·Nombre del foro: The Exile
·Administradora: _Sara
·Diseño: Gaia
·Ubicación: Niamh, Irlanda
·Estado: Abierto
·Creado en: Octubre, 2010
Últimos temas
» 2x08 -- Presumed Guilty
por Bolly Mar Nov 14, 2017 7:12 pm

» Everybody wants to rule the world ♫
por Calamity Grace Miér Oct 18, 2017 11:00 pm

» Caroline Dhavernas // Rachel Tyler
por _Sara Mar Ago 15, 2017 4:51 pm

» Hello there!
por Bolly Mar Ago 15, 2017 3:12 pm

» Pues hola de nuevo!!
por Heka Mar Jun 27, 2017 12:55 am


2x05 -- Big Brother is watching you

Página 1 de 19. 1, 2, 3 ... 10 ... 19  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Mar Ene 22, 2013 1:05 pm



Miércoles, 20 de abril de 2011

La noticia de hoy no ha salido en los periódicos, ni en la televisión, ni en la radio. La noticia de hoy en Niamh tiene su esencia en que nadie la sabe, y por tanto, nadie está preparado para afrontarla. Aunque en realidad, se trata de una consecuencia lógica. Una dictadura necesita control, el control requiere información, y a la hora de conseguir información, una dictadura no se detiene ante nada. Este círculo vicioso sólo puede tener un fruto: el Servicio de Espionaje, o como es conocido en la cúpula de poder, SE.

La red de vigilancia comprende distintos métodos y no necesariamente respetan los derechos humanos. En aras de la seguridad, cualquier puede ser vigilado al encontrarse bajo sospecha. Pero sin un conocimiento oficial de esta historia, Niamh sigue viviendo bajo la tranquilidad de siempre... de momento.

Situación: son las 13:30 horas. El momento para ir a comer algo y tomarse un descanso en mitad del día, especialmente en los juzgados, donde el trabajo ha sido frenético durante la última semana. El tiempo acompaña a medias (fresco, pero se alternan nubes y claros, primaveral por una vez) y Niamh se presenta igual que cualquier otro miércoles.

BSO del capítulo:

avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Mar Ene 22, 2013 1:17 pm

WIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII.


William Archer || Está con: Charlotte, en la comisaría || Status: voy
Malcolm Drake || Está con: Meredith || Status: voy
Andrew Dunford || Está con: Sally || Status: ¿vas/voy?
Harry Elster || Está con: Vera || Status: ¿vas/voy?
Ashling Jones || Está con: James || Status: ¿vas/voy?
Claire Morris || Está con: Shawn llamando a la puerta || Status: waiting
David Sinclair || Está con: ¿Erin? ||Status: in talks
Irene Sterling || Está con: ¿Vince? || Status: in talks
Jessica Crawley || Está con: Tess || Status: Voy
Matthew Fisher || Está con: XXX || Status: Not yet
John Walleran || Está con: Helena || Status: voy
George Montmorency || Está con: XXX || Status: Not yet
Jeremy Fowler || Está con: ¿Becky? || Status: in talks
Frank Davis || Está con: Rachel || Status: ¿vas/voy?
Layla Lennox || Está con: Robert || Status: waiting
Jack Norrington || Está con: Ginny || Status: waiting


Última edición por _Sara el Mar Ene 22, 2013 1:45 pm, editado 1 vez
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Mar Ene 22, 2013 1:33 pm



Charlotte Day// Con: William// En: comisaría - WAIT
James Grentham// Con: Ash// En: ? - ¿Vas? ¿Voy?
Patrick Hawke// Con: Lau// En: comisaría- ¿Vas? ¿Voy?
Lucas North// Con: Hope,al teléfono// En: Juzgados - WAIT
Debra Morgan// Con: Joe// En: comisaría - WAIT
Vera Elster// Con: Harry// En: Dublin- VOY
Amanda Woodward// Con: Simon// En: casa -VOY
Travis Morgan// Con: ?// En: ? - ¿Vas? ¿Voy?
Laura Collins// Con: ?// En: ?- HIATUS
Robert Thompson//Con: Layla//En: juzgados - VOY
Penny Cooper//Con: Finley//En: tienda de cómics - VOY


Última edición por Bolly el Mar Ene 22, 2013 2:09 pm, editado 1 vez
avatar
Bolly

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Gaia el Mar Ene 22, 2013 1:45 pm


Ari Macabee · Ft. Jason En: comisaría · || DOY || ESPERO
Lily O'Donnell · Ft. Dave?? En: XXXXX · || In Talks
Sara Schulze · Ft. Patrick En: Juzgados · || DOY||ESPERO
Emily Yutsman · Ft. TJ? En: XXXXX · || In talks
avatar
Gaia

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 19/09/2011
Edad : 31
Localización : By the Docks

Ver perfil de usuario http://brookshousingestate.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Mar Ene 22, 2013 1:54 pm

William Archer (con Charlotte, en la comisaría, sus voy a crujir vivos)

Sé que había prometido que me portaría bien. Que aguantaría el chaparrón y no sacaría la cabeza porque la última vez que fueron a por mí no terminó bien. O mejor dicho, las últimas veces. Sobre todo ahora que tengo gente de la que preocuparme, pero ya no aguantaba más. Sé que la vida es un asco y al final te mueres pero si hay algo que me toca los cojones es que después de todo lo que me costó hacerme un sitio aquí, y volver a dejar las cosas en su sitio, me hayan vuelto a echar. Lo siento pero no voy a consentir que hagan lo que quieran con la isla. Como si tuvieran la menor idea de cómo funciona esto, para empezar.

Me he pasado varios días pensándolo, eh, no ha sido una decisión precipitada. Han sido nueve días desde que me soltaron, las buenas intenciones me duraron más o menos tres. No se lo he dicho a Charlotte, porque sé que se preocuparía, y bastante tiene ella misma con todo lo que le toca para que encima la emparanoie yo. Sí, me debería haber quedado quietecito. Pero creo que sigo teniendo apoyo, o al menos un poco, y de todas formas, si lo que quieren es callarnos, no lo van a conseguir. Conmigo no.

Cuando veo que se acerca el mediodía (voy a hacer como que me porto bien y no interrumpo nada importante, aunque sé que en su mayoría estarán tocándose los huevos a dos manos y/o haciendo cosas de relevancia cero, vamos, lo que le interesa al régimen, en pocas palabras) me visto, cojo el coche y voy hacia la comisaría. Me da igual que me vean en el Quattro. Empiezo a estar harto de esconderme.

Aparco donde pillo (obviamente, han ocupado mi plaza) y salgo. Empujar la puerta de la comisaría es de las mejores sensaciones que he tenido esta última semana. Era como si todo se me estuviera yendo de las manos y ahora vuelvo a sentirme en control. Ignoro las miradas que me lanzan a medida que paso (no sé si en el buen sentido o en el malo, si están sorprendidos de verme, si creen que he vuelto legítimamente o me están juzgando; tampoco es que me importe) y me planto frente a la mesa de Charlotte. No sé quién ha flipado más, si el resto de la comisaría o ella. Por un momento me siento fatal. Le había prometido que no la liaría, pero es necesario. También lo estoy haciendo por ella, por nuestro futuro hijo. Porque no se merece vivir en esta mierda cuando nazca, y si hay que empezar el cambio, cuando antes mejor.

No la dejo que empiece a hablar. Sólo me inclino sobre el escritorio un momento y le doy un beso rápido.

-No te preocupes, no pasa nada. Sólo que hace falta que alguien ponga las cosas en su sitio y parece que voy a tener que ser yo.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Heka el Mar Ene 22, 2013 2:13 pm

Vamos al lío!



Amber White: ft Adam? (??)
Sally Wilson: ft Andrew (In talks)
Katya Steklova: ft Rory? (??)
Shawn Tyler: ft Claire (Voy)
Mark Brennan: ft Sean (Waiting)
Rachel Fields ft Frank (In talks)
Laura Hart ft Patrick (In talks)
Ethan Prince ft Eve (Voy)
Tess Crawley ft Jess (Waiting)
Hope Stiles ft Lucas (Voy)
Gwen Rosenberg ft Oliver (Voy)
Joe Connor ft Deb (Voy)
Emma Williams ft Sky (Waiting)
Shania Darcy ft Jake? (??)
Meredith Drake ft Mal (Waiting)
Simon Woodward ft Amanda (Waiting)
Virginia Moffat ft Jack (Voy)
Claire Moore ft Charles (Waiting)


Última edición por Heka el Jue Feb 07, 2013 11:58 pm, editado 5 veces
avatar
Heka

Mensajes : 1124
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Heka el Mar Ene 22, 2013 2:23 pm

Hope Stiles
ft Lucas



Odio trabajar por las mañana. ¿Quién folla a las ocho de la mañana? ¿Es que los tíos no tienen que ir a trabajar? Seguro que tienen hijos que alimentar o algo pero siempre hay alguno que tiene dinero para gastar en un polvo. No seré yo quien se queje, por supuesto. Que para eso el dinero que estos pervertidos no se gastan en sus hijos es el que me da a mi de comer y me paga las facturas, pero me gusta dormir. Es una mala costumbre que tengo, como la de comer y tal.

