·Nombre del foro: The Exile
·Administradora: _Sara
·Diseño: Gaia
·Ubicación: Niamh, Irlanda
·Estado: Abierto
·Creado en: Octubre, 2010
Últimos temas
» 2x08 -- Presumed Guilty
por _Sara Ayer a las 4:52 pm

» Caroline Dhavernas // Rachel Tyler
por _Sara Mar Ago 15, 2017 4:51 pm

» Hello there!
por Bolly Mar Ago 15, 2017 3:12 pm

» Pues hola de nuevo!!
por Heka Mar Jun 27, 2017 12:55 am

» White Flag
por Buffy Vie Jun 16, 2017 10:24 am


Scott Porter // Frank Davis

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Scott Porter // Frank Davis

Mensaje  _Sara el Miér Ene 09, 2013 11:47 pm



Nombre: Frank Davis

Edad: 31

Razón por la que está en la isla: Alquilar locales en Niamh es barato.

Ocupación: Técnico de sonido / productor musical. O algo.

Personalidad: Frank es un tipo con las ideas muy claras, no hay manera de quedarse con él. Tiene una mente analítica y calculará todas las posibilidades antes que tú. Va por la vida con los pies en el suelo (ser realista es lo que le ha salvado) pero eso no le impide tener una cierta ambición. Es bastante orgulloso, probablemente porque cuando has llenado un estadio de fútbol de fans gritonas nunca vuelves a ser el mismo, pero eso no le hace ser un borde. Bueno, es todo un chico duro, cuando quiere, pero la mayor parte del tiempo suele ser un encanto... sobre todo con las chicas, que le vuelven loco.

Biografía: El padre de Frank tocaba en los pubs de Limerick, básicamente para ir pagando la cuenta astronómica de pintas que dejaba a deber. Música típica irlandesa, ya sabéis, con el bodhrán y Mary Malone y todo eso. Su madre se había largado con otro tío cuando Frank tenía diez años y él casi acaba en una casa de acogida, de no ser porque su padre se puso las pilas y aparte de su talento como cantante, se puso a explotar sus habilidades de pintor de brocha gorda y así consiguió mantener a Frank, a su hermana pequeña, Evelyn, al minipiso que tenían cerca del río y las facturas del colegio. Evelyn, a medida que crecía, empezó a cogerle cada vez más asco a esa vida y a los quince buscó a su madre y se fue con ella y su nueva familia a Australia, pero Frank prefirió quedarse con su padre (lo contrario habría sido una deslealtad) y a los dieciocho, salir del instituto para dedicarse a ayudarle en sus negocios. Sobre todo, en el de por las noches.

Se hicieron llamar The Davis y cobraron cierta fama en el mundillo de la música en directo de los pubs, haciendo incluso un par de giras fuera de la ciudad. Frank tenía una buena voz, y encima estaba de buen ver y no era extraño encontrar, entre la clientela habitual de algunos pubs, que rondaba los cincuenta años, a un grupo de chicas chillonas. Fueron las primeras fans de Frank Davis, y decimos las primeras, porque en una de esas, The Davis se presentaron a un certamen nacional de música popular y aunque no ganaron (amañado era poco), un cazatalentos les echó un ojo. El padre tenía una edad ya y no era muy rentable comercialmente, pero Frank... Frank podía ser el próximo número uno.

Grabó primero un disco de canciones tradicionales, pero desde ahí pasó a un repertorio propio, primero con el sabor de la tierra y luego pop del de toda la vida. Querían que Frank Davis fuera el próximo Bono y la verdad es que tampoco estuvo tan lejos de serlo. Cosechó cierto éxito en Irlanda y el Reino Unido, pero como suele ocurrir, todo lo que sube baja, y todas las chicas que tenían pósters de Frank Davis envuelto en una bandera con un trébol (la portada de su tercer disco, que él odia profundamente, por cierto) lo acabaron sustituyendo por Ollie Murs o Justin Bieber. Con un tren de vida de cojones del que Frank ya no se quería bajar, prefirió quedarse en la industria de la música, pero dentro, a dar conciertos en ferias de pueblo y firmar CDs a cuarentonas.

Puso un pequeño estudio de grabación en Galway en el que se dedicaba a dos cosas: grabar maquetas y hacer circular las que merecían la pena entre sus antiguos contactos. Pero hacerlo de manera legal daba bastante menos pasta que hacerlo de manera ilegal, así que Frank terminó haciéndose con un par de socios en el negocio de la estafa y combinarlos con sus ganancias más tradicionales. Gracias a uno de ellos, George Malarkey (se niega a llamarlo por su estúpido apellido francés de pega) ha encontrado en Niamh un sitio mucho mejor para instalarse. Donde, supuestamente, hay más manga ancha y al parecer, bastante talento oculto...

Imagen: Scott Porter

Llevado por: _Sara
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2485
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 29
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.