por donde se mire, no es admitirlo y dejarla más asustada de lo que está. He hecho algo y me toca asumir las consecuencias lo mejor que pueda, para mí y para ella. Tengo que mantenerme en mis trece, aunque sepa que no ha sido la mejor decisión, porque es lo que hay. Y aun con mis errores encima, y por mucho que estos cabrones lo hagan así, ella no tiene nada que ver. Y no voy a dejar que le pase nada, eso está claro. Sea lo que sea lo que me pase a mí.

En el fondo, me digo a mí mismo, igual no es tan malo. Ya he estado ahí, y he sobrevivido, y salí más fuerte e incluso la conocí a ella, que es una señal buena, más bien que mala. Podría volver a hacerlo si fuera necesario, aunque también es verdad que ahora no soy sólo yo, ni siquiera sólo los dos. Y también que dentro de poco, como dice Char, no podrá ocultarlo. Me gustaría decir que espero que no sean tan cabrones como para atacar ese punto débil pero no me fío, en realidad.

Tal vez tiene razón. Puede que lo mejor sea esperar a que Vera vuelva de vacaciones y nos diga qué más hacer si se nos ponen chulos otra vez. Que me alegro mucho de tenerla de mi lado, pero también me alegro de que no estuviera esta vez o ya me habría echado una bronca fina. Me la va a echar igual cuando se lo cuente, se pondrá de parte de Char, como si lo viera. Pero en frío será distinto. Digo yo, vamos.

Así que asiento y paso el brazo alrededor de Char cuando se apoya en mí. -Está bien. Esperaremos a que vuelva y a ver qué nos dice. Creo que ya estaban a punto, podemos probar a llamarla mañana, a ver- Yo lo retrasaría lo que pudiera, por lo que he dicho antes, pero ella querrá llamar en cuanto sepamos que ha puesto el pie en Niamh y ahora está como para que le lleves la contraria.

Nos quedamos en silencio un momento, los dos sin atrevernos a decir lo que queremos (creo) y al final ella acaba por soltar que deberíamos irnos, pero no podemos. La forma en la que se pone las manos sobre el vientre lo dice todo. Ya está pensando más en el crío que en nosotros. Y haciéndome sentir culpable porque yo debería hacer lo mismo.

La miro a la cara, reconozco la expresión y la atraigo hacia mí con más fuerza. En mala hora se me ha ocurrido hacer lo que he hecho. La tengo sensible, cabreada y preocupada, y no sé qué hacer para que se calme. La beso en la frente y le siseo para que se calme. -Eh. Cuando te he dicho que todo se va a arreglar no lo decía por decir. Puede que no sea fácil, y que no sea ahora mismo, pero en cuanto hablemos con Vera se le ocurrirá algo. Además, igual ni siquiera hacen nada. Pondrían a su monigote en evidencia y supongo que no les interesa.- Bueno, eso es un pensamiento racional y todo.- Nos preocuparemos por las cosas según pasen, ¿vale? No te conviene ponerte nerviosa.

No, claro que no le conviene. Este ambiente no es el que mejor le vendría, que digamos, y sigo teniendo su proposición en la cabeza. Así que aunque sé que esta pregunta no le va a gustar, la salto. -Sabes... puede que yo no pueda irme, con todo este tema pendiente no me dejan salir de la isla. Pero en cuanto se sepa... bueno, lo tuyo, podrías pedir baja anticipada e irte un tiempo. A Londres o adonde sea. Y yo iría en cuanto pudiera o tú volverías cuando estuviera arreglado. Por un tiempo... ¿no crees?[/b]
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Lun Sep 16, 2013 1:16 am

Layla Lennox (con Lucas)

Cuando le pregunté lo del tiempo libre no pensaba que fuera a tomárselo tan en serio, pero me hace gracia que lo haya hecho. Creo que se piensa que le hago con una vida de seductor y llevando a una chica a la cama cada noche y está intentando quitarme esa idea de la cabeza con todo este montón de información. No es que pensara eso, que conste. Si hay algo de lo que me puedo jactar es de que más o menos le conozco y aunque puede tener a la mujer que quiera cuando quiera (y a veces se aprovecha de ello, porque ¿qué hombre no lo haría?) tampoco es como si estuviera con una cada noche. Eso son leyendas urbanas. Su fama le precede, pero yo tampoco soy de las que se cree todo lo que le cuentan, ya debería saberlo. Me creo lo que he visto, y a veces eso ya es bastante, pero tampoco todo.

Pero la cuestión es que me hace un buen repaso de sus películas, actores, actrices, incluso de sus visitas al gimnasio y lo que cena. Menciona hasta su hombro herido y me encuentro pensando lo a menudo que me olvido de él. Sé que le pasó algo, no sé bien qué, antes de llegar a trabajar aquí. Herida de bala, probablemente, por la cicatriz. Sí, hace unos días le vi sin camisa, la he visto, y una hija de militar sabe reconocer cicatrices. Me doy cuenta de que hay muchas cosas de él que no sé. Y yo que me jactaba de ser su amiga.

Entonces dice que no tiene mucho que ver con James Bond y pongo los ojos en blanco, con una sonrisa. -Hasta Bond tiene momentos de rutina cuando no está en plena misión. Visitando a Moneypenny en el despacho y tomando té con M- bromeo. Sí, yo también soy fan de la saga. Algo bueno que mis hermanos han hecho por mí. - ¿Así que Roger Moore, mm? Va contigo- comento además, divertida, y doy un trago de mi copa.

Y Lucas se ríe de repente y me pregunta algo que no me esperaba: que cómo me imaginaba su vida. Y añade que no soy la única poco excitante. -Bueno, no creo que eso sea lo que piense la gente. Muchos en el trabajo sí te tienen como digno heredero de Bond, aunque no sé de dónde han sacado la idea- Sí, he escurrido el bulto. No sé qué me imaginaba de él, la verdad. Probablemente nunca me lo había preguntado en serio siquiera. Sólo sé que no era lo mismo que todo el mundo piensa, pero quizá tampoco como él quiere hacerme creer. Hay muchas cosas de él que están apenas esbozadas. Su pasado... bueno, quitando a Bateman y Schulze, supongo, nadie lo sabe muy bien. En realidad creo que eso es lo que magnifica su historia. El misterio. Lo que lo vuelve tan interesante. El problema es que probablemente los árboles no dejen ver el bosque, como se suele decir, y Lucas sea incluso más interesante que la imagen que hay de él. Al menos, es más accesible, más divertido. Creo que la parte que más me gusta de Lucas es la que nadie sospecha que tiene.

Pero en fin. Me estoy desviando del tema y creo que él quiere una respuesta. - No me había parado a imaginármelo, la verdad. Tampoco me hace falta. Lo he visto mucho, aunque había cosas que no sabía. Como lo de la ensalada de pasta o lo de Claire Danes- sonrío- El resto se deduce. Los clásicos, el gimnasio, todo eso- me encojo de hombros- O tal vez soy muy buena observadora.

Como un poco de pasta y de repente me doy cuenta de que creo que estoy coqueteando, o que puede que eso parezca. Es el vino. No era mi intención. A veces me sale ese tono medio sarcástico que puede confundirse. Espero que él sea tan listo como para discernirlo. Seguro que lo es. Sólo quiero ser sincera, que estemos de buen rollo. Lo demás es... secundario, supongo.

-En realidad nadie es tan excitante, supongo- concluyo-. La vida es bastante normal para todos, hacemos más o menos lo mismo. Del trabajo a casa, alguna cena con una persona con la que pasas un buen rato y nada más. Y a pesar de todo... tampoco es tan mal modo de vivir, ¿no?
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Arwen el Lun Sep 16, 2013 12:51 pm

Ray Carling
con Adam y los cafeses dulses (??)


gif que hace honores a su... Ray tiene grandes hasta los gifes (????). El paisaje de fondo podría ser Niamh, perfectamente >_<

Bien: café cargado de azúcar. - Oído, cocina - Tomo nota. Con las pintas que lleva, nunca pensé que le iba a gustar el café como a una modelo francesa (?????).

Observo cómo se aleja pasillo abajo y, vaya, no es que me guste mirar cómo se va, pero en algún momento iba a tener que chequear que su culo fuera de la consistencia adecuada. Al girarme, veo a un par de enfermeras que me miran con cara de "saber lo que estaba haciendo" y me sonríen con un gesto como de pena. No sabría decir si lo sienten más por él o por mí (?), pero de todos modos no me cortaré: yo le he visto primero - dijo, en un tono de voz casi confidencial, mientras las señalo a ambas, como amenazándolas.

Tiro hacia la cafetería y pido los cafés en la barra. A fin de cuentas, no he bajado hasta aquí para sacarlos de la máquina. La chica me cobra y le pido que me dé bastantes sobres de azúcar. Me deja 5 sobres sobre la barra y le hago un "2" con los dedos para indicarle que quiero dos más, porque ha dicho "mucho" y, yo que sé, mejor que sobre que no que falte. Es una frase que estoy bastante acostumbrado a decir, sobretodo cuando enseño ciertas partes de mi cuerpo.

Espero a catar café hasta que Adam vuelve a estar entre nosotros (????). Se sienta en frente y le acerco su vaso de café, arrastrándolo por la mesa y también le paso todos los sobres, que más que pasarle los sobres tengo la sensación de estar apostándome todas las fichas del poker en la última ronda (?).

Le veo echarse un sobre tras otro, mientras me cuenta, así como de pasada, que sin todo ese azúcar no sería capaz de soportar el turno. - ¿Me estás diciendo que usas el azúcar como dopaje para soportar las horas en el trabajo? He arrestado a gente por menos - bromeo, pero en tono serio. - Pero tengo un amigo dentista, puedo hacer la vista gorda si dejas que le eche un ojo a tu boca... - esto ya ni sé por qué lo he dicho.

Dice que si me puede hacer una pregunta y yo asiento. - Sí, dispara - [1] y todo el misterio es que si soy de Niamh. Alzo una ceja. - Sí, de toda la vida, vaya. Mi padre era del cuerpo de policías y luego me metí yo también. - doy un sorbo a mi café - Creo que no habré visto mundo más allá de haber ido una vez a Londres, así que imagínate... En mi defensa diré que empecé a trabajar bastante jovencito y soy bastante de los que van de casa al trabajo y del trabajo a casa y a lo mejor un día voy al pub... pero como antes no lo hacía, tampoco lo tengo por costumbre. Aunque poco a poco el gustillo de irte al pub lo vas cogiendo... hasta el día que los pies ya te llevan solos. - río un poco. - No sé por qué te he soltado toda esta chapa, pero vaya, que sí, que soy de Niamh de siempre.