El cliente de hoy ha sido especialmente asqueroso. Me ha babeado toda la espalda el muy cerdo y creo que hasta el pelo y me estaba diciendo cada cosa que me han dado ganas hasta de vomitar. Normalmente odio mi trabajo pero en días como hoy lo odio mucho más. El lado positivo es que el asqueroso este solo me llama una vez al mes -el día de cobro- y siempre me paga de más por hacerme madrugar. Yo miento y le digo que el placer ha sido todo mío y él se va loco de contento, diciéndome que el mes que viene me pagará aun mas. Nunca lo ha hecho pero yo con que siga como hasta ahora me conformo. Me paga casi la mitad del alquiler y solo tengo que soportar que se le caiga la baba mientras folla. He estado en peores.

Hablando de follar, hace más de una semana que conocí a Lucas North y perdí el pendiente en su cama. Nueve días para ser exactos y aun no me ha llamado. Conforme fueron pasando los días empecé a impacientarme. ¿Es que no tenía libres ni cinco minutos? Claro que luego llego el fin de semana y ya la impaciencia se convirtió en cabreo monumental. Supuse que estaría ocupado tirándose por fin a su compañera -entre muchas otras cosas que se me pasaron por la cabeza- pero en serio. ¿Ni cinco minutos? Sin embargo, como habíamos quedado en que me llamaría él, resistí la tentación de coger el teléfono y volver a llamarle. Más que nada porque seguramente se piense que estoy deseando volver a tirármelo o algo y ¿la verdad? Al principio lo pensé. Mucho. Pero ¿ya? Ni me lo planteo. Lo único que quiero es recuperar mi estúpido pendiente y dejar de pensar en aquella noche, tarde o lo que fuera.

Quien si me ha llamado ha sido Jack. El inglés ese tan majo que conocí bajo la lluvia. Hemos ido a tomar un café una vez, le conté lo asqueroso que había sido mi cliente del día mientras él intentaba quitar hierro al asunto. También me preguntó por el pendiente. Le conté que si que sabía donde estaba pero que aun no había podido recuperarlo y me hizo reír cuando me dijo que si al final no lo encontraba, ya sabía que regalarme por mi cumpleaños.

Vuelvo a casa y me pongo una copa de vino mientras me preparo un baño. Aun no han dado las diez pero me da lo mismo. Necesito vino en el sistema y estar en remojo al menos una hora para desinfectarme. Pongo la toalla y la copa a mano, enciendo la radio y cierro el grifo cuando hay suficiente agua y espuma en la bañera. Cuando entro en el agua caliente se me escapa un gemido. Dios mío como necesitaba esto. Mientras Adele canta a no se cual amor perdido, doy un sorbo al vino y cierro los ojos. A cualquiera que se le diga pensará que estoy como una reina, pero hay que contar también que el vino es del malo, que la bañera está despostillada y que no me extrañaría nada que al abrir los ojos me encuentre a una cucaracha mirándome desde algún rincón del baño. Pero es lo que tengo, es mío, lo pago yo sola y que cojones, estoy orgullosa, cucarachas y todo...

Empiezo a quedarme dormida antes de terminarme siquiera la copa de vino así que salgo de la bañera, tiro del tapón y me seco antes de volver a meterme en la cama, sin vestirme siquiera. Antes de quedarme dormida no puedo evitar pensar otra vez en esa llamada que no llega...

Como si le hubiese invocado, horas después suena el teléfono despertándome en lo mejor de un sueño que olvido nada más abrir los ojos. Lo cojo sin mirar quien es, pensando que será otro cliente pero casi me caigo de la cama cuando el preguntar quien es, es Lucas quien me contesta. “Vaya, hola... Ya empezaba a temer que hubieses perdido mi número...” A ver niña, ¿ese tono meloso a que viene? ¿No habíamos quedado en que ya no nos planteábamos la opción de tirárnoslo de nuevo? Genial, ahora hablo en plural como Gollum... Suspiro casi imperceptiblemente mientras él me suelta las excusas de porque no me ha llamado antes. Nada nuevo, la verdad. Ha tenido mucho trabajo. Pues vale. “No te preocupes. No nos habría llevado más que cinco minutos vernos y que me devolvieses lo que perdí. No hacía falta...” No me da tiempo a decirle que no hacía falta otra cita para eso pero me interrumpe pidiéndome que vaya a comer con él. ¿A comer? Supongo que si, que puedo... “Me encantaría. ¿A que hora?”

Quedamos en media hora en el bar de la otra vez. Le digo que allí estaré y le cuelgo. Bendita mi idea de darme un baño porque ahora solo necesito vestirme, maquillarme un poco y lista. Ese es otro problema. La ropa. Toda la que tengo es demasiado ceñida, demasiado ajustada o las dos cosas y no quiero ir a comer con Lucas a la una y media del mediodía pareciendo una puta. Porque vale que es lo que soy, pero no tengo por que parecerlo y al fin y al cabo él no lo sabe. Encuentro un pantalón vaquero en el fondo del armario que debe ser de cuando iba al instituto como mínimo porque me está bastante ajustado e incluso corto. Pero con los botines no se nota y al fin y al cabo los pantalones no me quedan mal. No me hacen excesivamente delgada, al contrario, me saca hasta curvas no se de donde, así que me los quedo. Una camiseta de tirantes blanca, una camisa de cuadros rojos y blancos que no recuerdo haber comprado y mi cazadora de cuero completan el conjunto. Al final parezco una chica normal y todo. Lo mismo se decepciona porque esperaba a alguien glamouroso como la otra vez pero hasta Audrey iba en vaqueros y sin tacones alguna vez, estoy seguro. Y apuesto lo que sea a que estaba fabulosa.

Una vez lista solo tengo diez minutos para llegar y el bar está a veinte... Lo siento, guapo, pero parece que vas a tener que esperarme un pelín.
avatar
Heka

Mensajes : 1124
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Calamity Grace el Mar Ene 22, 2013 2:26 pm



· Barrie Kessel // Ft. Bass Grier // Voy
· Oliver O'Cleary // Ft. Gwen //Wait
· Sean Gallagher // Ft. Mark // Voy
avatar
Calamity Grace

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 09/12/2012
Edad : 39
Localización : Batangas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  _Sara el Mar Ene 22, 2013 2:26 pm

Malcolm Drake (al teléfono con Meredith)

No me puedo creer que estén pasando estas cosas. No digo que no tenga toda su lógica, pero por si nos parecía que no teníamos bastante con todo lo que tenemos encima, ahora voy y encima tengo que arreglar esto. Para nada, si lo pienso bien, la verdad. Pero es lo que hay.

Mi abogado me llamó el viernes pasado. Le había hecho una consulta sobre el divorcio de Kate, imaginando que probablemente ella me lo va a pedir en cuanto pueda, me dijo que hablaría a ver, y luego el viernes me llama con la noticia de que no pasa nada porque Kate y yo no estamos casados. Os podéis imaginar cómo me quedé. En pocas palabras, en el estado adecuado para no entender lo que me dijo después más que por encima. Lo único que pillé fue que dado que nunca hubo resolución firme de divorcio con Meredith, y sobre todo teniendo en cuenta que ha reaparecido, es como si siguiéramos casados. Un matrimonio anterior invalida el posterior. Así que estoy casado, sí, pero no con Kate. Con Meredith.

No llevo ninguna de las dos alianzas ya, de todos modos. Las tengo guardadas en una caja, las dos. Porque después de todo y aunque a uno de ellos no lo conozca, ellas siguen siendo las madres de mis hijos y porque quizá dos fracasos me quitarán las ganas de cometer un tercero.

La cosa es que no creo que Meredith sepa nada de esto, ni que quiera mantener las cosas así, tampoco. Mi abogado me ha dicho que haga las cosas como quiera, pero que si quiero tener las cuestiones resultas, incluida Alva (aunque ya no le queda mucho para cumplir la mayoría de edad), debería hacer un convenio con Meredith y normalizar la situación. Me propuso llamar a su abogado y arreglarlo entre ellos, pero primero, no creo que tenga, y segundo, son cosas que más vale decir a la cara.

Así que aprovecho la hora de comer para dejar al chico a cargo de la recepción e irme a mi despacho a hacer una llamada. Tengo su número por la cuestión de Alva, obviamente, pero aún así me cuesta un poco marcarlo. No sé cómo se lo voy a decir, ¿cómo se empieza esa conversación? Incluso dejando a un lado lo poco convencional de la situación, nunca he sido bueno para poner punto final a las relaciones. Hasta ahora había pasado y ya.

Busco el número en la agenda del móvil y respiro hondo antes de pulsar la tecla de llamada. Por un segundo, una parte de mí espera que no lo coja. Posponerlo hasta esta noche, o hasta mañana, pero entonces descuelga y oigo su voz al otro lado de la línea.

Carraspeo. -Hola, Meredith, soy yo- la saludo, y decido seguir hablando antes de echarme atrás y que todavía me cueste más arrancar.- ¿Qué tal? Espero no pillarte en un momento muy liado, porque quería hablar de una cosa... pero si no puedes ahora, dime cuándo te viene bien y te vuelvo a llamar.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Mar Ene 22, 2013 2:36 pm



Eve Fitzpatrick || Ft. Ethan || Waiting
Zoe Echolls || Ft. Flynn || Voy
Sky Mason || Ft. Emma || Voy
Bass Grier || Ft. Barrie || Waiting
Charlotte Lyngham || Ft. Jonah || Waiting
Isabelle Benedict || Ft. Simon || Voy
Finley Thomas || Ft. Penny || In Talks
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Calamity Grace el Mar Ene 22, 2013 2:42 pm



Barrie Kessel
Ft. Bass



Ya no se que más hacer. Resignada, me siento en un banco del parque que está justo delante de mi hotel. Bueno, llamarlo hotel sería un eufemismo demasiado grande. Tengo frío así que encojo las rodillas y subo los pies encima del banco. Sé que está mal, pero siento que necesito esconderme. Y no sólo de la persona que quiere acabar conmigo, sino que necesito esconderme de mí misma. De todo lo que me está pasando.

