·Nombre del foro: The Exile
·Administradora: _Sara
·Diseño: Gaia
·Ubicación: Niamh, Irlanda
·Estado: Abierto
·Creado en: Octubre, 2010
Últimos temas
» 2x08 -- Presumed Guilty
por Gaia Dom Nov 26, 2017 7:07 pm

» Everybody wants to rule the world ♫
por Calamity Grace Miér Oct 18, 2017 11:00 pm

» Caroline Dhavernas // Rachel Tyler
por _Sara Mar Ago 15, 2017 4:51 pm

» Hello there!
por Bolly Mar Ago 15, 2017 3:12 pm

» Pues hola de nuevo!!
por Heka Mar Jun 27, 2017 12:55 am


2x01 -- Who's gonna run this town?

Página 6 de 29. Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 17 ... 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Arwen el Vie Oct 07, 2011 6:22 pm

Lake Woods
feat. Hunter, super size me! (?)


sale tan mona con ese vestido y esas botas! <333333


Chúpate esa, coyote espacial. Ya puedo anotarme un tanto, porque he vuelto a conseguir otro viaje gratis en el carrusel de la vida (????). Ni siquiera sé cómo lo hago. O sea, sé que estar mostrando más mercancía de la que toca del mostrador de la fruta hace un papel importante, pero ese motero tenía cara de pajillero y se me hace bastante extraño que con el tal Hunter funcionen los mismos trucos. Como es normal, me dice que primero tiene que terminarse esa hamburguesaza (anda que no, chaval! Tú sí que sabes) con más pisos que una tarta de bodas [1] y que ya luego me va a llevar. Pero no me fío de los hombres con el estómago vacío, porque cuando lo tienen lleno (que no gordo) la cosa cambia, entonces no son tan majos. Estoy por decirle que no, que me lleve ahora y que "eso" se lo coma luego, pero cuando me pregunta que si quiero comer y me encojo de hombros... una cosa lleva a la otra y terminamos entrando en el Burger ese.

Siempre he pensado que delante del puerto había un camión de perritos calientes o comida china (?????) donde los trabajadores se compraban sus almuerzos. Pero los tiempos deben de haber cambiado o algo, porque en vez de eso han puesto directamente un burger. A mí me hubiera gustado probar alguna marranada del camión de comida, porque nunca he comido comida motorizada (????) y me da como pena no poder quitarme el gusanillo. Pero, en el fondo, todo esto tiene su ciencia, porque Hunter se estará metiendo unas cuantos millones de calorías por mordisco cuadrado (???), pero trabajar al sol y con cosas de peso, compensan más de lo que nos imaginamos. Y es que el truzo para ser un macizo (que no un mazado) es precisamente ese: comer lo que quieras, pero quemarlo todo con mucho ejercicio. De todos modos, Hunter debe tener buenos genes, porque encima es hasta guapo. O sea, que es guapo, vaya. Guapo, guapo. Guapo de libro.

Entramos en el Burger este de mala muerte y nos ponemos en la cola. Dioses, ahora mismo podría morir sepultada por una tonelada de patatas fritas. Miro los cartelitos de los precios desde la cola y luego desvio la mirada hacia Hunter. Le sonrío mientras me acomodo un poco el pelo. - ¿y siempre comes hamburguesa cuando tienes turno aquí? - intuyo que la respuesta vaya a ser NO, o sea, no soy imbécil. Pero vaya, es por hacerme una idea de su dieta. Tampoco voy a ponerme en plan "endocrina", es sólo curiosidad. Mera curiosidad. - A Fred le cocina su madre, claro que Fred es un poco sibarita y su madre es una mujer que le mima y malcría hasta límites insospechables. Hasta le plancha los calzoncillos para que los lleve sin arruguitas. - esa mujer me odia, de modo que tampoco voy a hacerle una gran publicidad.

Finalmente, es nuestro turno y me toca pedir, porque Hunter ya lo tiene todo. Me giro de lado para verle - oye, ¿por qué no vas a buscar una mesa? - sí, ha dicho que me invitaba, pero bueno, que me invite a una copa, luego. Así tendré excusa para retenerlo (retenerlo no sé si es la palabra más adecuada, pero sí es exactamente lo que me gustaría. Kind of) - ya sé que has dicho que me invitabas, pero al final he pensado que, ya puestos, voy a cenar y yo soy de las que come mucha comida, así que, por favor, deja que esto lo pague yo y ya si eso tú me invitas a otra cosa - dejo caer, con bastante sutileza, creo. Más que nada para que no se sienta ofendido o repudiado.

Vuelvo a la mesa con una bandeja que tiene de todo: patatas, salsas, hamburguesa con doble de queso y una lata de coca cola zero (?). Y luego planeo pedirme un helado. Sí, un helado, en invierno, yo no lo veo tan raro. Me siento en la silla que queda frente a Hunter - Bueno, ¿y qué planes tienes para esta noche? Porque yo estaba pensando que a lo mejor te apetecería ir a los bares de la playa, siempre están llenos de gente y es fácil encontrarte con amigos.



[1] créditos a Toris XDDDDD
avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Arwen el Vie Oct 07, 2011 7:28 pm

Tyra Collette
feat. Michael & Asher, birthday party!



Asher sale a por mi regalo y yo clavo mi mirada en Michael. No debería haberlo hecho, no quería nada. Primero la pulsera de navidad y ahora esto, me lo pone realmente complicado si lo que pretende no es cortejarme. Bueno, lo de cortejarme está claro que solamente pasa en mi cabeza, porque está claro que Michael nunca va a fijarse en mí, pero después de todos estos meses viviendo en su casa y comiéndome su comida, creo que puedo considerarle uno de mis mejores amigos. Nuestra relación se ha estrechado y ya no me da tanta vergüenza como antes bromear con él o lanzarle indirectas. Ladeo mi cabeza mientras le sonrío. - Es inútil decirte que no era necesario que compraras nada y por tu propio bien espero que no te hayas dejado mucho dinero. - más que nada, porque me va a poner en un apuro. Yo no tengo tanto dinero como él para "devolverle" el regalo. Y, no sé, si me ha comprado alguna cosa muy cara va a ser injusto, porque estoy en total desventaja: no sé cuándo es su cumpleaños (y luego por el detalle del dinero que ya hemos comentado antes) - Oh, y esta noche no os vais a dormir hasta que me digáis qué días son vuestros cumpleaños.

Una caja caminante aparece y yo abro mis ojos de par en par. Asher deja la caja en el suelo y dice que es una "muñeca rusa" y que no pesa porque "hay truco". A veces esta niña es tan mona que me la comería a besos. Me arrodillo en el suelo, al lado de Asher y con el cuchillo corto un poco la cinta aislante que cierra la caja. Dejo el cuchillo encima de la mesa. - Venga, Asher, ves abriendo cajas. - quitar la cinta aislante de la segunda ya es fácil y mientras ella va abriendo cajas, yo miro a Michael y le sonrío. Ahora mismo me han entrado los clásicos nervios de saber qué puede haber ahí dentro. Asher me reclama la atención cuando llega a la última caja. Es la que está envuelta para regalo. Abro el papel toda emocionada. Era un paquete bien pequeño, y por favor que esto no sea una cosa cara, en serio.

Cuando veo lo que es me quedo blanca. Los ojos se me desencajan y la boca se me abre sola. Alzo la vista hasta encontrarme los ojos de Asher y Michael mirándome. Me han regalado un iPhone. Uno de los nuevos y de los caros. Me levanto del suelo y agarro a Asher de la cintura para besarla en la mejilla a discreción (?????) - muchas gracias, petardo. - Asher se deja mimar, porque a ella también le gusta mucho darme besos a mí y Michael siempre dice que nos pasamos el día abrazadas y que su hija siente devoción por mí, pero lo cierto es que yo también siento devoción por ella. Finalmente, Asher y yo nos separamos y ahora tocan los besos a Michael. Con Michael la confianza no es tanta, pero a él también le quiero mucho, aunque de otra manera. Camino hacia él y él se levanta de la silla. Abro mis brazos para abrazarme a él y dejo que sus brazos me abracen a mí también, mientras me pongo un poco de puntillas para besarle en la mejilla. Se me acaban de clavar algunos pelitos en los labios, pero no hay dolor. - Muchas, muchísimas gracias por el móvil. - le digo al oído.

Nos quedamos un rato abrazados. Es una sensación extraña, porque podría quedarme aquí toda la vida. En serio. Apoyo mi cabeza en su hombro y noto que sus manos me rozan la cintura, intentando cogerme mejor. Y entonces se escucha una puerta que se cierra y ambos nos separamos de golpe y miramos en dirección del ruido. Aunque cuando nos damos cuenta de que es Asher, que ha ido al lavabo o algo, nos quedamos más tranquilos. Le miro de reojo y me empiezo a reír, es la clásica risa que te entra después de pasar por una situación tensa. Ni siquiera sé si este abrazo ha sido preámbulo de algo diferente, porque mi corazón ha dado un vuelco y ha sido una sensación tan placentera y tan intensa que es imposible que solamente la haya notado yo.

Me apoyo en la mesa y poso mi mano cerca de la suya, a una distancia prudencial. Le miro sonriendo - Siempre me haces regalos que no puedo aceptar, me colmas de atenciones y me tratas como si no conocieras el mundo al cual pertenezco. - poco a poco, voy deslizando mi mano hasta la suya, hasta que noto que choco contra uno de sus dedos. - Nunca voy a tener tiempo suficiente en esta vida como para poder devolverte todo lo que estás haciendo por mi - sin quitar mi mano de la mesa, poso la otra en su mejilla y se la acaricio con delicadeza, mientras le miro directamente a los ojos - Consigues que me sienta desnuda y desprotegida... - noto su mano deslizándose por encima de la mía y suspiro mientras miro hacia la mesa, hacia nuestras manos. Creo que he soñado con algo así desde el día en que le conocí y, sin embargo, ahora me he quedado clavada. No puedo moverme, no puedo reaccionar y no quiero encontrarme con sus ojos, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Arwen el Vie Oct 07, 2011 7:36 pm

Situeishons! Vale, ya me quedan pocas introducciones! *yaaaaay tiem* A ver si antes del lunes ya los tengo a todos in da garlic ;D


por favor, es un gife adorabilísimo de la muerte <3


• Rory Williams - (¿qué hacemos?)
• Gary McKinney - waits
• Dave Kitsch - con Toris / WAITING that is present continuous (?????)
• Robin Tyler - ...@... / waiting...
• Tyra Collette - con Michael & Asher / DEBTING TIEM 8
• Shannon Cole - con Kyle / DEBO 1
• Ray Carling - con Aidan / DONEADO
• Olivia Dunham - con Dylan / WAIT FOR IT!!
• Marion Levine - con Lou / GOD, IT'S ME AGAIN. MARION LEVINE. MON TORN (?)
• Jane McGee - con Elliot / waitin'
• Evan Daae - no. Todavía no :'D
• Erin Richards - con David / HECHA!
• Kaitlin Brown - con Noel / DEBO 5
• Taylor Kelly - con Dean, van a rodar cabezas / DEBO 2
• Nika Tsyrkunova - con Leo / DEBIENDO 10
• Angela Powers - con Sarah / DEBTING BEIBE 7
• Envy Adams - con Scott / AL FIN, HECHA! <33333
• Vince DeLarge - con Irene / DEBO 3
• Janusz Wazowski - con Andrejz / waits :'D
• Christoph Foster - expecting.
• Adrien Eriksen - con Tobias / WAIT FOR IT!
• Lake Woods - con Hunter / DEBO 9
• Liam Caufield - con Je-Jeremy! / DEBO-BOB-BOMB! 4
• Oliver Schwarz - con Erica / DEBO 6
• Adam Evans - con Amber & Ginny, DONE! <3


Última edición por Arwen el Dom Oct 09, 2011 1:41 pm, editado 2 veces
avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Fiona el Sáb Oct 08, 2011 9:40 am


Tyler Cameron
ft. Ruby Loveless

Un restaurante italiano con pizzas enormes... suena bastante bien. Aunque soy un poco ¿Cómo decirlo? Yo lo llamo exigente, los demás lo llaman "tiquismiquis"... Pues eso soy para la comida. Por ejemplo, en las pizzas, si tienen la masa fina que parece papel, acaban por no gustarme, pero oye... Todo es probarlo. Voy a fiarme de mi guapa acompañante. Sonrío cuando ella dice que si me apetece ir más al centro, tiene aquí el coche, aunque siendo una isla poco nos alejaremos. - Sí... Hubiera estado bien traerme el barco - Lo peor de todo es que lo digo en serio, pero sabiendo que está atracado en Italia igual es un pequeño-gran trecho. Pero da lo mismo-.

- Bueno, vayamos a probar esas pizzas gigantes - Le sonrío, preguntándole con la mirada un pequeño "¿Vale?" y echamos a andar - Puede que no haya cambiado tanto este lugar... - Comento - Pero cuando llegué tenía trece años. Y en los diez que pasé aquí, nunca me dio por fijarme en la isla, así que todo me parece nuevo - Es cierto. Antes he pasado por una tienda y he pensado que debía ser nueva, porque no la conocía. Hasta que he visto el cartel ese de "En Niamh desde 1790"-.

- ¿Tu llevas mucho tiempo viviendo aquí? - Le pregunto. Aunque rápidamente, me doy cuenta de que es una pregunta personal, pero realmente no se me ocurre ningún tema de conversación (a excepción del tiempo o quejarse, en general) que no tenga un poco que ver con cada uno de nosotros - Perdona, no quería resultar cotilla. Solo... Parecerte entretenido, si no vas a pensar "qué muermo de hombre"-.
avatar
Fiona

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Fiona el Sáb Oct 08, 2011 9:56 am

Tumblr ama a Jack Reacher.


Jack Reacher
ft. India Baker

Genial. Ahora se va a poner en plan Madre Teresa, pesada en plan "BAD MALA, BAD MALA". Y es obvio que se niega a que vuelva, incluso aceptaría que me hiciese jardinero o montase una guardería. Bajo la barbilla y arqueo las cejas, mirándola en plan "Estás p'allá" al menos hasta que llega a la parte de que yo no quiero hacerlo. Bueno, eso es verdad, pero si de esa manera nos dejaran de perseguir por todas partes, igual es algo que habría que pensarse. Aunque ella cree que no, no hay nada que pensar, BAD MALA. Dice que todo irá bien (¿Lo dices para ti o para mí, Hawaii?) que tendremos una buena vida fuera de aquí y que me encontrará novia.

- Eh, eh, eh... No.. - Pero no me deja terminar. Dice que yo seré detective de nuevo y ella psicóloga y compartiremos despacho. Todo muy rollo #finalDisney [1] pero yo no me lo creo. Y me da que ella tampoco. Pero en lugar de decirlo, me quedo un rato mirándola antes de decir nada - Ni se te ocurra buscar una novia - Digo, finalmente, saltándome la parte del "seguramente nunca dejemos de huir o moriremos haciéndolo" - Solo traen problemas, dolores de cabeza y pérdidas enormes de dinero. Contigo ya tengo bastante, no quiero a nadie más-.