-¿Tú también eres de Niamh de siempre? - mira, yo no lo tenía visto y el tampoco. Ahora de pronto la vida tiene sentido, o algo (???????) - Para los cuatro gatos que somos, se me hace raro conocer a gente que lleva toda su vida o desde hace años y no conocerles ni de vista.

Empieza a sonar mi móvil y le hago un gesto para que me disculpe. Por un día libre que tengo... tócate los huevos y baila, ¿sabes? Pero cuando descuelgo, no es nadie. Arrugo el entrecejo y miro el número de la llamada: desconocido. Bah, algún graciosillo que se dedicará a llamar a números random y habrá tenido la desgracia de toparse con el mío, porque como le averigüe el suyo... despertarle a las 3 de la mañana todos los días va a ser la menor de sus pesadillas.

Vuelvo a sentarme con Adam. - Nada, un capullo que se ha equivocado. Y mira que es difícil ahora que los números están guardados en el teléfono - rebufo - lo que me hace pensar que puede que me llame más veces. Puta desgracia.. - digo, mientras suelto otra carcajada.

Vuelvo a darle otro trago al café. - Oye, soy consciente de que ya nos empieza a quedar poco rato... ¿vas a estar por algún pub esta noche? - suena demasiado a cita y no lo pretendía - quiero decir, ya sabes que no tengo amigos de beber (???) es por no estar solo.


_____
[1] me lo he imaginado haciendo la broma de "manos en alto", pero eso es como de muy cateto. Demasiado cateto. Hasta para Ray xDDDDDDDDDDD
avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Lun Sep 16, 2013 9:34 pm



Laura Collins
(ft Nick)

Hace una noche estupenda, demasiado para el caos que ha sido la redacción últimamente. Estamos todos como locos. Cuando crees que algo ha terminado surgen cada vez más cosas.

Así no hay quien pueda.  La cuestión es que he tenido a Nick bastante abandonado todo este tiempo. Debe creer que le he dejado tirado definitivamente, o que me ha salido un novio más guapo, o algo así. Pero nada más lejos de la realidad.  Además, el hecho de encontrar a alguien más guapo que él es imposible. Será que no se mira al espejo lo suficiente. A ver, que no niego que en Niamh no hayan hombres guapos... los hay, pero no del tipo con los que te gustaría salir.  

Él es diferente, lo sé, y por eso le he propuesto cenar. En lo más decente de Niamh. Dios, ¿eso existe? O sea, cuenta la leyenda urbana que hay  una “zona pija” donde hay restaurantes buenos y todo. Yo lo máximo que he encontrado ha sido este asiático (que es precioso por cierto) donde me estoy tomando una copa en lo que le espero.  Estoy nerviosa. No sé por qué, la verdad. Creo que todo está bastante cristalino entre nosotros pero nos falta dar ese último paso. La experiencia de la playa estuvo bastante bien. Vamos a ver qué tal se da la noche.

Pasan los minutos y lo típico, entra gente, algún que otro mirón se acerca y yo le espanto con una mirada que habla por si sola. Nada por lo que no haya pasado ya centenares de veces, pero es que me pone nerviosa, que aquí sólo quiero llamar la atención de una persona y...

Oh. Está aquí. Y guapísimo, para variar.  Me centro o disimulo que me centro en mi martini mientras le doy vueltas al palito con la oliva por hacer algo realmente. Supongo que para no ser demasiado obvia. Aunque más obvia de lo que ya he sido es imposible. Pero bueno. Por guardar las apariencias o algo así. Se acerca dejando un beso suave en mi mejilla.

Empezamos bien.  Sonrío, él se disculpa por llegar un poco tarde.

-Tranquilo – le aclaro – No he llegado hace tanto en realidad. Además, habríamos tenido que esperar un poco de todas formas. Hoy está esto concurrido.

No sé qué pasa en esta Isla pero parece que le ha dado a todo el mundo por salir. Normal, hemos tenido una buena temporada de huracán, lluvia, viento y...más lluvia. Volverán, no hay que dudarlo, pero a la mínima que el tiempo mejora un poco todo el mundo se lanza a la calle. De hecho, en situaciones así una se pregunta si acaso vive tanta gente por aquí. Al parecer, sí, entre los que vienen de fuera o viven aquí.  En el momento en que le voy a preguntar si quiere acompañarme con la copa el camarero viene para avisarme de que se ha quedado una mesa libre. Vamos entonces hasta un pequeño rincón cerca de la ventana.  Tiene hasta su encanto. Nos sentamos uno frente del otro. Por un momento no sé ni qué decir. Qué tontería.

-Siento si apenas hemos podido vernos últimamente – no sé por qué, pero siento que lo primero que debo hacer es disculparme – Estos días están siendo una locura, ¿verdad?

Lo han sido. Y estoy deseando tener un pequeño paréntesis antes de volver a mi mundo de ordenadores, grabadoras, tomas de declaraciones, entrevistas...
avatar
Bolly

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Mar Sep 17, 2013 2:12 am



Lucas North
(ft Layla)

Me deja un poco descolocado lo del heredero de Bond, la verdad. Entre otras cosas, porque yo no suelo verme de esa manera. Así que el hecho de que haya gente que sí que lo piense me hace gracia. Me considero, dentro de todo, alguien normal. Mi relativo éxito con las mujeres o mi trabajo no deberían crear ese concepto de mí. Me parece. Así que cuando Layla lo comenta tan ligeramente alzo una ceja divertido. Lo de Roger Moore también me ha hecho gracia.

-Supongo que si lo dices será por algo, entonces – replico, medio en broma – La gente tiende a confundir las cosas y a abrir demasiado la boca. La mayoría de las personas trabajando allí no me conoce.

Y es verdad. No tengo ni idea de quién puede estar soltando esos rumores por ahí, pero es de suponer que se tratará de alguna de las chicas con las que he “estado”, si se le puede llamar estar a tener una cita o dos o vernos ocasionalmente para lo que nos veíamos. Acostarte con alguien no te hace conocedor de su vida, simplemente quiere decir que te acuestas con esa persona. Puntualmente compartís cama, y fuera de ella, se acaban todas vuestras cosas en común, que es pasar un buen rato sin compromiso. Así lo veo yo, y así debería verlo el resto también. No suele importarme que hablen sobre mí, sin embargo, el hecho de que lo hagan sin mucho conocimiento sobretodo es lo molesto.

Lo del gimnasio y los clásicos se lo imaginaba, dice. Aunque no lo de la pasta o Claire. Bueno, todos tenemos nuestros pequeños secretos. Me río un poco. Es muy observadora. No hay que dudar que lo es, desde luego. De todas mis compañeras diría que es la que más cosas sabe de mí sin tener que compartir necesariamente nada íntimo conmigo. Aunque por otro lado tratándose de Layla está dejando ver que se fija más en mí de lo que admite. Está bien saberlo, o al menos tenerlo en cuenta. Posiblemente, de todos modos, sólo quiera ser divertida. Sea como sea, cada vez me está gustando más esta Layla que estoy descubriendo poco a poco.

Como si no me hubiera gustado de antes, lo cual es una tontería

Lo siguiente que hace es lo que yo llamo salirse por la tangente. Supongo que no quiere que me emocione, para variar. Que todos somos personas normales. Bueno, hay ciertos casos en los que a la persona en cuestión te da ganas de todo menos de considerarla persona, pero supongo que tiene su punto. Doy otro sorbo al vino, mirándola.

-Cada uno tiene su rutina, es cierto. Pero siempre hay pequeñas cosas que las mejoran, ¿no te parece? No sé, como cenar con alguien y pasar un buen rato.

Eso no se lo esperaba. Ha dejado los últimos restos de los espaguetti a medio camino para mirarme. Tiene las mejillas sonrosadas aunque lo disimule muy bien, y...joder, está preciosa.
avatar
Bolly

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Mar Sep 17, 2013 2:37 am



Charlotte Day// Con: Will // En: casica -VOY
James Grentham// Con: Ash  // En: Park -  VOY
Lucas North// Con: Layla  // En:restaurante - WAITING
Debra Morgan// Con: Cate // En: The Inn - WAITING
Vera Elster// Con: Harry // En: casa - VOY
Amanda Woodward// Con: George// En:restaurante - VOY
Travis Morgan// Con: John // En: ?? - SOON
Laura Collins// Con: Nick // En: bar -WAITING
avatar
Bolly

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Heka el Miér Sep 18, 2013 8:27 pm

Virginia Moffat
ft Jack




Aún con los ojos cerrados oigo jaleo. Alguien se ha interpuesto y si el oído no me falla, parece Jack. Claro que eso es algo difícil de creer así a bote pronto así que abro los ojos para cerciorarme que en efecto es Jack quien me empuja alejándome del atracador y se interpone entre nosotros antes de darle un puñetazo al tipo. No me da tiempo de gritarle que no lo haga, que sería más inteligente que salgamos corriendo o una patada en la entrepierna, y le cruza la cara. Claro que el tipo se la devuelve, seguramente más fuerte -es cuestión matemática, es más grande- y le vuelve la cara aunque se mantiene estoico entre el atracador y yo. Me agarro a su hombro y cierro los ojos cuando los faros de un coche me ciegan.

Cuando los abro, estamos Jack y yo solos y a él le sangra el labio. Yo debo estar en shock o algo porque lo único que acierto a hacer es abrir y cerrar la boca como un pez fuera del agua cuando se acerca a mi y me pregunta si estoy bien.

Porque esto no puede ser posible.

No se si será porque en esta isla viven cuatro gatos o si es una broma del destino eso de que de toda la gente de Niamh haya sido Jack quien se ha topado conmigo en el momento clave. Que no es que no esté agradecida al cielo y especialmente a Jack, pero... No lo se... Me resulta un poco raro, inoportuno.. No se como llamarlo. Pero lo que quería era dejar de pensar en Jack y he acabado consiguiendo lo contrario. Que me den ganas de abrazarle.

Y eso es justo lo que hago. Le echo los brazos al cuello y le abrazo fuerte, poniéndome de puntillas y pegándome a él todo lo que puedo. De repente el hecho de que un tipo me haya puesto una navaja en el cuello hace que me tiemblen las piernas y sin embargo, cuando estaba ocurriendo sólo podía pasar en evitar que me quitara el colgante de mi madre. Soy estúpida, lo se. Temer más por una reliquia familiar que por mi vida lo demuestra y estar abrazando a Jack como si no hubiese un mañana, también.