Llevo más de una semana en Niamh , nueve días si las cuentas me salen bien, y no sé qué hacer con mi vida. Al principio me pareció una buena idea quedarme aquí. El sitio es bastante remoto, para ser honestos, y parece improbable que alguien dé conmigo en esta isla. Pero con lo que no había contado, es con lo que iba a hacer yo a partir de ahora.

Lo primero es encontrar un trabajo. Vale que tenga mis ahorrillos, pero no me van a durar siempre. Mi buena Maude, tuvo el gran detalle de hacer una cuenta a mi nombre cuando me adoptó, dónde me metía el poco dinero que iba ahorrando, para darme un futuro. Y ahora estoy aquí, perdida y sin futuro.

“Lo siento tanto, Maude” Digo suspirando mientras cierro los ojos para evitar llorar.

Lo cierto, es que aun me queda algo de dinero y se está haciendo imprescindible buscar un apartamento, o algún sitio donde pueda esconderme mejor. Además, no fui muy lista que digamos cuando me registré, porque di mi verdadero nombre y mis datos personales. Así que si el asesino que mató a Maude diera conmigo en esta isla, no tendría demasiados problemas para localizarme. ¿Se puede ser más estúpido?

Me levanto del banco y silbo a Fred para que venga a mi lado. Parece que ha hecho algunos amigos en el parque, por lo que me da pena tener que sacarlo de ahí. Fred llega corriendo hacia mí y restriega su cuerpecito en mi pierna, manchándome de barro la parte de abajo del pantalón. Le cojo en brazos, y sin poder evitarlo, le doy un achuchón. Él, me arrima su naricita húmeda y me deja la cara llena de babas. Me echo a reír, adoro a este perro.

Con Fred en brazos, camino buscando una cafetería para comer algo. De camino me fijo en un bloque de apartamentos que me llama la atención. Veo que hay carteles de alquiler en una de las ventanas y no parece un mal barrio, así que me anoto mentalmente la dirección para preguntar por el alquiler. Fred está bastante inquieto en mis brazos, lo que me sorprende porque suele estar muy tranquilo. Pero algo le inquieta.

Sin querer, me pongo alerta y camino observando todo a mi alrededor, cualquier precaución es poca. Tengo una sensación bastante rara, ya que estoy empezando a notar como si alguien estuviera detrás de mí a cada paso que doy. Tranquila Barrie, sólo camina tranquila. Creo que el corazón me va a saltar del pecho en cualquier momento, puede que todo sean imaginaciones mías, pero me estoy asustando de veras.

Cambio de dirección y me voy derecha hacia el hotel. No tengo ganas de tentar a la suerte, y con el susto se me ha quitado el hambre completamente. Cuando llego a la puerta, la sombra parece haberse volatilizado, así que, más tranquila, subo a mi habitación escondiendo a Fred en mi abrigo. Aun no sé si puedo tener animales aquí…

Paso dentro de la habitación y suelto al perro, que trepa inmediatamente a la cama. Parece haber decidido que ese es su territorio. Doy un par de vueltas, recogiendo algunas cosillas que me había dejado tiradas en el suelo para tranquilizarme. La verdad, ahora que estoy más relajada, el hambre me ha vuelto, y con ganas.

Decido salir de la habitación y buscar algo de comida por ahí. Me imagino que el hotel tendrá alguna máquina o algo para sacar un bocadillo…

El hotel es un laberinto de pasillos. Son estrechos y llenos de puertas de habitaciones, y las paredes están enmoquetadas. Ciertamente, es horroroso. Camino por cada pasillo y cada recodo, y no soy capaz de encontrar ninguna maquina de nada. Por no encontrar, no encuentro ni una mísera fuente de agua. Definitivamente, voy a buscar apartamento.

Aburrida, y hambrienta, me doy la vuelta para volver por donde he venido. Pero una muralla gigantesca me impide seguir andando. Al girar, me he golpeado con algo duro y he perdido el equilibrio, aunque no he llegado a caer, porque dos fuertes brazos me han sujetado acercándome a la muralla.

Levanto la vista y veo a un hombre alto, demasiado alto, y moreno que debe estar preguntándome algo pero que no entiendo bien.

“Sí, gracias” supongo que me ha preguntado si estoy bien. Así que asiento y noto como él me separa y me pone derecha. Me doy patadas mentalmente por no reaccionar en absoluto.

avatar
Calamity Grace

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 09/12/2012
Edad : 39
Localización : Batangas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Calamity Grace el Mar Ene 22, 2013 2:49 pm



Sean Gallagher
Ft. Mark


Me siento como si fuera un alienígena.

Vale que he estado unos años sin pisar Niamh, pero no me imaginaba que iba a ser todo tan distinto. Cuando me fui de esta maldita isla era poco menos que un paria y ahora todo el mundo me recibe como si fuera El Mesías. Al menos, me alegro de que algunos de los inútiles que me insultaban se den cuenta de que soy una persona. Hay que ver lo hipócritas que son… Lo que puede llegar a hacer un título universitario y unos cuantos miles de euros en el banco. Y es que lo más increíble de todo es que he renunciado a un trabajo impresionantemente bien pagado para llevar las cuentas de una modesta pizzería en Niamh. Pero cómo iba a decir que no, mi tío es el dueño y necesita ayuda… Además, después de todo lo que mi familia ha hecho por mí, no podía defraudarles. La familia es lo más importante al fin y al cabo.

El negocio no va muy bien que digamos y se supone que soy la leche con los números, así que mi padre me rogó que viniera a echar una mano al pobre tío Owen. Se supone que no tiene ni idea de cómo llevar un negocio, mi padre siempre dice que es demasiado blando. Nunca he entendido por qué eso es un problema…

Miro a mi alrededor. Mi tío me está explicando cómo va todo, mientras me lleva a su despacho y se pone a sacar todo el papeleo de la gestión de la pizzería. La mesa está abarrotada y tiene que hacer hueco retirando un montón de fotos de mis primos. Sonrío al mirar una en la que salgo yo. La verdad es que era un crío bastante mono... Descuidadamente cojo uno de los papeles y la expresión me cambia al instante.

“¡Madre mía!” exclamo en voz alta sorprendido “¿Quién te ha estado llevando las cuentas?” le pregunto. Y no me extraña que la pizzería vaya tan mal, le han estado robando. Mi tío me mira como si le estuviera hablando en chino, el pobre no tenía ni idea de lo que estaba pasando. Aquí hay demasiado lío y no tengo ni idea de por dónde empezar…

Después de un rato revisando y clasificando los papeles, mi tío Owen me pregunta si conozco a la gente que trabaja para él. La pizzería no es muy grande, tiene dos plantas. En la planta de arriba están las oficinas, dónde trabajan diez personas. A la única que conozco es a Maureen, la secretaría de mi tío, una mujer de unos cincuenta y tantos años, que siempre nos daba caramelos cuando mis primos y yo íbamos a merendar allí. Y es que mi tío tiene la pizzería desde que yo era un enano, un negocio familiar que se va a la mierda por culpa de un ladrón, aunque no si yo puedo evitarlo.

Seguimos con el tour, y vamos hacia la cocina. Está en la planta de abajo junto a la zona de restaurante. A diferencia de otras pizzerías, la cocina no da a la zona pública sino que está separada por una mampara opaca con la leyenda Gallagher’s Pizza en letras enormes.
Entramos a la cocina y no se ve mucho movimiento. Hay cinco chicos y chicas, bastante jóvenes, que no están haciendo gran cosa. Miro a mi alrededor y en la otra punta puedo ver a un chica algo mas mayor, que parece de mi edad… Abro los ojos, sorprendido, porque es la estúpida que aireó que yo soy gay cuando estaba en el instituto. Petarda, para lo único valía era para menear el culo.

Mi tío me los va presentando uno a uno, y sonrío de medio lado cuando la petarda me reconoce y traga saliva. Menos mal que no soy rencoroso, si no le haría la vida imposible, y se lo tendría merecido. Aunque en el fondo debería darle las gracias, porque si no hubiera sido por ella, probablemente no sería quien soy ahora, quién sabe.

Estamos a punto de salir cuando la puerta que da a la zona de repartidores se abre de golpe. El chico que la ha abierto parece estar haciendo malabares para entrar, tiene las manos ocupadas con una caja de hierro bastante pesada y lleva un neumático de moto colgando del hombro izquierdo. Entra vociferando palabras malsonantes y con la cara manchada de aceite. Intento disimular una risilla, porque la verdad es que está hecho un espantajo, pero el chico tiene su aquel, así cubierto de grasa.

Se da la vuelta soltando un último improperio y se queda estático al darse cuenta de que el jefe está delante de sus narices. El pobre chico tartamudea intentando disculparse, pero mi tío le corta aguantando una sonrisilla, intenta portarse como un jefe autoritario pero se nota que la situación le está divirtiendo bastante. El chico deja la caja de hierro en el suelo, acercándose reticente hacia nosotros, y yo noto que me mira con curiosidad. Seguro que piensa que soy un pijo idiota porque, tal y como he salido vestido hoy de casa, hasta yo lo pienso.

El chico se disculpa repetidas veces, mi tío hace un gesto despreocupado y se acerca para hacer las presentaciones. Me dice que se llama Mark.