Eso, por si no le ha quedado lo suficientemente claro. - Ahora vengo, por a por las dichosas patatas - Y mientras estoy en la barra, no dejo de darle vueltas. Supongo que podríamos probar como nos va aquí. Si no, siempre estamos a tiempo de hacer una llamadita y que la BAD venga a buscarme con su ejército de hombres armados. Vuelvo a la mesa con las patatas al cabo de un ratito - Venga, a comer - Ella intenta sacar de nuevo el tema - Ah, ah. Cuando como, no se se habla de problemas. Ni cuando duermo. Ni cuando juego a los Angry Birds -.

Empujo el plato un poco más hacia ella. - Come - Le ordeno y ella me mira entre extrañada y a punto de reírse - Que estás hecha un saco de palillos chinos, coño. Necesito una guardaespaldas comecocos que esté bien en forma-.

[1]hastag, sí xD
[*]Foto ON de "Las chicas son todas unas pijas"
"¿Son?"
"Tu no eres pija"
"Entonces ¿No soy una chica?"
"¡No me hables de problemas cuando estoy comiendo!" xD
avatar
Fiona

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Fiona el Sáb Oct 08, 2011 10:12 am

Estimado señor Holloway: Apresúrese a hacer peliculas, series, anuncios o comerciales vestido (y peinado) de forma decente, porque sus fotografías son casi todas de Perdidos y no puedo poner fotos on-topic como me sale de las narices. Gracias.


Michael Wolfe
ft. Tyra Collette

Desde luego, se nota que son mujeres. Bueno, al menos una, la otra aspira a serlo desde que Tyra llegó a casa. Todo el rato abrazadas, marujeando y haciendo planes. Pero eso solo me hace reírme y sacudir la cabeza. Me levanto de la silla cuando Tyra viene a darme un abrazo. Por supuesto toca el "gracias, PERO NO DEBÍAS...". - Por favor, ahórrate el "no deberías haberlo comprado" - Le pido, porque sinceramente, es como si ya lo hubiera escuchado antes de regalárselo y todo - Estoy harto de verte discutir con el cacharro que tenías antes - De acuerdo, yo también solía discutir con mi móvil. Lo llamaba"invención del demonio" porque no dejaba de apagarse cuando le venía en gana. Así que me compré uno y cuando tira llegó y llevaba el mismo problema, pensé que sería una buena solución-.

Me dice que la trato como si no conociera el mundo al que pertenece. Me aparto un poco arqueando una ceja... ¿Qué? Y aunque sé que debería callarla de todas las tonterías que está diciendo mi mirada sigue clavada en nuestras manos que estan tocándose la una a la otra por encima de la mesa. - Escucha... Tyra... - Reacciona de forma NORMAL, Michael, antes de que pienses, hagas o cometas alguna locura ¿De acuerdo? - Eres una Wolfe - Le suelto - Te guste o no te guste, ya eres una más y créeme que eso te va a durar toda la vida - ¿A que venía esto? Joder, es que me desconcentra. Ah, ya... -.

- En realidad el regalo ha sido una estupidez en comparación con lo que tú has hecho por mí - Ahora sí que la miro a los ojos, aunque ella al principio no me mira a mí. Pero tengo que decírselo de verdad, cara a cara - Has hecho feliz a Asher con tu sola presencia y créeme que eso es lo más... valioso, que puedo tener en mi vida - En realidad, se ha comportado como una hermana, como una madre. Sé que Asher y yo solos estábamos bien, podíamos arreglarnoslas porque estamos hechos unos supervivientes, pero hubiera llegado un punto en que ella no sería feliz, porque no tendría una figura maternal en su vida. Y entonces, a mi se me habría partido el alma-.

- El problema está en que si de verdad eres una princesa como Asher se empeña en decir - Sonrío y ella se ríe, en plan nervioso - Todos sabemos que algún día tendrás que irte con tu príncipe azul, en un deportivo muy caro, a vivir en un sitio muy lujoso lejos de aquí... - Y cuando ella se vaya, ya veremos qué hacemos. No me gustaría empezar a pensar que va a marcharse y en lo que hacer con Asher entonces, pero tampoco quiero que nos pille de sorpresa si algún día conoce a alguien - Pero créeme, siempre serás una Wolfe. Así que no podrás escaquearte de las llamadas los domingos por la tarde ni las comidas en Navidad...-.

Sigo mirándola. - Y aunque suene y sea muy, muy, muy, muy pero que muy egoísta... - Miro a mi alrededor en plan "No debería decirlo, pero qué coño, nunca he sido políticamente correcto, no voy a empezar a serlo a estas alturas de la misa" - Espero que tardes muuuucho tiempo en irte. Como si no te vas nunca - Y lo peor de todo es que no lo digo solo por lo destrozada que se sentiría Asher... Suena tan egoísta porque lo digo por mí-.
avatar
Fiona

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Fiona el Sáb Oct 08, 2011 10:16 am



Erica Madison || Psicóloga || Está con: Oliver Schawz || En: Oliver's House || Espero
Jack Reacher || Detective Privado || Está con: India Baker || En: The Inn || Espero
Kate Beckett || Policía || Está con: Jason & Malcolm || En: The Inn || Debo 1
Michael Wolfe || ??? || Está con: Tyra Colette || En: Wolfe's House || Espero
Tyler Cameron || ??? || Está con: Ruby Loveless || En: La calle || Espero


Última edición por Fiona el Sáb Oct 08, 2011 1:31 pm, editado 1 vez
avatar
Fiona

Mensajes : 969
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Leth el Sáb Oct 08, 2011 10:45 am

Estrenoooo por fin, aish<3333333333

Robin McKeen
con Oliver.



Viajar en avión, o de como encasquetar a Oliver en la zona de mascotas. Porque hay zona de mascotas, ¿no? Vamos, el típico cuchitril triste que sale siempre en las películas. No estoy de humor para soportarle durante el viaje, me van a faltar bocas para suspirar si se dirige a mí, porque paso de contestarle a sus preguntas o hacer comentarios ingeniosos sobre viajar en avión. O pájaros de metal, tengo que hacerme a la idea de que a la gente como él hay que hablarles en su dialecto, porque si no se desorientan y se agobian. No tardo en pedir un Manhattan, que siempre me ha parecido un poco de gays, porque yo soy la perfecta mezcla entre lo elegante y lo hardcore y bebo con los labios muy juntos pero de todo y mezclado, que deje resaca. Pero esta vez no sé qué me pasa que quiero un cocktail y beberlo mientras miro místicamente por la ventana. El problema viene cuando me comunican que en clase turista de alcohol nanai, y ahí me quedo yo con mi cara de POR QUÉ, que ya me había hecho a la idea. Encima no puedo encender la tecnología porque probablemente nos estrellemos y la idea a pesar de que me reconforta sería una gran putada que vaya yo quitándole trabajo a la señora de la guadaña. Poco después pasa la del carrito y me ofrece una bebida. No, señorita, estoy guardando mi celibato por mi Manhattan, aún, váyase usted a la mierda. Me hago el dormido para que nadie más me moleste hasta que lleguemos a la isla en cuestión.

Con la parsimonia de un inglés bajo del avión y me muevo por los pasillos del aeropuerto. Hay como setecientas puertas de embarque por todas partes y otros tantos puestos de información con folletitos, pero yo sólo quiero salir de ahí una vez ya tenemos las maletas en mano. Oliver se queda de vez en cuando dando vueltas sobre sí mismo, que me da a mí que es alérgico a los aeropuertos así que le asignaré tareas fáciles.—Si ahora cuando salgamos ves un señor con un cartel que no sea de cartón ni tenga faltas de ortografía, es que no te has encontrado con un sintecho pidiendo. Enhorabuena. —Y si ya se encuentra a alguien con un cartel con nuestros nombres, es nuestro chófer. Eso sería genial. Por eso de que salimos de allí. Me da que no me ha escuchado con la cara de catatonia. Pues nada, aquí estamos de pie, que por mucho que intentamos poner cara casual la gente que pasa se da cuenta de que estamos esperando y odio con todas mis fuerzas que me miren como si me hubiesen abandonado a mi suerte en una gasolinera.

Toma, una moneda, ve a esa máquina y cómprame una chocolatina. Como andamos escasos de dinero, si te la atas al dedo y la recuperas antes de que la trague pues igual no nos viene mal. —Qué cojones, eso lo tiene saber él mejor que nadie.— No tengo hilo pero tal y como la tienes un pelo de barba te puede servir. —Y mientras se va con sus andares de oso peludo, yo me doy la vuelta a ver si puedo encontrar al que nos va a recoger. Meto una mano en el bolsillo y oh, no es un trabuco pero mola más porque con él puedo twittear, hola iPhone. Lo enciendo.

Estoy en un aeropuerto y sorprendentemente no hay nadie haciéndome fotos. Será que todavía no me he desnudado lo suficiente.
about 7 seconds ago from iPhone

A esto que viene con mi chocolatina, se la arrebato y me la como— Mira, ahí está el tío.—Nos acercamos. Los próximos diez minutos son todo holas qué tal, sí el vuelo muy bien, cuidado con esa maleta que lleva cosas frágiles. A pesar que durante el trayecto me pongo a M83 no sirve de nada, porque de fondo escucho perfectamente a Oliver entrando en un mundo nuevo y desconocido y creo que lo está flipando. Creo que no ha conocido isla antes, y se esperaba algo rollo palmera, cocos y tiburones alrededor.— Espera a que salgamos por la noche. —Sonrío muy creepy porque, eh, la puta mierda de sitio este es un nido de corruptos y gente que va con navaja suiza en mano al baño así que probablemente en cuanto salgamos del hotel nos atraque uno con una media y adiós adiós tres monedas de céntimo que nos quedaban para vivir.

Me pongo las gafas de sol antes de salir del coche sólo para quitármelas cuando cierro la puerta tras de mí (????) que siempre ha sido un gesto como muy yo. Me revuelvo el pelo y chasqueo los dedos para que el botones nos cargue todo. Cinco estrellas, no está mal el sitio, al menos desde fuera, no tiene churretes de mierda en la fachada. Antes de entrar, una adolescente nos corta el paso a ambos, me temo lo peor porque esa mirada de admiración no se la veo a mucha gente al menos hacia mí. Efectivamente dice que nos ha visto por internet y que molamos un montón.— Quita, fea. —Es lo único que sale de mi boca, ain't even mad. El problema es que lía a Oliver que creo que está sacando un boli para firmarle las tetas.— Joder, ¿es que no sabes hacer nada bien? —Le trinco de su feo jersey para tirar de él y que me siga.— Si no está en edad legal, no te sirve para nada. Cuando vas a aprender. —Cruzamos la puerta y oh, qué hall más majestuoso, me importa una mierda en realidad. Me pongo a hacer cola para recepción— Aunque lo mismo para cuando nos den la habitación ya tiene 18. —Bueno, los chinos delante nuestra se van rápido, porque creo que no entienden una mierda y se conforman con la habitación con las vistas al ojopatio (??).

Cuando llegamos, le doy una palmadita a Oliver para ponerle delante y que se encargue de él todo. Espero apoyando mi codo fingiendo indiferencia hasta que nos dicen que— ¿Una habitación doble? ¡Y una mierda una habitación doble! Dos, dos habitaciones, dos, una y dos. ¿Entiendes? —El recepcionista se ve comprometido, pero me da igual porque si tengo que lanzarme sobre él y zarandearle lo voy a hacer. Dice no se qué de llamar al encargado pero a mí que no me líe, que sé que él puede hacer el cambio y lo que quiere es huir de ahí.— No, no, no, trastea tú lo que tengas que trastear, vamos. —Accede a hacerlo pero para cuando consulta la lista de las reservas ya no hay ni un hueco en todo el lugar, los chinos se han llevado la última habitación libre. Vamos, que no queda otra que joderse.— Esto no va a quedar así, hablaré con quien tenga que hablar. —Esta vez de verdad que no va por el recepcionista, que va por quien haya hecho la reserva, iré al productor de la serie o quien sea quien tenga poder y me quejaré por el maltrato, luego iré y mataré a su madre. Pero el muchacho se acojona y creo que se va a poner a llorar.

Quiero que entre tú y yo haya mínimo un metro de distancia, que no ronques y que no duermas en prendas que solas de por sí me hagan estremecerme pero que puestas en tu cuerpo ya me suban la tensión. Son mis reglas y tienes que cumplirlas. —Le indico a Oliver, mientras subimos en el ascensor. Para cuando estamos arriba, tenemos las maletas allí, esperándonos.— Creo que tenemos jacuzzi en el baño, pero te prohíbo bañarte si no te has dado una ducha antes y te envasas al vacío los huevos. —Cuando entramos Oliver se pierde, seguro que no ha visto un jacuzzi en su vida, yo tampoco he visto muchos pero eso es lo de menos.— Es como un abrebadero de los tuyos, pero más grande, ¿verdad? —Le digo, desde la cama, suponiendo que está en el baño. Lo primero que hago no es tumbarme, ojo, me dan asco las colchas de las camas de los hoteles. Miro los cajones y estanterías, para ver si hay polvo. Los objetos que me encuentro los ordeno por orden alfabético y, una vez hecho eso, me siento en uno de los sillones.— ¿Cuándo tenemos el readthrough del episodio uno? Ven, que tengo aquí el guión, léemelo en voz alta o resúmelo o lo que sea. —Mientras, me dedico a mirar el papelito del mando donde dice los canales y todas esas cosas, al parecer hay uno porno pero a mí me da igual, si me tengo que hacer una paja que sea con música de calidad o algo.
avatar
Leth

Mensajes : 100
Fecha de inscripción : 29/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Arwen el Sáb Oct 08, 2011 11:35 am

JAJAJAJAJAJAJA, ADORO A MONICA GELLER! <3


Envy Adams
feat. Scott & Cheesie, feeding and petting the boyfriend and the cat!



Llevo días desganada y con un dolor de cabeza que no termina de irse, me cuesta coger el sueño y me paso muchas horas mirando al techo hasta que consigo dormirme. Y para cuando consigo coger el sueño, este me viene ligero y el mínimo ruido me despierta. A parte, hace frío, por lo que tenemos que irnos a dormir con todas las mantas que tenemos y, a veces, incluso con el jersey puesto o alguna sudadora. Pero bueno, también dormimos muy abrazados y eso siempre es bonito. Y no sé si debería preocuparme, pero el sexo con Scott ha dejado de ser salvaje para ser algo más dulzón y espero que no nos estemos amariconando, porque echo de menos esa sensación de que cada noche fuera nuestra última noche juntos, de que cada beso podía ser el definitivo. Antes cuando abríamos condones parecía que le acercáramos una cerilla a una caja de pólvora y ahora es diferente, no digo que no me guste... pero es como si fuera "sexo sobre seguro", "sexo sin riesgo" y aunque también implique "sexo de pareja" ni siquiera me pide que le haga las marranadas que le hacía antes. Es decir, Scott nunca me ha pedido guarradas, pero tampoco se oponía cuando yo me arrodillaba a la altura de su bragueta o cuando yo le susurraba al oído qué le iba a hacer esa noche. A lo mejor soy rara, pero me gustaba sentir un poco el peligro. Y bueno, normal que después de la caña que me daba, el hecho de que ahora haya "bajado el ritmo" me haga ponerme en alerta y tener los polvos bajo sospecha.