Me separo de él y fuerzo una sonrisa. "Estoy bien. Podría esta mucho mejor, pero estoy bien. O lo estaré cuando deje de temblar..." Suelto una risita nerviosa apartando mi mirada de él y agachándome a recoger lo que queda de mi bolso. Al ebook no le ha pasado nada pero el muy desgraciado ha conseguido llevarse el teléfono y la cartera. "Supongo que tendré que cancelar las tarjetas de crédito cuanto antes..." Sí, soy esa persona que piensa en las tarjetas en situaciones como estas. Porque si no pienso en esas cosas pensaré en que tal vez Jack me haya salvado la vida, en como se ha metido sin pensar entre el atracador y yo y si me permito hacerlo va a costarme la vida no volver a abrazarle y no debería.

Ni siquiera debería haberlo hecho la primera vez.

Me siento a tentada a decirle que siento haberle abrazado pero pienso que sería darle más importancia de la que debería tener -es decir, la que realmente tiene para mí- y decido no hacerlo. Vaya a ser que se ofenda o algo y después de haber hecho lo que ha hecho por mí enfadarme con él es lo último que quiero.

Termino de recoger las cosas y le miro a la cara porque ya resulta ridículo y obvio el no hacerlo. Su labio sangra y es por mi culpa, así que no puedo evitar que mi mano se mueva sola hacia su boca y le limpie un hilillo de sangre con el dedo pulga. Idiota, Virginia. Me humedezco los labios antes de hablar porque tengo la garganta seca de repente. "Deberías... curarte eso. Volver a casa o lo que sea. Yo... Debería volver al hotel."
avatar
Heka

Mensajes : 1124
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Heka el Miér Sep 18, 2013 9:24 pm

Adelanto a Summer porque aún no la he estrenado y me hace ilu.

Summer Weston
ft the new profe.




Nadie se hace una idea de la ilusión que me hace todo esto de la excavación. Que tras años de buscar un trabajo de lo mío inútilmente al final haya venido a encontrarlo justamente en mi ciudad es una oportunidad caída del cielo que no pienso desaprovechar. Me gustaría decir que tampoco la voy a estropear pero me temo que eso es bastante más complicado porque, a ver... Se trata de mí. Soy capaz de perder los hallazgos más importantes del yacimiento y que aparezcan veinticinco años después.

Para evitar que eso ocurra me he rodeado de gente competente. No he permitido que contrataran a nadie de fuera así que el yacimiento está compuesto en su totalidad por jovenes graduados en la universidad de Niamh. Es nuestra oportunidad para hacer algo por lo que se nos recuerde y no voy a dejar que nadie que no sea de la isla se lleve el mérito. Me costó convencer a los responsables del proyecto pero una vez expuse mis argumentos - estoy segura que lo de que sería un gran beneficio económico para la isla fue el que mejor les convenció- me permitieron contratar a quien me pareciera bien. Con la condición de contar con un historiador en el equipo.

No me gustan los historiadores.

Al principio me negué. No quiero a ninguna rata de biblioteca con ínfulas de Indiana Jones merodeando por el campamento y poniendo pegas a mis formas de hacer las cosas, pero los jefes fueron bastante inflexibles al respecto. Al parecer la opinión de un arqueólogo no es lo bastante fiable así que necesitan a un historiador y lo van a tener. Para ser fiel a mis condiciones, pedí uno a la universidad. Uno que debería haber llegado esta tarde.

Como sea igual de desastroso que yo nos vamos a hartar de reír.

Con historiador o no, el día ha sido extremadamente productivo. Avanzamos a paso agigantados y eso me hace extremadamente feliz. Tanto que, a pesar de que tenemos unos focos que ilumianan el campamento como si fueran las doce del medio día, le he dicho a los chicos que damos de mano a las nueve, bastante más temprano de lo que solemos hacerlo. Dejo a los chicos recogiendo y me voy a mi remolque a revisar unas cuantas de las reliquias excavadas hoy. Aun no me puedo creer que esté pasando de verdad todo esto.

Cuando más tranquila estoy -había ido a por una botella de agua a la nevera- me encuentro a un desconocido plantado de pie en la caravana, con los ojos entornados. Apago la luz especial que tenía encendida y me acerco a él.

Es el doctor Lucas.

Del departamento de historia de la universidad.

Le estoy esperando.

Claro.

Me acerco a él y le doy la mano. "Yo soy Summer Weston. Le esperábamos antes..." Me cuenta que se ha perdido más de una vez por el camino. "Sí, le entiendo. Es complicado llegar hasta aquí... Supongo que le habrán informado de las condiciones del trabajo. Todo el equipo vive en el campamento hasta que la excavación termine. Luego le enseñaré donde va a dormir." Por la cara que pone juraría que no, que no lo sabía. De repente me parece muy divertido esto de putear al historiador, pero mejor lo dejo para otro momento o mejor, para que lo hagan los chicos por mí. "¿Quiere que le haga un tour por el campamento antes de comer? Los turnos de comida son bastante flexibles porque depende de cuando demos de mano, pero cuando se llama a comer, se come. Quien llega tarde se queda sin rancho, ¿me explico? Se empieza a trabajar a las siete y se acaba cuando a mi me parece conveniente. Venga, sígame."

Le enseño rápidamente las diferentes mesas de trabajo explicándole brevemente la función de cada una. No es arqueólogo y realmente ni es asunto suyo ni creo que le interese realmente lo que se hace allí, pero se lo cuento igualmente. Parece realmente sorprendido cuando le enseño el yacimiento principal. "Estoy muy orgullosa de él y de mis chicos. Están haciendo un buen trabajo aquí... Venga, le voy a enseñar el campamento." Le guío hasta la parte de atrás, al otro lado de los remolques y el aparcamiento y le señalo la zona de las tiendas de campaña. Estas están tenuemente iluminadas con el resplandor del yacimiento principal. "A medianoche apago el yacimiento y todo el mundo duerme, así que le aconsejo que esté en su tienda antes o lo mismo se rompe una pierna en el camino. Su tienda es aquella verde de allí, ¿la ve?" Es la más alejada de todas. "No tiene pérdida... Bueno, ¿alguna pregunta?" Supongo que tendrá algo así como un millón de ellas pero la campana que anuncia que la cena está lista suena antes de que le de tiempo a contestarme. "Sigamos hablando mientras comemos, ¿le parece? Creo que hoy hay patatas fritas y si no nos damos prisa nos quedaremos sin. Estos son unas limas." Le sonrío de medio lado. Me lo puedo permitir. No parece peligroso.
avatar
Heka

Mensajes : 1124
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Zaida el Jue Sep 19, 2013 2:28 am

Adrian de Cristofaro
ft. Mel




Hemos quedado en la biblioteca a las ocho y media y ya llego tarde. Si no llevara una hora arreglándome quizás hubiera llegado a mi hora y todo, pero tenía unas pintas demasiado horribles cuando salí de la ducha. Me he decidido por unos Levi's que llevé en un anuncio, una camiseta blanca medio rota con agujeros por abajo a posta – mi favorita - , y unas botas de la nueva colección de Valentino que me mandó mi agente por mi cumpleaños. No es que tenga aquí toda mi ropa, tendría que tener en mi habitación un armario tan grande como la misma entrada de la universidad, así que cuando voy a casa a ver a la familia aprovecho para cambiarla.

Antes de salir, vació la mochila y meto simplemente los apuntes necesarios. Le digo a mi compañero de habitación que esta noche volveré tarde, y cuando cierro la puerta salgo corriendo en dirección a la biblioteca. Cuando estoy en la puerta freno en seco para no chocarme con las puertas de madera y abro despacio. Lo bueno de que sea viernes por la noche es que no hay ni un alma en la biblioteca. Están todos fuera de fiesta o en todo caso en sus habitaciones haciendo cualquier cosa menos estudiar.

Veo que Mel debe estar sentada en una de las mesas grandes de mitad de la sala, porque es la única luz que está encendida, está su bolso en una silla y hay varios libros encima de la mesa. Me acerco y pongo la mochila en el asiento de al lado, y me dirijo a las estanterías de lengua y literatura. “¿Melissa?” Llamo bajito porque aunque estemos solos la bibliotecaria nos mataría. Vaya que despertemos a las moscas o no se. “¿Mel?” La veo entonces dando saltitos alzando la mano. “Espera déjame ayudarte.” Esto ultimo se lo digo con mi tono de voz normal y casi la mato del susto. “Lo siento.” Pero sonrío un poco porque estaba muy graciosa dando saltitos y asustándose simplemente con mi voz.

Cuando cojo el libro que Mel quería, nos vamos hacia la mesa. “Espero que hayas traído tu portátil porque acabo de caer de que he olvidado el mio con las prisas.” Me mira con cara de escéptica. “Si, se que llego tarde, lo siento. He tenido cosas que hacer. Aparte de haberme tirado más tiempo del necesario arreglándome, he llamado a mi familia por skype y me han entretenido bastante enseñándome como de grande está mi sobrina y he tenido que detallarles el día a día en la universidad. Hacía tiempo que no hablaba con ellos, así que tampoco iba a cortarles.” Le cuento todo eso mientras Mel simplemente enciende el ordenador. Recuerdo también que esta mañana recibí un email de mi agente diciéndome que me llamaría esta tarde – hora de aquí - , pero no lo ha hecho. Que raro.

Me pongo a mirar mis apuntes y algunos de los libros que ha cogido Mel ahora mismo, mientras que ella hace lo mismo con el libro de la disputa de esta tarde. El trabajo es de extralingüística, asignatura que odio muchísimo, aunque ella parece cómoda tecleando y buscando en el libro mientras yo le ayudo dictándole. Trabajamos bien en equipo. Nunca antes había querido hacer ningún trabajo con nadie del instituto porque al final no hacían nada y tenía que entregarlo yo siempre en nombre de los dos. Pero supongo que aquí en la universidad es diferente. O simplemente se nos da bien hacerlo juntos.

De repente el teléfono me empieza a vibrar en el pantalón. Me pongo de pie y lo saco como puedo del bolsillo. Es mi agente. Miro dirección a la mesa de la bibliotecaria que no está sentada, así que estará detrás de alguna de las tantas estanterías. Descuelgo el teléfono mientras Mel me mira mal. Y mi editor me grita ilusionado sin avisar que ya tiene el sitio donde vamos ha hacer la próxima sesión de fotos para el anuncio de Dior. Es verdad, soy la nueva imagen de Dior, ya ni lo recordaba. La universidad se está llevando demasiado tiempo y casi nunca recuerdo las cosas, menos mal que está él aquí.