“Hola, yo soy Sean” extiendo la mano para saludarle y algo muy raro sucede. He notado como una pequeña descarga, desde la punta de los dedos hasta la palma de la mano. La retiro rápidamente, un poco nervioso. No sé por qué, pero me he puesto nervioso como un tonto. Noto que Mark también desvía la mirada, ¿qué está pasando aquí?

Creo que he desconectado unos minutos de la conversación, porque cuando vuelvo a prestar atención escucho no se qué de una moto rota, y un pinchazo y algo más. Intento prestar atención pero el retumbar del pulso en mis oídos me desconcentra. Parezco un memo adolescente y, lo más raro de todo, es que no sé por qué.

“Si quieres te puedo echar una mano, no se me da mal la mecánica” No sé de dónde ha salido eso. Yo lo que quería decir es que iba a subir a revisar más papeles. Mark parece dudar, y yo creo que está un poco incómodo, pero acepta mi ayuda.

Miro a mi tío Owen que oculta una sonrisa y nos da su permiso encantado. Me giro hacia Mark y me quito la camisa, que es blanca, y como la manche de aceite mi madre acaba conmigo en cuanto pase por la puerta. La camiseta que llevo debajo es un poquito más ajustada de lo que gustaría y noto como las chicas se me quedan mirando. Aunque ya no juegue al fútbol de manera profesional, sigo haciendo deporte y estoy bastante fuerte, la verdad.
Ignorando las miraditas me agacho para coger la caja de hierro, que está llena de herramientas, y espero a que Mark me abra la puerta.

avatar
Calamity Grace

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 09/12/2012
Edad : 39
Localización : Batangas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Gaia el Mar Ene 22, 2013 3:41 pm

Sara Schulze
Ft.
Patrick.



No puede estar pasando. No ahora. Tiene que tratarse de un jodido error o de una maldita broma. Ni siquiera sé que hago todavía aquí esperando una explicación convincente de un médico inepto. Jodida sanidad deficiente. Debería estar en los juzgados y no en esta consulta de mala muerte escuchando sandeces. Menudo asco de isla, aunque ahora sea mi isla.

-¿Se cree que necesito escuchar eso? –vuelvo a preguntar. Él médico parece haberse atascado en un bucle repetitivo de definiciones científicas y no sale de ahí. Igual que una grabadora, que un maldito disco rallado -.Es la tercera vez que lo repite. No me importa si ha sido el estrés o que se me ha aparecido Santa Catalina acompañada del ángel Gabriel. Le digo que no puede ser.

Otra vez me muestra las analíticas que agarra en una carpeta y me señala números redondeados con bolígrafo rojo. Le arranco el informe de las manos y lo suelto sobre la mesa con un golpe seco – ¡Deje de enseñarme de una jodida vez el puto gráfico!

El hombre da un paso hacia atrás con miedo y yo vuelvo a sentarme en mi silla. Me recoloco un mechón de pelo sobre la frente a la vez que respiro intentando calmarme. Igual es cierto que últimamente estoy alterada.

-Está bien. Lo siento – digo más calmada mientras el médico vuelve a sentarse-. Entiéndame, no era algo que esperara. No es el mejor de los momentos y estaba segura de que no iba a pasar.

Él no responde y yo me levanto. Creo que tiene miedo. Debería tenerlo. Recojo el informe, mi bolso y hago amago de salir de la consulta pero antes me giro.

-No creo que haga falta decirlo pero espero que esto no salga de aquí. Mucha gente podría pagarle porque esto saliera a la luz pero lo que yo podría hacerle sería mucho peor.

Cuando llego al juzgado todos bajan la vista. Me hace gracia la manera que tienen de evitar mirarme como si fueran a convertirse en piedra pero no me disgusta. De hecho, me agrada que sepan quien tiene el control aquí y que a la mínima sospecha pueden estar en la calle como hicimos con Claire. Ella fue de las primeras en caer, de las primeras investigadas. Y lo cierto es que me caía bien. Al menos se libró de ser interrogada. Un pequeño detalle con ella, supongo.

No ha tenido tanta suerte el que está ahora mismo con Patrick.

Lo primero que escucho, cuando entro en la sala que hemos habilitado para los interrogatorios, es el crujir de los nudillos de Patrick. Doy un par de pasos sobre el frío suelo de la sala, donde está tirado un hombre encima de un charco de sangre. Evito pisarla con mis tacones y saludo a Patrick con un gesto de cabeza cuando él levanta la vista.

-¿Ya ha dicho algo?

Él niega con la cabeza. Patea al hombre en el estómago. Éste suelta una especie de gemido y después escupe sangre.

-Lleva así dos días, para este entonces supuse que ya habría hablado, o que estaría muerto – miro al hombre con asco pero luego cambio de tono -. Sin embargo no era por esto por lo que venía a buscarte. Vamos a mi despacho, tenemos algo de lo que hablar.

Me alejo del hombre que sigue encima del charco de sangre seguida de Pat. Los dos salimos de la sala. Él se adelanta un poco, yo me detengo junto al hombre que tenemos custodiando la puerta.

-Que nadie entre. Dejad que se desangre como un cerdo.

avatar
Gaia

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 19/09/2011
Edad : 31
Localización : By the Docks

Ver perfil de usuario http://brookshousingestate.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Cristi el Mar Ene 22, 2013 4:48 pm

Jonathan Marshall
ft. Charlotte



Qué hambre tengo, Diosito. Hasta me ruge la barriga. Si no fuera porque la hierba no es algo que me emociona, me habría puesto a pastar con las cabras. Menos mal que ya me toca volver a casa. He pasado un rato buenísimo tomando el fresco, que conste. Y es algo que me encanta, pero cuando el estómago reclama mi atención…

Últimamente me toca cuidar del rebaño a mí solo, así que me aburro un poco. Mi hermano no para de escaquearse con la excusa de que va a la ciudad a buscar trabajo. No sé cómo mis padres se tragan esa trola, de verdad. Parece que todavía no lo conocen, y eso que lo engendraron ellos. A saber a qué dedica su tiempo. Prefiero ni pensarlo. Y mi padre… Es mi padre. Si no le apetece sacar al rebaño, está en su derecho de mandarme a mí solo. Aunque como he dicho antes, no me importa en absoluto.

Cuando llego a casa dejo a las cabras en el establo. Estela, que ha ido a mi lado durante todo el trayecto de vuelta, entra la última, pero antes se gira y yo le doy un par de golpecitos en la cabeza con la palma de la mano en señal de afecto. Estela es mi cabra. Me la regalaron hace cinco años. Yo quería un pastor alemán, pero decían que la cabra salía más barata. Y tan barata. La parió una de las otras cabras, que en paz descanse. Al final le he cogido mucho cariño. Mi hermano me dice que estoy loco, pero yo creo que me escucha cuando le hablo, en serio. Pone cara como de prestar atención.

La puerta está cerrada con llave, así que supongo que mis padres siguen en la ciudad. Saco las mías del bolsillo, abro y salgo disparado hacia la cocina. Abro el frigorífico para prepararme algo, pero en ese mismo momento descarto la idea cuando veo que mi madre me ha dejado una fiambrera de macarrones lista para calentar. La saco y la meto en el microondas. Entonces alzo la vista y veo mi reflejo en la ventana. Me parece a mí que voy a tener que ducharme antes de poder disfrutar del almuerzo. Tengo muchísima hambre, pero tampoco soy un guarro. El aseo personal va primero aunque me esté muriendo de ganas de comer.

Subo hasta el baño, me desnudo y me meto en la ducha lo más rápido que puedo. Sí, soy muy ansioso. Abro el grifo y espero hasta que el agua esté caliente para ponerme debajo del chorro. Al final creo que me voy a tirar un rato más largo aquí dentro. Se está muy bien. Ya estoy enjabonado cuando suena el timbre de la puerta. La casa está en el culo de la ciudad y tanto mis padres como mi hermano tienen llaves. A saber quién es. Y a estas horas. Y yo con este hambre… Espero que sea quien sea no me tenga mucho tiempo en la puerta. Me enjuago y me seco para enrollarme luego una toalla a la cintura.

Espera, que acabo de hacer memoria.

Mi padre me dijo hace una semana que dentro de poco vendría a casa una chica a pasar un tiempo con nosotros. Una remilgadilla a la que su padre quería darle una lección para que aprendiese lo que es el “trabajo duro”. Igual es ella. Antes de bajar se me ocurre enrollarme otra toalla en la cabeza, como normalmente hace mi madre, solo para ver la cara que se le queda a la persona que está afuera esperando. En estos momentos es cuando echo de menos a mi hermano.

Bajo rápidamente – a ver si ahora con todo lo que estoy tardando se aburre de esperar y se va – y abro la puerta de forma algo brusca, pero con una sonrisa de oreja a oreja.

La que está afuera es una chica de más o menos mi edad, guapísima todo sea dicho, a la que se le ha quedado una cara graciosísima nada más verme. Justo lo que pretendía. “Hola, ¿eres…?”. Bien, se me ha olvidado el nombre. “Perdona, no me acuerdo de tu nombre, aunque mi padre me lo dijo. Eres la chica que va a pasar una temporada con nosotros, ¿verdad?”. Asiente con la cabeza. Me parece que la he dejado bastante cortada con las pintas. “Me acabas de pillar recién salido de la ducha como puedes apreciar”. Me señalo el turbante. “Pasa, anda”. Le cojo una de las maletas y me aparto para dejarla entrar. “¿Tienes hambre? Justo iba a almorzar”.
avatar
Cristi

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 05/01/2013
Edad : 25
Localización : Mi casa, ío.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Mar Ene 22, 2013 5:17 pm



Zoe Echolls
ft Flynn


He bordado el examen de física. Por lo menos algo bueno está teniendo el día, porque la verdad es que el resto… Vaya una mierda. Por poco me quedo sobada en clase de filosofía, y no es para menos, porque Kant sería muy listo, pero la alegría de la huerta no era el hombre. Le he cogido manía. ¿Por qué no podía ser su filosofía más fácil, como la de Platón? Platón me cae bien, a ese sí le entiendo.