Abro los ojos poco a poco y voy estirando los brazos para despejarme y también para golpear a Scott en la cara, pero por más que estiro no le doy, de modo que cuando me giro para su lado y veo que no está, me incorporo de golpe para ubicarle dentro de la habitación. Pero parece que aquí no está. Sin embargo, el que sí que está es Cheesie, que intenta subirse a la cama de un bote pero le cuesta y al final saco mis brazos de la cama y le subo yo, porque el pobre se nos ha puesto regordete y ahora está algo más crecidito y nos lo comeríamos a besos. - Hola, gordi. Buenos días. A ver si persigues más ratones, eh? - Cheesie se ha puesto a jugar con mis manos y no deja de dar zarpazos al aire intentando chocarse con mis dedos (aunque tengo que tener claro que lo que quiere es destruirlos) y noto unas agujitas que se me clavan en uno de mis dientes y es que creo que el gatito tiene hambre, porque me ha mordido el dedo a conciencia. Le rasco un poco la tripa, con la otra mano, mientras él juego con mi izquierda. Pero entonces pasa una sombra que se ve por debajo de la puerta y Cheesie sale despedido a ver qué es. A veces es un poco perro (????) para estas cosas, pero creo que es por la educación que ha recibido, es un gato con problemas de personalidad (?) porque para los juegos y los mimos es como un cánido, pero para todo lo demás es 100% gatuno. Se cuela por el diminuto agujero que hay entre la puerta y el marco, por el mismo que se ha colado para entrar y hasta se escucha un pequeño rebufido, como de haber hecho un esfuerzo, cuando consigue pasar el culo por el mismo agujero por donde ha pasado la cabeza.

Si Cheesie y Scott han podido levantarse, yo también debería poder. Nada más salir de la cama me pongo una camisa de Scott encima de la camiseta-pijama-de-los-Ramones con la que duermo (también de Scott y me queda como un vestido) y unos calcetines de los gordos. Me recojo el pelo en un moño y salgo hacia la cocina, para coger algo de desayuno. Dentro de la cocina está Scott y me acerco a él sigilosamente y le abrazo por detrás y él pega una bote mientras me dice que no debería darle estos sustos y yo empiezo a reírme porque estás súper mono. Me subo a la encimera y él me mira y me dice que si se me ocurre volvérselo a hacer, que puede que me quede viuda. Le doy una patada en el culo - oigo quejarse pero no oigo fabricar desayunos - digo, alzando ambas cejas.



Cheesie se coloca justo debajo mío y alza su cabecita para empezar con la serenata de "meeeeu, meeeeu". Miro hacia abajo y le saco la lengua al gato. Pero él no entiende estos gestos de humano y mejor que baje ya a ponerle algo de comida en su cuenco, porque si algo sabemos es que es la cosa más tozuda y persistente que conocemos y hasta que no le pongamos comida no parará de pedir. Antes, pero, estiro a Scott de la camiseta mientras él se queja y pone caras como de que no quiere (pero sí que quiere, porque se ríe) y le arrastro hasta mí para darle el beso de buenos días. - buenos días, princeso - le doy un toque en la nariz, porque siempre que le toco la punta de la nariz él cierra los ojos y me resulta muy gracioso. También le doy algunos mordiscos en la mejilla, mientras él sigue con sus tareas desayunescas. Porque aunque se haya duchado (lleva el pelo mojado) ambos sabemos que Scott no se despertará hasta pasadas unas horas, de hecho, hasta que sus ojos no se han abierto del todo (?) no estará completamente despierto. Está científicamente probado, en serio. Me descuelgo del mármol y camino hasta el armario donde tenemos todo lo de Cheesie y me da hasta pena estar escuchando ruiditos del estómago de Cheesie, porque bien parece que no es el único que pasa hambre en esta casa. Pobre.

Cheesie se pone como loco cuando ve cómo caen los granitos de pienso en su cuenco y se lanza en misión kamikaze contra el bol en cuanto considera que ya ha esperado el tiempo suficiente, por lo que los últimos granitos que iba a echarle, le caen en la cabeza y él alza un segundo la vista del cuenco y también alza las orejitas, como poniéndose en alerta máxima, y a los dos segundos ya se le ha pasado la pena (????) y vuelve a la tarea. Le quito los granitos de la cabeza y se los meto dentro del bol. Está súper gracioso haciendo sus ruiditos de ÑAM, ÑAM, ÑAM, tan gracioso que la primera vez que se los escuchamos le gravamos con el móvil para tenerlo de recuerdo. A veces, cuando no echan nada bueno por la tele, Scott y yo nos lo ponemos y el siguiente paso es irle a tocar los cojones al gato, porque nos entra el orgullo paterno y necesitamos demostrarle nuestro cariño. Jo, era una cosita tan diminuta el día que nos lo encontramos... y mírale ahora. Scott y yo tenemos la teoría de que Cheesie va creciendo en proporción de su culo, porque primero le crece el culo y hasta pasados unos días el gato no queda proporcionado; pero tarda bastante poco en volver a quedar descompensado... supongo que llegará el día que deje de crecerle el culo, como le pasó a mi madre (?????????????).

Veo que Scott se dirige hacia el salón, con una taza en cada mano y yo me levanto de donde está Cheesie y no voy a sentarme a su lado en el sofá, me tiro por encima porque si no no es divertido y ahora que tenía una café en cada mano era mi oportunidad para divertirme como nunca y verle poner caras dignas del túnel del terror mientras hace equilibrios desesperados. Cuando considero que he tenido suficiente diversión por hoy, le cojo mi taza y me coloco de lado, encima de él, mientras con la mano libre nos tapo un poco por encima con la manta. Le doy un beso sonoro en la mejilla - gracias, esclavo - me acerco la taza a la nariz, para olerla, y Scott considera que era justo darle un toque en el culo de la taza para que me manchara la nariz. Me limpia la nariz con la boca mientras me mira sonriendo. - se está mascando una pelea de pellizcos y cosquillas y sabes que tengo todas las de ganar, porque llevo semanas dejándome las uñas largas... - pero vaya, Scott y yo no somos buenos en peleas de cuerpo a cuerpo y eso que alguna vez lo hemos intentado, porque es empezar a rozarnos y terminar desnudos el uno encima del otro, sin importarnos cuál sea la superficie que con la que nos toque experimentar en ese mismo momento. Encima de una lavadora en marcha, debajo del escenario que montaron para las fiestas, dentro de la parte trasera de un camión (camión que luego se puso en marcha) apoyados en unas cajas que había dentro, en casa de la señora Hanningan (lo cual fue un lol, sobretodo cuando estaba en la misma habitación que nosotros y no se enteró de la trama; ¿he mencionado que la señora Hannigan es sorda y ciega?) y muchos otros lugares ¿emblemáticos?



Doy el primer sorbo a mi café y cuando Scott intenta hacer lo mismo con el suyo se quema los morros. - Mmmm, vaya... ¿te duele? - Scott me mira sonriendo y asintiendo. Vamos, Scott, hemos jugado a esto muchas veces, deberías poder aguantarte la risa - ¿dónde te duele? - Scott se señala el labio y me reclino un poco para poder besarlo. Me acerco a sus labios y me paro cuando estoy a pocos milímetros. Paso uno de mis dedos por encima de sus labios - ¿aquí? - Scott vuelve a asentir y finalmente le doy un beso encima de sus labios, intentando no animar mucho la fiesta, porque primero tenemos que recargar nuestro cuerpo de energía antes de ponernos a despilfarrarla de nuevo. Scott y yo bien podríamos dedicarnos a dar alumbrado a Niamh a base de polvos, porque no nos cuesta mucho ponernos a tono y el aguante que tenemos en esto del sexo está por encima de la media.

-Deberíamos cambiarnos, dentro de poco cerrarán el mercado y si no nos damos prisa no podremos ir a hacer la compra - al menos, en cuanto a comida, conseguimos ahorrar un poco de dinero, porque en el mercado la reparten la que les sobra y son pocos los que te hacen pagar "algo" para no decir que la han ido regalando. Ir al comedor social nos daba vergüenza, porque está lleno de mendigos y el siguiente paso de ir al comedor social es siempre el de añadirte a un corro de mendigos que acaban de hacer fuego dentro de un bidón y están rulando una lata de albóndigas y un cartón de vino. Al menos nosotros tenemos una cama donde caernos muertos y a lo mejor si esta noche robamos 4 carteras, consigamos juntar dinero para el alquiler o para inscribirnos a unas clases de informática en el ayuntamiento, a ver si con un poco de suerte aprendemos a ser hackers (?) y nos dedicamos a reventar cuentas bancarias. - ¿Sabes? deberíamos conseguirnos un carrito de la compra, me hace muchísima ilusión tener uno. Uno de esos horteras, de esos que son a cuadros y no combinan las rallas verticales con la horizontales, ni tampoco con el color de fondo.

avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  _Sara el Sáb Oct 08, 2011 12:05 pm

Bowties Bibles are good!

Malcolm Drake (con el suegrísimo)

No sabe qué hacer. Y yo no sé qué hacer tampoco, y estoy convencidísimo de que una vez más, la he cagado. Pero tengo que arreglarlo de alguna manera, no sé cómo, pero ya se me ocurrirá. No puedo soportar que me mire así y se quede en puntos suspensivos, como si esto no tuviera solución en absoluto. La miro, esperando que por favor, por favor, diga que me perdona, y entonces es cuando aparece su padre.

No lo conozco mucho. Nos hemos visto un par de veces para cosas de la boda y tal y me ha parecido un hombre muy agradable, me cae bien y creo que yo a él también... pero veremos si esto ha cambiado mucho las cosas. Por su cara deduzco que ha oído la conversación y realmente, me gustaría saber qué espera que haga ella. Trago saliva e intento mantener la compostura cuando le dice a Kate que quiere hablar con ella. No acepta un no por respuesta, así que Kate se va y los dos se alejan un poco, y yo vuelvo a dejarme caer contra la pared.

Quiero escuchar lo que están diciendo y a la vez no quiero, porque tengo miedo de lo que pueda oír. Los Beckett son una buena familia de toda la vida. Bueno, la mía también lo era. A Alva y a mí nos consideraban buena gente, y nadie recordaba (probablemente, nadie sabía) a qué me había dedicado yo antes. Dios, ni Alva lo sabe. Pero ahora se acabaron los secretos. Puede que sea demasiado tarde para solucionar algunas cosas, pero no todas. Y he decidido que voy a luchar por Kate, como sea. Ya me inventaré algo para arreglarlo, no sé qué será, pero ya lo haré.

Dejo de pensar en chorradas cuando veo que Kate y su padre se separan y ella vuelve adentro. Jason se dirige hacia mí, con esa cara de serio que tiene, y por un momento me acojono un poco. Pero después, dice que ella me quiere.

-Y yo también la quiero. Jason, por favor, he... he hecho muchas tonterías pero jamás dejaría que le salpiquen a alguien que me importa. Lo dejé hace mucho tiempo...- Me interrumpo, porque no tengo otra forma de decir lo mismo otra vez, y él dice que espera que tome la decisión correcta. Que será dejarme, supongo. Así que bajo la cabeza y me preparo. Aunque conservo la esperanza de que esto no acabará así.

Y entonces cambia de tercio. Dice que sabe que yo la quiero y que si pensara que no soy bueno para ella, ya se habría encargado de separarnos. Se me queda cara de tonto por un momento, y tardo en entender lo que me está diciendo. Que quiere que cuide de ella, que no la deje hacer estupideces (y aparte, que su hermano está enfermo, o algo así. No lo sabía, y me siento fatal por no saberlo). Cuando acaba, estoy a esto de abrazarlo a él, pero como no sé cómo se lo tomaría, me limito a asentir con todo el vigor que me da el cuello. -Lo haré. Por supuesto que lo haré. Dios, Jason, me quitas un peso de encima. Pensaba que tú... que no me apoyarías, precisamente. Muchísimas gracias. Voy a hacer todo lo posible por recuperar la confianza de Kate y por merecerme el apoyo que me has dado. Te lo prometo.

Suspiro, aliviado. De verdad que no me lo puedo creer. Bueno, aún me falta la parte más importante, la de ella, pero al menos veo algo de luz al final del túnel.

-¿Me acompañas dentro a hablar con ella? Sólo un poco. Sé que a ti te escuchará más.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 30
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Chasing Girl el Sáb Oct 08, 2011 12:10 pm

Ali
ft.
Denis


Al final iba a resultar que Denis no era tan mal chico. Que sólo había tenido la poca fortuna de pertenecer a una familia que no la había incado en su vida. Al menos en las cosas más esenciales del hogar. Además, me estaba gustando hablar con él. Aunque decía alguna que otra cosa que me hacía abrir los ojos de par en par, no dejaba de pensar que, bueno, no iba tan desencaminado de lo que yo pensaba en realidad. Claro que estaba claro que yo tenía más presente mi conciencia que él.

Finalmente accedió a slair con nosotras y me alegré un montón. Sonreí con una sonrisa de oreja a oreja y estuve a punto de darle un abrazo. Ahora que habíamos congeniado me encantaría que saliese con nosotras siempre. Aunque, claro, se me olvidaba el detalle de que me sacaba unos seis años y, tal vez, le pareciéramos unas criajas que no sabían montárselo como debían. Que también puede ser. Pero oye, para vivir en Niamh, un lugar tan pequeño, y y que ninguno de nuestros padres sospechase que bebíamos los fines de semana y que ya habíamos hecho más de una vez lo de: duermo en tu casa y tú en la mía... pues tampoco nos lo montábamos tan mal.

Cuando le sugerí lo de irnos ya, aceptó. Sabía que no iba a negarse. Para el pobre ya había sido demasiado trabajo por hoy. Cuando iba a mirar por la caseta hacia la parte del jardín se me adelantó y él fue quien trazó el plan de huir como el viento. Me dejó algo pasmada porque fue demasiado rápido y nunca me había escaqueado en las narices de mis padres. Denis dijo que cuando dijese tres saliese corriendo, pero cuando llegó ese momento me quedé estática unos segundos pensando en los pros y contras de esto. Sobre todo en los contras. Al final fue Denis quien me tuvo que agarrar del brazo para que corra y entonces me desperté del pequeño trance. Le sonreí y corrí con él dando grandes zancadas, es lo que tiene medir un metro setenta casi desde los trece años. Llegamos a la puertecilla del jardín y la abrí en tiempo récord. Salimos corriendo y yo oía el ruido que hacían mis botas. Ni me había cambiado de ropa. Seguía con mis pantalones cortos, la camisa blanca súper ancha y mis botas que hacían imitación a una DocMartens pero algo más lighr. Mamá nunca me hubiese dejado ponerme algo con lo que pareciese una skinhead.
Seguimos corriendo hasta llegar a la plaza y, si no estaba equivocada, Denis me estuvo echando una carrera todo el tiempo. Pero cuando le veo casi jadear y decirme que parase le hice caso pero no sin echarme a reír aunque el pobre me suplicase que no lo hiciese.