Me sigue gritando tan fuerte que debe estar oyéndolo hasta la bibliotecaria. Me cuenta que va a ser en Irlanda, en una playa muy bonita que hay en una isla llamada Niamh. No puedo evitar gritarle aun más alto de lo que él ya me esta hablando. “Espero que estés de coña.”
avatar
Zaida

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 31/10/2010
Edad : 29
Localización : Niamh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Zaida el Jue Sep 19, 2013 2:49 am



Barry Sanders ft Angelique // Espero
Trev Nolan ft. Trixie // Espero
Simon Boyle ft Izzy // Espero
Flynn Watson ft Zoe // Espero
Adrian De Cristofaro ft Melissa // Espero
Sophie Davis ft. Jerry Porter // Soon
Robin “Sor Dominique” Strauss ft. Alice // Soon
Drew Regan ft Jake // Espero
avatar
Zaida

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 31/10/2010
Edad : 29
Localización : Niamh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Jue Sep 19, 2013 12:51 pm



Nora Elliott
ft el cara piedra


Este tío se ha propuesto hacerme la vida imposible, pero no lo voy a permitir. Por mucho que mi padre tema por mi seguridad, soy perfectamente capaz de cuidarme yo solita. Ni que fuera una niña, por dios. Soy una mujer adulta, y le guste o no, tengo responsabilidades, y no las puedo ignorar sólo porque él está paranoico.

Es cierto que el intento de secuestro me acojonó bastante, la verdad sea dicha. No me lo esperaba. Ya sé que mi padre tiene negocios no exactamente legales ni transparentes, pero nunca pensé que se hubiera metido con gente tan peligrosa. Y mucho menos pensé que intentaran algo contra mí a modo de represalia. Yo no tengo absolutamente nada que ver con lo que él hace o deja de hacer. Ni siquiera vivo en su casa, tengo mi propio apartamento en el que me dedico a mis asuntos. Soy abogada, por el amor de dios. No soy tonta, y aunque no supiera exactamente en qué andaba metido mi padre, sí que sabía que no quería tener nada que ver con ello. Así que me sorprendió bastante que me metieran a mí en todo este embrollo. Básicamente me acaban de arruinar la vida. Yo tenía (y espero seguir teniendo) un buen trabajo, amigos, mi casa, mi entorno... Y ahora por culpa de mi padre me he tenido que desplazar al culo del mundo con un hombre que parece una estatua de piedra y que no me deja hacer absolutamente nada.

Yo pensaba que el motivo de venir aquí es porque estaría a salvo, pero parece ser que él no opina de la misma forma. Se piensa que me han debido seguir hasta aquí o algo (como si esa gente no tuviera otra cosa mejor que hacer que seguirme hasta esta isla perdida de la mano de dios) y están esperando a que salga en cualquier momento para llevarme con ellos y descuartizarme o algo así.

Cuando llegamos, me sorprendió un poco la casa. La verdad es que no es muy grande, ni muy moderna, pero no está nada mal. Es casi acogedora, lo que me sorprende mucho, teniendo en cuenta el tipo de hombre que es este señor. Es una cabaña que se encuentra a las afueras de la isla, en medio de la vegetación, y no hay ninguna casa muy cerca. Eso me da un poco de pena, porque odio estar sola. Prefiero un lugar concurrido. Una calle con mucha gente, tiendas, panaderías... Este lugar me pone un poco los pelos de punta. De noche seguramente parecerá el típico sitio del que te sale un asesino en serie, como en las películas. Eso casi que me da más miedo que los secuestradores.

Mi habitación es más grande que la de mi casa incluso. Mi piso es algo pequeñito, porque con lo que gano en el LGTB no tengo como para grandes lujos. Mi padre se ofreció a pagarme un pisazo en un ático, pero paso olímpicamente de usar su dinero negro. No quiero tener nada que ver con ello. Salgo de la habitación y me encuentro al hombre de piedra sentado en el salón, mirando al infinito. Visto así, sin mover ni un músculo, realmente parece un hombre de piedra. Seguro que este ha sido de la guardia real o algo, de esos que tienen que estar todo el día de pie y no pueden reírse. Y si no lo ha sido, debería serlo. Se le daría de perlas.

“Hey” le llamo, para que se de cuenta de que estoy ahí, aunque algo me dice que ya lo sabía, porque no hace ni amago de girarse. “Voy a salir a visitar la sede de Niamh. Quiero presentarme y comenzar el trabajo cuanto antes”. Eso sí que le hace girarse. Me mira como si acabase de salir de un manicomio, o necesitara urgentemente ingresar en uno. Y me dice, básicamente, que ni hablar. Discutimos durante unos minutos, en los que lo único que saco en claro es que no le voy a convencer en la vida de que me deje salir. Si quiero ir, tendrá que ser por otra vía. “Aún puedo tomar mis propias decisiones, así que si piensas que me vas a tener aquí como una prisionera, estás muy equivocado”. Le digo, con toda la rabia que tengo, y salgo disparada hacia mi habitación.

Lo primero en lo que reparo después de lanzarme a la cama echa una furia, es que la ventana no tiene barrotes. Pruebo a abrirla, y aunque está bastante dura y me cuesta mucho esfuerzo, lo consigo. Estoy en el piso de arriba, así que si me tiro, lo mismo me puedo romper algo, por lo que investigo a ver si hay algún asidero a mano para poder bajar. Hay una planta trepadora, que no me da mucha confianza, pero algo es algo. Agarro el bolso y me deslizo por la ventana hacia afuera, agarrándome con mucho cuidado a la planta trepadora. Está resbaladiza, porque ha llovido hace poco, pero me vale. No es que vea del todo bien, porque ya es de noche y aquí mucha luz no es que haya. La única que me alumbra es la que sale de la ventana de mi habitación, que la he dejado encendida aposta. Sé que a estas horas no va a haber nadie en la sede, no soy estúpida, pero quiero probarme a mí misma, y sobre todo al cara piedra, que si quiero salir, voy a salir, y él no va a poder impedirlo.

He tomado la buena precaución de tomar las llaves del coche cuando él no se ha dado cuenta. Ha sido un poco tonto al dejar la chaqueta a mi alcance, con las llaves en el bolsillo. Cómo se nota que no me conoce... Cuando termino de bajar, a falta de un metro o así, me resbalo y me pego un talegazo en el suelo, pero afortunadamente no me he roto ni dislocado nada. Aunque me he hecho daño en el hombro... Ignoro el dolor y corro hacia el coche todo lo deprisa que puedo. Sé que me va a oír arrancar, pero no puede seguirme corriendo, así que puedo escapar. Aunque sé perfectamente que la que me va a caer cuando vuelva (porque tendré que volver) va a ser fina.

Lo que no me espero de ninguna de las maneras, es que este hombre tenga una moto. Y que se ponga a seguirme con ella. “¿Pero qué coño...?”. No me lo puedo creer. Corre a mi lado a una velocidad increíble, y se atraviesa con la moto de tal forma que apenas me da tiempo a pisar el freno a toda prisa antes de arrollarle. Me quedo parada durante unos segundos, sin creerme todavía lo que acaba de ocurrir. Parece la escena de una película. El tío bueno cruzándose con la moto... Bueno, tío bueno... Bueno, sí. La verdad es que así, montado en la moto... Sacudo la cabeza para aclararme las ideas, y me bajo del coche.

“¿Estás loco o qué diablos te pasa? ¡He estado a punto de atropellarte!”. Me vuelve a decir que no puedo salir de casa, y que puede que tenga que utilizar otras técnicas para que lo entienda. “¿Otras técnicas? ¿Qué, acaso me vas a atar a la cama para que no salga? Se supone que me tienes que proteger, no torturar. ¡No soy tu maldita prisionera!”.

Me suelta que no está aquí para atormentarme. Pues mala suerte, macho, porque es lo que estás consiguiendo. Y que tiene otras cosas mejores que hacer que perseguirme a mí. “¿Ah sí? Pues felicidades, porque no tienes por qué perseguirme. Vas a recibir tu dinero igualmente tanto si me proteges como si no. Tampoco estoy pidiendo que me dejes irme de juerga, lo único que quiero es trabajar. La única razón por la que accedí venir a esta isla es porque la asociación tiene una sede aquí, así que si no puedo trabajar, no me queda nada por lo que quedarme”. Él me replica, y hace amago de cogerme del brazo para meterme en el coche, pero el movimiento hace que me dé una punzada en el hombro, que me hace chillar de dolor.

El cara piedra me mira, con algo parecido a preocupación, aunque no sé si me lo he imaginado, porque el dolor es brutal. Me pregunta que qué ha pasado. “Me he caído bajando por la ventana. No creo que sea nada, sólo me he dado un golpe...”. No me contesta, simplemente me lleva hasta el coche (con más cuidado, eso sí) y me lleva a la casa, dejando la moto ahí en medio. Supongo que luego volverá a por ella, no sin antes dejarme encerrada en la habitación, claro.

Cuando llegamos, me siento en el sillón, y él me quita la chaqueta y se pone a manosearme el hombro. “¡Eh! ¿Qué crees que estás haciendo?”. No sé por qué, pero sus manos tocándome el hombro, me ponen nerviosa.
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Jue Sep 19, 2013 3:20 pm




Jake Lewis
ft Drew
(going crazy)

Noto cada vez más el calor del alcohol en mi cuerpo. Cada vez que giro la cabeza, la habitación da vueltas a mi alrededor, y aunque se supone que debería estar achispado, eufórico (supuestamente eso es lo que pasa cuando te emborrachas, ¿no?) lo que me siento es agobiado.

Agobiado porque la chica que tengo al lado me está poniendo la mano en el muslo. Agobiado porque siento la presión de que la gusto, y sé que se va a lanzar. Y no sé qué hacer. Sé que cuando llegue el momento, la voy a rechazar, porque me es imposible aguantar más esta situación. Las chicas, las citas, pretender que me gustan sus besos cuando en realidad me desagradan bastante...

Por otro lado, me agobia tener a Drew al lado. Porque nuestros muslos se están rozando, estamos hombro con hombro, y saber que no puedo tocarle me está matando. Su cuerpo me irradia más calor aún que el que me está dando el alcohol. Me pican las manos, y estoy firmemente convencido de que es porque no las tengo en su cuerpo. La chica no se corta un pelo, y mueve la mano que tiene en mi muslo, subiéndola más para arriba. Sé que se va a lanzar, y yo ahora mismo tengo demasiado alcohol en la sangre como para saber qué es lo que estoy haciendo. Si se me lanza, probablemente lo mande todo al traste y la aparte de un empujón, y le diga que soy gay y que el que me pone es el chico que tengo al lado. Y eso es justo lo que no quiero que pase. Pero no estoy acostumbrado a beber, y... No sé por dónde voy a salir.