En fin… Hago como que repaso el examen, aunque no lo estoy haciendo en realidad. Estoy divagando sobre los últimos días y sus consecuencias. Al día siguiente del huracán se suspendieron las clases por el desastre de la cocina. Estaba todo manga por hombro, y necesitaban limpiarlo todo. Pensábamos que nos íbamos a quedar varios días sin clase, pero no. El miércoles tuvimos que venir como unos campeones, aunque la cocina seguía machacada, pero por lo menos el comedor funcionaba, aunque no había comida caliente, claro. O te conformabas con un sandwich, o nada.

Así que el miércoles tuve que venir. Cuando vi a Flynn, todo resultó un poco raro. No nos habíamos visto desde el lunes, el día del huracán, y la situación fue tan surrealista, que no sabíamos cómo reaccionar ni tratarnos el uno al otro. Nos saludamos, un poco incómodos, recordando los dos que algunos momentos de nuestro anterior encuentro no fueron exactamente normales… Después de todo, estuvimos un buen rato desnudos, sólo con una toalla. Cada vez que recuerdo cuando me sentó encima de él y estuvimos así un buen rato con las toallas, me da de todo.

Sin embargo, nos hemos hecho bastante amigos. Desde entonces, hemos comido todos los días juntos, cosa que ha dejado bastante locos a sus coleguitas del equipo de baloncesto y sus animadoras/admiradoras. A él le da bastante igual. Dice que prefiere sentarse a comer conmigo, y lo cierto es que me encanta que lo haga. Con él no tengo que aparentar ser fuerte o borde para protegerme. Con él puedo ser yo misma porque ya lo fui desde el minuto uno. Y es muy fácil hablar con él, podemos tirarnos horas hablando de la chorrada más absoluta. Lo cierto es que no es en absoluto como creía que era. Las primeras impresiones a veces pueden ser equivocadas, y yo me equivoqué del todo con él. Es un poco chulito, pero no lo hace en serio, sino bromeando. Lo cierto es que es un encanto.

Y esto es en lo que estoy pensando en vez de dedicarme a hacer lo que tengo que hacer, que es repasar el examen de física. Bah, es igual, me ha salido muy bien, porque para eso me he tirado estudiando todo el fin de semana y el lunes y el martes, así que voy sobrada. Suena el timbre que anuncia el final de la clase, y me levanto corriendo. Le dejo el examen en la mesa al profesor a toda prisa, y salgo del aula, andando todo lo rápido que puedo y sorteando alumnos. Es la hora de la comida, y Flynn siempre sale escopetado hacia el comedor, así que seguramente ya haya llegado.

Pues sí, nada más entrar al comedor veo a Flynn, sentado en “nuestra mesa”. La llamo nuestra porque nadie más se sienta ahí, sólo nosotros. Le saludo con la mano, y camino hasta él, que me está sonriendo.

¡Flynn! ¿Qué tal las clases? ¿Tan coñazo como las mías?”. Me contesta afirmativamente, y después me pregunta por el examen. “¿Tú qué crees? Lo he bordado”. Me da la enhorabuena, y nos sentamos a comer. Cada uno lleva su comida, ya que la cocina sigue sin estar lista y los sandwiches que venden aquí no es que den mucha confianza. Hablamos un poco de las clases y el coñazo que resultan. Menos mal que compartimos alguna que otra, y en esas se nos pasa más rápido el tiempo, entre otras cosas porque nos pasamos toda la hora hablando. Somos unas malas influencias el uno para el otro…

Además, tenemos el coro. Sí, al final me he unido. Y es algo de lo que no me arrepiento, porque no sabía cuántas ganas tenía de volver a cantar hasta que lo hice de nuevo. Un mes sin cantar para mí es mucha tela, y más después de haber estado cantando todos y cada uno de los días de mi vida. El coro me dio muy buena bienvenida, y además he tenido la oportunidad de escuchar cantar a Flynn. Es un crack. Me encanta su voz.

¿Oye, son cosas mías, o nos están mirando raro?”. Me he dado cuenta desde que he entrado al comer, que la gente nos mira con cara rara. A los dos. Flynn mira a nuestro alrededor, y frunce el ceño. O sea que no son cosas mías… Cuando sorprendemos a alguien mirándonos, o bien giran la cabeza y fingen que no lo estaban haciendo, o bien se ponen a cuchichear con el de al lado y se empiezan a reír. ¿Qué está pasando aquí?

No tardamos mucho en averiguarlo, porque se acerca uno de los “amigotes” de Flynn. En realidad no son amigos, pero sí que solían juntarse a menudo para fardar de “mira qué guapo soy, que estoy en el equipo de baloncesto y me ligo a todo lo que lleva faldas”. La clase de persona con la que no compartirías confidencias, vamos. No un amigo de verdad. El caso es el que el chaval este, que me cae bastante mal, todo hay que decirlo, se acerca a nosotros y nos mira con una sonrisa de “sé algo que vosotros no sabéis”. Capullo.

Flynn le pregunta que qué coño quiere. No con esas palabras, pero casi. Y entonces el gilipollas suelta que sabe que él y “la morenaza” (¿en serio, tío?) se lo habían montado en el instituto el día del huracán. Que es la comidilla del instituto.

¿Pero qué cojones…? Por lo visto alguien nos vio salir del instituto, con los bomberos, el director y toda la parafernalia. Yo llevaba puesta la camisa de Flynn, y él se inclinó para besarme en la mejilla… Y lo malinterpretaron. Y lo que es peor, encontraron las toallas mojadas dentro del vestuario. Joder, me deben estar tomando el pelo…

Ahora no sólo me ven como la chica rara nueva que se ha hecho amiga (inexplicablemente) del chico más popular del instituto, sino la zorra que se lo tiró el primer día que lo conoció.

Este día no podría ir peor.
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Chasing Girl el Mar Ene 22, 2013 5:42 pm

Cabe decir que estoy más perdida que un pulpo en un garaje

The Morosing Game

• Hunter • ft. ¿Lake?|| ¿?
• Michael • ft. ¿Liv? || ¿?
• Adam • ft. ¿? || ¿?
• Hester • ft. ¿? || ¿?
• Ali • ft. || I need trama
• Emma • ft. || I need it too
avatar
Chasing Girl

Mensajes : 250
Fecha de inscripción : 02/10/2011
Edad : 28
Localización : Winterfell

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Heka el Mar Ene 22, 2013 6:36 pm

Joe Connor
ft Deb




Que la flacucha esta me haya tenido varios días comiéndome la cabeza y otros tantos bebiendo los vientos por ella, es tan inusual en mi que me da hasta vergüenza reconocerlo. Porque, joder, la niña no es nada del otro mundo. Las he tenido mejores y más dispuestas en mi cama y les he dado la patada. ¿Por qué es distinto con Deb? Pues no lo se, pero lo es. Lo mismo es la forma en la que me habló. Lo decidida que estaba en que jamás en la vida iba a volver a pasar nada entre nosotros... No es que me lo creyera, porque seamos serios, la niña se derritió durante nuestro último beso, no puede decirme que no por mucho que luego se envalentonara y decidiera retarme, golpearme y provocarme.

Tras casi una semana de darle vueltas he decidido tomarme su resolución como un reto. ¿Qué no se lo pensaría ni aunque fuese el último hombre sobre la faz de la tierra? Bueno, lo veremos...

Llevo una mañana de miércoles que parece lunes. Es aburridísimo. Me asomo a la puerta a echar un vistazo... Day, Hawke, Hart... Todo el mundo está trabajando tranquilamente en su mesa pero ellos no me importa. Por mi como si se están montando un trío encima del escritorio. La única que quiero saber donde está no está en su mesa. Llamo la atención de Laura que levanta la vista con desgana. "¿Donde está Morgan?" Se encoge de hombros y me dice que no lo sabe. Será inútil... Desde que está con el rubito no es la misma. Está diferente y no me gusta. La tiene agilipollada... En fin, eso no es asunto mío para nada. "Cuando vuelva, dile que venga a mi despacho." No me quedo a averiguar si Hart asiente o no, porque dicho eso, vuelvo a lo mio. Se que se lo dirá y se que Debra vendrá porque sigo siendo el jefe, que cojones.

Un rato después Deb entra sin llamar. Me encanta ese genio suyo. "Sientate, Morgan. Quería hacerte una pregunta..." Me va a querer arrancar la cabeza cuando le haga la susodicha pregunta, pero A: tengo que intentarlo y B: en el fondo me encanta esto y algo me dice que a ella también. "Esta noche se espera que unos traficantes, los mismos rusos de siempre, reciban un cargamento de armas en el puerto. He pensado en ti. En que vengas conmigo." Antes de que me diga nada, matizo. "Eso si, con una condición. Que luego cenes conmigo. Hay un restaurante genial en el puerto."