- ¡Qué flojo! - dije tomándole el pelo. Sonreí dándole unas palmaditas en la espalda y me fijo en que la gente ya está preparándose para el momento de beber y salir de fiesta. Frunzo el ceño pues Kelly aún no me ha llamado pero me encojo de hombros. Igual ya ha encontrado a su "macho alfa". Entonces Denis, me saca de mis pensamiéntos diciéndome que se moría de hambre y que si quería tomar algo, que él envitaba - Denis, no tienes por qué... - dije sintiéndome algo incómoda. El pobre apenas tiene dinero y se lo quiere gastar invitándome a cenar. Claro que tampoco me sentía bien rechazándole - Mira, te diré lo que haremos. Tú me invitas a cenar y, mientras nos ponen mesa y todo eso, yo compro lo que vamos a beber, ¿ok? - dije guiñándole un ojo - No te muevas porque no tardaré nada - no le di mucho tiempo para que me respondiese porque, a los pocos segundos ya me había marchado corriendo. Entré a la tienda en la que Kelly y yo comprábamos la bebida y fui directa al pasillo de los vasos de plástico, del vodka y del kas limón. Cuando me puse en la cola para pagar, casualidades del destino, Kelly ya estaba allí.

- ¡Kell! - exclamé colándome con toda mi jeta delante de los tres clientes que ya hacían cola desde hacía un ratito - No te vas a creer con quién he venido - dije antes de percatarme de que ella también tenía compañía y que le estaba sobando el culo como cosa mala - Denis me ha acompañado y, bueno, me ha ddo algo de pena en casa así que le he dicho que se viniese con nosotras pero... te veo algo ocupada - bromeé y el chico con el que estaba me miró como diciéndome "y que lo digas...".


- ¡Sí! ¿Te acuerdas de que el otro día cuando me fui a casa me encontré a medio camino con el hijo del pastor? Pues te presento a Justin.

- Hola - dije tendiéndole la mano con cuidado de no tirar la botella de vodka. Siempre había sido super patosa.

- Entonces Ali... ¿te importa si hoy te quedas con Denis?

- Para nada, además se súper divertido. Y luego puedo quedar con el resto del grupo y se lo presento... Vosotros pasároslo bien - dije sonriendo - Por cierto, ¿podéis pasarme vosotros los litros? - dije mirando a Justin. Tenía pinta de ser más mayor que nosotras y, aunque nunca no hubiesen puesto pegas, era mejor asegurarse - Tengo el dinero justo - dije sacando la bolsita de tela en la que guardaba todo. Le dí el dinero justo y me lo pagaron todo. Cogí la bolsa y separé un poco a Kelly mientras su conquista pagaba lo suyo - Kell, si en algún momento de la noche te aburres o... algo dame un toque ¿ok?.

- Ay Ali, siempre con lo mismo... Estaremos en su casa porque sus padres no están así que... ya sabes que no me voy a aburrir... Por cierto no tendrás uno de esos condones que te suelo dar para que yo no los pierda porque voy muy pedo ¿verdad?.

Suspiré y saqué uno de mi cartera-bolsa que llevaba en el bolsillo - Toma. Pero Kell... tampoco corras demasiado. Ya sabes que luego te pillas, ellos no.. y, bueno no me gusta verte sufrir - dije realmente preocupada. kelly era mi mejor amiga desde que había llegado y habíamos crecido y eplorado diferentes cosas juntas. Claro que una más que la otra... Cuando le di el condón me dio un abrazo y tras despedirnos salimos cada una por nuestra parte. Cuando llegué a donde estaba Denis le habían sentado en una mesa muy chuli.

- Siento haber tardado - dije enseñándole la bolsa - He comprado vodka y kas limón - dije comenzando en voz baja - Espero que te guste. Ah y hoy Kelly no estará con nosotros. Ha encontrado a su hombre ideal y se van a casa de él a consumar su relación - bromeé - Claro que tenía pinta de haber pasado el día consumándola sobre todo cuando me ha dicho que le diese un condón porque se estaban quedando sin - dije sin preocuparme mucho por el tema y me encogí de hombros mientras miraba lo que podíamos pedir. La verdad es que la comida en Niamh era super barata y el lugar estaba lleno de gente joven y de mi edad, que éramos aún más jóvenes, comiendo aquí - ¿Has pensado ya lo que quieres cenar, D? - me gustaba llamarle por la letra de su nombre. Era un poco a lo Gossip Girl. Aunque, ahora que me daba cuenta, ¿no hacían lo de las letras sólo para las chicas? Porque Nate y Chuck no tenían apodos.. Sólo Dan que siempre ha sido "lonely boy".
avatar
Chasing Girl

Mensajes : 250
Fecha de inscripción : 02/10/2011
Edad : 28
Localización : Winterfell

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  _Sara el Sáb Oct 08, 2011 12:25 pm

Claire Morris (con Sara)

¿Os acordáis de esa época en el instituto en que salíais con gente a la que odiabais sólo porque estaban socialmente bien considerados? Tengo la teoría de que la gente popular siempre se lleva por fuerza mal entre ellos mismos (porque todos tienen la misma aspiración y demasiada poca empatía para alegrarse porque otro ha conseguido algo que desea y ellos no), y también tengo la teoría de que la socialización en mi trabajo de asesora también se basa en eso. Primero, llevo los años suficientes viviendo aquí para sentirme un poco ofendida por la carcajada en plan "¿en serio crees que nos vamos a quedar aquí? ¿estás de coña?" (de acuerdo, no es... no sé, Estocolmo, pero Niamh tampoco estaba tan mal, ni lo está, es un sitio con encanto y en cierto modo, nadie se metía en lo que hacías), segundo, la forma en que me cuenta su plan me da miedo. Cariño, supongo que en tu día votaste a Blair, pero hoy en día comparar cualquier cosa con la guerra de Irak es políticamente incorrectísimo.

No obstante, la escucho. Porque si hay algo que he sabido hacer siempre es estar pendiente de lo que la gente quiere, y busca, de sus puntos fuertes y de los débiles, y eso me ha ayudado mucho, así que esta vez no va a ser una excepción. En el fondo podría considerarme una privilegiada por estar donde estoy, tan cerca de las manos de hierro del nuevo régimen, lo suficiente como para saber cómo volver a ejercer lo mío sin que me pillaran. Pero no voy a hacerlo. Uno, porque quizá esta sea la buena oportunidad de dejarlo y no la voy a aprovechar. Dos, porque nunca había cobrado tanto en mi vida haciendo tan poco. Si necesito el chute de adrenalina, ya saltaré de un puente.

Sara me habla de que su forma de actuar es impopular, pero que las calles son más seguras ahora y todo eso, y asiento, porque ahí tengo que darle la razón. - Es cierto. Supongo que uno no llega a ninguna parte sin hacer sacrificios de un modo o de otro. Cada uno se juega lo que quiere o puede, y al final, siempre hay gente que te acaba apoyando. Supongo que en Niamh se acostumbrarán, con el tiempo.- Sonrío.- Mírame a mí. Lo que era y lo que soy ahora. La gente acabará dándose cuenta de que les interesa ponerse del lado correcto. Creas o no, al final acaba siendo lo más prudente. Y calculo que la mayor parte dela gente que ha sobrevivido aquí no es tonta.- O sí, quién sabe, yo he conocido a cada uno...

Bebo un traguito de la cerveza que nos han traído (podría haber pedido un cóctel pijo para quedar bien, pero qué le voy a hacer, sigo siendo una chica americana sin estilo, o eso me decían) y desvío sutilmente el tema. -¿Entonces, estamos investigando especialmente a la poli? ¿No se supone que los que han quedado son los "buenos"?- digo, haciendo el gesto de las comillas y dejando escapar media sonrisa.- No creo que los que dejaron a Walleran supongan ningún problema para el nuevo régimen. De hecho, deben de estar encantados con haberse quitado esa lacra de encima.- Como Tyler, pienso.

**Semioff, pero la source no va D:
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 30
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  _Sara el Sáb Oct 08, 2011 12:58 pm

William Archer (con Charlotte, uoooo xD)


[Follow me home]

Decidido, esta mujer es lo mejor que se ha inventado. Lo primero que ha hecho es pedirle la cuenta al camarero y luego decirme que coja el abrigo, que nos vamos. Contengo una sonrisa, me la comería aquí mismo, en medio, y con motivos extras después de lo que acaba de hacer (en serio, el que nunca haya querido esto de una mujer que tire la primera piedra), pero seguimos estando cerca de la comisaría y ahora las putas paredes tienen ojos, u oídos, o como se diga eso. Le acaricio la cara interna de la muñeca un segundo más y dejo que mi sonrisa se amplíe.

-Tus deseos son órdenes, bollito.

Dejo un billete sobre la bandejita de la cuenta en plan "quédate con el cambio" y noto la sonrisa que el camarero intenta contener. Sí, bueno, se nos nota, y qué. Como si tú no hubieras tenido un calentón nunca. La diferencia es que a ver si ha tenido alguien que le haya ayudado a llevar el calentón a alguna parte, porque este chico precisamente un experto no parece. Pero bueno, como si eso a mí me importara de todos modos.

Salimos a la calle intentando mantener la compostura (yo recordaba que hacía más frío cuando vinimos) y sin decirnos nada, como si lo supiéramos de antemano, nos dirigimos a casa de Charlotte, que es la que está más cerca. Supongo que ya hemos perdido tiempo suficiente como para detenernos en más cosas. y también supongo que hay mil asuntos de los que no hemos tratado y que tendremos que acabar hablando en algún momento, pero creo que ninguno de los dos estamos en eso ahora mismo. A medida que vamos avanzando empiezo a acusar más la necesidad de tocarla, y la tomo por la cintura, colando la mano por debajo de su abrigo. Hay una línea de piel entre la cinturilla del pantalón y la camisa que se nota cálida bajo mis dedos, y me muero por colar la mano debajo y subir por toda su espalda, pero entonces me doy cuenta de que está siendo peor el remedio que la enfermedad, y que es mejor esperar a cruzar y llegar arriba. Ya estamos enfrente de su edificio.

En cuanto subimos la escalera, antes de abrir, ya la aprisiono entre mi cuerpo y la puerta mientras abre, le aparto el pelo de la nuca y empiezo a besarle el cuello despacio, no sé si como queriendo distraerla o queriendo distraerme yo en los segundos que está tardando en abrir. Entramos con un leve empujón y entonces la miro, de pie enmedio de ese salón que tantas noches me ha visto, acompañado o solo pero deseando estar acompañado (la tortura de las noches posteriores al secuestro, Dios) y cierro la puerta detrás de mí, consciente de que se acabaron las tonterías.

-Ven aquí.- le susurro, antes de ser yo quien se acerca, la toma por la cintura y alcanza sus labios.


**El gif podría ser medio off pero yo lo veo muy come-to-bed-eyes... XD y cualquier excusa para ir a la tracked tag de Hidden es buena
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 30
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Chasing Girl el Sáb Oct 08, 2011 1:23 pm

Hunter
ft.
Lake



Nos acercamos al lugar en el que había comprado mi comida y cuando estábamos haciendo cola para pedir me preguntó si comía siempre aquí. Reí un poco y de manera algo tímida y negué con la cabeza - No, no como todos los días aquí, sólo de vez en cuando o cuando la irresponsable de mi hermana olvida que tiene que salir ella a hacer la compra - dije acordándome del follón de ayer porque íbamos a tener que estar hasta el martes tirando de comida para llevar y pizzas porque a la niña se le había olvidado ir a hacer la compra pese a que le llené media casa de post-its diciéndole que no se le olvidase. Después Lake comentó que a Fred le hacía su madre la comida y reí. Se notaba demasiado, alguna vez hasta le había visto una nota con algún corazón o algo por el estilo cuando sacaba su almuerzo de la bolsa. Lo que no me esperaba fue el detalle de que su madre le cuidaba tanto que hasta le planchaba los calzoncillos - Vale eso ya sí que es de sibaritas - reí.

Antes de decirme algo mas llamaron al siguiente cliente y Lake me dijo que podría ir cogiendo sitio y así lo hice, aunque no e iba aolvidad de que le había prometido que iba apagar yo. Pero creo que ella ya lo tenía todo calculado porque sugirió que podría invitatle a otra cosa. La verdad, no se me ocurría a qué... [1] Fui a una mesa algo alejada del ruido y del olor a frito de la cocina y saqué de mi bolsa mi comida mientras esperaba a que Lake pidiese lo suyo. La verdad es que me sorprendió con todo lo que vino en la bandeja. En un proncipio la había notado reticente a comer aquí y hasta pensé que era un poco milindris pero, al final, iba a resultar que comía más que yo. Lo que más gracia me hizo fue que, pese a todo lo que llevaba, la cocacola era zero. Me recordaba a cuando trabajé en una cafetería donde lo que más dábamos era desayunos y teníamos un cliente que pedía tortitas, huevos ocn bacon y, como estaba velando por su dieta, una cocacola light. Claro que a Lake no le hacía falta dieta alguna, estaba perfecta como era.

Cuando se sentó preguntó por mis planes para esta noche. Francamente, aunque sonase penoso, no tenía planes para esta noche. Pero ni para ésta ni para ninguna otra. No era un chico qu saliese muy amenudo. De eso ya se encargaba mi querida hermana la que llevaba viernes sábados y domingos sobre las 8 de la mañana... Lake sugirió que podríamos ir a los bares de la playa. Fue algo extraño porque, por mucho que no saliese, la idea no se me antojó rara - Pues, la verdad es que no estaría mal - dije saliendo al paso de mis vergüenzas - Así puedo al menos invitarte a algo - en ese momento caí a lo quese había referido ella antes. Soy idiota. Idiota perdido - Eso sí, me vas a tener que guiar tú porque en lo que llego aquí en Niamh digamos que mucho, lo que se dice mucho, no he salido - bueno, técnicamente había salido unas cuantas veces por la noche. Pero sólo porque me habían llamado para ir a recoger a mi hermana que llevaba un pedo descomunal o se había quedado tirada en la otra punta de la isla. Tía más irresponsable no había visto en la vida.

- De todas formas... ¿no quedas con Fred? - pregunté antes de darle un trago a mi cocacola dejándole tiempo para responder a ella. Me parecía algo raro que, pudiendo estar con su novio, prefiriese salir a tomar algo conmigo precisamente el primer día del toque de queda que todo el mundo estaba ansioso por violar. Y, la verdad, a ella le veía ese espíritu rebelde al que le gustaba slatarse ciertas normas. Siempre que me había fijado en Lake había notado esa sensación de rebeldía y, bueno, hoy ya cuando la ví bajar de esa moto con ese escote... creo que pocas dudas quedaron en mí. Simplemente con su actitud al bajar de la moto además de la ropa que llevaba y... bueno, cómo la llevaba cuando nos encontramos... Joder Hunter, al final te va a gustar la chica y tú sin enterarte... Tiene novio así que está fuera de tus límites.

