·Nombre del foro: The Exile
·Administradora: _Sara
·Diseño: Gaia
·Ubicación: Niamh, Irlanda
·Estado: Abierto
·Creado en: Octubre, 2010
Últimos temas
» 2x09 -- Tainted Law
por Buffy Hoy a las 12:18 pm

» Samantha Barks // Paula Emery
por _Sara Miér Ene 10, 2018 12:39 am

» Jamie Dornan // Stephen Galvin
por _Sara Miér Ene 10, 2018 12:36 am

» Robert Sheehan // Rian Ferris
por _Sara Miér Ene 10, 2018 12:35 am

» Tyler Hoechlin // Scott Cahill
por _Sara Miér Ene 10, 2018 12:33 am


Bueno, pues será hora de que me moje yo tb xD.

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Ir abajo

Re: Bueno, pues será hora de que me moje yo tb xD.

Mensaje  _Sara el Dom Mayo 28, 2017 8:29 pm



Nombre: Stephen Galvin

Edad: 35

Razón por la que está en la isla: Vive aquí

Ocupación: Marchante de arte.

Personalidad: Un tipo encantador, perfecto caballero británico. Las mujeres quieren estar con él, los hombres quieren ser como él, etcétera. Es correcto, buen conversador, siempre sabe qué es oportuno hacer en cada momento y cómo tratar a cada uno. Tiene la sensibilidad necesaria y buen ojo para el arte y sabe distinguir perfectamente lo que merece la pena de la paja. Le gusta correr riesgos y se le da bien salir victorioso de ellos. Fácilmente, se ganará tu confianza, y entonces, cuando se haya convertido en tu amante o tu mejor amigo, obtendrá justo lo que pretendía de ti desde el principio y desaparecerá. A menos que puedas ofrecerle algo mejor, en ese caso, es de los que sabe mantener un trato.

Biografía: Stephen es nacido y criado en Niamh, hijo de un artista con talento pero mala suerte que se ganaba la vida vendiendo marinas y retratos en el paseo marítimo de la isla y al que su mujer, la madre de Stephen, había abandonado al comprender que siempre sería un tipo mediocre que nunca la llevaría a tener la vida de éxito que ansiaba. Stephen vivió siempre con su padre, excepto por alguna temporada en la que su madre le invitaba a su nueva casa en Cork, donde vivía con su nuevo marido y las dos hermanastras pequeñas de Stephen. Nunca le gustó mucho ir allí, así que evitaba las visitas en la medida de lo posible, para alegría de todos los implicados.

A su padre le habría gustado que fuese artista, pero pese a que Stephen tenía buen ojo y apreciaba esas cosas, no tenía la paciencia (el talento, ¿tal vez?) para llevarlas a cabo. Prefería ser el que llevase las ventas de su padre e intentase colocar su pinturas en galerías, o venderlas por internet, ya desde el instituto. En general, era él quien se encargaba de las cuestiones prácticas en casa, sobre todo desde que descubrió que era capaz de ver el mundo tal como era con mucha más claridad que su padre. Con esa misma claridad, vio que las pinturas de su padre no vendían. Sí, estaban bien como recuerdo para turistas, o cuando alguien encargaba un retrato como regalo de cumpleaños, pero no iban a hacer dinero con eso, y ciertamente necesitaban dinero. Así que, a medida que intentaba colar los cuadros de su padre en alguna galería, fue conociendo a otros artistas, y pensó que no haría daño si también les ayudaba a ellos a cambio de un porcentaje de las ventas. A su padre le sentaría fatal, pero se le pasaría cuando viera que, por una vez, llegaban bien a pagar las facturas.

Pero Stephen no tuvo que preocuparse por qué pensaría su padre, porque cuando regresó del último viaje de trabajo le encontró en el hospital, con un infarto agudo del que no salió, y entonces, pese al dolor de la pérdida, supo que podía dedicarse a lo que quería sin impedimentos morales de ninguna clase. Fue manejándose en el negocio, conociendo a las personas correctas, aprendiendo sobre arte a marchas forzadas, y en cuestión de un par de años estaba metido en el mundillo hasta el cuello, participando en subastas mientras bebía Dom Perignon, vestido con trajes de 3.000 euros.