Ahora es cuando Deb me abre la cabeza con la silla. O lo haría, si no fuese porque toda nuestra atención está ahora acaparada por William Archer y su aparición en la comisaría.
avatar
Heka

Mensajes : 1124
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Zaida el Mar Ene 22, 2013 6:50 pm



Flynn Watson ft Zoe // Voy
Simon Boyle ft Izzy // Espero
Barry Sanders ft Angélique // Voy (Abro)
avatar
Zaida

Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 31/10/2010
Edad : 29
Localización : Niamh

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Bolly el Mar Ene 22, 2013 7:28 pm



Lucas North
(Con Hope)

Estos nueve días han sido una puta locura, de hecho, no las tengo todas conmigo de que la puta locura haya terminado. Me han hecho jefe, o algo así (aunque no de manera oficial, así que no puedo beneficiarme de ello tanto como me gustaría), de lo que ahora llamamos SE. Recién estrenado y Sara y Patrick están igual que un crío con un juguete nuevo el día de Navidad. Llevamos nueve bonitos días sin parar de interrogar gente y lo que no es interrogar gente también. Mi hombro, el que me jodí una vez porque me dispararon, lo está pagando. No es que me guste lo que hago la mayor parte del tiempo - que no - pero a veces el desgraciado lo merece y entonces sí que se siente una liberación de estrés increíble. De cualquier forma, el trabajo es el trabajo. Y yo cumplo con él, lo hago y...bueno, no se está tan mal. Excepto por la parte de que no he tenido tiempo ni de respirar durante el fin de semana entre interrogatorio e interrogatorio y formalidades varias antes de echarlo oficialmente a andar. Me ha jodido, porque tenía pensado llamar a Hope durante todo ese tiempo.

No, tampoco entiendo el hecho de que durante estos nueve días haya estado deseando buscar un hueco para llamarla. Tengo ganas de verla y....vamos a ser serios, en este tiempo no he tenido tiempo para desahogarme. Ni un poco. Y oye, ya que estamos en desahogarnos, que sea con ella que al menos sé que voy a pasar un rato estupendo. Sí, muchas veces me he sorprendido pensando en aquella noche sin venir a cuento. Me digo a mí mismo lo inútil que soy por hacerlo e intento seguir, pensando si acaso no empiezo a estar jodido de verdad. Hoy Sara ha llegado hecha una banshee y se ha metido en el despacho con Patrick nada más llegar. Y es la hora de comer. Así que deduzco que esta es la mía para hacerlo. Normalmente, le diría a Layla que se venga conmigo, pero ella todavía no ha terminado así que la saludo con la mano. Además, se me acaba de ocurrir algo. Si es que acaso no me quiere matar lentamente en cuanto me escuche. Lo cual, no me extrañaría. Le prometí que iba a llamarla y he tardado más de una semana. Seré gilipollas, pero es que tampoco he tenido otra opción. El pendiente, por cierto, sigue donde mismo lo dejé el día que lo encontré.

En cuanto salgo de los juzgados saco el Iphone del bolsillo de mi chaqueta y me lo quedo mirando antes de decidirme a marcar su número. Sorprendentemente, coge a los pocos tonos. Parece adormilada. El tono en el que me dice que pensaba que había perdido su número me hace perder el norte de la conversación por un momento.

- Lo siento, juro que no he tenido otra ocasión para llamarte y he pensado que este sería un buen momento...

Hago una pausa. En serio. Es invitarla a comer algo y darle su pendiente. No se acaba el maldito mundo. Dice que no importa, para los cinco minutos que serían devolverle el pendiente. Quién me ha visto y quién me ve....

- Escucha, ¿qué te parece comer conmigo? Podríamos ir donde la otra vez. No pudimos probar el menú, me temo.

Me dice que le encantaría, y pregunta la hora. Medio sonrío, creo que sin siquiera darme cuenta.

- Te veo en media hora, Hope.

En cuanto cuelgo me encamino hacia allí, supongo que no necesitan nada de mí por ahora así que puedo marcharme sin sentirme ni remotamente culpable por ello. Además, joder, que no respiré ni el Sábado ni el Domingo salvo para dormir, que me den un respiro. La verdad es que me sorprende que haya aceptado, supongo que porque le interesa recuperar su pendiente, aunque si así fuera no comería conmigo...De repente las perspectivas se presentan mejor de lo que parecen. Al menos no estaba tan enfadada como me imaginaba. El camino en coche entre unas cosas y otras se me hace más corto de lo que pensaba. Lo dejo aparcado en mi plaza, y voy directamente hacia el restaurante. Miro el reloj, creo que he llegado incluso un poco antes de lo previsto, así que me tomo mi tiempo en elegir una mesa lo suficientemente buena para los dos y me siento a esperarla. La camarera se pone coqueta conmigo en lo que me pregunta si quiero algo para beber y alzo una mano educadamente, diciendo que estoy esperando a alguien, pero que beberemos vino.

Y eso hago, esperar. Me distraigo con cualquier cosa,me fumo un cigarro o tamborileo con los dedos sobre la mesa intentando no impacientarme. Pero lo hago. Sólo espero que se trate de una pequeña venganza y no un plantón. Cuando miro mi teléfono por enésimo quinta vez las campanitas de la puerta se escuchan y entonces la veo. Está más informal que la última vez que la vi, pero igualmente preciosa.

En serio que no me reconozco. En fin, me levanto y la saludo con una sonrisa en lo que viene hacia aquí y yo le cedo el paso, no sin antes tomar su mano. Se disculpa por el retraso y sonríe.

- No importa, así he tenido tiempo de sobra para que podamos tener un buen sitio - Le señalo el sillón que tenemos para nosotros dos - Por favor.

Mientras ella se sienta la observo y no puedo evitar sentir el rafagazo de olor a jabón y su perfume que me resulta tan familiar.


Última edición por Bolly el Mar Ene 22, 2013 7:51 pm, editado 1 vez
avatar
Bolly

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Cristi el Mar Ene 22, 2013 7:44 pm

Sitúo ahora, que antes con el ansia viva se me ha olvidado XD.



Jonathan Marshall ft. Charlotte || Waiting
Charles Davis ft. Claire || Voy (Abro)
Angelique Dubois ft. Barry || Waiting
avatar
Cristi

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 05/01/2013
Edad : 25
Localización : Mi casa, ío.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Mar Ene 22, 2013 7:54 pm



Isabelle Benedict
ft some dependiente at some tienda rara


Una patada en los cojones le daba yo a mi jefe. Es que no se puede ser más tonto. Le dije ayer que cubría el turno de tarde para no tener que hacer hoy el de mañana, y se lo ha pasado por el forro de los huevos y me ha dicho que nah, que si eso libro esta tarde, pero que el turno de mañana le hago. Si no me pagara se iba a quedar aquí sirviendo cafés su tía Eulalia, porque lo que es yo…

A saber cuándo voy a poder comer. Yo tenía pensamiento de dedicar la mañana a algo productivo, como ir a buscar un regalo para mi hermano pequeño, que es su cumpleaños, y después comer tranquilamente antes de entrar a currar. Pues al final nada. Menos mal que ya es la hora de largarme… Me podría ir a casa directamente a comer, pero es que primero quiero ir a por el regalo del niño. Que mira que he tenido días para comprarle algo, pero entre la uni, el curro y que acabo de dejar a Michael, he estado liadísima. Además tengo un trabajo de Teorías de la Comunicación que entregar este viernes y aún me falta rematarlo. Así que o voy ahora… O voy ahora, vamos.

La cafetería donde trabajo es bastante mona, la verdad. Hay algunas cafeterías en Niamh que son para verlas… Cutres, horribles, oscuras, con asientos incómodos y mesas desgatadas. Por favor qué asco. Pero esta la abrieron hace muy poco, sólo año y medio, y es muy cuca. Tiene unas mesas muy modernas, las pareces con baldosines entre blancos y verde clarito, muy espaciosa… Muy juvenil. No es algo normal en Niamh encontrarse un sitio tan moderno, así que la juventud viene mucho por aquí a tomarse sus cafés con tortitas por las mañanas y sus perritos calientes por las tardes. Lo que ya me joroba un poco más es que viene mucha gente de la universidad, y no me gusta que me vean aquí trabajando, pero bueno…

Me meto al vestuario que tiene la cafetería, que en realidad lo llaman vestuario pero es un cuarto pequeñito que hace las veces de sitio para cambiarse y de almacén, porque es donde dejamos nuestra ropa, los bolsos y tal, y además están todos los productos de limpieza. Me quito el uniforme de la cafetería, que es una blusita de cuadros rosa y blanca más fea que todas las cosas y una faldita a juego, bien corta, para que atraiga a los clientes, cortesía del cabrón del jefe, que es más machista que un abuelo nazi. No es que me disguste llevar falditas cortas. Al revés, forman parte de mi atuendo diario. Pero no me gusta que me obliguen a ponérmelas sólo para atraer clientes…

Hoy me he puesto un vestido que es más bien una camiseta muy larga y muy amplia, que combinada con un cinturoncito mono queda requetebién. Hoy no llueve pero sí que hace bastante frío, así que cuando me termino de vestir, me pongo mi abrigo, que no me tapa las piernas pero abriga bastante. Pensándolo bien, me tendría que haber puesto pantalones o algo… En fin.

¡Hasta luego Beth!”. Me despido de mi compañera Beth, que es la que mejor me cae, porque el resto son un poco zorrones, que en cuanto te descuidas te la clavan por la espalda. Pero Beth es muy maja, y con ella me llevo bastante bien.