[1] Sí, es retrasado xDD
avatar
Chasing Girl

Mensajes : 250
Fecha de inscripción : 02/10/2011
Edad : 28
Localización : Winterfell

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Bolly el Sáb Oct 08, 2011 1:34 pm



Charlotte Day

(Con William, sexy tiems.)

PS: Nos imaginamos que el de la foto es él y punto LOL.

Tengo una fuerza de voluntad y capacidad de auto control mayor de lo que en realidad creía. Este calentón no lo he pasado en mi puñetera vida, excepto por la otra vez y fue con él también, y sin embargo soy capaz de actuar con toda normalidad (bueno, si, con toda normalidad. Nos ha faltado estamparle el billete en la cara al chaval) El camarero nos mira con cara de: Anda, sí, iros ya antes de que empecéis a follar aquí y me arruinéis el negocio y finalmente vamos a la calle. Además, no es tampoco asunto suyo, pero sí, lo reconozco, puede que se nos note...un poquito nada más. Él dice que mis deseos son órdenes, y sé que está realmente encantado con el movimiento que he hecho. ¿Sorprendente viniendo de una chica? Puede. Pero hasta las chicas tenemos nuestro límite.

Conseguimos comportarnos conforme andamos los escasos metros hasta mi casa, que está literalmente en frente. Nunca me ha gustado ni cuando era jovencita armar espectáculos por la calle y además las cosas están como para que nos vea alguien, ¿sabes? Que no. Prefiero dejar estas cosas para mi casa, que es donde tienen que estar. De todos modos William se empieza a arrimar y...sí, diría que antes de entrar a ese sitio hacía más frío. Ahora que está agarrando mi cintura hace menos frío aún.

Bien, Charlotte. Sólo unos metros más, la escalera y estáis frente a tu puerta. Ánimo,tú puedes. No le asaltes todavía.

Como si me hubiera leído el pensamiento, o nuestros cerebros estuvieran sincronizados, es cosa de que lleguemos al rellano cuando me atrapa contra sí mientras estoy abriendo la puerta y empieza a besarme el cuello. Oh, Dios. Bien, debo concentrarme en...¿qué? Sí, en entrar a mi casa, mierda. Está jugando sucio. No es justo, que una también ha llevado un tiempo considerable de sequía. Me deja libre para que haga la puerta ceder y entonces me quedo ahí en medio y le miro mientras cierra la puerta y yo suelto las llaves en alguna parte sobre alguna mesa y tiro el bolso en alguno de los sofás. Yo que sé. No estoy para fijarme en estúpidos detalles ahora mismo salvo en comerme de arriba abajo a cierta persona. Porque sí, es lo que pienso hacer.

Él me susurra que vaya mientras se acerca y yo sonrío y siento sus labios de nuevo sobre los míos y saben a whisky y a tabaco y echaba de menos su sabor y a él y todo. Me agarro a a las solapas de su abrigo conforme profundizo el beso y mis manos empiezan a desabrochar botones porque todo esto sobra. Diría que incluso me tiembla el pulso ligeramente y siento mi corazón a mil revoluciones por minuto. Deslizo el abrigo sobre sus hombros hasta que cae por ahí. Él hace lo propio también y en menos de lo que queremos darnos cuenta estamos apoyados contra la pared, mis piernas recibiendo su cuerpo y sus labios sobre mi cuello. Me tomo un segundo para respirar mientras cierro los ojos. Un leve suspiro escapa de mí. Le vuelvo a besar intensamente y mis dedos se quedan en su nuca, acariciando su pelo que ya le he revuelto bastante.

- Esto no es muy cómodo, ¿no te parece?

Alzo una ceja y enlazo mi mano con la de él y le guío rápidamente hasta mi cuarto, unos pasos más allá, donde mi cama nos está esperando.

Si vamos a hacer las cosas vamos a empezarlas bien desde el principio. ¿No?
avatar
Bolly

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 14/10/2010
Edad : 34
Localización : Hollywoo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Gaia el Sáb Oct 08, 2011 1:51 pm


I'M A MOROSA U.U
Lily O'Donnell · Ft. John Banks En: Su casa · || DOY || ESPERO
Sara Schulze · Ft. Claire Morris En: Despacho · || DOY ||ESPERO
Emily Yutsman · Ft. XXXXX En: Waiting · || DOY || ESPERO
Leo Edwards · Ft. Nika Tsyrkunova En: Casa · || DOY || ESPERO
Jack Maguire · Ft. XXXXX En: Waiting · || DOY || ESPERO
avatar
Gaia

Mensajes : 232
Fecha de inscripción : 19/09/2011
Edad : 31
Localización : By the Docks

Ver perfil de usuario http://brookshousingestate.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Arwen el Sáb Oct 08, 2011 2:01 pm

Ray Carling
feat. Aidan, sharing beers



Si algo debería consolarme es que el tal Aidan no va a darme por saco. No mentiré y diré que lo prefiero a él a tener a una zorra cachonda y sedienta de polla como fue el caso de Morrison, pero al menos si va a pasarse los días calladito y pasando desapercibido, pues tampoco me da motivos para ir al Guv y "devolver" al chaval para que se lo quede otro. De todos modos, aunque intentara hacer eso el Guv me haría sellarme muchas veces el culo (???????) antes de darme razón y decir que sí, que a Aidan le cargue otro. De todos modos, espero que empiece a despejarse un poco, porque esta misma noche ya tenemos que empezar con esto, que cuanto antes empecemos antes terminaremos. Aidan seguro que piensa como nosotros, aunque de todos modos tampoco tenía pensado preguntárselo, porque el plan lo montamos nosotros y él solamente puede modificar pequeños detalles que no jodan el "objetivo final" de nuestro plan. O sea, Aidan, que básicamente no tienes ni voz ni voto, aunque te hagamos creer que sí (????????), porque tenemos que ser nosotros los que movamos los hilos. Lo siento. Bueno, miento, no lo siento... es lo que hay.

Ni que sea por romper el silencio, le pregunto lo primero que se me pasa por la cabeza. Y aunque lo primero que se me pasa por la cabeza es preguntarle si a él realmente le van los tíos o si en realidad le molan las chicas pero está haciendo esto por dinero, opto por preguntarle que de dónde es. Y parece que es de Niamh, como yo, de la capital (??????) de la isla. Que bueno, que en realidad la isla es una calle larga (????) de la que van saliendo las otras y tardas menos de 2 horas en hacerte la isla de norte a sur y menos de 3 en hacértela de este a oeste (más que nada, porque las carreteras son algo más malas), pero aún y así ya es mucha casualidad que seamos de la misma zona y nunca nos hayamos visto. La verdad es que yo no me voy fijando en los tíos, aunque para él es diferente claro, que a todo el mundo le gusta practicar sexo con gente sexi y él será chapero, pero no es tonto. Hasta yo prefiero mear al lado de un tipo con el pene más o menos en buen estado (no es que me fije mucho, pero lo de comparar es inevitable. De todos modos, todavía no he encontrado una tranca que sea capaz de hacerle sombra a mi polla) que no al lado de un tipo con hongos en el pito, que a ver si cuando se la sacuda (algunos parece que todavía no han aprendido a ejercer la agitación suficiente sobre su manguera como para regar solamente la zona pactada) me va a salpicar y me va a contagiar contra mi voluntad (????). Que cada uno la meta donde quiera, pero al menos que respete mi espacio vital.

No esperaba que Aidan se me pusiera en plan empalagoso tan pronto y en el fondo me jode ver que la finalidad del discursito de "yo no quería, ellos me obligaron, me sabe mal que te haya tocado a tí" sea la de sentir lástima por mí. Yo no doy pena ni lástima, ¿entiendes? Yo lo único que provoco es envidia y placer, me crearon para ser el Dios del sexo y para codearme entre los mortales como la máxima expresión de Hombre Triunfador, así que todos aquellos que sientan lástima por mí serán castigados en la medida que yo crea necesaria. - Pues que no te dé lástima - sentencio, en un tono de voz bastante solemne. Quiero que te quede bien clara una cosa, Aidan, la próxima vez que sientas lástima por mí te la voy a quitar a patadas si es necesario. Pego un frenazo cuando veo el semáforo cambiando a rojo, no es que lo haya hecho aposta, pero me hace gracia que él me haya mirado como si acabara de vomitar todos los órganos que componen su sistema digestivo y respiratorio. Puedes entretenerte a volvértelos a colocar dentro, que este semaforito es de los largos.

Aidan acaba de decir la frase que no le he dejado decir antes, mientras me regodeo triunfante por haberle asustado con lo del frenazo (no ha sido una broma intencionada, pero todavía me río de la cara que ha puesto) con una carcajada infinita, porque no puedo parar de reír ahora mismo y entonces es como que él me da las gracias y ahora me siento fatal, porque a lo mejor no era lástima. Supongo que solamente intentaba expresar que está agradecido o algo, bueno, de hecho es lo que dice de un modo bastante literal con su frase. Me recompongo un poco en el asiento y le miro, tragando saliva. - No tienes que darme las gracias. Ahora esto es parte de mi trabajo - se vuelve a poner en verde y entonces arranco. Parece que mi habilidad no es la de darle conversa a la gente, yo normalmente nunca me veo envuelto en situaciones incómodas, pero eso es porque básicamente mi vida social se resume a hablar de cosas de polis (?) o bien coquetear con mujeres, por lo que como Aidan no es ni una cosa ni otra, de ahí a que todo esto esté resultando tan violento hasta para la mujer que está al otro lado del GPS (??????).

Mientras estamos en silencio las tripas de Aidan no dejan de sonar y le voy echando miraditas, para ver si dice algo, pero en vistas de que está claro que él no va a pedirme nada de comer, decido meterme por el desvío en cuanto veo el cartelito anunciando el supermercado que hay en la carretera. - Me estoy muriendo de hambre - mentira, pero bueno, supongo que estoy intentando enmendar mis errores o algo - ¿tú tienes hambre, Aidan? - el pobre contesta como quitándole importancia. Y yo hago como que me lo creo que solamente quiere algo "ligerito" para cenar, por matar el hambre, nada más, que en realidad él está bien alimentado (????) no hay más que verle. Estaciono en el párking y saco las llaves del contacto. Me quito el cinturón y me pongo de lado en el asiento. - Espérate aquí, no tardaré nada. ¿Algún antojo que saciar? ¿Quieres que te traiga algo en especial? - ya era de esperar que él negara con la cabeza. Mientras estoy saliendo del coche dice que no tiene dinero y yo me giro para verle, antes de cerrar la puerta - no te preocupes, invito yo. - y cuando Ray Carling dice que invita él, es que invita él, o sea, que este ticket no lo voy a hacer llegar a la comisaría, porque soy un hombre de palabra.

Cojo una cesta de las que hay a la entrada y voy directo hacia los frigoríficos. Me tengo que subir el cuello de la chaqueta para no meterme de frío o pillar lo que no tengo, porque hasta los trabajadores llevan polares para poder soportar el sufrimiento; porque tan buen punto he pisado ese pasillo solamente un pensamiento ha sido capaz de cruzarme la mente "winter is cuming coming". Joder, que es invierno, por el amor de Dios, que lo raro es que no haya bloques de hielo colgando del techo o que los productos frescos no queden congelados. Que llegar al otro lado de este pasillo tiene un mérito que ni te lo imaginas. Que el puto Tesco parece que haya desarrollado un microclima (?????). Cojo aire y pienso rápido todo lo que tengo que coger de este pasillo, porque lo importante es pensar con claridad (cabeza fría - HECHO - y pies calientes - ESO YA ES MÁS COMPLICADO - otorgan seguridad. Genial, ya estoy delirando proverbios chinos) (???????) y cuando lo tengo claro me doy codazos con la única persona que hay en el pasillo, pero si está en medio está en medio y no hay vuelta de hoja, y cojo el queso en lonchas y la mantequilla. Porque mi nevera está vacía y al Guv no se le ocurre otra cosa que darme invitados. También se me ocurre coger una lechuga y un par de tomates. Camino hasta la sección de los cárnicos y cojo una bandeja de hamburguesas. Ahora ya solamente me falta el pan de sésamo y ya lo tendremos todo. Cojo una caja de cervezas, una botella de agua y también ketchup, mayonesa y Coca Cola para Aidan. Me resulta gracioso cogerle unos mini bricks de leche de esos que vienen individuales y con cañitas y mientras los veo pasar por el lector del código de barras, me doy cuenta de que acabo de cometer una soberana estupidez y que lo de los bricks de leche es en realidad una broma de mal gusto encubierta (???) y yo que lo hacía porque en ese momento - Y NO VALE REÍRSE CON ESTO - me ha parecido adorable hacerlo. Ya está, ya lo he dicho: adorable. Ja, já, Ray Carling ha dicho "adorable".

Salgo cabreado conmigo mismo del supermercado y Aidan me mira con cara de acojone a través de los cristales del coche, en cuanto me ve acercarme. Seguro que ya le tengo contando los segundos. Joder, Aidan, relax, que no soy el ogro del cuento. - Hacía más frío dentro del supermercado que fuera. En comparación al super, aquí fuera estamos teniendo un verano caluroso. - me río, porque todas mis bromas me hacen mucha gracia. El viaje hasta casa lo tenemos más o menos relajado, supongo que Aidan ha necesitado todos estos minutos para quitarse el miedo del cuerpo. Aparco justo delante de la puerta y salimos. Entramos en casa y damos las luces, yo voy directo a la cocina a dejar las bolsas y Aidan se queda en el salón. Cuando salgo de la cocina le veo ahí parado, sin terminar de decidir cuál será su siguiente paso. - Primero de todo, te haré el tour reglamentario por la casa. Debes saber que esta era la casa de la hermana de mi abuela y que por eso los gustos decorativos son de mujer de ochenta años, puesto que está claro que yo no escogí esas cortinas y mucho menos las baldosas del lavabo. - Aidan esboza una sonrisa, intuyo que imaginándose cómo deben ser las baldosas. - No avancemos acontecimientos. Ya habrá tiempo para cachondearse de las baldosas después, hay que verlas en directo. Si no, no mola - cuando vea que mi baño es rosa, HASTA EL VIDET!, ya se reirá, ya. - Deja las cosas por... ahí - digo, señalando a un punto del salón al azar - y sígueme.