Drew agarra mi cerveza y se la termina, y no sé si son ideas mías o se ha arrimado más a mí. A pesar de que no queda apenas espacio entre nosotros y es físicamente imposible arrimarme más, me pego a él todo lo que puedo, aunque el contacto me pone aún más frenético. Drew se revuelve en su sitio, haciendo que su pierna se frote contra la mía mientras le dice algo que no escucho a la chica que tiene a su lado, y ese simple roce hace que me maree. Oigo su voz, preguntando si pide otra ronda de chupitos. Me cuesta unos segundos darme cuenta de que me está hablando a mí, y me mira a los ojos, haciendo que el mareo se acentúe. Me encojo de hombros, porque no sé qué otra cosa hacer. Temo que si abro la boca, la voy a utilizar para algo que no es hablar precisamente. Joder, Drew, deja de mirarme.

Piden la ronda de chupitos, y no me da tiempo a alargar la mano cuando Drew se bebe el suyo y otro más. Se disculpa, riendo, y dice que es que tiene mucha sed. Yo sé que no debería beber más, porque ya de por sí no sé si me voy a poder controlar tal y como voy, si encima bebo más... Pero tomo un chupito y me lo tomo de un trago. Mi parte racional se está evaporando por momentos, y ya ha llegado un punto en el que ni pienso.

Cuando creo que la cosa ya no puede empeorar, Drew alza un brazo y me lo pasa por los hombros, atrayéndome hacia él, y diciendo mi nombre. Creo que es más de lo que puedo soportar. Me pregunta si me lo estoy pasando bien. No, la verdad es que no me lo estoy pasando nada bien. Quiero estar con él, a solas. Quiero besarle y pasar mis manos por todo su cuerpo. Y por su pelo. Y agarrarle de la nuca. Y... A pesar de que le tengo muy cerca, me acerco a su oído para contestarle, porque necesito tenerle más cerca aún. “No, la verdad es que no” le respondo, con toda la sinceridad del mundo. Entonces alza la cabeza hacia mí, pero yo no me aparto. Ni puedo ni quiero hacerlo. Sé que no debería, pero el alcohol me tiene el juicio completamente nublado. Hace que todo me de igual. Me da igual. Quiero lo que quiero, y no me voy a sentir avergonzado por ello.

Se queda mirándome a los ojos, y yo no puedo apartar mi mirada de los suyos. Sin embargo, cuando su mirada baja hacia mi boca, no puedo evitar hacer lo mismo. Me quedo contemplando sus labios, y me contengo para no morderme los míos, porque es justo en su boca donde quieren estar. Entonces, como si me hubiera leído el pensamiento, Drew se inclina sobre mí y noto sus labios sobre los míos. Pero es una alucinación mía. Estoy demasiado borracho y me lo estoy imaginando, ¿verdad? No puede ser verdad. Es imposible. Sin embargo, vuelvo a notarlo. Y me cosquillea todo el cuerpo.

Y pierdo la razón.

Abro mi boca y mi lengua entra en contacto con sus labios. Sabe justo como me imaginaba que sabría. Oigo un gemido salir de su boca mientras profundizamos el beso, y me atrae hacia él todo lo que puede. Mis manos van solas hacia su nuca, donde quería que estuvieran, y noto una mano suya en mi cadera, y la otra en mi espalda. Tengo la sensación de que si me separo de él ahora, no sobreviviré. Necesito su boca más de lo que necesito respirar. Esto es lo que necesitaba. Es mi primer beso. Un beso de verdad. Uno que  llevo demasiado tiempo guardándome, y que hasta que no he conocido a Drew, no sabía que podía experimentar.

Nuestros labios se funden, nuestras lenguas bailan, nuestros cuerpos se tocan... Y creo que he perdido la razón. No sé cuánto tiempo llevamos besándonos, y no me importa. No quiero parar. Quiero seguir besándole. Quiero que mis manos recorran todo su cuerpo. Quiero abrazarle y sostenerle mientras sus piernas se enredan con las mías.

Pero ese sueño acaba cuando nos separamos, abruptamente. Y es entonces cuando me doy cuenta de lo muchísimo que necesitaba respirar. Me siento como si acabase de correr una maratón. Fatigado, sin respiración, con el corazón al límite, y mareado, muy mareado. Antes de que pueda decir nada, o ni siquiera pensar nada, Drew me dice que lo siente mucho, que era la única forma de librarnos de esas pesadas. Entonces miro a mi alrededor, y veo que se han ido. No sé en qué momento nos hemos quedado solos, pero imagino que ha debido ser durante el beso. Ni siquiera recordaba que no estábamos solos cuando hemos comenzado a besarnos. De hecho, no recordaba ni dónde estábamos. Pero la idea de que Drew me haya besado sólo para librarnos de ellas...

“Ah... No te preocupes, no...” ¿No qué? ¿No me importa? Mentira, sí que me importa. Me importa porque ha sido mi primer beso. Y ha sido un beso increíble. Y quiero repetirlo. Sin embargo, no puedo evitar pensar que la forma en la que me ha besado, en la que me ha agarrado y atraído hacia sí mismo... ¿Realmente estaba fingiendo? Si es así, finge muy bien. Yo, por otro lado... Vamos, se tiene que haber dado cuenta sí o sí de que soy gay.

Se levanta sin decirme nada, y va a la barra a pagar las consumiciones. Entonces vuelve a donde yo estoy, atontado perdido, y me agarra de la mano, diciéndome que sabe a dónde podemos ir ahora.

Creo que ya no estoy borracho siquiera. El beso me ha bajado de mi nube, me ha aclarado la mente, me ha eliminado la duda y el embotamiento. Ahora estoy más sobrio que nunca. Sin embargo, me sigue dando vueltas la cabeza, pero eso poco tiene que ver con el tequila. Salimos del bar, y sigo a Drew por la calle, con el aire frío dándome en la cara. No sé a dónde me quiere llevar, pero llegados a este punto, le seguiría hasta el fin del mundo.
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Jue Sep 19, 2013 3:26 pm



• Bass Grier || Ft. Barrie || Voy
• Eve Fitzpatrick || Ft. Ethan || Voy
• Nadia Sykes || Ft. XXX || Próximamente
• Larry Briggs || Ft. Jill|| Wait
• Zoe Echolls || Ft. Flynn || Voy
• Jake Lewis || Ft. Drew || Wait
• Natalie Reed || Ft. Owen|| Wait
• Charlotte Lyngham || Ft. Jonah || Wait
• Sky Mason || Ft. Emma || Wait
• Melissa Keane || Ft. Adrian || Voy
• Isabelle Benedict || Ft. Simon || Voy
• Nora Elliott || Ft. Micah|| Wait
• Aaron Blackburn || Ft. Bridget || Hiatusillo
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Arwen el Lun Sep 23, 2013 11:48 am

Erin Richards
con David, aeropuerto



¿Por qué a mí, señor?

No, quiero decir, me he portado bien. Llevo portándome bien toda mi vida. Practiqué sexo fuera del matrimonio (?) pero al menos no fue lésbico.

Me jode haber perdido la maleta. Y me jode más enterarme de que la compañía aérea te "ayuda" con muchas libras cuando te pierden la maleta en la ida, pero te da de palmaditas en la espalda (en plan "grupo de apoyo") cuando te la extravían en la vuelta. Vale, me parece justo, no son las mismas condiciones. Pero, oye, ¿acaso no merezco una compensación económica de... un helado de chocolate, por ejemplo, por cada día que se pudre mi ropa en cualquier aeropuerto random del mundo? Si es que vete a saber dónde la han enviado. Y, encima, vete a saber si la voy a recuperar, que hay mucho mangui esperándose a ver qué contiene la maletita de marras que nadie reclama como suya en la cinta.

David dice que a lo mejor puede hablar con alguien de la comisión de transportes. - No, no te gastes. Hay sólo bragas sucias. Al menos los documentos importantes los llevaba en la bolsa de mano - digo, mientras alzo el maletín de mi portátil. En realidad no hay ordenador dentro, esta vez me llevé sólo la tablet y lo demás es papeleo. Esto sí me interesaría dejarlo en casa y tomarme el día libre hasta mañana a las 00:00 (o incluso las 8h).

Me río mirando hace otro lado cuando hace como que coge una maleta inventada. - Qué gracioso, eh? Encima, échate unos "ja, ja" - me parto y me mondo (???????????????), David. Tiene el sentido del humor del corazón de Londres, muy Mr. Bean todo (????). Dice que tiene el coche. - ¿El coche es tangible? - pregunto, mientras le miro alzando una ceja. No, porque claro, ahora ya me espero cualquier cosa. A lo mejor ha venido con un patín a pedales (??) y me hace pedalear toda la costa hasta mi casa, que también está en el agua (?).

Propone coger algo para llevar e ir a mi casa. Me parece una idea genial, un poco de ganas de apalancarme sí tengo. Luego ya iremos a molestar a Malcom (???) y a pedirle que nos llene los vasos (y los corazones) de cerveza. Hablando de Malcom, al final no sé cómo terminó la historia.

Me sorprendo cuando me dice que se ha cogido la tarde libre. - Oh, eres un romántico - bromeo, mientras le doy un codacito en el costado. - Pero sí, te compro lo de coger comida y comer en el barco. No me gustaría acabar de perder el resto del equipaje...

Nos subimos en el coche y me abrocho el cinturón. Me pregunta que qué tal ha ido todo. - Bueno, ha ido bien. - últimamente las cenitas de marras consisten en ir espantando moscones, pero está claro que eso no voy a contárselo. No quiero que se empiece a preocupar por algo que, en realidad, tampoco me da muchos problemas. - Teníamos unos límites pactados con mi cliente y al final conseguí comprarlo por poco menos del límite. Fue una negociación dura, pero al final no he quedado mal. - bromeo con esto último. - Luego, como siempre, me he tenido que comer mucho protocolo de cenas y comidas, ya sabes que lo odio. - por eso le pedí que viniera, pero no pudo ser - No volveré a ponerme tacones hasta el próximo mes lunar, por lo menos (?) - eso ha sonado muy "hasta la próxima regla", pero no era mi intención. Me río por la bizarrez del concepto.

-¿Y las cosas por la Isla cómo van? Cada vez que me voy 4 días, es como si me fuera un año. El tiempo avanza de un modo distinto en Niamh, créeme (????????) - ladeo la cabeza para verle - ¿seguimos estando en 2011, verdad?
avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Lun Sep 23, 2013 1:19 pm

Frank Davis (con Rachel)

No sé si es que esta mujer está incómoda con mi proposición o todo lo contrario, si esperaba que la invitase a otra cosa y lo que está es decepcionada. Nunca he quedado con una chica a la que hubiera atropellado hasta ahora (normalmente no atropello a gente, tampoco) y no sé cuál es el protocolo. Además parecía que pasaba de mí, en general. Aunque a veces creo que simplemente ella es así, como sarcástica, y parece que pasa de ti aunque en realidad no sea así. No lo sé. Supongo que ahora voy a averiguarlo.