Al salir, el frío me azota la cara, pero sinceramente, no es tan desagradable. Por lo menos no está todo tan gris como de costumbre, y de vez en cuando hasta sale el sol y todo. Y no llueve. Eso para mí ya es un buen día. Me meto en el coche y lo arranco, y lo primero que hago, antes incluso de ponerme el cinturón de seguridad, es poner la música. Yo sin música no soy nada. La gente me mira raro cuando digo que me encanta ir por ahí a bares a ver a grupos alternativos a los que no conoce ni cristo. Ellos se lo pierden.

Ahora llega la pregunta del millón. ¿Qué le compro a mi hermano? No es un niño muy complicado… Le gusta lo que a todos los niños: videojuegos, consolas, cómics… Como no tengo tanto dinero como para comprarle un videojuego (qué coño, son carísimos y mi sueldo va íntegro a la uni) pues me decido por un cómic. Nunca he ido a la tienda de cómics, aunque mi hermano mayor sí que ha ido alguna vez que otra acompañando a Jimmy, así que sé más o menos cómo ir. El camino no es muy largo, mayormente porque Niamh es una mierda de isla y se llega a todas partes andando, pero chico, entre que estoy vaga y que llevo tacones, hoy he preferido el coche.

La tienda por fuera es muy normalita. Un cartel un tanto cutre que reza “Highway Music & Comics” cuelga por encima de la puerta, que está cerrada y además cubierta de pósters por dentro, así que no se ve el interior. Cuando entro, lo primero que noto es que hace mucho calor. Deben tener la calefacción a tope o algo… Resoplo por el cambio de temperatura y me quito el abrigo. Además de un horno, la tienda está algo oscurita, como si se hubieran fundido la mitad de las bombillas. Miro hacia arriba y veo que no, que todas lucen, pero lucen muy poco. Qué tiendas más raras…

Echo un vistazo a mi alrededor. La tienda está separada en dos. Una es la sección de cómics, y otra la de música. Voy derecha a la sección de cómics, que está vacía salvo por dos hombres, ya creciditos, hurgando entre ellos. Como debo de parecer más perdida que un pato en un garaje, un chico se me acerca y me pregunta que si necesito algo.

Observo que es un chico jovencito, más o menos de mi edad, con el pelo rizado y expresión de auténtico estupor. ¿Qué le habrá sorprendido tanto? “Pues sí mira, busco un cómic para mi hermano pequeño. Suele venir por aquí a menudo… El problema es que no tengo ni idea de qué le gusta. ¿Me recomiendas alguno?
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Heka el Mar Ene 22, 2013 9:19 pm

Hope Stiles
ft Lucas




Lo mismo si hubiese cogido un taxi habría llegado a tiempo pero no me apetece por varias razones. Para empezar porque odio gastar dinero tontamente. Otra es que hace bastante buen día y cuando está así me gusta aprovechar para pasear. La tercera es que eso de que me espere es una pequeña venganza por todo lo que he tenido que esperar yo. Al final solo llego nueve minutos tarde -al menos por mi reloj- y sonrío pensando en la casualidad mientras empujo la puerta haciendo sonar las campanillas. Al menos no han sido nueve días, North...

Le busco por la mirada -mis ojos van directos a la mesa de la otra vez- y le veo. Al verme, se levanta y sonríe, así que yo hago lo mismo. Sonreír. Está muy guapo con ese jersey azul y esos vaqueros. Y yo que pensaba que los míos no podían ser más ajustados, pero creo que Lucas me gana. Intento que no se note mucho el repaso que acabo de darle acercándome a él. Iba dispuesta a darle dos besos o algo pero él me da la mano y me freno, mordiéndome el labio aún sonriendo y dándole la mano. "Siento llegar tarde. Me has pillado en la cama aún." Pestañeo simplemente porque lo de coquetear con este hombre me sale natural y digamos lo que digamos mi mente acaba siempre en la misma dirección. Y yo que venía totalmente convencida de que no iba a pasar absolutamente nada entre nosotros... Ya lo empiezo a dudar.

Me deja pasar para sentarnos los dos en el mismo sillón. La vez pasada me senté enfrente y aún así no pudimos evitar tocarnos todo el rato. Ahora veremos que pasa estando uno al lado del otro. Pongo el bolso y la chaqueta en sillón y al hacerlo me doy cuenta de algo. Se me ha olvidado el sujetador. Mierda. Y la camiseta es blanca. Doy gracias a Dios por la camisa aunque enseguida me acuerdo de la madre que la parió cuando voy a abrocharme un botón más con disimulo para que no se note y descubro que no tiene más. Genial. Al menos bragas si he recordado ponerme, joder... Las bonitas de encaje rojo, por cierto. Me cruzo de brazos, apoyando los codos sobre la mesa para que no se note demasiado mi desliz intentando a la vez que no se note mucho que intento disimular. Cuando lo note, porque fijo que lo nota, imaginará que es una forma muy barriobajera de atraer su atención porque, seamos serios, ¿a qué mujer se le olvida ponerse el sujetador? A mi, por lo visto.

Abro la boca para preguntarle si lleva las cosas mejor en el trabajo pero justo traen una botella de vino que Lucas ha debido pedir antes de que yo llegara. La camarera me mira entre decepcionada y despectiva antes de irse. "Déjame adivinar. La camarera te ha tirado los tejos." Sonrío mientras sujeto mi copa esperando que Lucas me la llene. La otra vez pasó igual y estoy segura de que a Lucas debe pasarle lo mismo vaya donde vaya. "Se ha quedado con las ganas de que te de plantón." Sonrío antes de dar un sorbo al vino. Es el mismo de la otra vez. Mismo bar, misma mesa, mismo vino... Y ahora que lo pienso, las mismas ganas de arrancarle la ropa.

Carraspeo y dejo la copa sobre la mesa para mirar la carta con fingido interés. La verdad es que tengo hambre porque no he comido nada en todo el día, ni siquiera café. Solo esa copa de vino que he dejado a medias junto a la bañera y al leer los fish and chips en el menú se me abre el apetito de golpe. Echo muchas cosas de menos de Londres. El ambiente, la belleza de las calles, incluso el clima, que es mucho mejor que el de aquí, pero sobre todo echo de menos los fish and chips. Seguro que en cualquier puesto ambulante de Londres estará mucho más bueno que aquí pero por probar...

Dejo la carta sobre la mesa y apoyo el brazo sobre el respaldo del sillón, girándome un poco en su dirección y casi rozándo su hombro con la punta de los dedos. Cruzo las piernas que por supuesto tropiezan con las suyas. Si es que esto del contacto se veía venir desde que me senté a su lado en lugar de hacerlo frente a él. Ahora es cuando debería preguntarle por mi pendiente pero en lugar de eso sonrío y me aparto un mechón de pelo de la cara. "¿Mucho trabajo entonces?" Habíamos quedado en que jamás iba a sacar ese tema pero supongo que ha sido inevitable. Quiero decir, no hemos quedado antes por culpa de su trabajo, ahora estamos en su pausa para comer... Mientras me cuenta llega la camarera para tomar nota y me mira con cara de estar lanzándome una maldición gitana. Solo por eso, pongo la mano en el hombro de Lucas y la deslizo hasta su codo. Me encantan sus brazos... El recuerdo de la otra noche y mi momento de vulnerabilidad pidiéndole que me abrace me asaltan de repente y doy otro sorbo al vino solo por hacer algo. Cuando le miro, me está mirando como preguntándose a que ha venido eso. "Lo siento. Es que no me ha gustado como me miraba la envidiosa de la camarera, así que he decidido darle un poquito de envidia. Pero si te ha molestado, o tienes interés en la chica, lo siento mucho..." Nah, no lo siento. Es divertido. Tanto verle la cara a la pava como tocarle, pero algo hay que decir...
avatar
Heka

Mensajes : 1124
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 34
Localización : IDK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Dayna el Mar Ene 22, 2013 9:24 pm



Charlotte Lyngham
ft. chico en toalla


Mi vida se ha acabado. Ya está, me rindo. Me voy a tirar a las vías del metro o me voy a cortar las venas, no sé. Pero me suicido.

Y todo porque a mi señor padre se le ha metido entre ceja y ceja que “necesito cambiar”. Mi padre y yo siempre nos hemos llevado a las mil maravillas, siempre me ha apoyado en todo… No sé por qué ahora se pone en mi contra y me hace esto. Estoy tan cabreada que he dejado de hablarle, de contestar sus llamadas y sus mensajes, pero nada de eso ha servido para que desista en su idea de exiliarme al fin del mundo a cuidar cabras. ¡Dios mío! Si sólo el decirlo parece una broma pesada…

Todo empezó de repente hace un par de meses, que mi padre me vio trasteando con mi iPad y me empezó a preguntar que para qué necesitaba yo eso si ya tenía un Notebook y un iPhone. Traté de explicarle en vano la diferencia sustancial entre los tres, pero nada, no me entendía, decía que yo no necesitaba tanto “cachivache” para nada. Que eso lo único que hacía era volverme tonta. Y ya no paró con la cantinela.

Yo desde entonces he procurado que no me viera mucho utilizando mi iPad, pero es que también se ponía histérico cada vez que me veía con mi iPhone. Y mira, el iPad pase, pero yo sin el teléfono no puedo estar ni un segundo, porque me llegan Whatsapp constantemente y claro, si no, ¿cómo estoy en contacto con mis amigos? Pero eso él no lo entiende, es duro de mollera…

Cuando me dijo que me iba a enviar fuera, inmediatamente pensé en que me había conseguido un intercambio en Londres, o Roma… ¡quizá París! Pero me llevé una desilusión tremenda cuando me enteré de que lo que quería no era mandarme a estudiar fuera, sino a “hacer de mí una mujer de provecho”. ¿Qué? Me explicó que, o bien hacía lo que él me había organizado, o me iba a cortar el grifo. Dejaría de pagar mi carrera, dejaría de pagarme el piso y dejaría de pagarme el teléfono y todos los demás gastos. Vamos, que me iba a dejar en la calle, a mí, su hija, sin una pizca de compasión o decencia… Así que tuve que aceptar sus términos.