A ver, hay cosas que sí que he cambiado. Mi habitación está decorada por mí. El salón tiene "toques", como el sofá de cuero y el póster de Pamela Anderson (aunque como está colgando en tras la puerta, si esta no está cerrada no se aprecia). Pero todo lo demás, como vivo solo, no me importa dejarlo tal y como estaba. Le enseño la cocina, el estudio, la habitación de invitados (es un trastero), mi habitación y por último el baño, que el salón ya lo ha visto. Abro la puerta trasera para que vea el jardín y se acercan algunos gatos callejeros a pedir comida. Aidan se agacha para tocarlos y yo ruedo los ojos. - Puedes tocarlos, pero te lavas las manos, ¿eh? y que aquí no entren, no me gustan los animales - genial, ya lo estoy viendo: mientras yo esté en la comisaría, él tocará su flauta para que los gatos del vecindario vengan a beber los minibricks de leche que he comprado para él.

Cerramos la puerta cuando considero que Aidan ya ha repartido suficiente amor a esos gatos asquerosos y le señalo dónde está el baño, para que se lave con lejía si es necesario. Le señalo con el dedo por dónde queda la cocina y voy hacia la cocina para empezar a hacer la cena. Pongo aceite en la sarten y lo dejo calentándose, mientras corto el tomate en rodajas y lavo la lechuga. Las hamburguesas se harán en un plis y el pan no tardará nada en tostarse, sobretodo si lo tostamos al final. Al rato entra Aidan, que se está oliendo las manos. - A veces la compra me la hace mi madre - le digo, para que no se asuste por mis gustos amariconados sobre jabones de melocotón y manzana - puede que algún día la veas por aquí. Le encanta comprarme jabones, detergente, ambientadores... pero al menos así luego no me incordia. La verás los jueves, que es el día que viene a hacerme la casa. Pero el resto de días también viene a meter la nariz. - al menos Aidan se ahorrará los interrogatorios que les hace a mis citas que se quedan a desayunar en casa. De todos modos, para evitar que una mujer se convierta en mi novia (mejor dicho: para evitar que se convierta en la nuera de mi madre; porque en el fondo ellas no lo saben pero yo solamente intento hacerles un favor), sigo las mismas normas que para domesticar a un gremlin, básicamente son 3: tenerlos apartados de la luz del sol (nadie te promete que lo que bajo la luz de la luna era "sexy", cuando quede expuesto al sol sea... diferente. No hay que verlas durante el día), no pueden mojarse (al loro! QUEDA TERMINANTEMENTE PROHIBIDO DUCHARSE EN MI CASA) y no alimentarlas a partir de la medianoche (únicamente quedan fuera de la ecuación los productos untables en mi nabo o, ya directamente, mi nabo. En definitiva, si se quedan a desayunar, mala señal, repito, MALA SEÑAL). Y es que cuando rompes una de estas 3 reglas es que quieres algo más con la mujer en cuestión.

Echo las hamburguesas al fuego y al poco rato ya tenemos unas hamburguesas la mar de decentes. Aidan ha estado colocándome las cosas en la nevera (debe de haberse dado cuenta que nunca como en casa) y se ha echado unas risas con los minibricks de leche, que creo que se ha pensado que eran para mí. Quién ríe el último, ríe mejor. - ¿te pongo queso? - Aidan asiente, porque es de lo míos (????) con esto del queso. Saco un par de cervezas de la nevera y coloco las hamburguesas en los platos. - ven, vamos a comer los manjares del señor en el sofá. Hoy te dejaré a tí bendecir la cena, pero mañana... que gane el mejor - comento, con sarcasmo. Aunque a lo mejor Aidan es el hijo de pastor (que solamente se ha descarriado un poco) y es un regilioso remilgado de los que bendice la mesa y tal. Dejo los platos encima de la mesita con ruedas (la clásica para cenar en la cama o en el sofá) y la hago rodar hasta el sofá, mientras me río al ver la cara que se le pone a Aidan. - sí, ríete. Pero esto va de lujo cuando echan fútbol o cuando hay rugby. - como buen irlandés, intuyo que le gustará el rugby una cosa loca. Abro una cerveza y se la paso y luego abro otra para mí. Subo las piernas al sofá y pongo el canal de deportes, para tenerlo de fondo. - ¿te gustan los deportes o cambio?

-Mañana iremos al súper a coger algo de comida. Bueno, iré yo, mejor que nadie nos vea juntos. Tú hazme una lista con cosas que te gusten y tal, así todos comemos a gusto. - le doy un trago a la birra - Oye, quería comentarte sobre las comidas. Si te parece, yo puedo preparar los desayunos y tú las cenas. Me gusta desayunar completo, así que me levanto pronto para hacer tortitas, freírme bacon, hacerme huevos revueltos, calentar judías, exprimir naranjas y tostar pan. Así que tú puedes hacer las cenas. Para comer solamente vamos a coincidir los fines de semana, aunque no todos, porque a veces mis hermanas y mi madre organizan encuentros familiares. Está claro que no te voy a obligar a venir, pero podría traerte un tupper con las sobras. De hecho, mi madre te querrá atiborrar a comida tan buen punto te conozca, así que cuando estés preparado para conocer a la "señora Carling" me avisas y os presento. Hace unas jacket potatoes deliciosas, así que en cuanto pruebes sus patatas vas a morirte de ganas por conocerla. - le doy un mordisco a la hamburguesa y miro a Aidan, que ya tiene el plato vacío. ¡Y tanto que tenía hambre!

Me levanto a por unas patatas de bolsa y las pongo encima de la mesa-carrito con la excusa de que me gusta comer la hamburguesa acompañada de patatas, pero en realidad lo hago porque sé que se ha quedado con hambre. Si es que no me ha dado ni tiempo a sacar el ketchup. Le miro de reojo mientras mastico, ha atacado las patatas pensándose que no le observo, pero joder, que no le dé pena pedirme más comida. - ¿Te apetece un postre o algo? No tengo mucha cosa, pero, yo que sé, puede pelarte una naranja o podemos mirar de hacer tortitas. - las tortitas son siempre un win, creo que se le han iluminado los ojos cuando he pronunciado tortitas la primera vez. - Anda, haz una cosa. Vete haciendo la masa y ahora voy a freírlas. ¿Sabes hacer la masa, no?
avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Gaia el Sáb Oct 08, 2011 3:02 pm

Leo Edwards
Ft. Nika Tsyrkunova || En: Edificio, making friends

A veces tu día es una mierda. Otras veces, mejora de golpe y tu, insignificante humano, lo terminas de joder (como acabo de hacer yo con la rubia)… En esos momentos lo que más te apetece es tirarte por un acantilado, o coger al karma y darle patadas en el culo por no avisarte de que algo bueno te va a pasar. Pero supongo que así es la vida. Unos nacen con estrella y otros… se llaman Leo Edwards.

El caso es que apelo a Dios y a toda su corte celestial para que la chica sea extranjera (¿Quién saluda por estos lares con un “hey you, stranger”?) y no haya entendido nada de lo que le he dicho pero resulta que no, que simplemente es nueva en la ciudad. Tengo ganas de explicarle que no todos dan bienvenidas como la mía pero como en vez de huir me da conversación, me callo. A lo mejor no lo he hecho tan mal o a lo mejor el destino me ha dado otra oportunidad porque mi día ha sido muy mierda. Así que intento centrarme y responder coherentemente con una frase de más de cinco palabras.



- Sólo paso en casa el tiempo necesario – respondo haciéndome el interesante porque no mola nada decir que eres el idiota al que le meten los turnos que nadie hace en la redacción -. Sobre todo últimamente con todo lo del nuevo régimen. Va en el pack de ser periodista. Supongo que por eso no nos hemos visto.

- Por cierto, ¿en qué piso vives, esto... cómo has dicho que te llamabas?

- Leo Edwards, sexto derecha. Siempre dispuesto a dar una taza de azúcar a los vecinos.

Me río lo necesario porque ella no lo hace y me doy cuenta de que me intimida. Mucho. No sólo en el plan “está buena” si no también en el de “si te descuidas te da una hostia” y no entiendo muy bien por qué. Trago saliva y hago un amago de pasar por su lado. Ya sabe mi nombre, sabe mi piso y he hecho el suficiente ridículo por hoy. Lo que me queda es meterme en casa.

-Oye... ahora mismo iba hacia el centro. ¿Por qué no vienes a tomarte unas cuantas conmigo y así nos conocemos mejor?

Me paro en seco y me giro. ¿Lo está diciendo en serio?

- Bueno… - no es que me lo esté pensando, lo que pasa es que me ha dejado descolocado con la proposición.

- No soy la clase de persona que hace galletas a sus nuevos vecinos, prefiero llevármelos de copasabro la boca para dejar escapar un inaudible “Ahhhmmmm”- Venga, tienes cara de haber tenido un día duro y seguro que un par de copas y charlar con tu nueva vecina te vienen bien.

Esta bien señor karma, mensaje captado.

- Vale, me has convencido.

Los dos salimos del edificio y tiramos en dirección al centro de la ciudad. Lo cierto es que ella es mejor compañía que cualquier otro para tomarme algo en un bar asi que no me puedo quejar.

- No me has dicho tu nombre – caigo en la cuenta -, y como vecinos que se van a tomar unas cervezas creo que es lo mínimo que debo saber. El resto… bleh – hago un gesto con la mano como desechando la idea -, no te has cruzado con el vecino cotilla, así que poco me interesa. Lo que tú quieras contarme estará bien – porque de algo tendremos que hablar, digo yo.

Cuanto más nos acercamos al centro más personas empezamos a ver en las calles. Muchas de ellas parecen que lleva bebiendo desde las tres (del día anterior) y se tambalean de un lado a otro por las calles.



- Danos una fiesta y alcohol y en esta isla perdemos el norte – digo esquivando a uno de esos “danzarines etílicos” antes de entrar en un atiborrado pub. Estiro el cuello y busco una mesa libre pero está tan lleno que tenemos que conformarnos con la barra. Los dos pedimos y esperamos hasta que nos traen las consumiciones -. Lo que decía, fiesta y alcohol y lo cómico es que no sé si realmente tenemos algo que celebrar. La antigua situación era una mierda – le aclaro, por si no está al día, antes de darle un trago a la cerveza - pero esto, bueno, toques de queda y militares. Si tengo que elegir no sé que prefiero. Y siendo periodista todo es más asqueroso aún. Trabajo extra y todos queriendo que te posiciones de un lado u otro. La objetividad es una farsa.

Y me doy cuenta de que me estoy poniendo en plan político-filosófico.

- Soy un asco en temas de conversación, ya lo sé - me río.
avatar
Gaia

Mensajes : 232
Fecha de inscripción : 19/09/2011
Edad : 31
Localización : By the Docks

Ver perfil de usuario http://brookshousingestate.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Gaia el Sáb Oct 08, 2011 4:59 pm

Lily O’Donnell
Ft. John Banks || En: Su casa



Una de dos. O David es perfecto o John ha aprendido a venderlo muy bien. Vamos, su hijastro parece sacado de esos folletos de “hombres por catálogo” (???): trabajador, simpático, idealista, con conciencia política… Normal que acabe dirigiéndose a mi como “la futura Jackie Kennedy”. Yo misma he dudado por un momento de si hablaba de su hijastro o de un familiar lejano de los famosos políticos estadounidenses.

Pero no me lo creo. Alguna tara tiene que tener el joven Sinclair para que le amañen un matrimonio como el nuestro. Venga, en mi caso es algo que se resume a que al ser mujer no puedo ser parte del imperio mafioso de mi padre y a lo mejor que puedo optar es a un joven rico. Pero, ¿cuál es su problema? Porque algo tiene que haber.

- Parece el hombre perfecto – respondo con desconfianza cuando entramos en la sala de estar.

John me pide que me siente y pregunta si quiero algo para tomar.

- Sí, por favor. Una tila sería perfecta – lo que me apetece es un buen trago de whisky para calmar los nervios pero una señorita con buena educación nunca lo pediría si no se le ofrece. Malditas normas del saber estar.

- Ah, mira, ese es David – señala una de las fotos que tengo a mi lado, en una mesita-. En una de nuestras naves del puerto. Ahora tiene el pelo más largo, pero para que te hagas una idea.

Señalo la foto como pidiendo permiso antes de cogerla y mirarla. Vaya. ¡Oh, vaya!… Ni es gordo, ni tuerto, ni feo y parece seguro de si mismo con ese gesto tan serio que le devuelve a la cámara. Ahora mismo adoro a mi padre, y también a mi madre que me aseguró que era mi tipo y que me gustaría. No sé por qué dude de ellos.

- Es muy guapo – sentencio mirando a John.

Deslizo mis dedos una vez mas por su contorno fotografiado y vuelvo a dejar la fotografía en el sitio. Justo en ese momento una mujer me trae la tila que he pedido, espero a que se marche para coger la taza y continuar la conversación.

- Ahora que lo he visto solo puedo decir que es una pena que no esté aquí. No puedo esperar para conocerle – digo divertida antes de darle un trago a la infusión -. Aunque así yo también puedo prepararme adecuadamente. ¿Para esta noche hace falta algún dress code específico? – pregunto enlazando ideas. Aunque quizás ese tipo de preguntas tendría que hacérselas a su mujer y no a él -. No me gustaría desentonar la noche que voy a conocer a mi prometido y a las personas influyentes de la isla. Ya sabe, Jackie Kennedy nunca estuvo fuera de lugar – bromeo con una ligera sonrisa aunque me he traído vestidos que podrían ser de una de las putas del puerto-. Pretendo ser un apoyo y una ayuda para David desde hoy mismo aunque todavía nada sea oficial. Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer – aseguro dejando ver que estoy totalmente comprometida con la idea de este matrimonio -. Haré que David y tanto usted como su mujer estén orgullosos de mí –. Al fin y al cabo he sido educada para esto.
avatar
Gaia

Mensajes : 232
Fecha de inscripción : 19/09/2011
Edad : 31
Localización : By the Docks

Ver perfil de usuario http://brookshousingestate.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  _Sara el Dom Oct 09, 2011 11:43 am

Situar es gratis (????) y esta tarde escribo como un clavo. Bueno, estoy aquí como un clavo y escribo como una persona.

¿Sobredosis de gifs de James? Probablemente, porque son de los que más tengo xDDD.

William Archer || DCI || Está con: Char || Debo / Espero 2
India Baker || Asistente en Investigaciones Reacher || Está con: Jack || Debo / Espero 1
Malcolm Drake || Propietario de The Inn || Está con: Jason Beckett || Debo / Espero
Andrew Dunford || Periodista || Está con: Sally || Debo / Espero
Chloe Kessler || Cantante de los Misfits || Está con: YA CASI xD || Debo / Espero
Claire Morris || Asesora || Está con: Sara Schulze || Debo / Espero
David Sinclair || Empresario || Está con: Amber || Debo / Espero
Irene Sterling || Abogada || Está con: Vince en su casa || Debo / Espero
Guest starring: John Banks || Propietario de Riverbanks || Está con: Lily || Debo / Espero 3
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 30
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Arwen el Dom Oct 09, 2011 12:29 pm

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. SOY FAN DEL GIFE DE MR. McAVOY <3333333333 (sí, le he dado a "modificar mensaje" simplemente para incorporar esto XD)



Erin Richards
feat. David, ready for the party! [1]


Es ON! Porque es un vestido de alquiler, que ya sabemos que ella no tiene tan buen gusto de normal (?)