Una vez tuvo un ligue que intentó hacerle colocar una colección de arte perteneciente a su difunta tía abuela que resultó ser, en su mayoría, falsa. Era un momento económicamente complicado para Stephen, que había perdido a un par de clientes, y le cayó del cielo venderlos por el mismo valor que si hubieran sido auténticos. Entonces tuvo una idea. Quizá no como ocupación exclusiva, pero sí podía conseguir que alguno de sus pintores favoritos hiciera unas cuantas falsificaciones y repetir la jugada, a un 75/25. Tiró los dados a ver qué pasaba, y pasó que sus ganancias se multiplicaron. Con esto, se retiró de vuelta a Niamh. Es lo bastante remoto como para que nadie del entorno artístico europeo que frecuenta lo conozca ni se le ocurra ir a buscarle... situación política aparte, el sitio perfecto para vivir en paz.

Imagen: Jamie Dornan

Llevado por: _Sara


Última edición por _Sara el Lun Ene 08, 2018 12:59 am, editado 2 veces
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2536
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 30
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Re: Bueno, pues será hora de que me moje yo tb xD.

Mensaje  _Sara el Dom Mayo 28, 2017 8:49 pm



Nombre: Rian Ferris

Edad: 25

Razón por la que está en la isla: Nunca ha estado en ningún otro sitio

Ocupación: Chico para todo del centro de masajes.

Personalidad: Rian es un niño de un metro ochenta. Descarado, deslenguado, culo inquieto y pese a todo, con un cierto encanto personal. Rian es el típico tío al que no soportas hasta que te hace reír y te das cuenta de que en el fondo, pese a que te saca de quicio, te caía bien desde el principio. Tiene las ideas más inverosímiles que, sorprendentemente, consigue llevar a cabo con éxito, y conserva ese espíritu de payaso de la clase. Al fin y al cabo, dicen que a las chicas se las conquista con sentido del humor, ¿no?

Biografía: Rian es el pequeño de tres hermanos, la clase de hijo que llegó de forma totalmente inesperada cuando sus padres ya no estaban para trotes. La mayor parte del tiempo estaba en manos de su hermana mayor, por entonces una adolescente que lo último que quería era estar ocupándose de un crío, así que Rian creció en relativa libertad, más que nada porque nadie quería tomarse el tiempo de vigilarle. Eso no le impidió ser el mimado de la familia, que por algo era el pequeño, y además un poco payaso desde crío, así que todo el mundo le reía las gracias. Siguió en esa línea en el colegio, donde se convirtió enseguida en la pesadilla de todos los profesores, aunque nunca fue mal chico. Simplemente, estudiar le inspiraba poco y quedarse sentado en la silla durante horas le era prácticamente imposible. De haberse llevado esas cosas cuando era crío, tal vez le habrían diagnosticado hiperactividad, pero la escuela de los 90 en Niamh seguía siendo muy tradicional, así que Rian se limitó a ser un dolor de cabeza hasta que acabó el instituto.

Para entonces sus hermanos estaban haciendo su propia vida y sus padres estaban un poco hartos de pelear sus batallas por él, así que Rian decidió ponerse las pilas y ganarse la vida a nivel, al menos, de pagarse sus propios gastos. Trabajar se le daba mucho mejor que estudiar y era más satisfactorio obtener un cheque que un sobresaliente a final del mes. Rian no tenía ningún talento especial, pero tampoco ninguna aspiración, y tan bien vendía en una tienda como ponía cervezas en un pub o cortaba el césped en jardines. Tonteó con unas cuantas chicas, aunque las relaciones no eran lo suyo, sale de fiesta los fines de semana, y esa ha sido prácticamente su vida, sin muchos cambios, durante los últimos diez años.

Como persona con cero interés político, Rian no ha notado mucho los cambios en la isla, excepto que cada vez es más difícil encontrar un poquito de hierba para fumar, y que su último jefe desapareció de un día para otro dejando el local colgado y a los trabajadores con una mano delante y otra detrás. Nadie tiene muy claro si huyó de la isla porque tenía algo que ocultar o si precisamente por tener algo que ocultar ha sido el SI quien lo ha quitado de enmedio, pero Rian tuvo claro que en ese tema calladito estaba más guapo y se limitó a cortar lazos y buscar otro trabajo. Echó un currículum en el centro de masajes porque oye, por qué no, aun pensando que nunca le cogerían, y le llamaron tal vez porque no había nadie más interesado por el puesto. Allí hace un poco de todo, limpia, hace recados, vigila las cámaras de seguridad, esas cosas. No le pagan mal y estar rodeado de tías buenas todo el día (aunque no pueda tocarlas) tiene su encanto. Aparte de que su jefa es mucho mejor que el anterior. En muchos sentidos.

Imagen: Robert Sheehan

Llevado por: _Sara
avatar
_Sara
Admin

Mensajes : 2536
Fecha de inscripción : 31/08/2010
Edad : 30
Localización : The Inn

Ver perfil de usuario http://theexile.foroactivo.eu

Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.