Lo que no sabía yo es que lo que tenía en mente era que me fuera a cuidar cabras al culo del mundo. Niamh… ¿qué diablos es eso? ¿Aparece siquiera en los mapas? Ah, no me lo puedo creer… Pero lo hecho, hecho está. Y la verdad sea dicha, no me queda otra, porque es o esto o estar en la calle…

Resulta que Niamh es una islita más pequeña que un conguito que está cerquita de Irlanda. Genial. Pues yo a los irlandeses no les entiendo cuando hablan, que tienen un acento muy raro… Cogí el vuelo anoche, que me dejó en Dublín, y allí tuve que coger un ferry de mala muerte hasta Niamh. Desde luego este no es como los ferrys de Nueva York que te llevan a Staten Island, no… Este era pequeñito, sucio y parecía que se fuera a hundir en cualquier momento. Casi me caigo por la borda del susto. El trayecto no ha sido muy largo, pero este barquito me ha mareado y no me encuentro muy allá que digamos. Saco las tres maletas que he traído y las dejo en el suelo. Bueno, ahora sólo falta localizar la casa del señor cabrero ese extraño… “Perdone, caballero”, le pregunto a un señor que está esperando para coger el ferry de vuelta. “¿Sabe usted cuándo suelen pasar por aquí los taxis?”. El señor se parte de risa en mi cara, y no sé si es por mala educación o porque me ha entendido otra cosa. “Pero oiga, señor…”. Pues no, ha sido mala educación porque me interrumpe para decirme que por ahí no pasan taxis. “¿Cómo que no? Pero entonces, ¿cómo llego a la casa del señor Marshall?”. El hombre maleducado, por suerte, conoce al señor Marshall. Me dice que no me hace falta tomar un taxi, ya que vive cerca, como a unos quince minutos andando. Me señala la dirección y me dice que está campo arriba, fuera de los límites de la ciudad. “Muchas gracias”.

Bueno, manos a la obra. Agarro las tres maletas como puedo, y echo a andar. Menos mal que son las tres con ruedas, porque con lo grandes que son y lo que pesan, no habría podido con ellas. Aún así, es bastante difícil llevarlas, y más cuando ni mi ropa ni mi calzado son apropiados. Sólo a mí se me ocurre ponerme mi falda Prada y mis Manolos sabiendo que voy al campo…

El camino está lleno de baches, barro y piedras, y andar así, con tacones y con tres maletas es casi imposible. Se me está saliendo el pelo del recogido, y aunque hace frío, creo que debajo del abrigo estoy sudando y todo. Aunque me da un poco de miedo porque no sé qué me voy a encontrar, lo cierto es que estoy cansada y tengo hambre, y sólo quiero llegar ya.

Por fin vislumbro la casa. Eso me da fuerzas, y echo casi a correr el resto del trayecto que me separa de ella. Por fin podré soltar estas maletas y descansar un poco… Toco el timbre de la puerta cuando llego, casi sin aliento y con unas pintas lamentables. Me recompongo un poco el pelo, aunque no sirve de mucho. Vaya, sí que tardan en abrir la puerta… ¿Sabrán que llego?

Cuando me abren la puerta, me falta poco para caerme de espaldas. El chico que abre la puerta es joven, y tiene una toalla alrededor de la cintura, y otra en la cabeza, a modo de turbante. No sé ni qué decir. Menos mal que empieza a hablar él… “Charlotte. Charlotte Lyngham. Sí, soy la chica que han enviado para quedarse una temporada…”. Ay Dios, papá, ¿dónde diablos me has metido? El chico, por lo menos, es lo suficientemente amable como para coger una maleta y ayudarme a meterlas dentro de la casa. “Gracias… esto… No sé tu nombre”. Él sonríe, pero me deja con la duda y no me lo dice. Lo que sí me dice que estaba a punto de ponerse a comer. ¡Comida! Ah, eso suena bien… “Sí, gracias. Estoy hambrienta…”.

Pienso que el chico va a subir a cambiarse de ropa, o a ponérsela directamente, pero no, se sienta a la mesa y se pone a servir macarrones en dos platos. “Esto… ¿Vas a comer así?”. Me responde que sí, con toda la naturaleza del mundo, como si lo más normal fuera sentarse desnudo a la mesa con una toalla en la cabeza. Pero el hambre me puede, así que me encojo de hombros y me siento a la mesa. “Bueno, ¿y ahora me piensas decir tu nombre?”.
avatar
Dayna

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 29
Localización : mi parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Arwen el Mar Ene 22, 2013 9:48 pm

~ SITUEISHONS!!



Tut mir leid, aber ich finde es zu GPOY!!. Entschuldigung!! (?????????)

• Kaitlin Brown - HIATUS BTM!
• Rory Williams - con Katya? / llamando a Heka!
• Dave Kitsch - con Lily / hablamos
• Sophia O'Neal - HIATUS BTM, creo. Me dices algo BB! :'D
• Olivia Dunham - con Michael / voy yo, mismamente
• Jane McGee - HIATUS
• Erin Richards - con David / mmm... voy yo?
• Harold Scott - HIATUS
• April Simmons - HABLABLE/ACERCABLE/..ABLE, ABLE...
• Vince DeLarge - con Irene / (véase PM)
• Liam Caufield - con Hester / ¿quién va?
• Adam Evans - con Amber? / véase Rory XD
• Rebecca Hudson - con Jeremy / ¿cómo hasemos morocha?
• Lake Woods - con Hunter / ...?
• Ray Carling - con Mr. Sexy / puedo ir, si me dejas.
avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Cristi el Mar Ene 22, 2013 10:02 pm

Charles Davis
ft. Claire




En serio, a mí hoy me ha mirado un tuerto. He estado toda la mañana recibiendo llamadas de un número que no conocía en mitad del trabajo. Cada vez que me vibraba el móvil pegaba un bote en la silla y los compañeros me miraban raro. Con razón. Normalmente no contesto si no conozco el teléfono, pero cuando insisten tanto es que tiene que ser algo importante, ¿no? Pues no.

Harto ya, me he escaqueado un momento y he cogido una de las llamadas. Cuando he descolgado me ha contestado una tía, me ha dicho el nombre. Vanessa. ¿O era Anessa? Bah, qué más dará. La cuestión es que me dice que por qué no volvemos a quedar, que la semana pasada se lo pasó muy bien en mi casa. Cuando le he preguntado de qué tiene mi número me ha soltado que se lo di yo. Con todo el morro. Se creerá que me chupo el dedo, porque de una cosa estoy seguro: yo mi número de móvil no se lo he dado. De hecho no se lo doy a nadie, precisamente para evitar cosas como estas. Al final ha tenido que reconocer que me ha cogido el móvil mientras dormía, así que tras dejarle claro que no quería nada con ella, le he colgado dejándola con la palabra en la boca. Y demasiado amable he sido. Además si no me acuerdo de ella o estaba demasiado borracho o yo no me lo pasé tan bien. Así que en cualquier caso no merece la pena.

Y gracias a la tipa esta, que me desconcentraba cada dos por tres con el móvil, no he vendido casi ningún seguro esta mañana. Los clientes se habrán pensado que no les estaba prestando suficiente atención o algo así. Normalmente no me obsesiono tanto con el trabajo, pero el jefe ha anunciado que dentro de poco va a haber algún que otro ascenso, y yo quiero ser uno de los beneficiados. Así que tengo que vender seguros como si fuesen rosquillas, porque otra cosa no se me ocurre. Hoy desde luego no ha sido un buen día. Menos mal que ya es la hora del almuerzo y me voy a despejar aunque sea por un rato.

Me levanto con una pila enorme de papeles en la mano y se los dejo en la mesa al becario de turno. “Tienen que estar ordenados y en mi escritorio para cuando vuelva del almuerzo”. El chaval me mira con cara de agobio y asiente levemente. En realidad eso podría hacerlo yo perfectamente. Debería hacerlo yo. Pero es muy divertido ver sufrir a los novatos. Ya se ha convertido en tradición. Como al jefe se la trae floja lo que le pase a los becarios, yo aprovecho. Y seguro que no soy el único. Además este en particular es bastante inútil, lo que lo hace todavía más gracioso. Y si encima me puedo quitar un poco de trabajo, perfecto.

Vuelvo a mi mesa y la recojo un poco para después coger la chaqueta del respaldo de la silla e ir a recepción. Cuando llego me encuentro a Claire atendiendo una llamada. Apoyo los brazos en la mesa y ella me hace un gesto con la mano para que espere mientras sigue hablando por teléfono. Esta chica es la única que merece la pena de toda la oficina. Es curioso, porque le saco diez años, pero tengo más tema de conversación con ella que con el resto de la plantilla junta. Supongo que está muy espabilada para su edad.

Cuando cuelga soy yo el primero en hablar “¿Qué tal el día? ¿Muchos pesados al teléfono?”.

avatar
Cristi

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 05/01/2013
Edad : 25
Localización : Mi casa, ío.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x05 -- Big Brother is watching you

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 19. 1, 2, 3 ... 10 ... 19  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.