Todavía no sé qué parte de mí ha pensado que lo de pedirle que viniera fuera una buena idea. Porque cuando veo que tarda en contestar me doy cuenta de que a lo mejor soy yo la que tiene mal entendida nuestra relación. Quedamos en que mientras yo estuviera por Niamh, podríamos vernos, pero vaya, lo bueno es que lo de David me ha pegado fuerte y cada vez soy más esclava de nuestra relación y el día que me tenga que ir no voy a poder soportar lo de despedirnos con un beso amargo y hala: "hasta la vista". En el fondo era inevitable que esto pasara, quiero decir, ya el primer día me hizo como gracia porque, si no, no nos hubiéramos acostado. Pero luego la cosa fue a más y cada vez quedábamos más enredados y entonces tuvimos una enganchada con lo de la chica esa (?) y poco a poco fuimos recuperando un poco lo que teníamos.

Pero como dice el dicho (?) "la espera vale la pena" (o algo así) y bien parece que David moverá todos los hilos para llegar a Ginebra el viernes por la noche. Sonrío, ahora entraría en modo de ponerme a hacer la gilipollas (es lo que tiene no haber sido chica de muchos novios), pero me voy a contener porque nos conozco y una cosa llevaría a la otra y al final no llegaríamos nunca a la fiesta esa. Fiesta a la que voy simplemente por que David me lo ha pedido y pienso que será una fiesta en la que habrá comida y porque nunca está de más empezar a caerles bien (?) a la madre de David y su padrastro; pero en realidad esa fiesta es poco menos que la reunión del Eje del Mal de la isla, donde habrá gente de pasado turbio (?). Los amigos de los padres de David, al menos la última vez que los vi, son poco menos que los malos de película que se sientan en una mesa redonda con el mapa mundi al fondo para confabular sobre planes malévolos... y viendo el manto que están echando encima de la Isla en forma de Régimen dictatorial (al menos, se intuye como tal. Se rige por los mismos principios), empiezo a pensar que lo de ir a esa cena es, en definitiva, follarme todos mis principios. Porque ir a una fiesta de esa talla equivale a estarle dando mi apoyo a lo que están haciendo. Y, me da miedo decir esto, pero estoy empezando a plantearme seriamente si David es realmente transparente o, viendo con la de gente que se rodea, en realidad oculta algo. De todos modos, al menos lo de plantarme en la fiesta servirá para ver de cerca el futuro que me espera si me quedo en esta isla.

Un camino de besos sobre mi cuello me devuelve a mi dulce realidad. David me confiesa que nunca ha estado en Ginebra y que está contento de tenerme como guía. - Ya llevo rato notando lo feliz que estás de tenerme como guía - bromeo. Él se sonroja, porque en el fondo David es un chico de buena casa que habrá salido con niñas de buena casa a las que nunca se les habrá ocurrido bromear sobre una erección, mientras que para mí esto no es tan extraño y que sí las bromas íntimas no las podemos hacer entre nosotros, ¿con quién las vamos a hacer si no? De todos modos, eso no impide que nos besemos como si estuviéramos apagando un incendio. Se enciende el agua de la ducha y nos separamos. David intenta explicarme lo obvio y hago un gesto vago con la mano. - Tranquilo. Yo ya estoy limpia [2], así que voy saliendo. - salgo de la ducha mientras me muerdo el labio, porque en el fondo está muy mono cuando le pasan cosas así.

Me envuelvo con una toalla y paso por encima de la mampara de la ducha la toalla para David. Empiezo a secarme frente al espejo. Cuando David cierra el agua, enciendo yo el grifo de la pila, para lavarme la cara. Nunca me ha gustado maquillarme y nunca le he cogido el truco, pero supongo que si me pongo un poco de colorete y algo de pintalabios ya daré el pego sin necesidad de parecer una muñeca hinchable (??). Me pongo un poco de gel cremoso en la cara, porque es una crema limpiadora suave, que uso 2 veces por semana para que no me salgan granitos. Soy un poco del "team cara bien lavada", aunque lo de usar poco el maquillaje es más bien porque siempre he sido un poco manca (?) que porque verdaderamente no me guste. Me giro con la cara embadurnada de blanco y le pongo una mueca (?), pues me está dando un poco de vergüenza que él me esté mirando mientras yo estoy haciendo esto. David empieza a tejer un plan para que pasemos la noche juntos, mientras yo me voy quitando lo de la cara con un poco de agua caliente. Me entra la risa cuando menciona lo de que me quede a dormir en su casa (es decir, en casa de sus padres) y que todo su plan consiste en que nos den habitaciones separadas, pero colarse él en la mía a media noche. - ¿En serio que nos darían camas separadas? - comento, intentando no reírme, porque no sé hasta qué punto puedo cachondearme de esto. Quiero decir, somos grandecitos y es un secreto a voces que cuando David no va a dormir en su cama es porque se mete en la mía y que practicamos sexo. Me seco la cara con la toalla de manos.

Intuyo que, por matar el tema, David pregunta por su traje y le hago un gesto hacia el comedor. Si no recuerdo mal, lo ha estirado encima de la mesa, porque así seguro que no se le arrugaría. - Mira, cámbiate tú en la habitación y yo cojo las cosas y me cambio en el baño. Y está prohibido mirar, porque... porque si miras a una mujer mientras se arregla se rompe el hechizo y sale fea. Y no querrás que esta noche te acompañe a la fiesta mi doble fea, ¿verdad? - debería dejar de decir estupideces. Voy de una corrida hasta mi cuarto y cojo al azar (?) una de las bolsas de los trajes alquilados y que sea lo que Dios quiera, de verdad, porque me niego a darle más vueltas. De todos modos, parece que a los padres de David nunca voy a terminar de hacerles gracia, así que dará igual lo que me ponga porque de todos modos siempre van a pensar que no soy lo suficientemente buena para su hijo y que solamente quiero quedarme con el dinero de las arcas familiares y que si dormimos juntos es solamente para quedarme embarazada y que así le tenga pillado. Aprovecho para colocarme la ropa interior y dejo la toalla mojada encima de la puerta del armario, para que se vaya secando. Salgo de la habitación con la bolsa de mi traje y con mi joyero y me cruzo con David en el comedor. Nos miramos sonriendo, pero cada uno sigue su camino hasta su destino.

Me encierro en el baño y lo dejo todo encima de un taburete y del lavabo, porque ahora empieza "el ritual". Yo nunca he sido muy religiosa (???) para estas cosas y suelo saltarme más de la mitad de los pasos, así que cuando considero que le he dado suficiente a la brocha del polvorete, que la raya de los ojos es lo suficientemente gruesa y que mis labios están los suficientemente rojos, abro la bolsa con el vestido, a ver qué modelito ha decidido el Dios Random. Y parece que el azar ha sido equitativo, porque es el vestido que me llegaba por la rodilla, que es así como de cóctel-nocturno y que vas arreglada pero sin parecer una vieja. Eso de "parecer una vieja" es lo que siempre me ha tirado hacia atrás para que no me guste arreglarme. Porque una cosa es ir guapa y lo otro es parecer la viva estampa de tu madre o de tu abuela, y no precisamente "cuando eran jóvenes". Me subo la cremallera hasta donde puedo y asomo la cabeza por la puerta del baño. - ¡David! - grito, con bastante fuerza. - Camina hasta el baño, toca la puerta y cierra los ojos. Necesito que me subas las cremallera del vestido... pero no podrás mirar.

Vale, una vez tenga la cremallera subida ya solamente me falta peinarme un poco (pasarme el cepillo y sujetarme el moño con horquillas), ponerme los pendientes y calzarme los tacones. No sé qué abrigo voy a llevar todavía, pero al menos sí sé qué monedero me va a combinar con este traje. Bueno, parece que no voy a parecer una pordiosera, bien por mí.



[1] por ir adelantando un poco, no? que ahora viene el meollo XD
[2] bueno, enjuagada (????), pero es que me sonaba demasiado a "palabras que usas cuando estás lavando la vajilla" que me daba demasiada risa ponerla xDDDD
avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Arwen el Dom Oct 09, 2011 4:02 pm

Introduzco a otra...
____________________________


Angela Powers
feat. Sarah, I think I've got the flu.

Ranking: constipated
Fun fact: eaten by the virus because of love.




Menudas pintas, en serio. Y el hijo de puta solamente me ha acompañado porque ayer alguien le dijo que su cara le sonaba de haberla visto empapelando las paredes del ambulatorio y tenía que comprobarlo con sus propios ojos. Yo he venido prácticamente en pijama a conocer a la mujer de mis sueños, con el moco colgando y peinada graciosa (gracias Wallace por comprarme pinzas de niña retrasada y coleteros de la Barbie), pero me duele demasiado la cabeza como para peinarme y vestirme por mí misma, así que como no tengo amigos... solamente he podido pedírselo a Wallace. A Wallace le ha parecido buena idea montarme en una silla de ruedas robada (primero le hizo creer a una mujer con alzheimer que era su nieto, se la llevó de paseo y la abandonó en la puerta del geriátrico con una nota pegada en la espalda "Yo soy la auténtica Wendy"). Él se ha vestido dando el cantazo por completo (así se van a fijar más en tí, merluzo!) y se ha puesto un bombín, unas gafas de leer de las que venden en las farmacias, un bigote postizo y se ha maquillado un ojo en plan "la naranja mecánica". Lo de ir cojeando no sé si lo lleva haciendo desde que hemos salido y forma parte del plan o es que se ha puesto zapatos desparejos. A parte, va hablando como en francés (????). No entiendo nada. Finalmente, llegamos al ambulatorio y Wallace da mi nombre. ¿Angeliquè Pogwers? Ojalá la polla de un negro te entre por el ano y te salga por la boca y mueras, en serio. Wallace se ofrece a ir a por una revista y cuando se levanta, despliega un bastón y se va haciendo el cojo por todo el pasillo. Ruedo los ojos y suspiro. ¡Qué cruz, señor! Al rato vuelve. Que me ha "traído una lectura ligerita", oh, great, y todo son peras.

A todas estas, dicen mi nombre - Eh, sí, sí.. Angela Powers. Soy yo - digo, alzando la vista de la revista "Busty and beauty". Ni siquiera sé porque estoy mirando una revista de tetas, supongo que porque me duele tanto TODO EL PUTO CUERPO que necesitaba una lectura donde frecuentaran los "dibujitos". En mala hora he ido a pedirle un favor a Wallace. Otro. En mala hora, joder, ¿y ahora dónde me meto esto? Porque hay demasiadas hojas como para masticarlas en tan pocos segundos, a ver si voy a pillar una indigestión (también) intentando borrar las pruebas de que estaba mirando coños y tetas. Hago un rulo con la revista y antes de metérmela en el bolso le aviento a Wallace un golpe en la cabeza - anda, vete a perseguir pitos. Ya volveré en un taxi a casa. - Wallace grita, haciendo como que habla francés, que vaya con cuidado con su sombrero (no sé para qué se pone un bombín y luego habla francés, el bombín es más de los ingleses). Wallace se levanta de la silla y se va caminando, haciéndose en cojo, mientras recarga su peso en el bastón que lleva. Pero a mitad del camino le barran el paso unos tipos de seguridad y una enfermera (la que nos ha atendido en la entrada) le señala con el dedo, que creo que han descubierto su tapadera (???), y él se pone nervioso, lo suelta todo y empieza a correr por el ambulatorio (cojeando, empiezo a creer que lo de la cojera iba en serio). Cierro el bolso (aunque eso no ha sido como hacer desparecer la revista, simplemente he conseguido ocultarla) y me lo cuelgo del hombro, mientras sigo a la enfermera de turno (?) hasta una de las salas de consulta. Me sientan en una silla y se me aparece una tía delante, que mientras me hace preguntas va tecleando con el ordenador. ¿Que cómo he cogido una gripe? Recapitulemos...

Flasback. Some days ago, in Niamh
Lo peor de todo es que esto ni siquiera fue mi idea, lo dejé en manos de Wallace y ahora mira. Al principio hasta me apreció buena idea, pero ahora claramente se nos ha ido de las manos (desde que Damian dejó la isla que no levanta cabeza, pobre. Da como pena. Vistiéndose con camisetas que hizo con sus caras y con la cara de Damian recortada, creo que no se da cuenta de que lleva un pezón al aire. Pero bueno, eso a los gays les gusta... que por llevar esa camiseta se consiguió 4 teléfonos, not bad!). Todo empezó el día que fuimos a donar sangre por dinero. Estábamos más tiesos que un palo, no llegábamos a fin de mes y Wallace dijo que deberíamos ir a donar algo, así que fuimos a donar sangre, pero en vez de pagarnos con dinero nos pagaron en especias y esos donnuts - debo decir - estaban secos. Yo me dejé sacar 3 tubos, porque la chica que estaba en el stand era... era un ángel. En serio, nunca he visto una mujer tan preciosa y mira que llevo años en el oficio (????). Tenía la piel clara, la cara cubierta de pecas, el pelo súper pelirrojo, los labios rojizos y ¡menudo par de tetas! Joder, ¡¡cómo estaba la cabrona!! No me puso a mil, es que salí tan sumamente cachonda que hasta hubiera sido capaz de proponerle sexo a Wallace simplemente por volver a entrar en equilibrio con el universo. Cuando llegué a casa me duché con agua fría (fun fact: solamente tenemos agua fría) y me cambié de bragas (no hace falta que explique por qué). Y entonces empezamos a tramar un plan para conquistarla. Wallace hizo unos informes (debe de pensarse que no me doy cuenta que son recortes de periódico enganchados sin ton ni son) y pusimos el plan en marcha: "si es médico, hagamos que te cure, aunque primero vamos a tener que enfermarte" (no sé por qué le dejo tomar partida en mi vida).

Wallace dijo que para hacerlo más real, él se encargaría de que yo cogiera una enfermedad sorpresa, que no me lo diría, porque dice que soy de las que somatiza (somatiza tu madre, ¿me oyes? ¡tu madre!) y que a ver si me la voy a provocar yo sola y luego pasaré por la incomodidad de ir al médico y no tener "nada" en realidad, más que algo de fiebre provocada por mí. No tengo ni idea de cómo llegaron esos "conocimientos" a su cabeza, porque hasta donde yo sé, a muy estirar te pueden pegar un herpes... pero nunca sus conocimientos sobre medicina. A menos que no me haya avisado que en vez de comer pollas últimamente se dedica a comer cerebros (????). Así pues, empezamos con el plan. Me tiró a la fuente de la plaza mayor de noche (pero con eso no bastó), me esposaba a la cama mientras estaba dormida y luego me quitaba la manta para que me jodiera y pasara frío toda la noche, me escondió todos los zapatos de invierno y durante ese tiempo tuve que ir con sandalias de verano... así que, oye, poco a poco vas quedándote baja de defensas y terminar griposa.