Al menos me sonríe, aunque dice que como no es una cita pagamos a medias. Sé que el seguro ha hecho su trabajo, pero me hacía ilusión invitarla a algo y quedar en paz. Bueno, ya veré cómo lo hago o lo que sea. Puedo esperar a que vaya al baño y pagar entonces. Un poco por la espalda, pero es por una buena causa.

Levanto las manos como diciendo que soy todo suyo. -Como quieras. Tú eliges, es lo menos que puedo hacer- le digo, y entonces la veo mirar a la moto con cara de recelo y ponerse el casco. Igual no ha sido una buena idea, pero se le pasará. Tiene que volver a cogerle confianza a los vehículos de motor... o algo.

Me hace gracia cuando me habla a través de la visera del casco para proponerme un sitio que conoce, pero intento no reírme. -Genial, porque yo conozco menos que tú. Indícame- le propongo- pero eso sí, antes de subirnos a la moto porque cuando estemos en marcha no me voy a enterar de nada.

Me da unas cuantas direcciones y creo que me hago a la idea. Una de las calles que entran de la plaza mayor, creo. Espero que no se me olvide cuál. -Perfecto. ¿En marcha, señorita?- hago los honores de subirme a la moto y dejo que ella se ponga detrás. Al principio se me agarra flojo, pero en cuanto la pongo en marcha, engancha los brazos alrededor de mi cintura con más fuerza de lo que me imaginaba para lo pequeñita que es y no me suelta en todo el trayecto. Intento no ir muy rápido y coger las curvas con cuidado y tras un par de calles parece que se queda más tranquila, pero sigue bien agarrada a mí. Tampoco es que me vaya a quejar, que conste.

Una vez que otra le doy un toquecito para que me diga si vamos bien, ella asiente con la cabeza contra mi hombro y finalmente creo que enfilamos la calle que toca. Hay un local unos metros más allá que tiene toda la pinta de ser el que toca. Paro la moto y me quito el casco. Me vuelvo a Rachel y sólo entonces me suelta.

-No ha sido tan terrible, ¿no? O eso espero- le digo, medio en broma y medio en serio. Bajo la pata de la moto, me bajo yo y le tiendo la mano para que baje ella.- No, ahora en serio, si quieres a la vuelta te acompaño andando y luego vuelvo a por ella. Sin problema.

Guardo su casco y el mío y echamos a andar hacia el bar. Me encanta esta calle. Sé que técnicamente Niamh es Irlanda (o geográficamente, al menos) pero tiene sitios donde no lo parece y sitios donde lo clava. Esto me recuerda mucho a Limerick, a los pubs a los que iba con mi padre. Los buenos y viejos tiempos. Por así decirlo.

-¿Vienes mucho por aquí?- le pregunto a Rachel, entonces.- Parece uno de esos sitios, ya sabes, "escondidos". Esos que sólo conoce la gente de verdad. O la que va camino de serlo.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Lun Sep 23, 2013 1:42 pm

Irene Sterling (con Vince)

Tengo la sensación de que ahora que tenemos la sentencia todo lo que nos queda es volver a confiar en nosotros mismos. Todo lo que pasó fue tan... no sé, incómodo, sobre todo cuando nos tenemos solamente el uno al otro, que creo que vamos a necesitar tiempo para volver a tejer esto. Y no es que esté enfadada ni creo que él lo esté conmigo, simplemente, se abrió un hueco y ahora no sabemos cómo cerrarlo.

Me siento idiota. En su día, me di entera a Ernest, que no se lo merecía, y ahora, con Vince, que cometió un error estúpido, sí, pero sólo un error, aquí estoy, tratándonos con pinzas. Es culpa del pasado, supongo. Y no precisamente del que tenemos entre los dos.

Pero confío en que la cena lo arregle. Si pudiéramos abrir una botella de vino y relajarnos un poco y reírnos de nosotros mismos todo sería más fácil. Pero no seré yo quien ponga a prueba la sobriedad de Vince, y aparte, bueno, sería sólo una forma de evitar afrontar las cosas como debemos.

Le quiero, y eso es lo importante, me repito. Todo el mundo pasa por pruebas. Y nosotros ya no podemos pasar por más, así que todo lo que viene ahora tiene que ser hacia arriba. El fondo ya lo hemos tocado, los dos, juntos y por separado.

Así que me cojo de su brazo mientras vamos al coche y me sorprendo de lo natural que se siente, a pesar de todo. Casi me da pena tener que soltarle cuando entramos. Ocupo el asiento del conductor y estoy buscando las llaves en mi bolso cuando le oigo hablar. Levanto la cabeza. Que quiere que lo deje en casa para cambiarse y luego irá andando. De acuerdo.

Me muerdo el labio por dentro antes de asentir. -Claro- afirmo, y luego añado, con las manos aún cerradas sobre el bolso, incapaz de moverme y hacer real mi afirmación, pero sintiendo que tengo que decir esto: - Vince, si necesitas algo de tiempo para ti... si prefieres estar solo esta noche, está bien. No voy a decirte nada.- Quizá le hace falta de verdad recalibrar los hechos. Asimilar todo lo que le ha pasado en estos días y luego... bueno, entonces igual luego puede venir a mí o a quien sea. No sé si debería estar dispuesta a esperar en lugar de reclamarlo, o si debería dejarlo cuando sé que quizá no sea una buena idea dejarle solo recarcomiéndose en sus propios pensamientos. No tengo ni idea, pero supongo que debo respetarle. Quién no querría un momento de calma en su lugar o en otro parecido. -Sé que esto ha sido duro- continúo- Y si te digo de que vengas a cenar es por ayudarte, aunque puede que esa sea la forma en la que yo creo que te ayudo y no sea así...- me interrumpo. Estoy soltándole un rollo que ni siquiera yo sé adónde va, así que mejor me callo. Tomo aire, saco las llaves, tiro el bolso a la parte de atrás del coche y arranco.

No hablamos mucho durante el trayecto. Hace una noche clara y hay gente en la calle, como es habitual. Tal vez deberíamos haber salido y ya. Con gente alrededor uno acaba por olvidarse un poco de sí mismo, y creo que a los dos nos hace falta.

Pero no llego a parar. Conduzco hasta su casa y paro allí, en un hueco. Me humedezco los labios. -Perdona todo lo de antes. Ha sido un poco... bueno, también ha sido un día largo para mí. No me lo tengas en cuenta.- Me vuelvo hacia él y le miro a los ojos.- Lo que quiero decir, si quieres estar solo lo respetaré. Por esta noche- aclaro. No voy a rendirme con él. Espero que eso ya lo sepa.- Y si quieres venir a casa... La mousaka y yo estaremos esperándote. O al menos la mitad de la mousaka- bromeo, y le sonrío.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Lun Sep 23, 2013 2:16 pm

Layla Lennox (con Lucas)

Lo que dice Lucas es justamente lo que pensaba: que en el trabajo no le conocen. Tampoco hay que ser muy listo para saberlo. En el trabajo no nos conocen a nadie, en realidad, ni a él ni a mí. Supongo que la mayoría damos una imagen allí y que luego en otro ambiente las cosas son distintas, cuando coges confianza. Al menos ocurrirá con la gente que no se da de primeras, como es mi caso. En mi trabajo toca ser responsable y seria y luego en otros ámbitos ya seré de otro modo. Tampoco es que nunca haya sido muy de otro modo, por así decirlo, pero sí que no soy siempre así. E imagino que con Lucas pasa un poco lo mismo. Es guapo, y estas cosas se magnifican. Y que sea amigo de Bateman supongo que no ayuda, precisamente.

Pero creo que yo sí le conozco un poco mejor. Y tal vez por eso estoy aquí hoy, yo, y no otra. O al menos quiero pensar que es por eso.

O lo pienso hasta que me lanza la última pulla. Que lo que mejora la rutina es tener cenas como estas, con "alguien". Un "alguien especial" habría quedado mejor y sido más halagador, pero también más evidente. Como si todo no lo fuera ya.

Y lo más curioso es que ahora mismo no estoy segura de si me está tirando los tejos de verdad o sólo para ver qué cara pongo. Lucas es genial, cuando le conoces, y sé que sabe cómo hacer sentir bien a una mujer (si no te está picando todo el tiempo) pero desde que lo conocí he tenido la sensación de que es la clase de hombre que no se interesaría por alguien como yo. Bond nunca se lía con Moneypenny, por así decirlo. En todo caso, imagino que al principio era como un reto personal hacer que bajara las defensas y ahora no sé de qué va esto. Igual sólo lo hace por divertirse, como yo.

¿Como yo?

Es eso lo que me deja parada, la reflexión sobre mí misma, y no sus palabras. Le miro a los ojos, un tanto atónita, y él me mira de una forma como si... ¿le gustara lo que ve? Que no sé lo que es, porque yo no me veo, y no puede leerme la mente.

Carraspeo, me como los espaguetis que tengo enrollados en el tenedor y doy un trago de vino antes de responder. -Desde luego. Tener una noche como esta de vez en cuando no sólo no está mal, sino que es hasta casi necesario. Así que, si no te lo he dicho antes te lo digo ahora, gracias.

No sé por qué lo he dicho. Si es porque en parte lo creo o sólo para quedarme un poco con él. 50/50.

-Quiero decir que no tenías por qué haberme invitado. No había nada que compensar pese a lo de esta tarde- añado, ya con algo más de seriedad.- Y sin embargo aquí estás, tuvieras o no algo mejor que hacer. Sea lo que sea, has decidido quedarte conmigo. Y aunque no sé si quiero preguntarme por qué...- sonrío. Es broma. Espero que lo coja- quería eso, agradecértelo.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Mar Sep 24, 2013 1:37 am



Melissa Keane
ft Adrian


No sé por qué me meto en estos berenjenales. Con lo fácil que habría sido aceptar el libro cuando me lo ofreció, irme a casa y terminar el trabajo… Pues no, voy y acepto hacerlo conjuntamente. Yo, que nunca hago nada en equipo… No es que no sepa trabajar en equipo. Supongo que saber, sé. Pero nunca nadie me ha ofrecido hacer conmigo un trabajo, salvo Steph, y desde que se fue, todos los trabajos los hago yo sola, para variar. Me resulta mucho más fácil, porque puedo poner lo que yo quiera, y hacer lo que yo quiera, sin contar con nadie. Pero esta noche tendré que contar con él…

Él, que por cierto, llega tarde. Aún no puedo creerme que sea un supermodelo. Es surrealista, la verdad… Un supermodelo italiano viviendo en Niamh. Si no lo llego a comprobar por mí misma, me habría partido de risa. Pero no, es cierto… Aunque él ya me había enseñado fotos, en cuanto llegué a casa le googleé, y no había cientos de fotos, sino millones… ¿Cómo es posible que sea tan famoso y yo ni siquiera haya oído hablar de él? Ver todas esas fotos juntas me hizo preguntarme qué hará este chico aquí. Debe de tener muchísimo dinero, podría estudiar en Oxford si le diese la gana… ¿Por qué Niamh? No lo entiendo. Lo mismo se lo pregunto luego. Si aparece. Y más le vale aparecer, porque le di el libro esperando que lo trajese…

Yo he llegado antes de la hora. Apenas me he arreglado, porque no me hace falta realmente. Con unos vaqueros y una camiseta voy que chuto. Total, vengo a la biblioteca, no voy a irme de fiesta… Además, casi nunca me pinto. ¿Para qué? No creo que ningún chico se fijara en mí de todos modos aunque lo hiciera, así que… Aprovecho que estoy sola (con la única compañía de la urraca que es la bibliotecaria) para moverme libremente entre las mesas, y elijo la que está al lado de la estantería donde se encuentran los libros que pueden ayudarnos con el trabajo. Dejo la mochila en una de las sillas, y me pongo a ojear los libros. Encuentro algunos títulos que me interesan, pero ninguno nos va a ayudar tanto como el libro que se ha llevado Adrian. Sin embargo hay uno en lo alto de la estantería que sí sería bastante útil. Me estiro todo de lo que soy físicamente capaz, pero aun así sólo alcanzo el lomo del libro con la punta de los dedos. Entonces pruebo a dar un par de saltitos, a ver si así llego. Estoy haciendo mucho el ridículo, soy consciente, pero estamos en la biblioteca la urraca y yo solas, y dudo mucho que esa mujer se vaya a reír de mí. De hecho dudo mucho que esa mujer se ría a secas.

Sin embargo, en mitad de un salto oigo una voz justo a mi espalda que me hace dar tal respingo que tiro un par de libros. Cuando me giro, me encuentro de frente con Adrian, que está sonriendo. Se debe estar descojonando de mis saltitos, seguro. Mira que ha llegado en buen momento… De todas formas es bastante amable diciéndome que me ayuda. Me baja el libro de la estantería (él sí que puede, es altísimo…) y me dice que lo siente. Supongo que se referirá al susto. “No pasa nada” le digo, sentándome a la mesa donde he ido dejando los otros libros.

Me dice que espera que haya traído mi portátil porque a él se le ha olvidado el suyo con las prisas. ¿Prisas? ¿Pero qué prisas? ¡Si ha llegado tarde! El pensamiento se me ha debido de ver reflejado en la cara, porque comienza a explicarme que es que arreglarse le ha llevado lo suyo (como si le hiciera falta arreglarse...), y que ha estado hablando por skype con su familia y por eso ha tardado más. Dice que hacía tiempo que no hablaba con ellos, y que le estaban enseñando lo grande que estaba su sobrinita… Vaya, eso me deja callada. “No sabía que estabas aquí sólo… Me imaginaba que tu familia estaría contigo”. El hecho de que esté solo… No sé, es algo que yo no me imagino. Nunca me he separado de mis padres de esta forma… Por alguna razón, se me cuela en la mente la imagen de Adrian con una niña pequeña y eso me hace sonreír. No sé por qué.

Enciendo el ordenador y Adrian se pone a revisar sus apuntes. “Has traído el libro, ¿no?” digo, un poco con miedo, porque si se ha olvidado el ordenador… No, el libro sí que lo ha traído, menos mal. Comenzamos a hablar sobre el tema del trabajo, y él comienza a dictarme algunas cosas del libro mientras yo lo escribo en el portátil. Ahora me doy cuenta de la comodidad de los trabajos en pareja. No tienes que hacer tú sólo todo el trabajo, compartes responsabilidades, puedes hablar sobre qué quedaría mejor, qué incluir, qué quitar… Me había acostumbrado tanto a hacerlo yo sola que se me había olvidado. Pero es agradable. Además, Adrian y yo trabajamos bien juntos. O eso creo.

Al cabo de un rato, veo que Adrian da un respingo y se pone de pie, sacando el teléfono. Contesta bastante bajito, así que no puedo saber qué está diciendo, pero entonces pega un grito que hace que la urraca se levante de su asiento y se dirija hacia aquí. Camina arrastrando los pies, y se planta entre nosotros, toda ceño fruncido, diciéndonos (o más bien a Adrian) que bajemos la voz. Me pongo entre la urraca y Adrian, a quien le ha cambiado el color de la cara. “Lo sentimos muchísimo” la digo en en el tono de voz más bajo que puedo emplear, casi audible sólo para los perros. “No volverá a ocurrir”. Cuando la urraca se va, me giro y miro a Adrian con el ceño fruncido. Éste me hace una señal de disculpa y sale de la biblioteca, supongo que para seguir hablando sin que le echen la bronca.

¿Quién será? Por la pinta, parecía algo serio. ¿Será su… novia? Mejor pienso en cosas más productivas, como el trabajo. Pero la verdad es que me cuesta concentrarme… Sólo he escrito dos palabras cuando Adrian vuelve a entrar, airado, como si hubiese tenido una discusión monumental. Lo mismo ha roto con la novia… Joder, Melissa, ¿quieres concentrarte en el maldito trabajo?

Adrian se sienta a mi malo, y se excusa por haberse ido tan de repente. “No pasa nada, si te hubieras quedado la urraca te habría vuelto a echar la bronca”. Me dispongo a volver la mirada al ordenador, pero algo me hace volverle a mirar a él. “Esto… ¿Estás bien?”.
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Mar Sep 24, 2013 3:58 pm



Lucas North
(ft Layla)

El hecho de que me lo agradezca no sé por dónde tomármelo.  Layla no tendría por qué agradecerme nada.  Es mi compañera, y una gran amiga mía – dejando aparte el hecho de que sí, me guste muchísimo o que esté intentando conquistarla como buenamente puedo desde que la conocí – no debería tener que darme las gracias por tener un buen gesto con ella. Soy generoso. O eso dicen, cuando me conocen. Y con ella me cuesta mucho menos serlo.

La dejo terminar los últimos restos de sus espaguetti y yo procedo a hacer básicamente lo mismo, parece sorprendida de algo aunque no sé el qué. Dice que este tipo de cosas son hasta necesarias, de vez en cuando. Sí que lo son, desde luego, pero tengo una pregunta para ella que, por otro lado, tampoco tengo puñetera idea de si me la va a responder...

Me termino la copa.

-Lo es – hago una pausa – Sabes, me estaba preguntando ¿por qué no hemos hecho esto antes? Me refiero a quedar a comer algo fuera del trabajo.

Yo rectifico, por si acaso. Que tenemos una tendencia enorme a llevar las cosas por los derroteros que no son...y hoy no es una buena noche para hacerlo. ¿Es mi sensación o Layla está distinta a otros días? Pensaba que después de nuestro encontronazo en la oficina y que yo le sacara un poquito mi carácter iba a ser más difícil que estuviera tan suelta, pero resulta que me estoy equivocando. Al final va a resultar que no la conozco tan bien como creía. O más bien que ella no ha querido enseñarme este lado suyo hasta ahora. Hemos estado los dos demasiado sumergidos en los juzgados   - o en nuestras propias vidas fuera de ellos – como para poder hacerlo. Termine como termine esta noche, empiezo a agradecer muchísimo esta oportunidad. Quién sabe si no nos va a hacer las cosas más fáciles en un futuro. Quizás no ahora, pero...

Aunque por otro lado, siempre que veo una mínima oportunidad ella se encarga de dejarme claro lo contrario. Esto puede terminar de dos maneras, o bien se lo digo de una vez o estamos eternamente así.  Sé que con alguien como ella esto requiere un trabajo muy primoroso. De acuerdo, no estoy acostumbrado a tener que poner tantísimo esfuerzo para estas cosas, pero siempre me digo a mí mismo que quien algo quiere algo le cuesta. Y si tengo una cosa clarísima es que cuando llevo tanto tiempo “detrás” de alguien pero me lo ponen difícil, eso es mayor motivación. No me rindo, así que estoy dispuesto a desplegar todas las armas posibles hasta que, por fin, algo haga “click.”

Como ahora. Aunque haya sido sólo un momento. Deja caer que posiblemente tuviera algo mejor que hacer, pero que he decidido estar con ella. ¿Cosas mejores que hacer? Lo dudo mucho.  Ha sido un día lo suficientemente intenso, aunque bien es cierto que tenía otras opciones en mente, el agotamiento me ha hecho descartarlas. Aunque nunca cualquier cosa que suponga pasar tiempo con ella.

-Al contrario – le contesto – La verdad es que no podía pensar en un plan mejor salvo este Halagador, estará pensando. Yo soy así, qué le vamos a hacer – Si todavía tienes hueco, por cierto, te recomendaría el tiramisu. Podemos compartirlo, si estás muy llena – Me acerco un poco, lo mínimo – No tienes nada que agradecerme.

Espero que ceda y no entre en pánico y pida la cuenta o algo así. Venga, Layla, debes saber tan bien como yo que me estoy esforzando.

Por si acaso le quedaba alguna duda de que me gusta – cosa poco probable, no es que haya sido sutil precisamente – espero que ya no le queden ninguna. Porque me falta colocarme un cartel enorme en la frente, que hasta Bateman me toma el pelo con lo obvio de mi cuelgue.
avatar
Bolly

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Mar Sep 24, 2013 4:45 pm



Charlotte Day
(ft William)

¿William me está diciendo que me vaya yo a Londres? ¿Sola?

Vale, sí, estoy más tranquila porque me ha abrazado y me ha dicho que esperemos a que Vera vuelva, que la llamemos mañana. Pero está loco si piensa por algún momento que yo le voy a dejar solo aquí. Si pasa lo que sea él va a necesitarme de la misma forma que yo le necesitaría estando allí. Un embarazo no es una cosa fácil. Joder, ni siquiera sé si es algo para lo que yo esté debidamente preparada. No tengo ni zorra de si voy a ser una buena madre o una madre patética, pero estoy haciendo todo lo que buenamente puedo para llevarlo adelante. No me ha ido mal, por el momento, pero eso no quiere decir que yo no tenga dudas sobre mis cualidades como madre o futura madre.