Llevo un par de días yendo a trabajar así, pero hoy me jefe me ha dicho que pida la baja. Así que solamente me la puede dar un médico. De todos modos, para estar seguro de que solamente va a atenderme la "doctora McGee", Wallace se ha encargado de acosar sexualmente a todos los médicos (sólo los hombres) del ambulatorio, los cuales hoy han tenido que pedir fiesta para que la orden de alejamiento (???) no se viole, puesto que avisó que hoy vendría a visitarse. Una de dos, o Wallace me quiere mucho y ha hecho esto por mí, o bien le gusta vivir al límite.


Mientras la mujer va tecleando, miro hacia la ventana y veo a los de seguridad reduciendo a Wallace a base de porrazos, me llevo la mano a la boca. Genial, luego de salir de aquí tendré que ir a buscarle a comisaría y pagar su fianza. Adiós al dinero del bote de "imprevistos". Después de que me hayan preguntado hasta el tono de rojo exacto de mi menstruación, me entran en otra salita y me dicen que espere por la doctora. Me subo a la camilla y saco unos kleenex del bolso para sonarme. Y cuando entra la doctora cierro el bolso a prisa y lo dejo encima de la camilla. Creo que acabo de mojar mis bragas cuando dice mi nombre. - Sí, sí. Angela. Bueno, Angie. Bueno, llámame como quieras. - oh, joder, hoy está más maciza de lo que la recordaba. Y siguen dibujándose ese pedazo par de berzas por debajo de la bata. Estoy oficialmente enferma. En todos los sentidos. Me pregunta que algo y yo contesto compulsivamente, como creo que va a ser todo a partir de ahora. - Sí. Sí quiero - Era que si quería algo (???) y sí, joder, sí que quiero. ¡SÍ QUE QUIERO! Te quiero. Sueño contigo todos los días de mi vida. Va a ponerme tan cachonda que se me va a recalentar el cerebro y empezaré a expulsarlo líquidamente por la nariz.

-Creo que tengo la gripe. Estoy mocosa, me duele la cabeza, creo que hasta tengo algo de fiebre. - y las bragas mojadas, pero eso ya no es gripe (?????). Toso un poco, aposta, para que vea que es grave y me haga un seguimiento exhaustivo. A lo mejor ve que tengo algo tan serio que necesita ocuparse personalmente, como esos casos de vida o muerte. - Oh, pero no es sólo un resfriado. O sea, tengo los mocos en este estado que parecen plastelina. La cabeza me da tumbos y... a lo mejor es pronto para decidirlo, pero a lo mejor debería quedarme a pasar la noche aquí. - ella me mira riéndose y negando con la cabeza. Genial, ya he quedado como una salida. Dice que está segura de que no es grave y que me receterá un par de cosas, pero que quiere hacer "pruebas". Genial, lo pruebas suena a que va a meterme mano sin saberlo (?????). Empiezo a quitarme la ropa y cuando me dice que me puedo quitar la camiseta, too late beibe, mi camiseta ya salió antes de que lo pidieras. Por suerte, no se ha percatado de que me la he quitado antes de tiempo.

Y cuando se gira sonrío, porque llevo mis mejores sujes y sé que estoy irresistible. Puede que el pijama de Bob Esponja (Wallace, te odio) no dejara ver mis encantos, pero este sujetador con push up, rojo pasión y con encaje es todo un descubrimiento, ¿eh? Y cuando veas mis bragas va a ser incluso mejor. Me pone el fonendoscopio todo helado encima de mi pecho (joder, podrías haber avisado. Estoy bastante caliente y el fonendo está frío, el contraste de temperatura era evidente), aunque primero lo ha frotado un poco... me mira sonriendo y se me queda a pocos centímetros, pidiendo que respire para ella (eso hago, todos los días de mi vida) (????????????????) y con lo acelerado que se me ha puesto el corazón lo raro es que no haya gritado "TENEMOS UNA EMERGENCIA, ESTA PACIENTE ESTÁ SUFRIENDO UN ATAQUE". Nunca la había tenido tan cerca y se huele su fragancia desde aquí. Joder, la cabrona también tiene buen gusto para la colonia. Dice que me he portado bien y que me merezco una piruleta. Ya podrías darme un beso con lengua, las piruletas son para los hippies (???????).



Me voy vistiendo mientras ella escribe nosequé en un papel. Esto es lo más parecido al momento ese en que te despides de la chica en cuestión, después de una noche de sexo. Tú vistiéndote sola y ella ni te mira. Trago saliva y agacho la vista. Ningún comentario sobre mis sujetadores, ningún interés por ver mis bragas... la verdad es que esto no tiene nada que ver a como yo me lo imaginaba. A menos que ahora tire todo lo que hay en su escritorio, el siguiente paso es gritar SIGUIENTE y acompañarme hasta la salida. Abro mi bolso para volver a coger un kleenex y sonarme, pero no sé qué puto coño hago (sí sé, que se ha inclinado sobre la mesa a nosequé y mis ojos se han ido al escote) que mi bolso se cae abierto, boca abajo, y algunas cosas se van a debajo de su escritorio. - Pero que cachon...cachotorpe estoy hecha, eh? - nadie quiso decir cachonda. Nadie. Me agacho para recoger mis cosas y ella también lo hace. Ahora solamente rezo para ser yo la que encuentre la revista. Y mierda, no la veo ahora mismo. La veo debajo de uno de los armarios y como está más o menos oculta, mejor que se quede allí. Ella no la ve y yo hago como que lo tengo todo. Nos levantamos y yo la miro intentando mantener la calma. - Ahm... gracias. Gracias por todo. - ella se me acerca, genial, seguro quiere que nos demos dos besos. Me acerco yo también, para darle dos besos y cuando termino DE HACER EL RIDÍCULO, ella me devuelve las cosas que me ha recogido. ¡SERÁS TONTA, ANGELA!

Voy camino hacia la salida, mientras la miro y le hago gestos con la mano y a todas estas, tropiezo y me doy contra el canto del armario. Me toco en la herida y me doy cuenta de que me sangra, de que me acabo de abrir una brecha. Me giro para ver a Sarah, la cual está corriendo hacia mí y me pregunta que si me he hecho daño. Se me van cerrando los ojos mientras noto su mano golpeándome la mejilla y sonrío con mi último aliento entre sus brazos. [1]



[1] se ha desmallado. Me ha parecido una buena idea ponerlo xD.
avatar
Arwen

Mensajes : 1161
Fecha de inscripción : 12/10/2010
Edad : 32
Localización : in the Redverse! <3

Ver perfil de usuario http://arwenshions.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Chasing Girl el Dom Oct 09, 2011 7:52 pm

Ruby

ft.
Tyler



Comenzamos a caminar hacia la pizzería mientras comentábamos detalles sobre Niamh. Al decir yo que la isla apenas había cambiado a lo largo de los años no reparé en que él llevaba más tiempo aquí que yo. Si no recordaba mal, aunque él se hubiese marchado hacía tiempo, ya estaba aquí cuando llegué aquí con mi madre siguiendo la pista de aquellos que se la habían jugado a mi padre enviándole a la cárcel por delitos que él no había cometido. Pero ése era otro tema. Un tema en el que en estos momentos no quería centrar mi mente. Claro que, a continuación Tyler me preguntó por cuánto tiempo llevaba viviendo en Niamh. Parecía que me había leído la mente. No sé si fue por mi cara de desconcierto por que estaba pensando en ello en esos momentos o por qué pero debió de notar algo para pedirme disculpas y decir que sólo pretendía entablar conversación que no era un cotilla.

- Oh, no, para nada Tyler - dije sonriendo y casi con una pequeña risa - Es que casualmente estaba pensando en ello, en cuánto tiempo hará que llegué a Niamh. Y la verdad es que no podría decirte... creo que unos cinco o séis... Ahora tengo veinticuatro y tenía unos dieciocho o casi diecinueve cuando llegamos a la isla mi madre y yo - dije frunciendo un poco el ceño haciendo los cálculos - Y puedes preguntarme cualquier cosa, no voy a pensar que eres un muermo - dije guiñándole un ojo de manera fugaz justo antes de llegar al restaurante. Nos sentaron en una mesa algo apartada, casi como un reservado porque estaban hasta los topes, o porque pensaron que éramos pareja, quién sabe y desde la cual podíamos ver el mar - Nunca pensé que pudiese gustarme tanto Niamh - dije casi más para mí que para él. Nos tomaron nota y elegimos una pizza para los dos. Obviamente una para cada uno iba a ser demasiado así que apañamos gustos - ¿Puedo hacerte una pregunta? - dije después de dejar la copa de vino que había pedido en la mesa tras darle un trago cortito - ¿Vas a quedarte mucho tiempo? - pregunté con curiosidad. Tal vez había vuelto por una temporada, por vacaciones... o simplemente para quedarse. Claro que después del golpe a las autoridades.. habían sido unos cuantos los que habían decidido marcharse...

A mí no me importaba mucho la situación actual. Yo vivía perfectamente y tal vez ahora mucho más segura, claro que en cierto modo me dejaba menos maneras de actuar para hacer pagar a quienes destrozaron mi vida y la de mi familia.
avatar
Chasing Girl

Mensajes : 250
Fecha de inscripción : 02/10/2011
Edad : 28
Localización : Winterfell

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  _Sara el Dom Oct 09, 2011 8:01 pm

India Baker (con Jack)

Este hombre no sabe entender una broma, no hablaba de buscarle una novia de verdad. Bueno, igual le venía bien y todo, pero no pienso recorrer las calles de Niamh con una foto en la mano preguntando por ahí "eh, ¿qué te parece este tío, saldrías con él?" porque aparte de muy enfermo, ni siquiera sabría elegir. No sé qué clase de mujer le gusta a Jack. A veces, incluso me he preguntado si es gay o asexual o algo. No puede andar medio enseñando el nabo por ahí (lleva vaqueros con agujeros y sin calzoncillos, así que lo he visto con mis propios ojos) y no andar provocando, pero es que no anda provocando, que yo sepa. O es eso, o yo no le intereso en absoluto. Quizá también viene de ahí lo de las mantas. Pero bueno.

Claro que, eso de que "conmigo ya tiene bastante", ¿cómo se supone que me lo tengo que tomar?

Pero bueno, la cosa es que él va a por las patatas, y mientras comemos patatas o juega a los Angry Birds (¿en serio juega a eso?) no podemos hablar de problemas, así que cierro la boquita y sólo la abro para pinchar una patata que otra. De repente no tengo hambre. Se me ha revuelto el estómago. O el mareo del barco me viene con retraso, o ahora me están entrando las dudas a mí de haber venido. Al menos podrían habernos entrado a los dos a la vez y haber salido huyendo juntos, no en momentos separados, cuando ya he hecho el esfuerzo de decirle que nos quedemos.

Me empuja el plato y sonrío cuando me dice que coma. Que necesita un guardaespaldas comecocos. Le miro de reojo y pincho una patata.- No conocía esa carrera, debe de ser una nueva salida profesional.- Comento. Como un poco más, dejo el tenedor y me reclino en la silla.- No tengo hambre.- Y antes de que se ponga en plan pánico, aclaro: - No te preocupes, no me pasa nada. Es sólo que no tengo hambre. ¿No quieres una cerveza? Porque yo sí.- le hago una señal al camarero y señalo dos vasos de la mesa de al lado, me encanta el lenguaje no verbal. Y vale que una cerveza no sea lo más sano del mundo, pero la necesito para templar los nervios.- Tranquilo, prometo que va a ser sólo una.- le digo, por si duda de mis habilidades para aguantar el alcohol.- Además es normal, ya sabes, tener un poco de miedo a empezar de nuevo. Que no digo que yo tenga miedo. Sólo es que...- Me detengo y le miro a los ojos.- Jack, dime que todo va a ir bien. Sé que es una chorrada, pero si me lo dices tú, me lo creeré. ¿Vale?
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 30
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  _Sara el Dom Oct 09, 2011 8:47 pm

Bienvenida al mundo de los ons conceptuales xDDD.

William Archer (con Charlotte)

Hemos retrocedido a la adolescencia, o algo. Ni siquiera nuestra primera vez había sido así, ahora prácticamente la he cogido en brazos y hablando en plata, la he empotrado contra la pared. Y ella no ha tardado en ponerse a desabrocharme la camisa tampoco. Siento sus piernas en torno a mis caderas y pienso que, joder, soy capaz de despertarme y que esto haya sido un sueño muy puto después de todo. Pero no es un sueño. El tacto de sus labios, de su mano enredándome el pelo, no podría ser tan real por muy vívido que fuera.

Todo ha pasado muy rápido, el principio, al menos, y parece que se detiene cuando ella se separa para respirar. La veo cerrar los ojos, un instante, y cuando paramos por un momento me temo que me vaya a decir que se ha arrepentido. Lo único que puedo pensar es "no, por Dios, joder", pero ella me borra los pensamientos con un nuevo beso. Vale. Si tenemos que arrepentirnos, ya lo haremos luego. Aunque en mi caso no. Bastante me he arrepentido todo este tiempo de no haber vuelto a hacer esto antes.

Es en ese momento cuando Charlotte dice que lo que tenemos entre manos no es muy cómodo. No es por hacerme el chulo, pero en este momento ni siquiera había pensado en la comodidad. No obstante, como tiene razón, me dejo llevar hasta el dormitorio. Y ahí empezamos de nuevo.

Charlotte se sienta en la cama. Yo me termino de desabrochar la camisa y me deshago de ella rápidamente, porque el poquito rato que hemos estado medio separados ha hecho que se me despierte otra vez el mono de ella. Alcanzo sus labios y poco a poco acabamos los dos tumbados en la cama. Creo que ni siquiera nos acordamos de respirar. Y esto empieza a ser muy malo, porque ni siquiera nos hemos desnudado del todo y yo ya creo que me va a dar algo. Qué malo es estar necesitado. Así que toca ir concentrándose en las pequeñas cosas, como los botones de su camisa, y hacer algo para que ella también se excite y estemos en las mismas condiciones. Que no se diga que todas las charlas contra la discriminación y la igualdad entre sexos que nos hemos tenido que tragar en la comisaría no han servido de nada.

Le abro la camisa. Echo mano a la cinturilla de su pantalón, abro el botón y después la cremallera, y al mismo tiempo, alterno pequeños besos y mordiscos en su cuello, en su clavícula, en su pecho, hacia abajo.

Todo es tan parecido, y a la vez tan distinto de la primera vez, que no puedo evitar compararlos. Llevamos menos alcohol en sangre, lo que lo hace más consciente, pero no nos hace más sensatos a nosotros (no hay más que vernos, poco nos ha faltado por enrollarnos en medio del bar), y tenemos las cosas más claras, creo. Y bueno, estamos en la cama y no en el sofá, lo cual es otra diferencia, y William, te obligo a que dejes de pensar en gilipolleces ahora mismo.

Lo único que importa es ella. Y yo. Y cómo voy a hacer lo posible para que esto dure toda la noche, o lo más allá de ella que consiga.
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2502
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 30
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: 2x01 -- Who's gonna run this town?

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 29. Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 17 ... 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.