Will tiene razón. Debería dejar de comerme la cabeza con este tema y esperar que las cosas vengan como tienen que venir. Es cierto que el médico me ha dicho que no debo alterarme con esto del embarazo. Que lo que más me convendría ahora mismo, que de entrada no estoy haciendo, es reposo. Teniendo en cuenta que llevo desde que estoy embarazada en un estado de estrés horroroso con lo de tenerle en la cárcel, tampoco me extraña. Tengo que empezar a mirar las cosas no sólo por mí, si no por esta criaturita (niño o niña) que tengo en el vientre ahora mismo también. Quizás así logre a sacar el sentido maternal que yo ahora mismo pienso que no tengo.

-Está bien – le digo – Hablaremos con Vera mañana. Pero Will – le interrumpo – No voy a irme, ¿vale? A ningún sitio. Sé que me necesitas aquí, y la verdad, prefiero esto a estar en la gran ciudad agobiada con una madre que fingirá alegrarse por volver a verme. No, gracias.

Es que sólo de pensarlo se me ponen los vellos como escarpias y no de emoción precisamente. No quiero eso, no quiero volver a mi antigua vida de la que fui echada a patadas muy diligentemente con casi veinte años. No necesito volver a vivir eso, ni volver a ver a mis padres, ni nada. Si acaso, me gustaría ver a mis mejores amigas, pero eso se puede solucionar diciéndoles que se vengan aquí. Amigas a las que, por cierto, todavía ni he tenido tiempo de dar la noticia. Mejor dicho, todavía no he podido asimilar la noticia como para que tenga ganas de decirla. Y me da miedo. También me pongo paranoica de que se entere quien no debe. Pero vamos a ser serios...la gente de Schulze es muy lista, se mueve muy rápido. Si saben algo, deben saberlo ya. Cosa que tampoco me deja nada tranquila, aunque si no han hecho nada, tampoco es que un pobre feto de un mes y algo les vaya a suponer demasiada amenaza. Sólo el hecho de darme el disgusto.

Él me está mirando con esa cara típica suya de: No me gusta lo cabezona que te pones cuando te da la gana, pero no quiero alterarte más. Es la típica que me lleva poniendo últimamente. Le agradezco que quiera ahorrarme alteraciones, o que le chille o algo así. Pero de verdad, no va a hacer que cambie de idea. Prefiero pasar el embarazo aquí a pasarlo en Londres. No sé, quién sabe si más adelante las cosas serán distintas. Tenemos que ser fuertes. Aguantar el chaparrón hasta que pase...y Dios dirá.

- Mira – tomo una mano suya entre las mías – Sé que quieres lo mejor para mí. Gracias, de verdad, por preocuparte y velar por mí. Bueno, por nosotros ya – sonrío un poco – Pero no puedo dejarte solo, ¿entiendes? No estaría tranquila sabiendo que estás aquí haciendo sabe Dios qué.

Le planto un beso suave en los labios.

-Habrá que creer que va a salir bien, ¿mm?

No nos queda otra, pienso.

avatar
Bolly

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Calamity Grace el Mar Sep 24, 2013 10:33 pm

Sutton Hayward
ft. Arthur



Supongo que a estas alturas debería de estar acostumbrada a que me vengan los pacientes con cualquier monserga rara de enfermedades tontas y demás.  Yo tengo la teoría de que lo único que quieren es que les escuche y les haga un poco de caso. Son viejecillos en su mayoría y, aunque intento ser paciente y aguantar, admito que no tengo mucha paciencia para eso.

Y ahora tengo aquí a mi vecino... Athur es el ser más irritante que conozco desde que llegué a la isla, no hay día que no me venga con algún cuento chino y me crispa que no me escuche cuando le intento ayudar. Dios sabe por qué sigo teniendo paciencia con él... Si no fuera porque todo lo que tiene de hipocondríaco, lo tiene de buena persona le habría mandado a paseo hace tiempo. Aunque no puedo negar que lo he pensado en más de una ocasión, pero cuando me viene con su cara de terror y me dice que necesita mi ayuda no puedo mirarle a los ojos y simplemente decirle que no. Además tengo la total seguridad de que me está pegando su majadería o algo, porque hasta me dan ganas de abrazarlo y asegurarle de que todo va a salir bien.

Eso sí, esta vez se ha superado a sí mismo. Lo de la peste negra es lo más ridículo que le he oído decir en mucho tiempo, y todo por unas ronchas que lo mismo son  una reacción alérgica a vete tú a saber qué. En fin, lo primero que necesita este hombre es tranquilizarse un poco para que deje de pensar en... para que deje de pensar.

Punto.

Por suerte en mi habitación tengo algo parecido a una farmacia. Que no es que use todos los fármacos pero como nunca sé con que me va a venir este hombre, he aprendido a estar bien surtida. Abro el armario y saco un comprimido de Lorazepam, la dosis justa para tranquilizarlo pero sin dejarlo atontado, y me voy a la cocina a por un vaso de agua. Cuando vuelvo al salón le veo exactamente en la misma postura en la que le he dejado minutos antes pero se gira en cuanto me oye entrar y, por su expresión, veo que no le convence el tratamiento.

“Toma, esto es lo que necesitas ahora mismo. En unos minutos te vas a sentir mucho mejor, ya verás.” Por supuesto se niega a tomarlo, como siempre. Me dice que necesita que le cure, cómo si fuera tan fácil curar la paranoia... “Arthur necesitas tomarte esto ahora mismo, si no lo haces nuestra conversación termina aquí.” Veo como duda unos segundos, pero al final transige y se toma la pastilla rezongando. “Ahora, explícame eso de que tienes la peste negra. ¿Por qué estás tan seguro de que la has contraído?”

Su explicación es tan inverosímil como los síntomas que dice tener. Sólo a él se le podía haber ocurrido semejante cosa por ver un documental en la televisión, y la peste negra que lleva siglos erradicada. Intento no sonreír porque sé que él está verdaderamente aterrorizado pero la situación es tan surrealista que me cuesta, la verdad. Aun así, se me ha debido de notar en la cara porque me dice, con su estado de alteración habitual, que no está loco.

“Lo sé, Arthur. Sé que no estás loco, pero tienes que calmarte y pensar con tranquilidad. Me estás hablando de la peste y en el mundo civilizado como el nuestro ha sido erradicada hace mucho tiempo. Es más, dudo siquiera que exista en el mundo.” No hay manera de convencerle. Dios mío que persistente es, ya no sé que más hacer para que deje de pensar en tonterías y me deje darme un baño a gusto. “La pomada que te voy a recetar es perfecta, te quitará las rojeces y te calmará el escozor. En unos días estarás curado.”

Doy gracias por estar sentada en el sofá y no tener nada punzante a mano porque, a pesar de mi santa paciencia con este hombre, me están entrando tentaciones de sacarlo de mi casa a punta de tenedor. Ahora me viene con la tos. La maldita tos... Respiro hondo y pongo la expresión más neutral de la que soy capaz. Sólo tengo que tranquilizarlo, mandarlo a casa como un corderito y listo. Además sus síntomas son de manual, esas ronchas tienen toda la pinta de ser una reacción nerviosa. Por supuesto, ese diagnóstico me lo guardo para mí porque si le vengo con esa explicación no se va de mi casa ni mañana.

“Bueno, sin hacerte pruebas no puedo confirmarlo pero estoy segura de que tienes algún tipo de alergia. Eso explicaría las ronchas, la tos, la irritación... No tienes nada peligroso, ni mortal ya que estamos. Lo que tienes que hacer es ir al hospital y solicitar unas pruebas para que te detecten que tipo de alergia es.”

Espero, de verdad, haberle convencido porque me acabo de percatar de un detalle que con toda la tontería de Arthur se me había olvidado por completo: Estoy desnuda. Bueno, no del todo porque tengo la bata pero vamos, que debajo estoy igual de vestida que cuando mi madre me trajo al mundo. Arthur levanta la cabeza para contestarme con alguna de sus rebuscadas oposiciones pero se queda callado sin saber que decir.

Vale, eso es raro. Dejar a este hombre sin palabras es más difícil a que vengan a invadirnos aliens de color morado, así que sólo puede ser por dos motivos o bien he conseguido convencerlo de que está perfectamente y no tiene nada con qué rebatirme (cosa que dudo muchísimo) o bien se ha dado cuenta de mi escasez de ropa (cosa más probable y que está haciendo que me ponga nerviosa) Necesito ir a mi habitación lo antes posible, ponerme algo encima y sacarle de mi casa antes de que me dé un patatús.

Arthur me mira boqueando sin pronunciar palabra. Pues sí, esta es mi confirmación, se ha dado cuenta de lo que hay y creo que para él es incluso más raro que para mí porque su cara se está poniendo colorada por momentos.  Creo que esta es la señal para que me vaya a vestir de una vez.

“Eeemm... Vuelvo en un minuto, se me ha olvidado...” Me levanto del sillón, pero no he dado ni tres pasos cuando Arthur empieza a toser escandalosamente, agitando el cuerpo hacia delante. “¡Arthur! ¿Estás bien?” Me acerco hacia él y le acerco el vaso de agua que había dejado antes en la mesita de café. “Toma bebe, y respira despacio. No pasa nada, ya está.”

No exageraba ni un poquito con la tos, pero cada vez estoy más convencida de que es de tipo nervioso. Me agacho a su lado y le quito el vaso vacío de entre las manos, tiene la cara colorada y con varias ronchas y me mira con pánico. Me anoto mentalmente no dejarle acercarse a un espejo, y rezo porque el lorazepam haga efecto lo más rápido posible.

“¿Estás mejor?” Asiente entre toses, pero le oigo murmurar algo así como que ha llegado su hora. Este hombre es un drama con piernas, Dios mío. “Vale, mira vamos a hacer una cosa ¿por qué no te echas en el sofá un rato y descansas? Así estarás más cómodo y se te irá pasando más rápido el ataque de tos.” En realidad es una treta para que se relaje cuanto antes, y espero que funcione esta vez.

Asiente y agarro unos cojines para ponérselos debajo de la cabeza mientras le ayudo a tenderse en el sofá. Pero algo no debe ir bien porque, al encorvarme para colocarle bien los cojines, su cara pasa de tener ronchas rojas a un rojo incandescente. No tardo ni medio segundo en darme cuenta de que es lo que le pasa.

Tengo la bata medio abierta.

avatar
Calamity Grace

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 09/12/2012
Edad : 39
Localización : Batangas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 16 de 19. Precedente  1 ... 9 ... 15, 16, 17, 18, 19  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.